Jaroslav Kulhavy entrando en la meta en la prueba de MTB de los JJOO de Londres 2012

Opinión: En Londres el MTB fue menos MTB

Con la carrera de MTB de los JJOO de Londres 2012 bien digerida os doy mi opinión sobre lo que vimos ayer en Hadleigh Farm.

Texto:
Foto:
Publicado el 13/08/2012
Jaroslav Kulhavy entrando en la meta en la prueba de MTB de los JJOO de Londres 2012

En las últimas dos semanas si algo ha quedado claro es que la prueba de MTB de los JJOO es la carrera más importante del calendario mundial de XC. Alguno pensará que eso es normal en todos los deportes pero hay casos como el Fútbol o el Baloncesto en los que está claro que ni un solo jugador cambiaría algún trofeo continental por una medalla.

Sin embargo, gracias a los JJOO en mi grupeta se ha vuelto a hablar de XC: corredores, bicis... Hacía muchos años que no me veía discutiendo sobre el estado de forma de tal o cual corredor o sobre si la bici que lleva (no hablemos de las medidas de las ruedas...) es la mejor para el circuito. Por otro lado, en Twitter y Facebook hemos visto como las fotos de nuestro equipo olímpico se llenaban de “Me Gustas” y comentarios. Tiempos felices ¿verdad? Pues no.

El problema de generar una gran expectativa es que puede acabar en una gran decepción y así ha sido.

No me refiero a los resultados de nuestros corredores. En ese capítulo hemos triunfado aunque no hayamos tenido medalla. José Antonio Hermida 4º y Carlos Coloma 6º. Dos banderitas de España entre los 10 primeros y el mejor resultado dentro de la delegación ciclista española. Nada que objetar y ya dejamos claro ayer en las redes sociales que “descorchamos el champán” con este resultado.

Volvamos con las decepciones:

El Circuito. Por primera vez en años mi madre se sentó conmigo a ver el MTB. Cuando he ido a una carrera o marcha nunca ha podido acompañarme y era una estupenda oportunidad de ver “a qué me dedico”. Pasó del “pues parece fácil” de las primera rectas y subidas al “¡qué horror!” después de ver los obstáculos pasando por un “esto es muy artificial ¿no?”. Sinceramente, creo que después de hora y media de carrera olímpica sigue sin saber “a qué me dedico” (lo cual no es del todo malo).

Es difícil encontrar un recorrido que represente menos lo que es nuestro deporte. Lo de transformar una granja británica en un circuito de MTB sonaba a chiste desde el principio pero en los JJOO nunca se sabe. A fin de cuentas, después de Pekín cualquier plan de infraestructuras y transformación medioambiental parece posible.

La sucesión de tramos de carril bici, rampas, arena suelta, cortados, piedra artificial (de la que se usa para forrar bodegas de barrio) y el “mar de piedras” (¿se supone que pretendía ser una trialera?) parecía más un circuito de “Humor Amarillo” que de una prueba de XC.

Todo este disparate tenía que tener un objetivo y quedó claro tras la primera vuelta: ponérselo fácil a la TV. El circuito era ideal para la retransmisión y lo cierto es que tuvimos todo tipo de planos y por primera vez me resultaba medianamente fácil calcular la distancia entre corredores. Estoy convencido de que esto ayudó a hacer la carrera mucho más emocionante. Solo hubo dos fallos en la retransmisión: el “incidente Hermida” y la invisibilidad "de los de atrás". Durante 2 minutos infinitos no sabíamos si Hermida se había caído, retirado o estaba mandando un tuit. Por otro lado, creo que no hubiera estado mal algún plano para los que iban entre el 5º y el 15º. Estoy convencido que el duelo entre Fumic y Coloma tuvo que ser apasionante en algunos momentos.

¿Merece la pena sacrificar circuito por la tele? Hay que conseguir un justo medio. A día de hoy sin tele apenas hay difusión. Es probable que haya que buscar circuitos más abiertos, con mejor perspectiva para las cámaras de modo que se puedan mantener planos más largos que ayuden a tener referencias. Dicho esto, estoy convencido que se puede conseguir un circuito natural de estas características. No puedo creer que la única manera de conseguirlo sea montar un parque temático en cualquier granja.

La otra decepción fue la retransmisión. Daba la sensación de que al periodista “afectado” le había caído el MTB “de marrón”. Estoy seguro de que se lo preparó. Estoy convencido de que se aprendió los nombres de los corredores, investigó el palmarés de cada uno, buscó anécdotas y escudriñó el Twitter de los bikers españoles... pero no es suficiente.

Empezó mal: no hacía más que hablar de BTT y Bicicleta Todo Terreno lo cual empezó a “ponerme malo”. Es un término que detesto. No describe nuestro deporte sino “la herramienta” y además no me gusta ver eso de “todoterreno” junto a “bicicleta”. Hay a quien le confunde y a quien le sirve de coartada. Practicamos ciclismo de montaña.

Después de esto pensé que nada podía ir a peor... pero me equivocaba. Faltó pasión y conocimientos específicos. Creo que la falta de pasión es resultado de lo segundo.

Para rematar, parece que el comentarista fue el único que no se enteró de que Fontana había perdido tija y sillín cuando la carrera estaba terminando. El mismo Fontana que “nos dio un susto en el salto” (palabras casi textuales) cuando lo que hacía era adornarse un poco ante la cámara.

No me puedo creer que RTVE no tuviera la posibilidad de echar mano de algún periodista especializado o de algún corredor retirado o no seleccionado que apoyara la narración pura y dura. No es un tema de dinero ya que estoy convencido de que más de uno lo haría encantado sin cobrar. Es un tema de ponerle cariño a las cosas. Si alguien de RTVE dijera que no se “puede llegar a todo” no compraría el argumento. En esta prueba teníamos posibilidades reales de medalla.

¿Conclusión? Una oportunidad perdida. En Londres 2012 no se dio una imagen real y positiva de nuestro deporte. Aficionados y medios ya están opinando. Ahora toca que las instituciones implicadas tomen nota y que los corredores aporten su visión. Ellos son los protagonistas de la carrera y también deben opinar sobre si lo que vimos ayer es la imagen del MTB que quieren y el XC en el que desean competir.

Texto:

Fotos:

Publicado el 13/08/2012