EWS Zona Zero – Sobrarbe: Richie Rude

EWS Zona Zero – Sobrarbe: Richie Rude y Cécile Ravanel en cabeza

La primera jornada de competición del mundial de Enduro reúne a gran cantidad de público en el Sobrarbe

Texto: Redacción
Foto: Nacho Trueba
Publicado el 22/09/2018
EWS Zona Zero – Sobrarbe: Richie Rude

Más de 300 personas se congregaban en Laspuña en la primera especial - tramo de descenso cronometrado- de la jornada. Los corredores, que tras dos días de entrenamientos se enfrentaban a su primer día de carrera, tomaban la salida desde la plaza Mayor de Laspuña, los primeros lo hacían pasadas las 8 horas mientras que en último lugar, sobre las 10:45, salía el actual número uno Sam Hill.

Las dos participantes españolas en las Enduro World Series Zona-Zero Sobrarbe mostraban sus impresiones antes de la salida, “los circuitos son rápidos y técnicos, pero sobre todo vengo a disfrutar de la carrera”, comentaba la malagueña Miriam Alcántara. “Nunca había venido aquí pero me habían hablado muy bien,  los circuitos son divertidos, cada uno tiene su puntillo y sobre todo hay que disfrutar de la ocasión”, añadía la actual campeona de España, Desirée Duarte.

EWS Zona Zero – Sobrarbe: Cecile Ravanel

La primera especial, la más larga y física de toda la carrera, partía desde La Collada – a los pies de la Peña Montañesa y a más de 1.550 metros – para finalizar en las inmediaciones de Laspuña tras un descenso de casi 7 kilómetros y 843 metros de desnivel, donde numerosos aficionados animaban a los riders que uno a uno iban pasando por el primer tramo cronometrado.
Con mucho calor, los corredores continuaron hacia Torrelisa donde acabaría la especial dos de San Bizien, de 2,2 km y 330 m de desnivel, y un sendero muy divertido, rápido y fluido entre bosque de carrascas.

El Cuello de los Muertos, en el Pueyo de Araguás, fue una de las bajadas que más gustó a los riders. Un tramo rápido de 1,7 km con 252m de desnivel en el que hay que sumar técnica y rapidez.
La primera jornada de competición finalizó  mágica Cresta del Cuervo, una de las joyas más estéticas de Zona Zero, con 0,8 km y 85m de desnivel.

En la clasificación final de la jornada, el mejor tiempo en categoría masculina lo ha marcado Richie Rude (USA) –campeón de la EWS Zona Zero en 2015- seguido de  Martin Maes (Bélgica) y Damien Oton (Francia). En categoría femenina, la francesa Cécile Ravanel, actual número uno en la general, seguida de la también francesa Isabeau Courdurier y la canadiense Andreane Lanthier.
La gran cantidad de espectadores congregados durante toda la carrera obligó a los organizadores a aumentar las medidas de seguridad: “es espectacular ver tanto público”- señalaba Jorge Ruiz de Eguilaz, director del evento EWS Zona Zero-Sobrarbe- “pero tenemos que tener cuidado para que nadie se haga daño y reforzar bien las llegadas”.

No te pierdas las clasificaciones completas en el sitio de las Enduro World Series.

Una treintena de profesionales  completamente coordinados entre sanitarios, médicos, enfermeros y voluntarios de protección civil se ocupan de la seguridad de la carrera: “Hemos preparado un gran operativo para poder asistir todos los tramos, y cada tramo tiene una asistencia independiente con una ambulancia abajo y estamos repartidos médico y enfermeros durante el tramo”, explicaba Pepe, médico de carrera. Para esta prueba la organización dispone de 3 ambulancias, una UVI móvil y otra ambulancia 4x4 además de los médicos que se desplazan en bicis eléctricas para atención rápida. También la empresa IDM Medical ofrece sus servicios en asistencia urgente en reanimación cardiaca durante toda la prueba.

Segunda jornada de carrera

Esta segunda y última jornada de carrera se prolongará desde las 7:30h hasta las 17h. Boltaña será el escenario natural de las dos primeras especiales y Aínsa el de la tercera con la que concluirá la competición. En total, los corredores cubrirán a lo largo de la jornada 26,4 km, 815 m de subida total y 1272 m de descenso total.

La primera especial tendrá lugar en el Cerro de la Coasta. Se trata de uno de los descensos más míticos y largos que recorre la arista en un primer tramo de pedaleo y que luego se adentra en un zigzag continuo de curvas hasta desembocar en Boltaña. Requiere pericia, resistencia y control en las curvas cerradas para, tras 2,9 km de pedaleo y 452 m de descenso, llegar con éxito a la meta de una línea creada hace años por el visionario corredor local Oriol Morgades.

Coda Sartén será la segunda especial que recibirá a los corredores con sus 2,13 km y 204 m de descenso. Hay muchas expectativas puestas en este punto ya que la lluvia obligó a cancelar este tramo en 2015, en las primeras EWS en el Sobrarbe. Sin duda es un descenso con un final estético y apoteósico por las aristas de margas y que requiere de mucho pedaleo al principio. Máximo cuidado con las caídas porque tiene pasos muy verticales y resbaladizos. En suma, puro espectáculo para corredores y público.

El Fobón pondrá el colofón final. El recorrido nace en el fotogénico banco de Partara, para acabar en Aínsa, fusionando secciones más conocidas con el olvidado Camino del Fobón. El primer tramo es rápido, con curvas y pequeños remontes en margas –de nuevo, ojo con las caídas- para desembocar en una zona de pedaleo que a continuación desciende vertiginosamente hasta el fondo del barranco.

Tras un corto tramo neutralizado da comienzo la segunda sección con curvas muy técnicas y cerradas hasta conectar con una última y rápida diagonal que llega hasta la meta. Los especialistas en curvas y con buenos pulmones serán los que podrán exprimir los tiempos en esta última especial.

Más sobre:

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Texto: Redacción

Fotos: Nacho Trueba

Publicado el 22/09/2018