Crank Brothers Mallet E, pedales de referencia para la práctica del Enduro.

Crank Brohers Mallet E

169€
| Distribuye: 
Team Bike

Los nuevos pedales Mallet E de Crank Brothers, que vieron la luz hace unos meses, después de Eurobike, se han convertido en tan poco tiempo en unos de los pedales referencia en esto del enduro. Pero ¿solo para enduro?

Texto:
Alberto Álvarez
Foto:
Alberto Álvarez
Publicado el 09/05/2016
Crank Brothers Mallet E, pedales de referencia para la práctica del Enduro.

Los nuevos pedales Mallet E de Crank Brothers, se han convertido en unos de los pedales referencia en el mundo del enduro. Pero ¿solo para enduro? Ni mucho menos. Los Mallet E, que son una herencia directa de sus hermanos mayores de descenso, los Mallet DH, son 50 gramos más ligeros (419 gramos el par) y tienen una superficie un 12% menor. Es decir, tienen una superficie notable para enduro, pero para un uso mixto tipo trail no son unos pedales aparatosos ni mucho menos.

Cada lado del pedal cuenta con 6 pins reemplazables, además de 2 soportes plásticos de poliuretano en los laterales del anclaje (cuatro por pedal), para que el contacto con la zapatilla sea mejor. Esos soportes extra son reemplazables por otros de mayor perfil (vienen 2 juegos extra incluidos con los pedales), con lo que puedes personalizar el contacto con el pedal de la forma en que te sientas más cómodo. Sin duda un punto muy a favor de los pedales, porque dependiendo de las zapatillas, puede que la suela de las mismas te impida el contacto con la cala de manera natural y necesites cambiar el grosor de las almohadillas plásticas.

El Q-factor de los pedales es de 52mm, comparados con los 57mm del Mallet DH, con lo que tendrás un mejor paso en zonas estrechas, ya que no necesitas la anchura de los DH buscando una estabilidad muy alta como requiere el descenso.

Los Mallet E utilizan aluminio 6061-T6 en el cuerpo del pedal y cromoly para el eje. Externamente tenemos un rodamiento de alta calidad de la marca Enduro y un rodamiento interno de Igus, marca que ha trabajado conjuntamente con Crank Brothers para hacer que la longevidad del eje del pedal sea la máxima. Este rodamiento de doble sellado, mantiene al pedal internamente más limpio y con mejor protección para la lluvia, barro y polvo.

Como en otro modelos Cranks Brothers, los pedales vienen con calas incluidas con 6 grados de flotabilidad y, dependiendo de cómo las coloques, tienes dos opciones para liberar la cala del pedal; 15 o 20 grados de giro. Yo siempre los uso en la posición de 15 grados porque, si ya de por sí son pedales con mucha flotabilidad si los comparamos con Shimano, el desenganche a 20 grados de giro del talón se hace demasiado lento.

Tras 4 meses de uso que incluyen gran cantidad de nieve, agua, temperaturas bajo cero e incluso una semana de toneladas de polvo en la Patagonia Chilena, los Mallet E siguen como el primer día, excepto por algunas cicatrices lógicas fruto del contacto con rocas y caídas.

El eje, que se puede desmontar muy rápido incluso sin sacarlo de la biela, conviene limpiarlo y engrasarlo de vez en cuando, ya que aunque el sellado funciona muy bien y el giro se mantiene suave con el paso de las semanas siempre va entrando algo de tierra y agua.

La cala entra fácil en las cuatro posiciones de anclaje del pedal y la propia superficie extra y los 6 pins dan un apoyo muy contundente comparados con unos pedales de cross country. Si estás acostumbrado a Shimano notarás que el clic de anclaje no es tan rotundo y que la cala flota mucho más que en los japoneses. Para el enduro es una buena alternativa ya que te permiten mover el cuerpo con mayor soltura sin soltar las calas. Si vienes de Shimano, te costará poco acostumbrarte a esta sensación de ir «menos anclado» sobre los pedales.

Lo mejor de los Mallet E es la superficie extra para apoyar el pie, aunque no hayas metido la cala, la limpieza y funcionamiento en condiciones de barro y la flotabilidad de la cala para moverte libremente sobre la bici. Las almohadillas extra de contacto te permitirán customizar los pedales con tus zapatillas, pero ojo con que la suela no se quede atascada con las mismas al querer sacarla, como me pasó a mi en varias ocasiones. Un poco de bricolaje en la goma de la suela de las zapatillas y fin de problema.

La calidad de construcción es altísima, con lo que el elevado precio queda un poco más justificado. Otro punto a favor grande es su polivalencia de uso, no solo para enduro. Los tienes disponibles en el color negro de la foto y en azul.

Texto:

Alberto Álvarez

Fotos:

Alberto Álvarez

Publicado el 09/05/2016

Etiquetas: