Woom Helmet casco para niños

Woom Helmet, casco infantil

60€
| Distribuye: 
SmartBikes

Woom es una marca austriaca especializada en bicicletas para los más pequeños de la casa pero, además, dispone de un casco con muchas soluciones ingeniosas para facilitar la vida a padres e hijos y hacer que se acostumbren al uso del casco desde el principio con un producto de la máxima calidad y seguridad.

Texto:
Iñaki Gavín
Foto:
Mariano Herranz
Publicado el 08/06/2018
Woom Helmet casco para niños

Si tienes hijos, sobrinos o amigos que montan habitualmente en bici seguro que la prestigiosa compañía austriaca Woom no te resulta desconocida. Las Woom Bikes, además de estar específicamente diseñadas para los más peques y de ser las bicis infantiles más ligeras del mercado, tienen una extensa gama que abarca desde las ruedas de 12, 14, 16, 20 y 24 pulgadas.

Woom Helmet, casco para niños

Lo que posiblemente no sabías es que Woom también dispone de cascos especialmente pensados para los más pequeños pero con una particularidad que los hace diferenciarse del resto, y es que estos cascos están fabricados con la misma terminación, calidad de acabados, tecnología, seguridad y materiales que los cascos de calidad de adulto.

Para el proceso de fabricación del casco Woom se ha recurrido a la tecnología de carcasa In-Mold, presente en la gran mayoría de los cascos de gama alta del mercado, que consiste en unir la estructura interna de poliestireno expandido (en este caso EPS de doble densidad), encargado de repartir y disipar las fuerzas de choque ante un posible impacto a lo largo de todo el perímetro craneal, con la carcasa exterior de policarboanto, de tal manera que al estar unidas la suma de las dos crean un conjunto más compacto, resistente, ligero y más eficiente y seguro ante cualquier tipo de impacto que si actuaran por separado.

Woom Helmet, casco para niños

Además, gracias a la fabricación In-Mold, el Woom cuenta con 24 (dependiendo de la talla) generosos orificios de entrada/salida de aire que consiguen crear corrientes y flujos de aire que mejoran la ventilación y la transpiración, incluso a bajas velocidades, sin comprometer la seguridad y rigidez del casco. Los orificios de ventilación frontales cuentan con una práctica malla que impide la entrada de insectos y también de alguna posible piedra, rama o incluso barro a la parte interior del casco.

Al tratarse un casco infantil, gran parte de su diseño gira en torno a la seguridad de los futuros usuarios. Por eso la carcasa exterior se extiende en la parte trasera para cubrir de manera más amplia la parte de la nuca y en los laterales la zona de la sien. De manera premeditada, el diseño ha dejado libre y sin cubrir la zona de las orejas para que la sensación de libertad y de placer sea mayor al rodar y que el niño no se «aísle» al subirse en la bici.

Woom Helmet, casco para niños

Una segunda capa de policarbonato será la encargada del recubrimiento de todo los laterales inferiores del casco, cumpliendo la doble misión de hacer aún más rígido y compacto el casco y de paso alargar la vida útil y la durabilidad de este, además de darle un toque de calidad muy pro al Woom.

Otro detalle de calidad lo encontraremos en la visera integrada, que no solo cumple con la función estética y de parasol, sino que al estar fabricada en caucho y elastómero absorbente, en caso de impacto frontal o lateral disipará progresivamente la mayor parte de la energía generada por el golpe e impedirá la rotación del casco, algo nunca visto hasta la fecha en cascos infantiles. De la misma forma, pensando también en la seguridad de los peques, el logo que lleva el casco en los laterales es reflectante y brilla en la oscuridad.

Dial micrométrico del casco infantil Woom Helmet

El ajuste se hace a través del típico dial trasero micrométrico de gran tamaño, fácil de accionar incluso para los más pequeños (2 mm de ajuste en cada clic). El cierre del casco vuelve a hablar del esmero y el cuidado por el detalle de la marca austriaca ya que se ha recurrido a un cierre magnético FidLock, fácil de utilizar hasta para los más pequeños, incluso con los guantes puestos y sin el riesgo a los típicos y desagradables pellizcos en la piel del cuello de los cierres tradicionales. Además, la correa cuenta con un almohadillado extra para evitar que pueda hacer rozadura con la piel una vez apretado.

Para conseguir un ajuste aún más preciso todos los cascos Woom llevan incluidos dos juegos de almohadillas, una de 6 mm de grosor y otra de 3 mm, ambas intercambiables, lavables, de secado rápido y con un tratamiento antibacteriano que evita el mal olor.

Correas tubulares del casco infantil Woom Helmet

Aunque podríamos seguir durante todo un día contándote por qué el Woom nos parece el casco ideal para que nuestros futuros riders den sus primeros pasos, no me gustaría dejar de comentar dos detalles que pueden parecerte insignificantes pero que estoy seguro de que vas a valorar, sobre todo si has tenido otros cascos de niño y has sufrido tanto o más que yo tratando dejar las correas lisas sin las dichosas vueltas sobre el cierre. El Woom al utilizar correas tubulares redondas en lugar de correas planas consigue que resulte imposible que puedan girar sobre sí mismas y quedarse dadas la vuelta y giradas… Sencillo, eficaz, cómodo y brillante.

El segundo detalle, no menos importante, es que gracias a su diseño es imposible que el niño al ponerse el casco por sí mismo se lo pueda poner al revés o mal colocado, algo que solo entenderás si ya has «sufrido» en tus propias carnes la impotencia al tratar de ajustar un casco que en teoría es infantil a la cabeza de un niño.

Almohadillas del casco infantil Woom Helmet

Resumiendo, el Woom es el casco que todos hubiéramos querido tener cuando empezamos a montar de pequeños. Por calidad, estética, acabados, peso, ajuste, seguridad y confort, es el casco infantil más seguro y fiable del momento, un casco fabricado con el mismo rigor y tecnología que cualquier casco de adulto, pero con soluciones y diseño específicamente enfocado a los más pequeños. 

El Woom se fabrica en 5 colores, rojo, verde, amarillo, azul y morado y está disponible en tres tallas reales bien diferenciadas y proporcionadas: S (48-53 cm) M (52-56 cm) y L (55-60 cm), con lo que resultará prácticamente imposible no encontrar un casco que se adapte a la cabeza de nuestros peques.

Woom Helmet, casco para niños

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Texto:

Iñaki Gavín

Fotos:

Mariano Herranz

Publicado el 08/06/2018

Etiquetas: