Monoplato o doble, te ayudamos a elegir el tipo de transmisión para tu MTB

Monoplato o doble plato ¿Qué transmisión es mejor para tu MTB?

Analizamos las verdades y mitos alrededor de los dos tipos de transmisión. Te ayudamos a elegir entre monoplato y doble plato.

Texto:
Alberto Álvarez
Foto:
Archivo
Publicado el 21/04/2017
Monoplato o doble, te ayudamos a elegir el tipo de transmisión para tu MTB

En MTBpro sabemos como te sientes. No eres el primero ni el último que ha confesado sentirse «acosado» por la religión de los del 1x o monoplato. Están por todos los lados. Ahora que el precio no es una excusa, las transmisiones de un solo plato con casetes de 11 y 12 piñones son una realidad prácticamente imparable.

Además de los grandes fabricantes como Shimano y Sram, muchos otros más pequeños fabrican no solo transmisiones completas en 1x, sino platos, bielas, ruedas y casetes compatibles con este tipo de transmisiones. De este modo, no hace falta que solo seas fiel a una marca y puedes montarte una transmisión monoplato (1x) con multitud de componentes 100% a tu gusto y a precios muy ajustados.

El tema es que si eres de los que tienes una mountain bike con doble o triple plato y estás pensando en cambiarte a una transmisión 1x / monoplato, lo primero que te vendrá a la cabeza es si serás capaz de mover los desarrollos. Pensarás que te puedes quedar corto tanto subiendo porque el desarrollo es demasiado grande, como bajando porque es demasiado corto.

Por otro lado, aunque cada vez en menor medida, los platos de menos de 32 dientes en sistemas monoplato pueden afectar al pedaleo en determinados sistemas de suspensión por el retroceso de la pedalada. Para que lo tengas mucho más claro, en MTBpro te explicamos los pros y los contras de pasarte a la transmisión 1x y dejar de ser el bicho raro del grupo... ¿O quizá los raros son ellos?

Doble y triple plato, los orígenes de las transmisiones.

Vamos con los básicos. Venimos de transmisiones de doble y triple plato combinadas con casetes de 10 velocidades. Eso significa que en los modelos de doble plato tenemos un rango de 20 velocidades y en los de triple plato tenemos 30, pero a estas hay que quitar las relaciones que no se deben usar porque el cruce de cadena es excesivo, unas 4 en sistemas de doble plato y unas 8 en sistemas de triple plato.

El tema es que, luego, en sistemas de doble y triple plato hay relaciones que se repiten. Por ponerte un ejemplo y no liarte demasiado, en un sistema de doble plato, si contamos todas las velocidades, es decir 20, hay unas 7 velocidades que repiten ratio.

De este modo, nos quedan unas 13 «útiles» sin contar las que el cruce de cadena las hace muy poco recomendables usar. En otras palabras, no usamos 20 ni 30 velocidades, con lo que no cuentes con ellas.

Por otro lado, tanto los sistemas de doble como los de triple plato cuentan con el extra del desviador y del pulsador para el mismo. Esto significa mayor peso, mayor mantenimiento, menor ergonomía de mandos en el manillar y mayor complejidad de ajuste mecánico.

Aquí los sistemas 1x son claros vencedores por todo lo positivo que ofrecen en este sentido. Menos mantenimiento, mayor limpieza ante el barro, menos peso, mejor ergonomía, sobre todo deja espacio para el pulsador de la tija telescópica y los bloqueos de las suspensiones, e incluso un menor gasto en repuestos por contar con menos piezas.

Otro de los aspectos muy positivos del monoplato es que la tensión de la cadena se mantiene en todos los piñones del casete y las posibilidades de que se nos salga la misma son mínimas.

Los ratios en las transmisiones 1x (monoplato), y de doble y triple plato

Esto nos deja claro que los sistemas de doble y triple plato tienen más rango de velocidades pero las transmisiones 1x están mucho mejor integradas en el funcionamiento global de la mountain bike, pero ¿qué pasa con los ratios?

Los ratios no son más que la relación entre las vueltas que da una corona con respecto al plato, que luego, en función del diámetro de rueda y neumático utilizado, se convierte en los metros de pedalada que recorre una mountain bike dependiendo del desarrollo. Y ten en cuenta que esos ratios serán más duros de mover en una MTB de 29" que en una 27,5".

En este sentido, el salto que se produce en los sistemas de doble y triple plato es mucho más suave y escalonado comparado con los sistemas de transmisión 1x. Esto se debe a que los sistemas monoplato con sus casetes de 11 y 12 velocidades tienen un salto entre piñones mayor que los casetes de 10, algo que es imprescindible para que con el monoplato podamos pedalear en todas las circunstancias como hacemos con los sistemas de doble y triple plato.

En los gráficos que te adjuntamos podrás ver la diferencia entre los ratios obtenidos por un sistema de doble plato (Shimano XT 2x11 con platos 26-36) y los de varias transmisiones monoplato: Shimano XT 1x11 (con plato de 30 y de 32) y Sram X01 1x12 con plato de 32.

Sistema de transmisión Shimano XT 2X11 / 26/36

Es evidente que un sistema de doble plato con un casete de 11 velocidades, es la combinación más amplia y tiene un salto entre velocidades mucho más suave y progresivo que los sistemas de transmisión 1x. Si exceptuamos unas 4 velocidades que no debemos usar demasiado por el excesivo cruce de la cadena, contamos con 18 velocidades reales, pero que algunas de ellas como podemos ver en la gráfica están casi repetidas dependiendo de la combinación plato-piñón que utilices. Esto reduce el número de velocidades reales.

Como ejemplo, en el gráfico puedes ver que plato pequeño (26) con el piñón de 11 tiene un ratio de 2,36 y el plato grande (36) con el piñón de 15, de 2,40. Y esto nos pasa con 6 combinaciones. En total, de las 18 pasaríamos a las 14, con lo que ya casi estamos cerca de las 12 velocidades de un Sram Eagle. No es 100% comparable porque los ratios no son los mismos y los saltos son mucho más progresivos. Como en el resto de productos Shimano, es 100% compatible con cualquier sistema de rueda/buje.

Sistema de transmisión Sram X01 Eagle 1X12 / 32

El Sram Eagle que salió al mercado hace unos meses ha sido el primer grupo completo con un casete de 12 velocidades que logra una versatilidad muy superior al resto de transmisiones 1x. El piñón más grande, un 50, se aproxima muy de cerca al mismo ratio de pedaleo que un plato pequeño-piñón grande de Shimano en una transmisión de doble plato, es decir, un 26x42. Por otro lado, su piñón más pequeño de 10 dientes logra un ratio de 3,20, muy cerca de los 3,27 del 36x11 de un Shimano de doble plato y casete de 11-46.

Hablamos de una combinación con plato de 32. Precisamente gracias a este piñón de 50, a diferencia de los sistemas de transmisión monoplato con 11 velocidades, el plato de 32 en el Sram Eagle es más versátil que con un casete de 11. El piñón extra se nota sobre todo a la hora de subir.

En este sentido, el Sram Eagle permite que los piñones de 32 y el 34 sean más generalizados que los de 28 y 30 de los sistemas de 11 velocidades. El pero es que, hasta que lleguen gamas más económicas, tiene un precio muy elevado y necesitas un núcleo específico Sram XD en tu rueda trasera.

Sistema de transmisión Shimano XT 1X11 / 32

Buena combinación, cerca del Sram Eagle en global, pero se queda corto de pedaleo en el piñón de 11 dientes cuando vas rápido y el piñón de 46 dientes, el más grande del casete está muy cerca pero es algo más duro que el 50 de Sram. Es una combinación intermedia ideal para cross country, all-mountain y enduro, pero partiendo de una buena forma física.

Si no estás muy en forma o la zona por la que sales tiene pendientes muy acusadas, mejor que te vayas a un 30 de plato. El salto de los dos últimos piñones, del 37 al 46 dientes, es bastante acusado, pero si tienes bien ajustado el cambio no te dará problemas. Eso sí, notarás que ese paso no es tan «fino» como el resto.

Sistema de transmisión Shimano XT 1X11 / 30

Sin duda una de las combinaciones estrella. El casete 11-46 del Shimano XT ofrece mucha polivalencia de uso y está más indicado a niveles medios. Si estás muy en forma, se te quedará corto a la hora de pedalear fuerte en llano y deberás irte a un 32 de platoEl de 30 dientes es el plato más usado en general, pero si eres de los que comienzan o tu estado de forma es más flojo, un 28 sería ideal. El problema es que Shimano no lo ofrece y tendrías que irte a modelos compatibles de otras marcas.

El piñón más grande de 46 dientes tiene casi el mismo ratio que el 32/50 del Eagle de Sram, pero en su contra la combinación con el piñón más pequeño de 11 se queda lejos de los 3,20 del Eagle (2,73 en el caso de Shimano). Digamos que pierde un piñón en desarrollos largos.

A favor tiene el amplio espectro de usuarios y modalidades, el precio y la compatibilidad con todo tipo de ruedas por usar un núcleo convencional. Además del precio, tienes la opción de acceder a la gama Shimano SLX, más económica y con opciones de plato de 30 y 32 dientes.

Análisis de la transmisión 1x: Pros

  • Ahorro notable de peso
  • Simplicidad de uso
  • Ergonomía de mandos
  • Bajo mantenimiento y muy sencillo
  • Tensión de la cadena continua
  • Silencio en marcha

Análisis de la transmisión 1x: Contras

  • Pérdida de rango de velocidades
  • Ratios más ajustados
  • La elección del plato determina mucho el ratio de las velocidades
  • En sistemas Sram necesitas un núcleo específico XD que no siempre compatible con ruedas de antes de 2012
  • Desgaste más prematuro de cadena, plato y casete

Análisis de las transmisiones de doble y triple plato: Pros

  • Rango enorme de velocidades
  • Escalonamiento suave entre velocidades
  • Aptos para todos los niveles
  • Mayor longevidad de los componentes de la transmisión

Análisis de las transmisiones de doble y triple plato: Contras

  • Peso más elevado
  • Mayor mantenimiento
  • Mayor dificultad de ajuste de los cambios
  • Mayor acumulación de barro en la zona del desviador
  • Menor ergonomía de mandos en el manillar
  • Complejidad de uso para los menos iniciados
  • Algunos modelos de bicis no permiten montar desviador

Entonces, me cambio a la transmisión monoplato (1x)... ¿Sí o no?

Pues depende. A pesar de que la transmisión 1x es más sencilla de manejar que los sistemas de doble y triple plato, por tener un solo mando para seleccionar las velocidades, para los que se inician o los que quieren usar la MTB de modo recreacional, los sistemas de doble y triple plato aportan un rango mayor de velocidades y un escalamiento más polivalente. En otras palabras, podrás pedalear regulando mejor el esfuerzo independientemente del estado de forma.

¿Y para el resto? Pues sin duda los sistemas de transmisión 1x son la opción más recomendable en el momento en el que tu nivel empiece a ser algo mayor. Son fiables, sencillos de mantener, silenciosos, retienen de maneras increíble la cadena y la oferta no para de aumentar

Texto:

Alberto Álvarez

Fotos:

Archivo

Publicado el 21/04/2017

Lo más visto