Yeti SB5.5

Yeti SB5.5

De Yeti llega esta MTB con ruedas de 29” dispuesta a darte horas de diversión sobre los senderos. Líneas agresivas, materiales de primera y un comportamiento eficiente y polivalente. ¿Te gustan las bajadas rápidas y técnicas?, entonces la nueva Yeti SB5.5 es tu «monstruo»

Texto:
José Aranda
Fotos:
David Agüero
Publicado el 23/01/2018
Yeti SB5.5
Ágil, exclusiva, polivalente, estable, rígida, provocativa y muy divertida. Mítica.
Inalcanzable para la gran mayoría de los bolsillos de los mortales, mando remoto de tija con demasiado recorrido.

Todos los que seguíamos las carreras en los 90 vibrábamos al ver las monturas de Yeti con las que los «míticos» de aquellos años volaban por los senderos, el gran John Tomac  daba vueltas a los circuitos de XC mientras la inigualable Missy Giove y su piraña lo hacían en DH.

Y el color que eligieron en esta mítica y exclusiva marca es el mismo con el hoy en día siguen vistiendo a sus bicis tope de gama, el atrevido azul turquesa con el que se distinguen sin lugar a duda las monturas de Yeti, al igual que hicieron en la época dorada utilizando materiales de primera clase e incluso atreviéndose a juntar varios de ellos en un mismo cuadro.

A día de hoy siguen con la misma filosofía y fabrican sus cuadros con materiales de primera calidad para seguir perteneciendo a esa exclusiva élite del MTB. Y su mayor representante actual a la hora de lucir el azul turquesa por los circuitos es Richie Rude, campeón de las Enduro World Series 2015 y 2016.

Este mes nuestros amigos de JetPulpo Distribution nos han mandado a la redacción una de las hermanas pequeñas de la MTB con la que Rude se ha proclamado campeón de las EWS, cuando digo «hermana pequeña» no me refiero al tamaño de rueda ya que nuestra bici de prueba gasta unas ruedas de 29”, lo de pequeña es por el recorrido comparada con la de Richie, 140 mm atrás. Los de la marca californiana mudada a Colorado nos dicen que son milímetros de pura diversión. Veámoslo.

Welcome Yeti SB5.5

Tan solo bastan unos segundos para que a mi llegada a la redacción surja el amor a primera vista, me siento como un adolescente con quince años, un hormigueo recorre mi estómago y piernas ante sus insinuantes curvas. A fin de cuentas, no todos los días se cata una Yeti.

A tan solo unos metros de ella observo que no se deja ningún detalle al azar en la construcción de la nueva Yeti SB5.5, los remates del cuadro/basculante y de cada una de sus curvas están mimadas y rematadas a la perfección. Parece que el mismo Miguel Ángel hubiera tenía algo que ver en el acabado perfecto de la montura.

¿Una All-mountain/Enduro con 140 mm atrás? Los de la marca californiana mudada a Colorado nos dicen que son milímetros de pura diversión. Veámoslo

Color de sobra conocido por todos, su famoso azul turquesa, acompañado de su patentado sistema de suspensión trasero Switch Infinity, carbono de alto modulo para la fabricación de la nueva Yeti SB5.5, cableado interior con sus respectivas entradas de sujeción para evitar vibraciones y molestos ruidos, ejes boost y protecciones para no dañar cuadro y basculante.

Como cabe esperar, el montaje de esta Yeti está acorde al resto de periféricos, suspensiones a cargo de Fox, Fox Factory 36 160 mm/ Fox DPX2 Factory, llantas DT Swiss XM 481, frenos Sram Guide RSC y transmisión Sram X01 Eagle 12v. Como puedes ver el resultado final del conjunto es «top».

Normalmente el protocolo que sigo cuando recojo una MTB es el siguiente: recepción en la redacción, ajuste y regulación a mi modo de conducción y primera toma de contacto... ¡Pues hoy me lo salto! Me he traído pedales porque sabía que no podría resistirme a darme un «piruliillo de prueba» nada más recogerla.

Sensaciones monstruosas

 

Nada más montarme en la nueva Yeti SB5.5 lo primero que siento es que la posición de pilotaje, además de cómoda, es súper controlada sobre el tren delantero, el amplio manillar de 800 mm hace acopio de seguridad y aplomo, dándote un manejo excepcional en cualquier tipo de terreno. Al inicio, en los primeros metros, he pensado que modificaría alguna de las arandelas que trae en la dirección ya que me parecían demasiadas, pero en apenas unos pocos kilómetros me he dado cuenta de que la posición es perfecta para un «todouso» al que parece que va a estar destinada esta Yeti.

En llano y con el amortiguador en posición abierta la conducción se muestra confortable y el movimiento de la parte trasera para nada es exagerado, empuja con fuerza con lo que podrás optar por cerrarlo e intentar apretar fuerte sobre los pedales para lanzarla a velocidad sobre el sendero o llevarlo en posición abierta y aprovechar la estabilidad y tracción que el sistema te ofrece.

Se muestra dócil y se mueve con soltura antes los cambios de dirección, si estás pensando en que esta nueva Yeti SB5.5 pueda ser perezosa por el tamaño de sus ruedas te diré que te equivocas, vivaz y juguetona son algunos de los adjetivos con los que se la podría catalogar después de estos primeros tramos de sendero.

En todo momento siento cómo la parte trasera absorbe cada irregularidad del firme y me mantiene pegado a él como si fuera por raíles. El Switch Infinity se nota. Por cierto, déjame contarte cómo funciona. Se podría comparar a una variante de un pivote virtual, la diferencia es que la bieleta inferior del pivote virtual tradicional se sustituye por un sistema de movimiento lineal, en lugar de rotacional, que desliza por dos barras con recubrimiento Kashima que minimizan la fricción.

Durante la compresión, el Switch Infinity recibe un movimiento flotante, con lo que el eje sobre el que pivota el basculante está constantemente cambiando su altura respecto a la horizontal, subiendo en el primer tramo del recorrido y bajando en el segundo. Así se posiciona mejor la rueda en cuando a filtración de irregularidades del terreno y aporta una buena eficacia de pedaleo. Una pequeña bieleta situada debajo del amortiguador controla el movimiento flotante del Switch Infinity al comprimirse y extenderse el amortiguador.

En todo momento siento cómo la parte trasera absorbe cada irregularidad del firme y me mantiene pegado a él como si fuera por raíles. El Switch Infinity de la Yeti SB5.5 funciona

Un sistema como el Switch Infinity  bien merece una explicación de este calibre, pero si te has quedado un poco viéndolas venir con la definición, también te puedo resumir en lenguaje coloquial «biker» con unas pocas palabras en lo que se traduce en la práctica, que es de lo que se trata: «buena eficacia de pedaleo y anti squat en la primera parte del recorrido útil sumado a una óptima rigidez lateral y comportamiento tragón en la segunda para absorber los golpes grandes». Mejor así, ¿verdad?

Es hora de jugar con la yeti SB5.5

A la hora de ganar desnivel positivo y a pesar de tener una geometría con alma bajadora, la Yeti SB5.5 muestra sus dientes y desde primer momento te deja claro que si tus piernas no te abandonan podrás enfrentarla a cualquier pendiente que te encuentres en tus rutas. Con una regulación óptima de la suspensión trasera gozarás de una tracción de nota alta para poder encarar regueros/raíces y hacerlos pequeños a tu paso.

Aun no siendo esta la parte fuerte de la Yeti SB5.5, la bici se desenvuelve con soltura y una vez más hace resaltar la versatilidad que desde un primer momento he sentido con ella, aunque es verdad que en algunos tramos más lentos y revirados se hace más física y me tocaba arrimar el hombro un poco para devolverla a velocidad punta.

Sin duda alguna a la hora de descender es cuando la Yeti SB5.5 saca sus armas y te muestra un amplio repertorio para que disfrutes de todas y cada una de la trialeras a las que te atrevas a encarar con esta MTB de 29”. Estable y rígida, con un cuadro solido unido a unos aros de calidad y ejes boost, hará que la sientas indestructible, rápida, muy rápida...

De eso te darás cuenta cuando separes tu dedo índice de la maneta y la dejes rodar. Sin duda alguna las bajadas en las que mejor se defiende la Yeti es en las que más tramos rápidos y técnicos haya, da igual si son agresivos o no, la nueva SB5.5 de Yeti pasa por encima de estas partes mixtas mostrando una adherencia y conducción brillante, sin perder en ningún momento el control del conjunto.

Si eres de los que les gusta ir oyendo como salta el «ring» de récord de tramo superado te aseguro que con la nueva Yeti SB5.5 con ruedas de 29” varios serán los que suenen en los distintos puntos de la ruta.

En el primer tramo de la suspensión ante el terreno escarpado esta se muestra con una buena sensibilidad y aporta una tracción y agarre muy buenos, dando paso a un segundo tramo mucho más sensible y tragón.

Lo mismo me acaban echando a la hoguera por lo que voy a decir, pero en muchas partes de las bajadas se me olvidaba que llevaba detrás solo 140 mm y me dejaba llevar por la buena estabilidad que transmite la nueva Yeti a alta velocidad y liberaba freno dejando actuar al conjunto al 100% de su rendimiento..., muy posiblemente al 100% del rendimiento del que escribe estas líneas, no de la bici.

Incluso en el aire la bici se muestra dócil y ligera, lo que hace de ella una aliada a la hora de despegar en los cortados.

Conclusión

Después de unas cuantas jornadas rodando con un producto tan exclusivo creo que me va a costar poner de nuevo los pies en la tierra y más aún deshacerme de ella.

El Switch Infinity te hará pisar con aplomo en todo tipo de terrenos, dándote ese plus rodador y una buena eficacia de pedaleo, sin renunciar a que la nueva Yeti SB5.5 sea una auténtica máquina de bajar, polivalente, cómoda y muy divertida

Así como al principio tenía mis dudas respecto a la mezcla 160/140 mm de recorrido y ruedas de 29”, puedo decir después de un buen número de kilómetros recorridos que el resultado de esta suma da como fruto una MTB polivalente, cómoda y muy divertida a la par que eficiente.

Estéticamente, la nueva SB5.5 es rompedora, como todo lo que hace Yeti, mimada al detalle en cada forma y acabado, testigos de ello son todos los cuellos que ha roto a su paso, a nadie dejaba indiferente. En cuanto los ojos de los curiosos vislumbraban el azul turquesa era imposible apartar la vista porque sabían lo que se les venía encima, con ese color no había duda de que sería una mítica Yeti.

La gente de Yeti nos ofrece un producto en el que la diversión y la comodidad del biker prima ante todo. En marcha se muestra confortable, ágil y rígida, el Switch Infinity te hará pisar con aplomo en todo tipo de terrenos, dándote ese plus rodador y una buena eficacia de pedaleo, sin renunciar a ser una auténtica máquina de bajar. Con un pie en el enduro y otro en el all-mountain, tú decides lo que quieres apretarle las tuercas, ella no se vendrá atrás.

Sin duda alguna, la nueva Yeti SB5.5 es una MTB exclusiva y muy bien vestida con la que podrás disfrutar de tus aventuras a dos ruedas, gracias a su versatilidad no tendrás que «comerte la cabeza» pensando si la ruta le va bien o no, lo único que tendrás que hacer es dar pedales y disfrutar del sendero.

Cosas de la familia Yeti SB5.5

 

Yeti SB5.5

Cinco son los modelos en total de la nueva Yeti SB5.5 donde poder elegir, todos ellos con cuadro fabricado en carbono, tres de ellos en el exclusivo acabado Turq de alto modulo y unos 400 g más ligero que las otras opciones disponibles. También se puede adquirir el cuadro suelto sin montaje, disponible en tres tallas, M/L/XL, y en los colores Turquesa y Raw Carbon.  

Yeti S5.5 Sram XX1 Eagle Turq | 9.379 €

Yeti SB5.5 Sram X01 Eagle Turq | 8.379 €

Yeti SB5.5 Shimano XT Turq | 7.569 €

Yeti SB5.5 Sram GX Eagle | 6.329 €

Yeti SB5.5 Shimano XT/SLX | 5.859 €

Detalles de la bici

Yeti SB5.5

Amor a primera vista... Es prácticamente imposible no quedar prendado de el cuadro de la nueva Yeti SB5.5 con solo observarlo una vez, unas líneas perfectamente definidas en las que la única palabra que cabe en su definición es «perfección». Mimo y cuidado al detalle en cada una de sus curvas que alojan su patentado y espectacular sistema Switch Infinity.

El material elegido para la fabricación de este exclusivo cuadro es el carbono de alto modulo acabado Turq, que es algo más ligero que la otra opción disponible de este mismo modelo. Detalles como el cableado interno, pipa sobredimensionada, protectores y boost harán las delicias de los compradores más exigentes. 5 años de garantía

Yeti SB5.5

Suspensiones a cargo de Fox, que viste y engalana las barras de las mismas de oro con el acabado Kashima. Ambas aportarán a tu conducción un plus de comodidad y seguridad. En la parte delantera se monta una Fox Factory 36 de 160 mm con cartucho Fit y eje boost, un tacto suave junto a una absorción precisa en todo su recorrido útil que hará las delicias de los pilotos más exigentes.

De filtrar las irregularidades en la parte trasera se encarga un Fox DPX2 Factory con un recorrido de 140 mm, tragón y con un comportamiento bastante lineal, ambos combinados con múltiples posibilidades de ajustes para llegar al punto óptimo y satisfacer a cada biker.

Yeti SB5.5

Para cuidar de un cuadro realizado con tanto esmero, la Yeti SB5.5 cuenta con protecciones y vinilos allá donde llegue tu vista y más... Pedalier, biela y basculante trasero...

Otro detalle a tener en cuenta es la entrada del cableado en el cuadro, que viene provista de una goma blanda que se adapta al cable para impedir la entrada de barro y agua y evitar así ruidos molestos. 

Yeti SB5.5

Rígidos, resistentes y casi indestructibles para afrontar cualquier bajada por difícil que sea a lomos de esta MTB de 29", así son los aros de la Yeti, DT Swiss XM 481. La guinda al pastel la ponen los bujes DT Swiss 350W (boost 110/148 mm) añadiendo si cabe un poco más de rigidez al conjunto.

Para poner un diez al conjunto no podían tener mejor compañía que las gomas Maxxis Minion/Agressor, grip y tracción para poder con cualquier pendiente.

Yeti SB5.5

No es la primera vez que «cato» un grupo Sram X01 Eagle... Si mi opinión ya era buena, una vez más consigue sumar de nuevo puntos positivos, funcionamiento suave junto a un rendimiento y tacto preciso. Imposible no encontrar entre una de las coronas de su casete la marcha idónea para conseguir una pedalada efectiva y poder enfrentarte a cualquier rampa o sendero.

Si no te convence todo esto, añádele en positivo que en los días de prueba en más de una ocasión he pasado por zonas con agua y algo de barro y su funcionamiento ha seguido siendo de nota alta.

Yeti SB5.5

Un elemento fundamental para la modalidad de este tipo de bici es la «tija pija»... Parece mentira que lleve relativamente poco tiempo entre nosotros y resulte tan imprescindible para aportar un plus en la bajadas más técnicas, acercando tu centro de gravedad al suelo y dando mayor estabilidad a velocidades altas.

En este caso se trata de una Fox Transfer, de funcionamiento óptimo aunque con una regulación algo laboriosa y un recorrido en el mando remoto demasiado largo.

Yeti SB5.5

Sram Guide RSC, una de las mejores mordidas del mercado. Esta sería una buena definición para estos frenos tope de gama de la casa Sram, potencia sobrada y tacto ajustable en dos vertientes para llegar al gusto de cada biker.

Tienes ajuste de los pistones para acercar o alejar el contacto de las pastillas mediante una roldana situada en el frente de la maneta y otro ajuste para el alcance de la maneta mediante una especie de émbolo situado entre maneta y cuerpo. Sin duda alguna, uno de los mejores y más fiables frenos actuales.

Ficha Técnica

Cuadro

Fibra de carbono alto módulo Turq


Horquilla

Fox Factory 36 160 mm


Amortiguador

Fox DPX2 Factory


Pedalier

Sram GPX BB92


Desviador

-


Casete

Sram X01 Eagle 10-50


Cambio

Sram X01 Eagle 12v


Mandos

Sram X01 Eagle


Cadena

Sram X01 Eagle


Frenos

Sram Guide RSC/180mm


Dirección

Cane Creek 40


Potencia

Race Face Turbine Basic 50mm


Manillar

Yeti Carbon 35x800 mm


Sillín

WTB Custom


Tija de sillín

Fox Transfer 125


Pedales

-


Bujes

DT Swiss 350W


Llantas

DT Swiss XM 481


Cubiertas

Maxxis Minion DHF 29x2.5; Maxxis Agressor 29x2.3


Tallas

M / L / XL


Peso

13,2 kg (talla L)


Precio

8.379 €


Info

Web

www.yeticycles.com/bikes/sb55


Facebook

facebook.com/yeticycles/


Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Texto:

José Aranda

Fotos:

David Agüero

Publicado el 23/01/2018

Etiquetas: