liv intrigue 2

Liv Intrigue 2

Esta Liv Intrigue sabrá seducir a todas las chicas que buscan una bicicleta trail para salirse de las aburridas pistas forestales. Con esta bici, enigmáticamente atractiva y sin estridencias, ¡una sonrisa te espera en cada curva del sendero!

Texto:
Muriel Bouhet
Fotos:
Alberto Lessman
Publicado el 14/07/2015
liv intrigue 2
Excelente relación calidad/precio. Manejabilidad, ofreciendo gran sensación de seguridad y de control en bajadas. Cuadro estéticamente muy cuidado.
Frenos poco consistentes para el uso más agresivo.

En agosto del año pasado, la firma Liv se presentó a los ojos del mundo en Eurobike como marca de bicicletas dedicada en exclusiva al mercado femenino. Esta iniciativa del gigante mundial Giant fue una apuesta acorde con lo que se podía esperar de una marca que es un nº 1, y allí contaron con su propio y he de decir que impresionante stand. En él estuvimos entonces para descubrir su oferta completa en bicicletas y equipamientos para la mujer, conocer a las embajadoras de la marca, como Marianne Vos o Pauline Ferrand, y charlar con la creadora de la marca, Bonnie Tu.  

Pero la iniciativa iba más allá de crear una línea de bicis para féminas, de modo que bajo el lema de las tres F de «Fit, Form, Function», que podríamos traducir por «Adaptabilidad, Estética y Funcionalidad», se ha querido desarrollar la marca de una manera completamente independiente a Giant.

Para que te hagas una idea, todo el equipo de desarrollo con el que cuenta Liv, desde ingenieros a diseñadores, son mujeres, para garantizar así la mejor satisfacción de las expectativas que las chicas ciclistas tienen con una bici nueva.

Así, se ha trabajado toda la colección desde el análisis de cada punto de la bicicleta más allá de los acabados. Geometría, ángulos, tallaje, componentes… Todo ha sido pensado, modificado o adaptado a la morfología femenina.

Y todo para poner al alcance de las mujeres las mismas tecnologías que se encuentran en las colecciones genéricas de bici, ya sea con cuadros fabricados en aluminio o en fibra de carbono.

Diferencias

Entonces, ¿qué diferencia una Liv de una Giant? Sí, entremos en detalle, ¿cuáles son realmente las características que diferencian a una bici de chica frente a una normal? Porque no vale simplemente decir que son más bonitas por los colores o simplemente por cambiar los componentes.

Ya te he hablado de las triple F, cuyo logo puedes además encontrar en la vaina de cada bici Liv. Esa letra de «Fit, Form, Function» es el sello de la marca que certifica que la geometría, el diseño y la tecnología empleados están aprobados por sus ingenieras. Es el compromiso de que su filosofía te garantiza lo mejor a nivel de producto específico para una ciclista. 

Porque si te preguntas cómo hace Liv para diseñar bicicletas específicamente para mujeres, la respuesta comienza tras miles de estudios en los que han recopilando infinidad de datos y medidas de la morfología del cuerpo femenino. Entre todas las conclusiones, destacó un punto común que captó la atención de la marca en el desarrollo de la geometría específica para mujer. 

Parece que las mujeres llevamos nuestro peso corporal un poco más abajo que los hombres, por lo que nuestra fuerza se sitúa en la parte inferior del cuerpo. Así que el diseño de un cuadro pensado a medida para la mujer tenía que permitir que nuestra masa corporal quedara equilibrada encima de la caja de pedalier, permitiendo una posición de conducción más eficiente y cómoda para nosotras.  

Esta bici hará parecer que tu nivel de conducción mejora exponencialmente. Lo hace todo fácil, así que atrévete con un pilotaje más agresivo 

Desde el ocio más relajado hasta la práctica del deporte más competitivo, cabe cualquier estilo de vida y cualquier nivel de pilotaje: los cambios de diseño varían según el objetivo de la ciclista, así se definen los modelos. El resultado final es que la ciclista, de acuerdo a esas variables, quede siempre con una posición equilibrada sobre la caja de pedalier y en relación a sus manos y pies y sus funciones de manejo y pedaleo. 

Sin olvidar que nuestra posición sentada debe colocar nuestro cuerpo en el ángulo más adecuado para lograr una eficiencia, potencia y comodidad de pedaleo óptimas.  

Por eso todas las bicis de montaña Liv están diseñadas teniendo en mente nuestro centro de gravedad más bajo. Así tendemos a un movimiento de la parte superior del cuerpo menos agresivo sobre la bici de montaña.   

La Intrigue presenta un ángulo de dirección de 68 grados, lo que nos ofrece una bici versátil con la que podemos subir sin problemas de tracción y una buena capacidad bajadora. Además las ingenieras de Liv adaptan una caja de pedalier ligeramente más baja para aumentar su estabilidad, sin comprometer en demasía la eficacia del pedaleo por terrenos rocosos porque, obviamente, además de una perfecta adaptación a la morfología femenina, se ha buscado una bici que resulte polivalente sin perder eficiencia.

Pero aún hay más, pues existen otros aspectos en los que Liv se ha centrado, como es el desarrollo del equipamiento especifico en los controles y puntos que nos mantienen en contacto con la bici, como potencia, manillar y sillín. 

Liv cambia la longitud de la potencia en cada talla de bici con el fin de adaptarse perfectamente a nuestras características. De nuevo, el objetivo es posicionar nuestro cuerpo correctamente encima de la caja de pedalier y la longitud de la potencia se correlaciona con la geometría y el ángulo del cuerpo.  

Porque además, la correcta longitud de la potencia así como el ángulo adecuado de la misma disminuyen la tensión en cuello y hombros, manteniendo así una posición relajada, permitiendo montar durante más tiempo. Nuestros cuerpos tienden a tener también una anchura de hombros ligeramente más estrecha que la de los hombres. Por tanto se ha adaptado un manillar con menor envergadura para proporcionarnos un mayor control. 

Y obviamente, hasta en el sillín se ha buscado la máxima comodidad con una superficie más ancha y un mayor acolchado. Nuestros huesos de la cadera lo agradecerán, sin duda. Ya lo ves, cada punto de la bici pensado para nosotras.

Compromiso Liv

Porque en un proyecto así todas tenemos que estar implicadas, ciclistas profesionales como Marianne Vos cuyo palmarés es envidiable e interminable, trabajan estrechamente con las diseñadoras e ingenieras de Liv para aportar el máximo de valiosa información y ayudar a desarrollar un producto más refinado. 

Pero también un montón de embajadoras Liv por todo el mundo aportan su grano de arena ayudando también, cada una bajo su perspectiva, a ver cómo Liv puede hacer bicis aún mejores por y para las mujeres. 

Estas embajadoras, así como los comerciantes minoristas de Liv o las coordinadoras de eventos, contribuyen entre todas a la recogida de datos de consumo que ayudan al éxito de la marca y a crear la gama más completa de bicicletas para nosotras que haya existido jamás. 

Así Liv implica a la mujer en todos los pasos y procesos, desde el diseño y producción, a la venta y promoción: diseñadores industriales e ingenieras, diseñadoras gráficas y responsables de marketing, atletas profesionales y embajadoras amateurs, comerciantes y clientas.

La Liv Intrigue es una bici polivalente, ágil, manejable y divertida que te aportará máxima confianza y seguridad

El objetivo no es ya conseguir más mujeres montando en bicicleta, sino lograr que a las mujeres les parezca emocionante montar con una bici Liv. Convencidas de que existe un producto específico para nosotras, atraer a más chicas a practicar ciclismo será un consecuencia que vendrá sola.

Y sinceramente, es lo que me ha parecido más interesante. En posesión ya de esta Liv Intrigue, el reto no era solo probar un nuevo modelo especifico para chicas, sino por encima de todo contagiarme y pasarlo bien. Pero, ¿ha conseguido emocionarme esta bici?

Me intriga, me atrae

Y lo hace, porque parece una excelente bici teniendo en cuenta a quiénes va dirigida. Para las que debutan en la bici de montaña con una cierta ambición de divertirse, para practicantes ocasionales que quieren salir de las pistas y adentrarse en terrenos más duros, y sobre todo para quienes tienen un presupuesto ajustado pero quien rodar sobre una doble suspensión digna de ese apelativo.

A pesar de que su desarrollo es independiente de la casa madre, Giant, que al fin y al cabo es quien fabrica el cuadro, lo que no hace la Intrigue es renunciar a las mejores tecnologías de las bicis trail del gigante taiwanés. Así su cuadro está fabricado en aluminio Aluxx SL para optimizar al máximo la ligereza y cuenta con el sistema de dirección OverDrive y el reputado sistema de suspensión Maestro. Un sistema que, sin afectar al rendimiento, ofrece un punto de pivote virtual que mejora la eficacia del pedaleo.

Cuando me subo a esta bici en una talla M, con mi 1,68 metros de altura, me encuentro en una posición que yo diría perfecta, muy cómoda desde el primer momento. Y esto es algo que verifico en cuanto me pongo en marcha, porque las primeras sensaciones son de que tengo capacidad de pedalear fuerte, pero con percepción de ir bien segura en las bajadas. 

Me adapto fácil al puesto de conducción, con un manillar de doble altura con 690 mm de ancho. En cualquier bici no específica para chica nos hubiéramos encontrado con uno más ancho, y seguramente la mayoría iríais incómodas. No es el caso.

Con su sillín tampoco requiero tiempo de adaptación, aunque ya sabemos que esto es algo muy personal, y yo me encuentro a gusto desde el principio para hacer muchos kilómetros en los que pronto se me revela el carácter de la Liv que tanto me intrigaba.

Como buena bici de trail, se muestra enseguida cómoda y dispuesta a sacar el máximo provecho a sus ruedas de 27,5 pulgadas en todos los terrenos, permitiéndome rodar cómoda y fácil por distintos tipos de trazado. Se nota que se ha tratado de lograr una máquina muy polivalente para un amplio público femenino. 

No siento interferencias de la suspensión en el pedaleo a pesar de que el amortiguador Monarch R no tiene bloqueo. Simplemente no la noto, pero sí que siento una buena sensibilidad con todos los pequeños impactos.

Con el eficiente sistema de suspensión Maestro, originario de Giant, las piedras ya no serán un obstáculo para ti

La bici se muestra precisa leyendo el terreno y me saca una sonrisa en cuento ataco las sendas más reviradas. Parece que es su terreno predilecto, no tendrás problemas para manejarla en curvas reviradas. Y cuando el trazado se complica, los grandes obstáculos son absorbidos de una manera más que resolutiva. Puedo decir que me ha costado exprimirla al máximo y encontrar los topes de la suspensión.

En general, sus 140 mm de recorrido delantero y trasero te ofrecen una gran confianza para acometer las secciones más técnicas. Yo casi calificaría a esta Intrigue como una trail «plus».

Esa atracción por aprovecharla al máximo me hace echar de menos unas ruedas algo más ligeras y dinámicas para desatar toda mi adrenalina, pero… eso convertiría a esta bici en un modelo de una categoría aún más agresiva, así que mejor trato de abstraerme de pensamientos endureros.

Lo que sí me ha sorprendido es la tracción que he encontrado en las subidas. No es que sus 13 kg de peso sean desproporcionados con este nivel de equipamiento, pero en ningún caso la han penalizado cuando tocaba apretar cuesta arriba. He podido aplicarme metiendo bien los riñones en las rampas más empinadas y con todo tipo de firmes. Aquí vuelvo a notar lo equilibrado del reparto de pesos, lo que me permite concentrarme solo en la dirección y la trazada a elegir, eso sí, cambiando el recorrido de la horquilla de 140 a 120 mm en esas largas subidas con mucha pendiente.

Todo perfecto para no perder el ritmo y, de vuelta a los terrenos más sinuosos y serpenteantes, tengo que darle muy buena nota en manejabilidad, lo que hace que me recree en cualquier «singletrack». Esta Liv es toda una invitación para abandonar las aburridas pistas anchas.

Tras cada bajada, noto la sonrisa dibujada en mi rostro de manera sistemática. Dan ganas de repetir, ¡qué gozada! Curvas, toboganes, pequeños saltos y hasta sobre las rocas, su comportamiento es excelente. Esto es lo que escondía la Liv tras su enigmático nombre: diversión y confianza. La fórmula perfecta para las chicas en la bici de montaña.

Algo que subraya su eficiente tija telescópica, un modelo Contact SL de la casa, y que es el complemento perfecto para atreverse con las zonas más empinadas o técnicas. Un muy buen detalle para una bici de este nivel de precio en el que cuesta encontrar este tipo de equipamientos.

Sin embargo, el pero lo he encontrado en los frenos Shimano M395, en los que no he percibido la mordiente y capacidad de respuesta que esperaba, quizá por ese ansia mía de tratar de ir al límite en las bajadas. Siendo muy fan de la frenada de la marca japonesa, en este caso he tenido que anticipar bien las trayectorias, sobre todo enhebrando las trazadas a alta velocidad entre los árboles. Sin duda mejoraría con un disco de mayor diámetro en la rueda delantera.

Pero desde luego, con un precio ajustado y unas especificaciones acertadas y coherentes con el espíritu de la bici, la Liv Intrigue se convierte en toda una referencia en el no muy amplio plantel de bicis pensadas para lograr la máxima diversión del público femenino, afortunadamente cada día más creciente. 

Resumiendo...

La Intrigue es una bici muy equilibrada, una auténtica todo uso que se desenvuelve con soltura en cualquier terreno. Con un sistema de suspensión que la hace confortable, que te ofrece suficiente eficacia de pedaleo para que también puedas exprimirte cuando lo desees, y que además la hace casi imparable en las bajadas.

Me ha demostrado ser estable, rápida, ágil, polivalente, y divertida... ¿Se le puede pedir más con este nivel de precio? En los tiempos que corren, si lo que estás buscando es una bici que no te deje en la estacada ante cualquier situación y con la que afrontar nuevas aventuras, esta Liv puede ser tu compañera ideal.

Disponible en tallas que van desde la XS hasta la L, la Intrigue te ofrece confianza y diversión y se convierte en una de las mejores opciones disponibles en el mercado para todas aquellas chicas que buscan una doble para iniciarse en una conducción atrevida con garantía de éxito.

Detalles de la bici

liv intrigue 2

En la horquilla nos encontramos con una Revelation Dual Position Air RockShox, que cuenta con la posibilidad de usarla en dos recorridos distintos, de 140 y 120 mm. Se agradece poder cambiar el recorrido a la hora de subir por tramos de pista o enlaces empinados. Nada que objetar en cuanto al funcionamiento, que es más que notable, y que trabaja en perfecta armonía con el sistema de suspensión trasero de Giant Maestro.

El amortiguador RochShox Monarch R es el más sencillo de la gama de Monarch, pero no es por ello menos eficaz. Carece de bloqueo, pero con el sistema Maestro no es para nada necesario, salvo que quieras darlo todo de pie sobre la bicicleta en una subida de asfalto. Con 140 mm de recorrido te garantiza la seguridad adecuada para afrontar las bajadas técnicas. 

El manillar modelo Contact, de la propia marca Giant, con 690 mm de ancho, ofrece bastante rigidez. Es correcto para el uso de la bici, pero si quieres bajar más fuerte vendrían mejor unos centímetros más de anchura para obtener mayor control a la bicicleta a altas velocidades. La potencia también es de la gama Contact y lógicamente puede usarse en dos posiciones según el ángulo elegido. Bien ofreciendo una posición muy erguida y cómoda, y la otra si decides invertirla, un poquito más agachada hacia delante para buscar rendimiento con un carácter más racing. 

Lo que es todo un acierto es haber equipado la Intrigue con la tija telescópica modelo Contact SL Switch. Es una gozada tener la posibilidad de subir o bajar el sillín a nuestro gusto según las circunstancias en las que encontramos, especialmente de cara a las bajadas. También ofrece la tecnología Anti-Twist para que el sillín permanezca siempre en su posición. Sobresaliente encontrarla en este nivel de precio.

La transmisión combina dos marcas competidoras, Shimano y Sram, pero que funcionan en armonía sin ningún problema. Por un lado con Shimano para el cambio trasero y el casete, y por otro lado, con Sram para el desviador delantero de la gama X5 y unas bielas de doble plato para hacer funcionar las 10 velocidades. Como se puede ver, es una transmisión sencilla, pero robusta y eficaz, gracias al doble plato de 36/22, y funciona más que correctamente. Si buscas reducir el peso de la bici, es uno de los puntos donde podrás fácilmente cambiar componentes en el futuro, logrando una buena cura de adelgazamiento.

Las ruedas son de la misma marca Giant, unas llantas P-XC2 con tamaño de 27,5”. Son agradables y tienen un nivel de rigidez aceptable, no obstante, es un modelo más que probado por sus hermanos de la gama trail de Giant, pero con el uso más agresivo que se le puede dar a la bici muestran alguna limitación. Ofrecen la opción de tubelizarlas, con lo que ganarías algunos gramos y podrías rodar a menor presión, ganando agarre. Y es que las cubiertas Schwable Nobby Nic funcionan genial en húmedo, pero en seco agradecen un poco menos de presión para garantizar el mejor agarre. Su generoso balón aporta comodidad y adherencia. Son una buena elección para iniciarse en un pilotaje nada relajado. 

Info



Peso

13,15 kg (talla M, sin pedales)

Precio

2.199 €

Texto:

Muriel Bouhet

Fotos:

Alberto Lessman

Publicado el 14/07/2015

Etiquetas: