GT Force X Carbon pro

GT Force X Carbon pro

Con la Force, GT ambiciona darte alas para que vueles alto. Pero ojo, no se te prendan cerca del sol porque, aunque pueda parecer una bici dócil y de templado carácter, te hará llegar tan alto como tú seas capaz.

Texto:
Muriel Bouhet
Fotos:
Javier Martínez
Publicado el 19/10/2016
GT Force X Carbon pro
Bici polivalente para uso recreativo o para debutar en competición de enduro. Excelente funcionamiento de la suspensión trasera: absorción y tracción. Acabados.
Cubiertas frágiles para un uso intenso. Peso algo elevado para un uso más versátil

Con un diseño ya clásico en la marca americana, la nueva GT Force X Carbon Pro nos ha demostrado que no solo hace honor a su nombre, sino también a su árbol genealógico al ser descrita como una bici enfocada al all-mountain y al enduro.

Y es que ya conocíamos el sistema de suspensión y las líneas estilizadas de los modelos Sensor de GT para uso trail, de las que parece haber heredado sus cualidades más ruteras. Pero además, hemos descubierto en la nueva GT Force X Carbon Pro un carácter endurero propio de su hermana Sanction, curtida en las pruebas de las Enduro World Series en manos de Martin Maes y Anneke Beerten.

Que la GT Force tenga este conjunto de cualidades no es consecuencia de la casualidad. La respuesta a por qué se ha concebido esta máquina para disfrutar del all-mountain y del enduro la encontramos en las siglas C.O.R., que resumen la filosofía desarrollada por GT con las palabras «Center On Rider» y cuyo objetivo es tener en consideración una serie de parámetros en función de la disciplina para la que se empleará la bici. Así, los conceptos de «Fit, Function, Tune, Spec y Geometry» se barajan en una coctelera para que todo tenga sentido y el resultado puede ser tan sorprendente como me ha parecido esta GT Force X Carbon Pro.

La GT Force X Carbon mantiene el sello de la marca americana por la peculiaridad de su diseño y su sistema de suspensión AOS

Con sus ruedas de 27,5” y unos recorridos de suspensión de 150 mm en el basculante y 160 mm en la horquilla, la bici se dota de la cinemática propia del sistema de suspensión AOS (Angle Optimized Suspension), introducido previa y exitosamente por la marca en sus modelos Sensor y Helion.

En esta última versión del modelo Force, se rediseña y optimiza la tecnología iD (Independent Drivetrain) bajo el principio de aislar la pedalada del funcionamiento de la suspensión. El objetivo es obviamente lograr la máxima eficiencia de pedaleo sin que haya interferencias cuando la suspensión actúa.

El nuevo diseño AOS aporta un poco más de sensibilidad en pequeños impactos con respecto a versiones anteriores del sistema, con un punto de pivote situado ligeramente más alto. Sin embargo, la rigidez del sistema sigue siendo excelente gracias a la bieleta sobredimensionada junto a la caja de pedalier.

La GT Force X Carbon Pro, visualmente es una bici que te llamará la atención a la primera, debido a lo espectacular de su sistema de suspensión, con todos esos elementos que lo articulan y conforman junto al pedalier. Una impresión de robustez a la que contribuyen los musculosos tirantes de su basculante, fabricados en carbono en una sola pieza.

Trasmite una mezcla de poderío y velocidad, con esos «bíceps» suavizados por la ausencia de soldaduras y la finura que el carbono aporta a sus líneas, y con una mezcla de colores atrevida pero no extravagante, con un clásico azul GT combinado con el siempre elegante negro y unos pocos detalles fosforitos. Esta GT Force X Carbon Pro parece prometer que te vas a divertir tanto como cuando te subes a un toro mecánico, porque diversión es uno de los sellos de identidad propios de la marca.

