Zapatillas de invierno Shimano MW5

Shimano MW5

180€
| Distribuye: 
Macario Llorente

Las nuevas zapatillas de montaña Shimano MW5, específicas para invierno, han sido diseñadas para mantener los pies secos y calientes a todos aquellos bikers que no dejan de montar ni un solo día del año, haga el tiempo que haga.

Texto:
Iñaki Gavín
Foto:
Mariano Herranz
Publicado el 22/02/2018
Zapatillas de invierno Shimano MW5

Exteriormente las nuevas zapatillas de invierno Shimano MW5 están fabricadas en piel sintética y cuentan con la membrana DryShield, lo que las hace impermeables y transpirables al mismo tiempo. La puntera totalmente reforzada, el lateral exterior y el talón cuentan con refuerzos de goma extras para protegerlas, alargar su vida útil y darles un extra de resistencia al desgaste y al roce que sufren las zapatillas de montaña en esas zonas.

La parte superior y los laterales están confeccionados en piel sintética microperforada con el fin de mejorar la transpirabilidad de la zapatilla y evitar la condensación y la humedad del pie, algo muy importante al tratarse de una zapatilla impermeable. La zona superior del talón tiene una prolongación en forma de tubo, de neopreno, que abraza el tobillo para evitar la entrada del barro y el agua y para mantener la temperatura estable dentro de la zapatilla, el ajuste/cierre de la caña del tobillo es con velcro.

Zapatillas de invierno Shimano MW5

La lengüeta exterior está sobredimensionada y cubre, no solo los cordones, sino toda la zona central de la zapatilla, evitando así que entre el agua, el barro y también el viento; su cierre también es de velcro. En el lateral, en la zona trasera y en la lengüeta, las MW5 llevan insertados unas bandas reflectantes que las hacen más visibles y seguras en los grises y oscuros días de invierno.

El interior de la Shimano MW5 (lengüeta incluida) está recubierto con forro polar, lo que le da a esta zapatilla un extra de confort que se nota nada más calzártelas. La plantilla también está fabricada con el mismo material con el fin de mejorar el aislamiento de la zapatilla y lograr una retención del calor superior a una plantilla convencional. La horma en la zona delantera es algo más ancha que una zapatilla estándar pensando en el uso de calcetines de invierno más gruesos sin que suponga una opresión para los pies.

El ajuste se realiza mediante el sistema de cordones de lazada rápida (ya utilizados en otros modelos de la marca como las ME7 de enduro). Este cierre de lazada rápida se tensa mediante un tirador que a su vez tiene una tanca que impide que el cordón se destense, facilitando la tarea de apretar y aflojar la zapatilla al no tener que hacer nudos, algo que se agradece, sobre todo teniendo en cuenta que las vamos a utilizar en invierno y con guantes gruesos.

Zapatillas de invierno Shimano MW5

La suela, con índice de rigidez 5, está fabricada en goma de doble densidad pensada para alargar su vida útil y a la vez ofrecer agarre y tracción al caminar. Para los que se mueven en barro la zapatilla cuenta con los agujeros para poder instalar clavos delanteros.

Nada más calzarte las MW5 ya te das cuenta de que el ajuste no está reñido con la comodidad, además de fáciles de quitar/poner, la sensación del pie en la zapatilla es de muchísimo confort. Una vez en marcha lo que más llama la atención es la increíble capacidad de aislamiento y protección frente al frío y al agua de la zapatilla. Puedes estar montando en el típico día con temperaturas bajo cero y sentir que tus pies están en otro planeta.

Lógicamente, la suela de la Shimano MW5 no tiene la rigidez de la suela de carbono de una zapatilla de puro rendimiento, pero ni Shimano ha querido darle ese enfoque a esta zapatilla ni el uso que se supone que se le va a dar a estas MW5 va a ser el de competición.

Zapatilla de invierno Shimano MW5

El agarre de la suela en terreno húmedo y resbaladizo es muy bueno, incluso superior al que puedas imaginar viendo el taqueado. Las grandes nevadas y la importante bajada de temperatura de las últimas semanas han supuesto el examen final en condiciones reales para las Shimano MW5, después de varias montadas largas sobre todo tipo de terreno, mucho tiempo por senderos totalmente encharcados y temperaturas muy frías y siempre he llegado al coche con el pie seco, sin humedad ni condensación, y con los pies calientes.

Realmente la MW5 es una zapatilla de invierno que funciona perfectamente en condiciones adversas. Cuando acabas la ruta, sacas el pie del pedal, te vas al bar a tomarte una cerveza con los amigos y compruebas lo cómodas que son al caminar es cuando realmente te preguntas por qué no las habrás tenido antes.

Resumiendo, estas MW5 son unas zapatillas de invierno, muy cómodas y resistentes para aficionados a los que ni el frío ni la lluvia les hace quedarse en casa ni un solo fin de semana al año. En marcha pedalean bien, son rígidas y están muy bien terminadas. También son ideales para bikers frioleros hartos de probar todo tipo de calcetines y de inventos en invierno.

Zapatillas de invierno Shimano MW5

La Shimano MW5 pedalea igual de bien que camina, se pone y se quita con muchísima facilidad incluso con guantes y tiene un ajuste y una transmisión de la potencia al mismo nivel que una zapatilla convencional. Las MW5 tienen un rango de uso muy polivalente y es que, gracias a su extra de protección, son perfectamente válidas tanto para el perfil de biker trail/all-mountain como para un ciclista más orientado al XC.

Están disponibles en color negro, en tallas desde la 36 a la 50, con un competitivo peso de 445 g en talla 42.

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Relacionados

In Beetween the Races con Henrique Avancini
In Beetween the Races con Henrique Avancini
Emil Lindgren, Shimano XTR Test rider
Emil Lindgren, Shimano XTR Test rider

Texto:

Iñaki Gavín

Fotos:

Mariano Herranz