cómo lavar tu bici

Cómo lavar tu bici

¿Se te atraganta tener que lavar tu bici después de la ruta? Solo unos minutos, no te pido más. Unos minutos invertidos en lavar y engrasar los puntos clave alargarán la vida de tu bici y harán de tu vida con ella una experiencia más agradable.

Texto:
Eva Castro
Foto:
Mariano Herranz
Publicado el 12/06/2014
cómo lavar tu bici

 

Seguro que tienes metido en la cabeza el típico «ñic-ñic-ñic-ñic» de la bici de algún colega..., o quizá de la tuya... Pues has de saber que, además de ruido molesto, supone fallos de funcionamiento y acortar la vida real de tu preciada bici. Y es que el polvo, el agua, el barro y la falta de mantenimiento pueden causar estragos. Nada que no se pueda evitar empleando un rato a la vuelta de tus salidas para dejarla «niquelada» y lista para tu siguiente ruta.

cómo lavar tu bici

El polvo, el agua, el barro y la falta de mantenimiento pueden causar estragos en tu bici

Así, he aprovechado que corrí el enduro del Vigo Bike Contest, en el que tuvimos mucha lluvia y barro, para enseñarte cómo lavar bien en my poco tiempo. Es una operación que alargará la vida de tus componentes y te permitirá no tener que cambiar a menudo rodamientos y partes de la transmisión.

He usado una máquina específica para lavar la bici, que va de maravilla y está diseñada para disparar agua a baja presión, la justa para no dañar tu bici, pero puedes lavarla también con una manguera. Lo que tienes que evitar en la medida de lo posible es usar máquinas de alta presión. En ese caso, si no te queda más remedio, no acerques la pistola a más de un metro de distancia y ten mucho cuidado con partes como rodamientos de cuadro, ruedas y retenes de suspensiones, no dispares agua directamente contra estos elementos.

cómo lavar tu bici

Hay en el mercado multitud de productos que te ayudarán en tu tarea: desengrasantes, distintos tipos de cepillos para cada parte de la bici, jabones, abrillantadores..., y por supuesto tendrás que tirar también del socorrido trapo.

Y antes de correr a comprar a tu tienda habitual un buen kit de limpieza, recordarte la importancia del engrase, fundamental para un óptimo funcionamiento de tu bici. Me imagino que no hace falta que te diga que una cadena bien engrasada te asegurará unos cambios sin fallos y alargar la vida de toda la transmisión.

Ahora, pongámonos manos a la obra...

 

1 Dar agua a la transmisión

cómo lavar tu bici

Primero, debemos darle agua a las zonas de transmisión, platos, piñones, cambio, cadena y zona de cazoletas de bielas y sacar bien el barro. Es muy importante limpiar bien la pinza de freno, incidir bien por la zona donde se ven las pastillas, ya que se mete mucha suciedad ahí dentro y te puede machacar las pastillas y los discos.

 

2 Ahora al resto de la bici

cómo lavar tu bici

Ahora le damos agua a toda la bici en general. Recuerda intentar no utilizar máquinas de alta presión, pero si no te queda más remedio, hazlo desde lejos y no apuntes directamente a la zona de retenes de las suspensiones ni a los bujes ni rodamientos del cuadro.

 

3 Aplicamos desengrasante

cómo lavar tu bici

Echamos desengrasante en los piñones, cadena, roldanas de cambio, platos y zona de cazoletas. Para evitar que el disco o las pastillas se salpiquen con el desengrasante ponemos un trapo protegiendo disco y pinza. Hay algún producto desengrasante que no afecta, pero la mayoría sí. También podemos aplicar desengrasante en los pedales para limpiar bien el mecanismo.

 

4 Cepillamos cadena y platos

cómo lavar tu bici

Con un cepillo duro le damos a la cadena, moviendo las bielas hacía atrás, colocando el cepillo de forma que rodeé la cadena y así se limpie bien por todos sus recovecos. A continuación también, cepillamos bien todos los dientes de los platos.

 

5 Cepillamos los piñones

cómo lavar tu bici

Con el cepillo específico de piñones frotamos bien todos los piñones para sacar bien toda la suciedad. También nos ayudamos dándole hacía atrás a las bielas para así facilitar la limpieza. Si no tenemos residuos en los dientes de nuestros platos o piñones, nuestro cambio funcionará mucho mejor.

 

6 Enjabonar el resto de la bici

cómo lavar tu bici

Damos jabón al resto de la bici, podemos darle en todas las zonas, suspensiones, retenes, cuadro, ruedas… Usa un producto limpiador que no dañe gomas ni carbono.

 

7 Cepillo blando

cómo lavar tu bici

Con un cepillo blando frotaremos bien el cuadro, ruedas, suspensiones y demás componentes. No tengas miedo con este tipo de cepillos, están pensados para no rayar el cuadro.

 

8 Cepillado de zonas difíciles de acceder

cómo lavar tu bici

Con el cepillo específico para zonas difíciles de acceder puedes llegar bien a zonas como bujes, puente de horquilla y otras partes de difícil acceso.

 

9 Aplicamos jabón y desengrasante

cómo lavar tu bici

Ya con toda nuestra bici enjabonada, toca aclarar el jabón y el desengrasante. Damos con abundante agua para quitar bien todo y, con un trapo, secamos la bici y componentes para que no queden las típicas gotitas de agua y evitar óxidos.

 

10 Secado

cómo lavar tu bici

Seca toda la bici con un trapo, con especial atención a la cadena. Rodea la cadena con un trapo y sécala dándole a las bielas hacía atrás. Este paso es uno de los más importantes, si no secas tu bici por falta de tiempo, dedica al menos un minuto a secar la cadena y zona de roldanas de cambio.

 

11 Engrasamos la cadena

cómo lavar tu bici

Después de secar bien la cadena, echa el lubricante, siempre desde dentro, con un poco que le eches es suficiente. Un punto al que podemos darle también un poco de lubricante es a los pedales automáticos.

 

12 Limpiamos y engrasamos la tija

cómo lavar tu bici

Un lugar donde se suele colar mucha tierra y agua es la tija de sillín, por lo que la aflojamos en un momento, la limpiamos con un trapo y le damos con un poco de grasa de montaje, para que no se quede atascada y suba y baje con facilidad.

 

Extra... "Dar cera, pulir cera"

cómo lavar tu bici

Y si quieres que tu bici brille como el día en que la sacaste de la tienda, hay productos abrillantadores que te la dejarán como el primer día… 

 

cómo lavar tu bici

Y tarea terminada. Y recuerda, olvida la pereza. Un poquito de dedicación alargará la vida de tu bici y la de sus componentes.

 

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Texto:

Eva Castro

Fotos:

Mariano Herranz

Lo más visto