Carreras de orientación en MTB: piensa y pedalea

Carreras de orientación en MTB: piensa y pedalea

Una MTB, brújula y un mapa con una serie de puntos por los que tienes que pasar. Es una carrera de MTB y hay una meta, pero en estas carreras de orientación, el recorrido lo decides tú. Piensa y pedalea.

Texto:
Susana Arroyo
Foto:
Miguel Cuesta
Publicado el 14/08/2017
Carreras de orientación en MTB: piensa y pedalea

En una carrera de orientación en MTB, como en cualquier otra carrera, también tienes que llegar a la meta en el menor tiempo posible, pero hay otro componente que hace este deporte verdaderamente apasionante: aquí tú eliges el recorrido. De ahí viene el lema: «piensa y pedalea».

Estás en un sitio desconocido con tu MTB, pero tienes que saber en cada momento en qué lugar te encuentras sobre el mapa y elegir el recorrido que une cada uno de los puntos de control pintados sobre el mismo, encontrarlos sobre el terreno (están marcados con balizas, estacas de metal con una tabla de madera numerada) y fichar para buscar el siguiente.

La forma de fichar en las carreras de orientación, se hacía tradicionalmente, picando la tarjeta de cartón que llevaba cada corredor con la pinza de plástico que encontraba en cada baliza, pero este sistema está ya en desuso.

Ahora se usa una tarjeta electrónica, amarrada a la MTB para asegurar que el corredor llega en bici a cada punto de control, que tiene que introducir en la estación electrónica situada en cada baliza.

Así quedan registrados en la tarjeta el tiempo de paso y el orden en el que se ha fichado todos los controles. Una vez en meta, esta tarjeta se descarga en el ordenador y automáticamente saca una hoja con los tiempos que el biker ha hecho entre cada control y el tiempo total de carrera, así como si se ha dejado algún control, ha picado alguno que no era suyo, etcétera.

Además de MTB, también hay carreras de orientación a pie y raids, pero en el caso que nos ocupa, las herramientas son bien sencillas: una bici de montaña, un preciso mapa que te entregan un minuto antes de salir y una brújula. No hace falta que te diga que los GPS no están permitidos...

Se trata de tener un buen sentido de la orientación y saber interpretar los mapas, tomando las decisiones adecuadas en el menor tiempo posible.

Cada carrera de orientación en MTB tiene su propio mapa

El mapa de cada carrera de orientación en MTB se hace de forma específica para la carrera, es un mapa muy detallado en el que te aparecen todos los elementos del terreno, y cada uno tiene su simbología. El tipo de terreno también se marca por colores, los caminos o senderos se pintan en función de su anchura y de su ciclabilidad...

Es una simbología que todo orientador conoce y es lo primero que tienes que aprender si quieres iniciarte en carreras de orientación en MTB.

Los puntos de control están marcados en el mapa con círculos, indicando el número del orden del punto así como el número de cada baliza. Cada vez que el corredor llega al punto de control tiene que comprobar el número y fichar.

Y ahí ver cuál es el siguiente punto de control y decidir el recorrido a seguir analizando el mapa, la distancia, la anchura y la ciclabilidad del camino, las curvas de nivel... Los puntos están unidos con líneas para facilitar el seguimiento del orden.

Se trata de pasar por todos los puntos pintados en el mapa, de manera ordenada y sin perderse.

El punto de salida de la carrera de orientación no está señalizada en el mapa, pero tiene marcado el recorrido hasta el triángulo que aparece en el mapa, el punto a partir del cual orientarse para dirigirse al primer punto de control. La meta está marcada con 2 círculos.

La brújula es una herramienta clave para estas carreras de orientación en MTB, ya que ayuda a situarte, a marcar el rumbo a seguir si te has despistado y no sabes donde estás. En la modalidad de MTB se suele utilizar menos que en carreras de orientación a pie porque la orientación es más sencilla, pero aun así siempre hay que llevarla porque te puede sacar de más de un apuro.

Otro elemento que, aunque no es imprescindible, sí ayuda y facilita la lectura del mapa en movimiento es el portamapas. También te puedes apañar con una funda transparente atada con bridas al manillar de tu MTB, pero existen portamapas específicos que permiten girar el mapa según la dirección a la que vayas, es decir, orientarlo

 

Carreras de orientación en MTB: mil carreras en una

En una carrera de orientación en MTB, la salida de los corredores no es en masa, sino que se hace cada minuto. Y salen a la vez tres o cuatro participantes de categorías distintas para evitar la posibilidad de seguirse. Además, se intenta que los corredores de la misma categoría salgan con una diferencia entre ellos de 2 minutos o más.

La participación en las carreras de orientación en MTB puede realizarse de manera individual o en parejas.

Las categorías individuales son: Júnior (menores de 20 años), Sénior A (máxima categoría, más larga) y Sénior B (más corta y fácil técnicamente para dar la oportunidad a bikers mayores de 20 años de participar en un recorrido no tan exigente como el de los A) y Veteranos (mayores de 40 años). Y luego, cada categoría se divide en Hombres (H) y Damas (D).

Hay distintos tipos de carreras de orientación, que se pueden celebrar en un mismo fin de semana: larga distancia, media distancia y sprint. Y cada una tiene lo suyo...

Las pruebas más duras y más difíciles suelen ser siempre las de larga distancia ya que cuesta mucho mantener la concentración durante tanto tiempo y con tanto esfuerzo físico. Son carreras de entre 30 y 40 km en función del desnivel del terreno, y el ganador suele hacer un tiempo cercano a 1h 40 min o incluso 2h.

Aquí se dan muchos tramos largos entre controles, en los que la elección del recorrido es lo más importante.

Las carreras de orientación en MTB de media distancia suele tener entre 15 y 25 km y el tiempo del ganador ronda la hora de duración. Esta prueba suele tener muchas balizas con tramos cortos entre ellas y la rapidez en la toma de decisiones es crucial.

En cuanto a la distancia sprint, es la más corta y técnica de todas, suele tener entre 7 y 10 km y muchas veces son por terreno mixto con zona urbana alternada con zona de bosque, con un tiempo para el ganador que ronda los 20-25 minutos. En ambas la dificultad es máxima porque el mapa es muy técnico, las carreras son muy rápidas y se necesita pensar y pedalear rápido, por lo que los errores son más fáciles de cometer.

Como habrás visto, cualquiera de las distancias es un reto, pero cada corredor tiene su distancia favorita en función de sus cualidades: el biker técnico prefiere las distancias sprint y medias porque el físico cuenta menos y si el biker es más físico prefiere las carreras de orientación largas porque puede recortar más tiempo.

Luego hay una carrera de orientación en MTB por relevos, que se disputa por equipos de tres bikers y la salida se hace en masa: los primeros relevistas salen todos a la vez. La carrera tiene una duración similar a una de media distancia y suele ser la más espectacular de todas porque es la única en la que el primero que llega sabe que ha ganado.

En España, las competiciones más importantes son el Campeonato de España y las pruebas de la Liga Nacional, en las que se disputa un día la carrera de larga distancia y otro la media. En el ámbito internacional, las pruebas más importantes son el Campeonato del Mundo y el Campeonato de Europa.

Carreras de orientación en MTB, aptas para "todos los bikers"

Pero no te asustes con tantas categorías y tipos de pruebas, también hay sitio para ti si quieres probar. Está para eso la categoría Iniciación, una carrera de orientación en MTB con un recorrido sencillo y abierta a todas las edades, con la opción de hacerla por parejas.

También existe la categoría Familiar, en la que la pareja está formada por un adulto y un menor de 16 años, ideal para que participen los padres con sus hijos. La inscripción para un no federado incluye el seguro federativo por un día.

Estamos ante un deporte que une competición y, quizá, la esencia aventurera del MTB, en el que, mapa en mano, te permite descubrir nuevos senderos. Ya sabes, si te pica el gusanillo de correr una carrera pero no te acaba de convencer meterte en un rallye y quieres introducir otro ingrediente más allá del físico, la orientación en MTB puede ser lo tuyo.

Texto:

Susana Arroyo

Fotos:

Miguel Cuesta