Cómo tubelizar una rueda

Cómo tubelizar una rueda

Si quieres olvidarte prácticamente de los pinchazos y aprovecharte de las ventajas de rodar con bajas presiones, igual es el momento de pasarte al tubeless... Te contamos cómo tubelizar una rueda en unos sencillos pasos.

Texto:
Mariano Herranz
Foto:
Mariano Herranz
Publicado el 30/04/2018
Cómo tubelizar una rueda

Cada vez más aficionados se pasan al tubeless por sus ventajas. No vamos a entrar en el debate del peso porque sí es cierto que prescindimos de la cámara, pero una cubierta tubeless ready es algo más pesada y también añadimos líquido sellante. En cualquier caso, las grandes ventajas de un sistema tubeless es que puedes olvidarte de la inmensa mayoría de los pinchazos, bueno, vas a seguir pinchando pero no te vas a enterar y vas a seguir montando, y algo nada desdeñable: permite poner menor presión en las ruedas con las ventajas de tracción y agarre que eso conlleva.

Eso sí, no es un sistema adecuado para aficionados que dejan la bici largas temporadas parada. Si dejas la bici en el trastero durante varias semanas el líquido se te puede quedar seco en la parte de abajo, con lo que tendrías que retirarlo y ponerlo de nuevo. Por otro lado, ten en cuenta que requiere un mantenimiento. El líquido se va deteriorando con el tiempo y consumiendo según va reparando pinchazos, con lo que conviene ir rellenando cada 3 o 4 meses y cambiarlo cada seis meses.

Si estás pensando en pasarte al tubeless, no te pierdas estos sencillos pasos en los que te contamos cómo tubelizar una rueda.

1 Limpieza de llanta

Cómo tubelizar una rueda

Limpia bien el interior de la llanta de cualquier tipo de restos para que pegue bien la cinta. Un trapo limpio y algún disolvente es suficiente. Si usas alcohol te servirá también para llantas de carbono. Comprueba con el dedo además que las cabezas de los radios no tengan ninguna rebaba.

2 Fondo de llanta

Cómo tubelizar una rueda

Toca poner el fondo de llanta. Nosotros, que estamos instalando el kit de X-Sauce, lo hacemos en dos fases, primero pegando la cinta adhesiva de doble cara (basta con dar una vuelta y montar por encima unos 3 cm), y después colocando encima el fondo de llanta, una cinta plástica que queda pegada firmemente a la cinta de doble cara. Otra forma de hacerlo es pegar directamente una cinta adhesiva de fondo de llanta para tubeless a la que se darían dos vueltas completas, de forma que la cinta pase tres veces por el agujero de la válvula. Es importante que el fondo de llanta cubra con holgura los agujeros de los radios, para lo que hay que elegir un ancho de cinta adecuado a la garganta de nuestra rueda, y cuidar que no queden burbujas, para lo que es necesario tensar bien mientras lo vamos pegando.

3 Válvula

Cómo tubelizar una rueda

Con la ayuda de un destornillador, agujerea el fondo de llanta por el agujero, y pon la válvula. Mete la cubierta en la llanta dejando un hueco sin meter por uno de los flancos en el extremo opuesto a la válvula.

4 Líquido sellante

Cómo tubelizar una rueda

Con la válvula situada arriba de la rueda, vierte el líquido sellante dentro de la cubierta. La cantidad a echar dependerá del fabricante del líquido y de la cubierta, de sus medidas y de si es tubeless o tubeless ready. Si la cubierta es tubeless ready, al ser más porosa, necesitará algo más de líquido que una tubeless. En nuestro caso, para una rueda de 29x2,6" y con X-Sauce, le hemos echado 100 ml. La primera vez que se tubeliza una rueda interesa ponerle algo más de líquido sellante para que cierre todos los poros.

5 Montaje de cubierta

Cómo tubelizar una rueda

Gira la rueda con cuidado para que el líquido viaje al otro lado y termina de montar la cubierta. Aquí no hay ya cámara, con lo que no hay riesgo de pellizcarla.

6 Hinchado

Cómo tubelizar una rueda

Llega el momento de hinchar, lo que debería ser posible con una bomba de pie normal. Métele entre 3 y 4 bares de presión, hasta que haya talonado correctamente. Generalmente escucharás un «petardazo», que indicará que la cubierta ha talonado bien.

7 Comprobación de talonado

Cómo tubelizar una rueda

Es importante comprobar que ha talonado perfectamente. Da vueltas a la rueda comprobando que la cubierta no se mete en la llanta más por unos sitios que otros. Si no tienes una bomba de alta presión y tienes problemas para talonar, antes de irte con la rueda al compresor de una gasolinera, puedes probar a quitarle el obús a la válvula para aumentar el caudal de entrada de aire. ¡Funciona! Al terminar, conviene hacer girar la rueda para que el líquido se distribuya bien. Recuerda que luego tienes que adaptar la presión a la cifra correcta para salir a montar (en función del tamaño de rueda, peso...), y que gracias a tu rueda tubelizada podrás rodar con presiones inferiores a las que llevabas con las cámaras.

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Texto:

Mariano Herranz

Fotos:

Mariano Herranz

Publicado el 30/04/2018