SCOTT Scale 920

Test: SCOTT Scale 920

Probamos la SCOTT Scale 920, una bici de XC rígida y de carbono que cumplirá con las expectativas de alguien que busque el máximo rendimiento o que tan solo quiera divertirse. Te contamos todo lo que debes saber sobre ella a continuación.

Texto:
Antonio del Pino
Fotos:
David Agüero
Publicado el 14/07/2020
SCOTT Scale 920
Cuadro espectacular de carbono. Bici súper equilibrada que sirve tanto para competir como para un MTB más recreativo. El mejor mando de bloqueo que existe.
Paso de vainas algo justo para barro.

SCOTT ha protagonizado algunos de los hitos técnicos y deportivos más relevantes de la historia contemporánea de las bicicletas y no ha sido por alineamiento de los astros, ha sido consecuencia del trabajo. La vanguardista tecnología del carbono aplicada en sus cuadros no ha hecho más que evolucionar en estos últimos 15 años y desde luego SCOTT ha sido uno de los grandes protagonistas en esta fase de progreso meteórico. Lo más meritorio es que lo han logrado no sólo elevando hasta lo más alto de los podios a sus bicicletas más ambiciosas de alta competición, sino que al tiempo han conseguido implementar esa calidad a modelos menos excluyentes en precio, para ofrecer creaciones como la gama actual Scale que hemos elegido para trabajar este mes.

Teniendo a SCOTT y una bici de XC delante, el topicazo sería hablar de Nino Schurter e inducirte a creer que por poco más de dos mil euros te llevas su bici o algo muy parecido… y no, no es así ni mucho menos, siendo algo por lo que más bien debemos dar las gracias, porque no vayas a creer que llevar su máquina son todo ventajas ni la clave para ser el amo de rock garden, porque una bicicleta de XC de ese nivel implica no pocos inconvenientes en conducción o mantenimiento y un nivel de capacidades y sensibilidades sobre la bici sólo al alcance de unos pocos.

SCOTT Scale 920

De hecho va a ser la primera y la última vez que plantee este tipo de enfoque en este test, porque si bien es cierto que el galáctico corredor suizo es el mayor reclamo a nivel de imagen y centro de desarrollo en alta competición, nada de lo que necesite él es relevante para el 99% de la población ciclista que disfruta haciendo maratones, rutas rápidas y un mountain bike recreativo e intenso, todo con la misma bici y que ni más ni menos es lo que practica el que escribe y para lo que está pensada la SCOTT Scale 920.

Si digo todo esto, que leído de forma superficial puede sonar un poco contradictorio, es porque me ha encantado que SCOTT haya usado la experiencia del XC de alta competición para ponerla al servicio del usuario cercano y no al revés, quiero decir que de las exigencias de la Copa del Mundo se han quedado con lo que aporta satisfacción, calidad de vida y prestaciones de forma general y se han alejado de todo aquello que sólo son matices a cambio de asumir riesgos y que sólo se aprovecha si has nacido con un don para ganar.

Genética

Obviamente lo que más define la calidad de esta SCOTT Scale 920 es su cuadro, no porque el montaje no destaque, que lo han bordado como ahora veremos, sino porque en realidad el montaje sólo depende de una toma de decisiones más o menos acertadas para cada versión, eligiendo componentes de proveedores externos y añadiendo los componentes propios que consideren, Syncros en este caso.


Te puede interesar: Guía de compra: SCOTT Scale


(Sigue el artículo ↓)

SCOTT Scale 920

Una de las claves del gran salto que SCOTT protagonizó con la entrada de la era del carbono, que fue donde se catapultaron a las posiciones de referencia en el mercado mundial, fue en sus creativas y altamente eficaces creaciones de cuadros de carbono en grandes series.

Esta situación no ha hecho más que mejorar y mejorar año tras año, demostrando que su éxito no se basa sólo en haber dado en las teclas adecuadas con la tecnología del carbono, sino que son las ideas, el criterio y la más alta ingeniería en todo lo que compone una bici donde se justifica el porqué de esta posición de referencia de SCOTT en lo que a prestaciones y calidades se refiere.

SCOTT Scale 920

Muchas veces, sobre todo últimamente y hablo generalizando, centramos la importancia en la geometría de una bici como si esto fuera la única clave de cómo va a ser… y es una verdad a medias. Al final cómo respondan una cotas concretas depende directamente de la calidad de construcción y, siendo cierto que, aunque esta Scale y sus estudios desarrollados en la Copa del Mundo dieron como resultado el ya más que extendido “pack” de ángulos y cotas del XC moderno: 69,5º de dirección, pedalier a 31,2 cm del suelo, tubo de sillín a 73,6º y vainas de 42,5 cm (en talla L todo)…; aunque es cierto que esto lo puedes encontrar en muchas otras bicis, en pocas, o muy pocas más bien, verás que todo funciona tan bien como en la Scale, y me da igual el modelo que elijas.

En SCOTT fueron los primeros en innovar hacia nuevos procesos del laminado del carbono, con unos complejos conceptos de superposición capas del carbono en el molde, que se salían del estándar de fabricación aplicado en el resto del mercado. Sus estudios decían que así los cuadros serían más ligeros, más resistentes, que ofrecerían más posibilidades a la hora de combinar prestaciones que hasta aquel entonces parecían incompatibles en una misma bici.

SCOTT Scale 920

Se la jugaron y acertaron, y desde entonces no han hecho más que mejorar para que muchas marcas siguieran su camino y, sobre todo, para que a mucha distancia de un Tour de Francia o de la Copa del Mundo de XCO todos podamos disfrutar de bicicletones como esta versión de SCOTT Scale 920 con carbono HMF, que da forma a 10 versiones de la gama Scale.

De hecho es tan competitivo que en realidad sólo las dos unidades más elitistas del catálogo, las Scale RC, requieren la versión del exclusivo carbono y proceso HMX para restar algunos gramos y aportar un plus de rigidez, un valor que no tengo tan claro que sea tan necesario aumentar en una bici de XC como esta Scale, suficientemente rígido con su carbono HMF.

De cualquier modo, con lo que debes quedarte es con ese término denominado Evo Lap Technology, derivado de un proceso de simulación muy efectivo en el diseño de sus cuadros. Es el resultado de un trabajo brutal que les permite no sólo alcanzar valores extraordinarios en peso, en resistencia o hacer que sus bicis se comporten con suma precisión, sino que pueden extenderlo a muchas bicis o desarrollar sistemas de guiados de cables internos, limpios y sencillos, o un sistema de punteras externas abrazadas por el eje pasante que, de forma súper inteligente y creativa, consigue que el cuadro sea más fuerte, más fiable y más ligero.

En la práctica

Todo esto traducido en pedaladas, curvas, repechos, puertos, saltos y miles de kilómetros después… es pura satisfacción, tanto para expertos como para cualquier persona que no sepa tanto pero que busque una gran bici de kilómetros y velocidad.

SCOTT Scale 920

Sí, la SCOTT Scale 920 es una bici con la que apetece salir a montar, a ponerse en forma y preparar una carrera porque todo sucede como debe suceder y como se espera de ella. Sin olvidar que es lo que se le debe exigir porque son 2.400 € de factura, y que si es tu primera bici de 29” viniendo de una 26” antigua, que hoy por hoy todavía es el caso de no poca gente, te dará la seguridad de que eres mejor y más rápido, en la que todo es superior.

Lo que más llama la atención sobre la SCOTT Scale 920 es su incontestable coherencia en todo, buscando velocidad y fiabilidad, con disco delantero de 180 mm y 160 mm en la rueda trasera que, aunque esta unidad concreta de frenos Deore M6000 hayan sido un nido de chirridos y falta de potencia porque en algún momento se purgaron mal y se contaminaron, los he probado en otras bicis y son sencillamente perfectos.

SCOTT Scale 920

Con la idea con la que me gustaría que te quedaras es que hay pocas bicis de XC que por iniciativa propia monten discos de 180 mm delante, y no lo hacen por ahorrar unos míseros gramos en una decisión que de llevarlo mejora una bici de forma obvia, con un freno delantero que con este diámetro de disco da más potencia inmediata y reduce el calentamiento en descensos largos.

Mismo criterio en todo, porque esta versión 920 monta llantas de aluminio Syncros X-25 (25 mm es el ancho interno de la llanta) listas para tubelizarse a falta de dos válvulas y un poco de líquido sellante, que es una inversión de 20 euros a cambio de subir exponencialmente el nivel de la bici, porque los neumáticos WTB Ranger de 2.25 son excelentes y permiten un rango de uso muy amplio y seguro… Aunque dudo que en la Scale se pudieran montar neumáticos de mayor balón de forma segura en condiciones de barro, porque el paso de las vainas ya va justo.

SCOTT Scale 920

Son unas ruedas sólidas, sin líos ni extravagancias, de 32 radios, pero sin regalar gramos porque sí y, en lugar de montar radios de 2 mm, se han ido a unos de 1,8 mm, que para este rango de uso son los ideales. Me gusta.

Tampoco es algo que evite que la SCOTT Scale 920 esté en los 11 kg en talla L, pero es un gesto de criterio experto que de pasarse por alto, con 30 gramos de más por aquí y otros tantos por allá, podría habérsela llevado a los 11,5 con facilidad. Y esa es la lectura con la que debes quedarte.

Todos los componentes Syncros respiran ese aire de matices de marca experta y de largo recorrido con acabados premium, desde la arquitectura del manillar, la calidad estructural de la potencia y su tornillería precisa, la solida tija con diámetro y guiado para poder montar una telescópica, los puños de excelente agarre, el fantástico sillín Belcarra que, aunque apoye sobre railes de acero, el foam es notablemente más cómodo que su versión de carbono. Todo es excelente hasta en los matices y eso no es una cuestión sólo de dinero, es voluntad, criterio y experiencia acumulada.

SCOTT Scale 920

Sin embargo, aunque en todo esto podrías encontrar comparaciones posibles, en el montaje quiero decir, con opciones de otras marcas que te pudieran agradarte más o decisiones de cosas que se acomoden mejor a tus gusto personales, en SCOTT, y es algo que ya desde hace muchas temporadas me deja perplejo, vieron hace tiempo clara una situación global que me atrevería a calificar como inaceptable, y es que los bloqueos de las suspensiones a día de hoy siguen siendo una cuenta pendiente que desprestigia a no pocas bicicletas del mercado.

Del mismo modo que SCOTT fue a por su propia manera de construir con el carbono, de la misma forma que adquirieron Syncros para poder trabajar de forma independiente en todas sus gamas de componentes, en todo lo que es importante, Scott toma decisiones importantes. Y siendo conscientes de que en este caso, en una era de suspensiones con cámaras súper optimizadas, tratamientos eficientes en las barras y regulaciones muy extensas en múltiples aspectos de las suspensiones…, era ridículo que precisamente el mando de control del bloqueo de las suspensiones funcionaran de forma errática como sucede en la mayoría de horquillas y amortiguadores del mercado.

SCOTT Scale 920

Así SCOTT, una marca de bicis, que no de suspensiones, posee el mejor mando de control de suspensiones del mercado, por calidad de construcción y por supuesto de acción, pero también por ingenio. El mando RideLoc ofrece tres posiciones: abierto, semi bloqueado y bloqueado, que hacen que la horquilla Fox 32 SC de 100 mm funcione a un nivel superior que cuando la pruebas en ninguna otra bici. Es así de claro y no creo que quien lo haya probado tenga replica alguna a este planteamiento.

Es algo que siendo “tan sencillo” le añade muchos boletos a cualquiera de sus bicis, doble o rígida, para ser la elegida por encima de cualquier otra competidora porque se da la circunstancia de que ese punto intermedio de acción de la suspensión ha quedado demostrado que es el ideal para el 80% de las condiciones de uso, buscando un equilibrio de eficiencia perfecta a la hora de evitar el balanceo de la suspensión en la acción del pedaleo.

SCOTT Scale 920

Conclusión

Yo mismo elegí la 920 de 2.400 € como bici teóricamente ideal en esa búsqueda de la compra maestra, primero, y por qué no decirlo, porque me parecía la más bonita, pero también porque con el grupo Sram NX creí que estaría 100% convencido con esta bici. Sin embargo la Scale es una bici que merece más y, aunque soy consciente de que 400 € puede parecer un incremento ofensivamente alto para muchos, creo que tener esta bici en XT por 2.799 € es la manera de acceder a una bici de elite desde el primer día, duradera y espectacular, con la opción de acabar montando unas ruedas más ligeras de carbono en un futuro y disponer de una bici de alta competición para poder ganar lo que sea y a quien sea, en una bici que sencillamente enamora.

SCOTT Scale 920

En cualquier caso, esta imponente “flecha plateada” ha superado nuestras expectativas. Una bici con el galardonadísimo Sram NX Eagle (32x10-50 con 12 velocidades) encuadrada dentro de una las gamas más completas del mercado con una escalado impresionante en precios y calidades. Sea cual sea tu visión del XC, te encontrarás subido a una bici legendaria, divertida y eficaz con un cuadro espectacular. Desde la Copa del Mundo a las salidas esporádicas con amigos, encuentras una Scale a tus media exacta, a escala de tus necesidades.

SCOTT Scale 920

Cosas de familia

Sólo la gama de la Scale daría para un artículo en sí mismo. Hay que darles la enhorabuena al equipo de SCOTT por el trabajo que supone darle forma a 10 versiones encontrando la manera de que cada una de ellas aporte una diferencia justificada en precio y nivel de prestaciones palpables. Todo partiendo desde un cuadro de muy buen nivel, de carbono HMF hasta la 940 y de aluminio a partir de la 950. Por encima están las exclusivas Scale RC con carbono HMX.

Detalles de la bici

SCOTT Scale 920

La pintura, el diseño, las gráficas y los componentes… La Scale 920 es buena, es racing y lo parece desde la elegancia. No es fácil conseguir que una bici que no sea tope de gama trasmita tanta energía y Scott con este plata satinado y las gráficas equilibradas, han dado en el clavo.

SCOTT Scale 920

Por norma en bicis de acceso a altas prestaciones donde se intenta contener el precio, las ruedas suelen ser las peor paradas en ese razonamiento tan extendido del “más adelante cambiarás de ruedas”. En este caso las cambiarás o no, pero no sería por necesidad mecánica sino por querer una ruedas más ligeras, porque más solidas va a ser complicado. El que escribe trata las bici con sumo respeto, las propias y las de test, pero con exigencia siempre y desde luego el pack de ruedas completas X-25 me han sorprendido gratamente por su fiabilidad y, aunque pesan generosamente, te aseguro que 150 o 200 gramos menos no te hacen ser más rápido que la seguridad y la confianza…, por no hablar de no tener que parar por avería.

SCOTT Scale 920

Creo que el grupo Sram NX 1X de 12 velocidades con bielas Stylo y eje DUB es una de lascmejores aportaciones en la industria de la bici en los últimos años. Una combinación de desarrollos ganadora, con un tacto directo e intuitivo, tecnología de elite y un coste de mantenimiento testimonial. Si bien es cierto que con el 10-50 me gustan más los platos de 34 e incluso de 36 para XC, para un público más amplio es verdad que siempre es un problema mayor quedarse corto de desarrollo en ascensos que a alta velocidad. Buena elección.

SCOTT Scale 920

Puede parecer una chorrada, pero la practicidad, aun hablando de bicis para ir rápido, es una aspecto muy interesante para ir más rápido. Por eso poder ajustar la altura de la tija con el cierre rápido, o sencillamente para meter la bici en el coche con comodidad y extraer ambas ruedas con sus cierres pasantes rápidos, con la leva del trasero extraíble (actúa como llave allen), es un puntazo.

SCOTT Scale 920

Es conveniente destacar lo dicho en el texto general respecto al mando de bloqueo y cómo consigue que la horquilla Fox SC 32 funcione mejor que en ninguna otra bici. Gracias al punto intermedio, este mando Scott permite reglar la horquilla más activa en su regulación abierta, para que sea muy eficaz (con algo menos de presión y algo más de rebote) en los terrenos más rotos, para al tiempo poder llevarla en posición eficiente en su punto intermedio y totalmente bloqueada pulsando hasta el fondo. La clave del mando Scott reside primero en su calidad de construcción y segundo en su ingenioso sistema de retorno por muelle. Así, al liberar el sistema, no es el dial de la horquilla el que tiene que asumir todo el trabajo de tirar también del mando venciendo la fricción del propio cable, sino que el mando abre, por sí mismo se va a la posición que corresponda y al tiempo ayuda al dial de la horquilla para que vaya a su posición de forma rápida, sin fatigar el sistema de cierre de compresión. Explicado puede parecer un poco lioso, pero en la práctica es algo sumamente sencillo y no alcanzo a entender por qué sólo Scott lo ve tan
claro.

Info



Peso

11,2 kg en talla L

Precio

2.399 €

Relacionados

HOW TO PLAN A FAMILY BIKE TRIP
HOW TO PLAN A FAMILY BIKE TRIP
Francesc Guerra: bicicleta, trabajo, pasión y vida
Francesc Guerra: bicicleta, trabajo, pasión y vida
The Brendan Fairclough MASTERCLASS
The Brendan Fairclough MASTERCLASS

Texto:

Antonio del Pino

Fotos:

David Agüero

Publicado el 14/07/2020

Etiquetas: