Tubeless vs Cámara: que neumáticos elegir para tu MTB

Tubeless vs Cámara: que neumáticos elegir para tu MTB

¿Frenos de disco o zapatas?... ¿rastrales o pedales automáticos?... ¿tubeless o cámara? hay para todos los gustos, pero vamos a arrojar algo de luz a aquellos que todavía no se han decantado por ningún bando. Nos referimos a los neumáticos de tu MTB

Texto:
Natalia Álvarez
Foto:
MTBpro
Publicado el 28/12/2016
Tubeless vs Cámara: que neumáticos elegir para tu MTB

Como en todo, no nos podemos quedar al margen, hay que decantarse por una opción. Amantes de las dos ruedas y los senderos somos todos, pero respecto al tipo de neumáticos, ahora tienes que “mojarte”, ¿tú eres de tubeless ó de cámara?.

Los motivos principales que nos llevan a esta disyuntiva a la hora de elegir neumáticos para nuestra MTB son principalmente la eficacia antipinchazos, el peso y la economía.

Con el sistema tradicional, neumático y cámara, todo es fácil y barato; :

  • es fácil realizar el mantenimiento,
  • las reparaciones o cambios son sencillos y accesibles a todo el mundo
  • los repuestos son bastante más baratos respecto el sistema Tubeless
  • y también es fácil pinchar o pellizcar la cubierta.

Claro que si nos ponemos a echar números, tendremos que pinchar cientos de veces antes de amortizar un posible cambio al sistema Tubeless. Pero fácil, lo que se dice fácil, con unos neumáticos con cámara, es todo, hasta pinchar.

En el otro lado del sendero está el sistema Tubeless, que como principal reclamo asegura eliminar un gran porcentaje de los pinchazos, elimina el “pellizco” por “llantazo” de nuestras vidas  y permite llevar menos presión de ruedas, lo que en ciclismo de montaña se traduce en mayor tracción y comodidad. Tenemos conocimiento de las lágrimas de alegría y emoción que algún biker experimentó al comprobar el asombroso agarre que mantenían sus neumáticos con una presión de aire mínima.

De hecho, los amantes del Enduro han abrazado el sistema “tubeless” desde el primer momento ya que es seguramente ideal para su disciplina.

Otro factor clave a tener en cuenta es la diferencia de peso que existe entre ambos sistemas. El conjunto tradicional de cámara y neumático es, una media de 400 gr más ligero que el sistema tubeless. Esta es la razón por la que los ciclistas profesionales optan por el sistema tradicional buscando el equilibrio entre peso/ rendimiento. Menor peso, mayor rendimiento.

No descartamos que si nos ponemos a buscar entre toda la oferta existente en el mercado, demos con alguna combinación que aligere el sistema Tubeless por debajo del conjunto cámara/ nuemático , pero lo normal es que sean no sea así.

Pasarse al sistema Tubeless ( ya sea la opción Tubeless 100% o Tubeless ready) requiere una inversión económica inicial importante y un buen trabajo de taller. Pinchar, posiblemente no pinches en tus salidas, pero arreglar una fuga de aire de una rueda con sistema Tubeless se puede convertir en misión imposible si el trabajo inicial tiene algún fallo y es probable que tengas que volver a prepararla y talonarla. Dominar el sellado, talonarlas con alta presión… hay auténticos maestros de la operación y hay otros que prefieren dejarlo en manos de su mecánico de confianza.

Tampoco hay que asustarse. En caso de pinchazo en ruta solo tienes que meter una cámara normal y pasarte durante unos kilómetros al sistema “tradicional”.

En cuanto al mantenimiento, ambos sistemas requieren un control de la presión antes de cada salida, aunque personalmente creo que eso va más acorde con el nivel de meticulosidad del rider que del sistema instalado. Si utilizas líquido sellante debes tener en cuenta que hay que cambiarlo cada 4/ 6 meses ya que lo habrás ido usando, sin darte cuenta.

El mantenimiento con el sistema tradicional de cámara y neumático (utilices líquido sellante o no) es algo que se realiza de manera contínua y que no requiere mucha destreza; sin embargo el sistema Tubeless ( y Tubelesss Ready) va a exigirte una fecha en tu calendario y que lo hagas con cariño, para evitar males mayores.

Mantenimiento, precio y peso, son las tres características que distinguen los dos sistemas, ¿cómo saber por cuál decantarse? deja la calculadora a un lado. 

La decisión final será tuya pero deberás tener en cuenta cuanto sales y por dónde sales. Y sobre todo el rendimiento que estés buscando a tus salidas.

Si lo tuyo es el XC es probable que acabes utilizando cámaras. Si lo tuyo son rutas más trail con tu doble y tus amigos es probable que puedas usar ambas y decidir en función de si el terreno por el que practicas MTB está diseñado para agujerear tu bici o si te “enciendes” cuando ves trialeras técnicas. Sin embargo, si eres endurero, lo más seguro es que acabes amando el tubeless: poca presión, sin pinchazos, sin esos “mordiscos de serpiente por llantazo”, máxima tracción y agarre… en esta disciplina son todo ventajas.

Que bonito es tener opciones. Que grande poder elegir. Esperamos haberte ayudado a hacerlo.

La elección de nuestros compañeros:

Equipo Tubeless

  • Iñaki Gavín -” En mi opinión el tubeless sólo tiene ventajas, en MTB no hay discusión, en carretera aún no lo llevo, pero acabaré llevándolo
  • Enrique Sevilla -”con ruedas gordas no hay comparación, en carretera: escasos pichazos. La única pega tener que rellenar el líquido sellante…
  • José Aranda -"para mi el tubeless es sinónimo de + grip y - paradas innecesarias/molestas, sin él me siento como una lombriz en un anzuelo"

Equípo cámara:

  • Natalia Álvarez -”le veo todos los pros al sistema Tubeless, pero reconozco que uso cámara con líquido sellante. Para el estilo de mis salidas y el número de ellas que hago al año va de lujo”
  • Luis M. Del Cerro - “El tubeless tiene grandes ventajas en lo que respecta al comportamiento de la bici… pero mi nivel técnico no es tan alto como para aprovecharlo. Además, en mi zona habitual de pedaleo no suelo tener muchos pinchazos.”

Falta Muriel Bouhet, pero está con su MTB por algún sendero...

Texto:

Natalia Álvarez

Fotos:

MTBpro

Publicado el 28/12/2016