«On board»

Una vez a los mandos de la GT Force X Carbon Pro, empezamos a hacer kilómetros y a procesar sensaciones. Si hay algo que me llama la atención desde el primer momento, es la motricidad que encuentro en la rueda trasera, que se mantiene siempre pegada al suelo. La tracción del conjunto es simplemente ¡alucinante!

Pedaleo sin esfuerzo a pesar de que no se trata de un peso pluma (algo más de 14 kg en talla S con pedales) y noto cómo la suspensión se mantiene activa y lee el terreno sin que me afecte demasiado en mi objetivo: subir para bajar después. La versión X Carbon Pro viene montada con una transmisión Shimano XT de 2x11, que con sus bielas Race Face Turbine le aporta mucha versatilidad.

Una bici catalogada como all-mountain que ofrece auténticas prestaciones de una enduro potente y polivalente

Pero no te dejes engañar, a cada golpe de pedal encuentro empuje en la rueda con una neumático trasero que muerde el terreno, sobre todo si posicionas el amortiguador en modo «firme». Tanto es así que a veces me pregunto si de verdad llevo un amortiguador ahí atrás, porque realmente no se nota con esta posición de funcionamiento activada.

Esta es una de las razones por las que esta GT Force está catalogada como all-mountain, por la versatilidad que no encontrarás en una transmisión monoplato si lo que te gusta es hacer kilómetros en busca de las mejores y más divertidas bajadas. Cuando las encuentres, la bici te hará volar.

Porque esa sensación de aplomo, de llegar a pensar que vamos atados al terreno, cambia cuando abrimos la compresión del amortiguador a modo abierto. El bloqueo demostró ser útil en determinadas subidas o para relanzar la bici en pistas rodadoras cuando aceleraba, pero… ahora toca disfrutar de la máxima sensibilidad para afrontar subidas técnicas. Con el amortiguador en modo «medium» disfrutamos de una mayor sensibilidad, sin perder un ápice de motricidad. Es ahora, cuando toca apretar los dientes, cuando agradezco la combinación del plato pequeño con el piñón Shimano de 42 dientes.

El comportamiento de la GT Force X Carbon Pro es muy bueno incluso en zonas de mucha pendiente y su geometría permite escalar con ella por casi cualquier lugar. Quizá luego eche de menos un grado más de lanzamiento en la horquilla, pero de momento me muestra un buen compromiso para poder afrontar cualquier terreno.

En este buen comportamiento pedaleando y llaneando tiene mucho que decir la rigidez del cuadro. Sus cortas vainas ayudan a que la note potente y muy fácil de manejar en terrenos revirados y sinuosos, aunque hay que tener cuidado con la velocidad. Si te dejas dominar por la GT Force X Carbon Pro>, te lleva al lado oscuro.

GT Force X Carbon pro

El lado oscuro de la fuerza

Es cuando el terreno se inclina hacia abajo cuando la GT despega y nada puede detenerla. Y cuando sus reacciones y comportamientos ponen en valor su versatilidad intrínseca. Un amplio puesto de pilotaje, una potencia corta, su geometría equilibrada pero picante y la combinación de vainas y altura de pedalier son el cóctel para disfrutar en una bici noble de pilotar.

Sí, con una dirección un grado más abierta saldría la enduro que lleva escondida. Es como que bajo su piel, la GT Force oculta una verdadera bestia retenida. Claro que para eso están ya sus hermana mayores de la gama Sanction.

La GT Force X Carbon Pro que invita a ir rápido, sobre todo bajando, y una salida tranquila con amigos se convierte rápidamente en un reto físico. Cuando se trata de romper piedras, de aplastar raíces, y de hacer volar la tierra con las derrapadas, la GT Force muestra todo su potencial. Le gusta que le des caña, sin escrúpulos, sin necesidad de hilar fino, pide que le des uso y abuso, para saber dónde está de verdad su límite… y el tuyo. Es una bici que disfruta, y con la que se disfruta yendo rápido.

Por el contrario, lo que no invita a ir rápido son las cubiertas, que no me han gustado demasiado, pues su compuesto no es el que garantiza el mejor agarre… Me imagino cómo me gustaría esta GT Force X Carbon Pro con las cubiertas más adecuadas a mi peso y al terreno… Tampoco su carcasa ligera es la mejor aliada para ir todo lo fuerte a lo que esta bici invita. Nada que no se pueda solucionar montando tus neumáticos favoritos.

Te dará las alas para superar cualquier desafío que te propongas. ¡Su terreno predilecto son las trialeras!

De hecho, los repetidos pinchazos que sufrí me hicieron probar unos días la GT Force con unas cubiertas con más resistencia y más balón, mejorando sus capacidades de absorción y agarre en bajada, pero perdiendo un poco de cualidades dinámicas… Difícil encontrar el equilibrio perfecto. Dependerá también de tu estilo de conducción que te encuentres a gusto con las cubiertas de serie.

Resumiendo

El carácter de la GT Force X Carbon Pro me desconcertó un poco al principio, pues su imagen musculosa me hizo pensar que no se iba a desenvolver tan ágilmente. ¿Una enduro con inspiración maratoniana? ¿Por eso está catalogada como all-mountain? Sí, definitivamente es la calificación correcta, una bici con un claro carácter bajador, pero con el dinamismo suficiente para desenvolverse con soltura en cualquier terreno.

Sus recorridos de suspensión de 160 mm y 150 mm delante y detrás respectivamente trabajan en armonía sin penalizarte en exceso a la hora de pedalear. Ni siquiera su peso no excesivamente contenido es un pero para el rendimiento de sus suspensiones, que me han sorprendido con un excelente funcionamiento, especialmente con un tren trasero que en muchas ocasiones parece ir sobre raíles.

Este es el retrato de una bici que puede no ser perfecta, pero que con un cuadro y unas suspensiones de primera es totalmente válida para quien busque polivalencia y rendimiento y, por encima de todo, diversión.

GT Force X Carbon Pro

Cosas de familia

Con el objetivo de poder contentar a todos los bolsillos, GT ofrece este año 2016 dentro su gama all-mountain el modelo Force, disponible tanto en carbono como en aluminio con distintos montajes escalonados para que encuentres la bici que mejor se adapte a tu posibilidades. Encontramos cuatro bicis, con dos montajes basados en el cuadro de carbono y otros dos construidos en base al cuadro de aluminio. También podrás optar a comprar el cuadro suelto del modelo tope de gama Force X Carbon Pro por 3.499 €. El precio más asequible en versión aluminio arranca en 2.699 € hasta alcanzar la tope de gama rondando los 6.000 €.

GT Force X Carbon Pro  SRAM / 5.999 €

GT Force X Carbon Pro  / 5.999 €

GT Force X Carbon  EXPERT / 4.999 €

GT Force X EXPERT / 3.499 €

GT Force X SPORT / 2.900 € 

Detalles de la bici

GT Force X Carbon pro

Cuando hablamos de la construcción del cuadro, este modelo se beneficia del sistema de fabricación con fibras de carbono de la marca, denominado construcción F.O.C. (Force Optimized Carbon), que básicamente consiste en el empleo de distintos tipos de fibras según donde se necesita. Así, se emplean fibras de alto módulo para reforzar zonas críticas y mejorar la rigidez, al tiempo que se aligera el resto del cuadro.

El amortiguador se sitúa junto a la caja de pedalier para mantener el centro de gravedad bajo, en un alojamiento formado por la unión del tubo de sillín y el tubo diagonal junto al pedalier. Allí se encuentra protegido de las proyecciones de barro y piedras.

En cuanto a la geometría, sus medidas son casi dignas de una bici de enduro, si bien es verdad que últimamente se estilan para esta disciplina cotas muy radicalizadas. En talla M la Force tiene más de 600 mm de tubo superior, con unas vainas cortas y un pedalier bajo. El ángulo de sillín de 73,3º permite pedalear con facilidad y en la dirección los 66,7º se me han quedado un pelín cortos cuando más caña me ha pedido la bici. Pero claro, abrir más la dirección penalizaría su versatilidad. Pero en general, estamos ante una bici bastante equilibrada, bajadora, muy viva y manejable pedaleando, pero bastante estable y con mucho aplomo en las bajadas.

El peso declarado del cuadro es de 2.891 g con amortiguador, que en este modelo probado de gama alta deja el peso total de la bici completa en 14,26 kg (con pedales).

El cuadro cuenta con el sistema de suspensión propio de GT bautizado como AOS (Angle Optimized System) de 150 mm de recorrido. Emplea un basculante multiarticulado, con una articulación Horst Link en la vaina junto al eje de la rueda que permite una mayor sensibilidad que si estuviéramos ante un monopivote. En combinación con el diseño propio de GT conocido como iD es el responsable de la excelente tracción que me he encontrado, manteniendo la pedalada independiente al funcionamiento del sistema.

Obviamente no es un sistema sencillo y provoca que el guiado de cables sea externo, lo cual es muy cómodo para los cambios de fundas y cables, pero van algo expuestos a los golpes al ir por debajo del tubo inferior.

GT Force X Carbon pro

Las ruedas son una excelente combinación de llantas de aluminio de 27,5” Stan’s No Tubes Flow EX Tubeless Ready con bujes DT Swiss 350 Centerlock. Son un conjunto robusto y rígido, ideales si quieres iniciarte en la competición de enduro y en parte responsables del buen funcionamiento sobre los senderos de toda la parte trasera. Sin la necesidad de llevar el último avance tecnológico en forma de nuevos estándares, la rueda trasera cuenta con el eje ya clásico de 12x142 mm, con eje también pasante de 15x100 mm en la horquilla.

Vienen montadas con neumáticos Continental Mountain King Protection, de 2,4 pulgadas de balón en ambas ruedas. Tienen un perfil para un uso all-mountain agresivo con flancos un poco blandos, de manera que tendrás que vigilar la presión para evitar posibles pellizcos. Pero particularmente me hubiera gustado más encontrar una cubierta trasera con un dibujo más rodador, como el neumático X-King de la misma firma, para ofrecer mejor rendimiento y menos resistencia. Cuestión de gustos. 

GT Force X Carbon pro

Para la transmisión se emplea mayoritariamente el grupo Shimano XT, en armónica combinación con el modelo más popular de bielas Race Face. Las Turbine del fabricante canadiense vienen montadas con dos platos de 34/24 dientes, están fabricadas con una aleación de aluminio y son tremendamente robustas. Además dispone de un protector de plato para proteger los dientes del plato grande de los golpes con las piedras.

Para el resto del grupo, Shimano nos presenta una fiable transmisión de su gama XT de 11 velocidades, esta vez con nuevo casete completamente rediseñado con más rango de desarrollos, en concreto con la combinación 10/42 dientes.

Con manetas de cambio Deore XT de 2x11 velocidades, el grupo ofrece un excelente rendimiento y facilidad de uso para todo tipo de usuarios. Los pulsadores son más ergonómicos, y se hace más fácil el pasar de desarrollo sin esfuerzo. Sintonía absoluta con el nuevo cambio XT con tecnología Shadow RD+, mejorando los saltos de cadena en los terrenos más bacheados. Pequeños cambios cada año que hacen aún mejor un grupo que es una apuesta segura. 

GT Force X Carbon pro

En el puesto de mandos nos encontramos con un manillar firmado por Race Face, con su modelo Atlas 35 fabricado en aluminio, con una anchura quizá un poco excesiva (800 mm) para un uso más all-mountain, pero ideal para quienes disfrutan de una conducción más agresiva, lo que anuncia el carácter ofensivo de esta maquina. Si te encuentras incómodo con esa medida, no tienes más que cortarlo.

También de la misma marca y familia, la corta potencia de 50 mm, que aporta sobriedad y rigidez. No hay nada que objetar, la bici se maneja sin problemas en cualquier terreno, pero son componentes a mejorar a largo plazo si quieres adelgazar un poco tu bici. 

GT Force X Carbon pro

Posiblemente los Shimano XT son los frenos que más hemos probado en distintas bicis en los últimos años, y no es por casualidad. El gigante japonés sigue fiel a poner en el mercado productos fiables y seguros, y la combinación de disco delantero de 203 mm y trasero de 180 mm para la Force aporta una potencia de frenada extraordinaria. Como decimos a menudo, la potencia inicial puede sorprenderte si vienes de unos frenos de gama muy baja, pero en ellos es fácil encontrar el tacto adecuado y conseguir que entreguen la potencia a tu gusto.

Las levas de la maneta tienen un diseño ergonómico que te permiten frenar con un solo dedo sin esfuerzo. También podrás ajustar el recorrido de la palanca a tu gusto, lo que los hacen unos de los frenos favoritos del mercado.

GT Force X Carbon pro

La horquilla Rock Shox Pike RTC3 de 160 mm de recorrido es otro de esos componentes que encontramos año tras año en las colecciones de todos los fabricantes. Además de combinar perfectamente en estética, su fiabilidad y rendimiento están a al altura de la máquina y destaca encajando los grandes choques en cualquier situación, especialmente cuando la horquilla se está recuperando de otro impacto.

GT Force X Carbon pro

En la suspensión trasera se confía el funcionamiento del sistema a la suavidad del amortiguador Fox Racing Shox Float X Factory con tratamiento Kashima. Este modelo está claramente enfocado a un uso más endurero, pero no se le puede poner ni una pega, ni por funcionamiento ni por el hecho de contar con tres posiciones de funcionamiento: firme, medio, y abierto.

En esta versión Factory, el amortiguador Float X cuente incluso con un ajuste adicional aún más preciado, pues cuenta con tres posiciones de reglaje del modo «Open», para que puedas escoger la optimización del rendimiento en las bajadas en función de la compresión. Una elección estupenda, listos para que ¡empiece la fiesta!

Ficha Técnica

Cuadro

C.O.R. All Mountain Philosophy, carbono F.O.C. Ultra Carbon, 150 mm de recorrido con sistema de suspensión AOS Independent Drivetrain

Horquilla

RockShox Pike 27,5 RCT3 160 mm. Punteras Maxle 15 mm

Amortiguador

Fox Racing Shox Factory Float Kashima 150 mm

Pedalier

RaceFace Turbine 34/24 dientes

Desviador

Shimano Deore XT

Casete

Shimano Deore XT, 10-42 11 vel.

Cambio

Shimano Deore XT Shadow Plus 11 vel.

Mandos

Shimano Deore XT 11 vel.

Cadena

Shimano CN-HG600-11

Frenos

Shimano XT 203/180 mm

Dirección

Orbit C-40-ACB

Potencia

RaceFace Atlas 35, 50 mm

Manillar

RaceFace Atlas 35, aluminio 800 mm

Sillín

WTB Silverado Race SL

Tija de sillín

RockShox Reverb Stealth, 34,9 mm

Pedales

No incluidos

Bujes

DT Swiss 350 Centerlock 100x15 mm / 142x12 mm

Llantas

Stans NoTubes Flow EX 32 agujeros

Cubiertas

Continental Mountain King ProTection 27,5"x2,4"

Tallas

S / M / L / XL

Peso

13,7kg (talla S sin pedales)

Precio

5.999 €

Más sobre:

Texto:

Muriel Bouhet

Fotos:

Javier Martínez

Publicado el 19/10/2016

Etiquetas: