Trans-Nomad: La vida de un Bike Patrol

La vida de un bike patrol es sencilla, te levantas el primero y te acuestas el último.

Trans-Nomad: La vida de un Bike Patrol

La vida de un bike patrol es sencilla, te levantas el primero y te acuestas el último.

26/09/2018

Texto: Iñaky Gavín / Fotos: Kike Abelleira - Edu Moreno - I. Gavín



publi

La vida de un bike patrol es sencilla, te levantas el primero y te acuestas el último, sonries si ves sonreir a los corredores, estas muerto pero siempre encuentras un gramo de fuerza para ayudar a un piloto en apuros, durante cuatro intensos días solo piensas en que todo salga bien y en dar lo mejor de tí.

Trans-Nomad 2018

Aún tengo trozos de tierra negra en la mochila y en las alfombrillas del coche, la bici pinchada y sin lavar y las piernas doloridas. Apenas hace un par de días que he llegado a casa y sin haber tenido tiempo de ordenar en mi cabeza todo el “cóctel” de experiencias vividas durante estos días en Pirineos me tengo que sentar y escribir sobre esta tercera edición de Trans-Nomad, personalmente la mejor de las tres que se han disputado hasta el momento. Me hubiera gustado haber tenido un poco más de tiempo para ordenar lo vivido pero el cierre de la revista manda y además tan solo quedan 363 días para Trans-Nomad 2019… El resto ya es pasado.

Sabía que este año iba a ser diferente, hace varios meses Javi y Guti, autores intelectuales y materiales de esta “ida de olla” que es Trans-Nomad, me propusieron vivir la carrera desde dentro, ver lo que solo ellos ven y trabajar como bike patrol. Al principio dudé, me jodía la idea de que después de casi cincuenta años sobre el planeta un par de locos más locos que yo fueran a salirse con la suya y fueran a conseguir hacerme currar aunque fuera por unos días... Pero el cebo era demasiado apetitoso, los dos me conocen y sabían que mordería el anzuelo hasta el esófago. Después de haber corrido las dos ediciones anteriores, mi sueño era vivir la carrera desde dentro, aprender, disfrutar y currar como un patrol más, soñaba con ello. Ahora no recuerdo bien pero creo que al día siguiente llamé a Guti y le dije que “pa´lante”.

Trans-Nomad 2018
Trans-Nomad 2018

La vida de un bike patrol es sencilla, te levantas el primero y te acuestas el último, sonríes si ves sonreír a los corredores, estas muerto pero siempre encuentras un gramo de fuerza para ayudar a un piloto en apuros, durante cuatro intensos días solo piensas en que todo salga bien y en dar lo mejor de ti.

La rutina de trabajo suele ser la misma durante toda la carrera, salimos muy por la mañana, revisas el marcaje para que todo esté en orden tanto de las especiales como de los enlaces, montas la salida y la meta de los tramos y te colocas en tu posición hasta que lleguen los corredores. Durante la carrera tu misión puede variar, te puede tocar controlar un paso peligroso, estar dando la salida en alguna de las especiales o simplemente vigilar un cruce en donde es fácil perderse.

Trans-Nomad 2018

Durante la carrera tu misión puede variar, te puede tocar controlar un paso peligroso, estar dando la salida en alguna de las especiales o simplemente vigilar un cruce en donde es fácil perderse.

Los patrols más veteranos o los que conocen la zona guían a los corredores en los porteos y les acompañan hasta la salida de las especiales. Además de dar seguridad a los corredores tienes que estar pendiente por si alguno se siente mal físicamente, tiene un problema mecánico o atenderle rápidamente si ha sufrido una caída mientras llega el médico de carrera.

Y cuando el último participante ha pasado por tu posición toca desmontar las cintas y señales y dejar la montaña impoluta como si allí no hubiera pasado nada. Una vez terminado el trabajo de campo toca limpiar y revisar la bici para el día siguiente, pegarse una ducha, comer, compartir unas risas con los corredores y después de cenar volver a reunirte con el resto de patrols para organizar la siguiente etapa.

Mi primera vez

No te pierdas...

Trans-Nomad 2017: aventura en los pirineos

Trans-Nomad 2017

Cada patrol es de su padre y de su madre, muchos de ellos llevan desde la primera edición y acuden cada año a dejarse la piel en cada porteo, otros como Sergio o como yo es nuestra “primera vez” y otros como Juan Salvatierra “el Chileno” no solo repite sino que también es patrol y jefe de seguridad en carrera en la prestigiosa carrera Andes-Pacífico. Aquí no hay ni súper hombres, ni jerarquías, nadie es más que nadie, para ser un bike patrol tampoco hay que falsificar ningún máster como parece estar de moda entre la casta política... Para poder vivir Trans-Nomad desde el “otro lado” tan solo tienes que estar un poco mal de la cabeza, tener una cierta forma física, una gran mochila y tantas ganas de ayudar como de pasarlo bien y compartir experiencias, lo demás viene solo.

Trans-Nomad 2018

Hacemos el mismo recorrido que los corredores, compartimos sendero, cenamos, sudamos y nos curramos juntos cada zancada de cada porteo, ellos forman parte de nuestra carrera y nosotros de la suya, notamos cómo nuestra presencia les da seguridad y tranquilidad.

En nuestras mochilas nunca puede faltar la radio, sin ella estamos fuera de la partida, no saber que está ocurriendo por delante y por detrás de tu posición es como estar muerto en vida. Cada mañana recogemos las radios en la oficina de carrera y al terminar la etapa lo primero que hay que hacer es volverlas a dejar para que Carlos, un personaje sobre el que se podrían escribir tres wikipedias juntas, las cargue y las revise hasta el día siguiente. La radio es vital para que la carrera se desarrolle con normalidad, cualquier percance, cambio de planes o problema debe ser comunicado inmediatamente por radio y tratar de solventar el imprevisto en tiempo récord.

Trans-Nomad 2018
Trans-Nomad 2018

En tu mochila tampoco pueden faltar cosas como un frontal, herramienta y recambio para cualquier avería mecánica, comida sólida y energética para consumo propio y para algún despistado al que le ha dado una pájara y no puede ni moverse, ropa seca de recambio y ropa extra de abrigo, un silbato, un gorro, guantes de invierno, una manta térmica, cámaras de recambio, un poncho para la lluvia, un GPS, una patilla de recambio para la bici, cinta americana, bridas, un móvil con una batería extra, crema solar, agua como para una boda, rodilleras y coderas y en mi caso una cámara de fotos para tratar de hacer alguna foto buena y que podáis flipar con los impresionantes senderos de montaña por los que transcurre la carrera.

Los patrols estamos continuamente en contacto con los corredores, hacemos el mismo recorrido, compartimos sendero, cenamos juntos, sudamos y nos curramos juntos cada zancada de cada porteo, ellos forman parte de nuestra carrera y nosotros de la suya, notamos perfectamente cómo nuestra presencia les da seguridad y tranquilidad. Continuamente te preguntan cuánto queda hasta el collado, cómo es de larga la especial, si es muy difícil o no.

Este año ha sido la primera vez que el tiempo nos ha dejado disfrutar a tope de los impresionantes paisajes en altura que solo Trans-Nomad puede ofrecer, Sierra Negra, Collado de Llauset, Basa de la Mora, la Colladeta del Ibón, Las Minas de Liat, El puerto de la Picada… No tengo duda, este año he vivido la mejor Trans-Nomad hasta el momento. Personalmente, además de la increíble experiencia ayudando a que la carrera tuviera un final feliz, me quedo con los momentos en los que estás solo, perdido en algún collado o junto a un Ibón, esperando a nada, rodeado de montañas junto a tu bici. En esos momentos te sobra todo y te sientes el tío más afortunado del mundo.

Cada uno de nosotros ha vivido sus propias experiencias, el último día un corredor estuvo perdido durante varias horas, fueron momentos de tensión, los patrols a los que les tocó organizar la búsqueda tardarán mucho tiempo en olvidar esa tarde. Experiencias, experiencias y más experiencias, siempre alrededor de la bici y de la montaña, una carrera única como Trans-Nomad genera momentos que difícilmente olvidarás. Tampoco hace falta ser amigo íntimo de la persona que tienes al lado, sabes que está allí, que te une la misma droga y que posiblemente busque lo mismo que tú, eso es más que suficiente, en Trans-Nomad se viene a vivir una experiencia única en un entorno único.

Trans-Nomad 2018
Trans-Nomad 2018

ME QUEDO CON LOS MOMENTOS EN LOS QUE ESTÁS SOLO, PERDIDO EN ALGÚN COLLADO O JUNTO A UN IBÓN, ESPERANDO A NADA, RODEADO DE MONTAÑAS JUNTO A TU BICI. EN ESOS MOMENTOS TE SOBRA TODO Y TE SIENTES EL TÍO MÁS AFORTUNADO DEL MUNDO.

Aun así no paras de currar en todo el día, madrugas mucho y te acuestas tarde, te tiras 12 horas como una cabra dando barrigazos por el monte cargado como un sherpa nepalí y al llegar al campamento aún te queda otro “jornal” entre repasar la bici, ducha, preparar la bolsa y organizar el día siguiente.

No me preguntes por qué pero si tuviera que elegir entre ser corredor o ser bike patrol sin duda me quedo con lo segundo. Ya no tengo espíritu de corredor, me motiva mucho más estar en el “lado oscuro”, tener cerca a gente como Pablo, el gran jefe de los patrols o como Guti y Javi, los capos de Trans-Nomad, o vivir un porteo junto a cualquiera de los patrols que me han aguantado este año.

Koldo de Mues tiene un motor que se le sale por la patas, cuando llegamos al collado, a él ya le ha dado tiempo a sangrar los frenos y a cambiar el aceite de la horquilla. Jaime Calderón “the Doc”, para él venir a Trans-Nomad ha sido un reto y para nosotros un regalo haber contado con él. Sergio Leal, otro máquina “camuflado” de patrol que siempre te recibe con una sonrisa. Asier Rosado “the Nice”, un pájaro de mucho cuidado y uno de los tíos más “yonkis” de bici que conozco; el lunes, después de la carrera se fue a montar por Benasque. Juan Salvatierra, “el Chileno” un tío especial que vive a medio camino entre Chile y Huesca, habla poco pero cuando lo hace mejor escuchar. David Huidobro, un peso pesado y uno de los patrol “de referencia”, su presencia da tranquilidad, tenerle cerca es un seguro de vida. Bati Brun, un tío duro de los “de antes”, el patrol más veterano y el mejor ejemplo de que todo consiste en querer y en no dejar de disfrutar. Diego “sargento de hierro” Grasa,

Trans-Nomad 2018

un personaje que si no existiera nos lo tendríamos que inventar, el patrol al que todos lo corredores temen pero sin duda al que más quieren, va de duro pero luego ná. Beni Giráldez forma parte del “Comando Galego”, discreto y callado pero nunca le verás parado, sobre una bici posiblemente sea el patrol más rápido del oeste, detrás de él duré una curva. Pablo Castro, otro gallego pata negra, el puto amo, sin duda es el alma de la carrera, lo organiza todo y tiene la carrera en la cabeza, es increíble, discreto, siempre oculto y en segundo plano, un ejemplo a seguir. Sergio Valero, este año se estrenaba como patrol, un tío encantador, fuerte y muy currante, que en este momento estará en Aínsa corriendo EWS y dándolo todo. Santi Gascón, otro pajarraco al que igual le ves escalando, en un cañón, haciendo motocross o corriendo un Ultra Trail. Germán Mensa, un tío particular al que cuesta cogerle el punto, compartí con él uno de los mejores tramos de Trans-Nomad y eso te une para siempre. Edu Matamoros, difícil resumir en un par de palabras lo que significa tener a Edu cerca, conoce Pirineos como nadie, es la experiencia personificada, está fuerte como una roca y bajando me metió una pasada con la mochila llena hasta los topes que tardará tiempo en cicatrizar.

El año que viene más y mejor, larga vida a Trans-Nomad.

Trans-Nomad 2018

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Relacionados

BMC Trailfox AMP SX 2019

Nueva BMC Trailfox AMP SX. AMPlificando el e-Enduro

BMC amplía su catálogo de e-bikes Trailfox con la Trailfox AMP SX, una e-bike pensada para Enduro y All Mountain con 170/150 mm de recorrido de suspensiones y el Shimano STEPS E-8000.

MET Roam

MET Roam

El MET Roam es el nuevo casco del prestigioso fabricante italiano destinado específicamente a riders con un perfil All-Moutain/Enduro que buscan ligereza, protección y buena ventilación a partes iguales.

Ibis Ripmo

Ibis Ripmo

Elegante, rápida, exclusiva, eficaz, ligera, divertida y muy ágil y manejable. La nueva Ibis Ripmo ha sido, por ahora, la última enduro 29 en llegar y otro claro ejemplo de que algo está cambiando en el enduro actual.

Hebo Level: T-Shirt ¾ y baggy

Hebo Level: T-Shirt ¾ y baggy

Hebo Bike es la línea de bici de Hebo, una marca de prestigio dentro del sector de la moto. Probamos el jersey con manga de ¾ y el baggy de la línea Level, transpirables, elásticos y muy cómodos.

Así fue Trans-Nomad 2018: el vídeo oficial

Trans-Nomad se ha convertido en el evento de enduro de referencia en España. Un evento donde la aventura, el compañerismo y el contacto con la montaña son los principales objetivos.

La BH Lynx 5 protagonista del final de temporada de las EWS

La BH Lynx 5 protagonista del final de temporada de las EWS

Gracias a la victoria final en categoría Master de Karim Amour y el buen papel hecho por los corredores del Miranda-BH Racing Team, la BH Lynx 5 ha sido una de las bicicletas más destacadas en la recta final de la temporada de las Enduro World Series con podios tanto en Zona Zero – Aínsa como en Finale Ligure.

Número #69: Retallack

Un número muy especial en el que Mattias Fredriksson nos traslada con sus imágenes a lo más recóndito de la Columbia Británica: Retallack y, por otro lado, Iñaki Gavín nos cuenta su experiencia como bike patrol en esa bendita locura que es Trans-Nomad. Además probamos la Ibis Ripmo y la Merida eONE Sixty y damos las primeras pedaladas con la Specialized Turbo Levo. También tenemos tiempo para recordar un modelo mítico como la Trek 990.