Hutchinson Griffus Racing Lab

Hutchinson Griffus Racing Lab

51€
| Distribuye: 
Comet

Probamos las Hutchinson Griffus Racing Lab, que por sus características son unas cubiertas perfectas para bicis de enduro o freeride.

Texto:
Iñaki Gavín
Foto:
Nacho Trueba
Publicado el 23/03/2020
Hutchinson Griffus Racing Lab

El nuevo Hutchinson Griffus es el primer modelo de la serie Racing Lab, una línea de productos Hutchinson desarrollados desde su experiencia en la competición y 100% fabricados en Francia. El Hutchinson Griffus es un neumático diseñado y desarrollado específicamente para la modalidad del enduro. Se fabrica para las dos medidas de rueda principales, es decir 27,5” y 29” y en los dos anchos más demandados en enduro, 2,4 y 2,5.

Todas las versiones del nuevo Griffus Racing Lab están fabricadas con el mismo compuesto, es decir, no hay opciones en cuanto a dureza de carcasa o a nivel de compuestos. El RR Gravity (Race Ripost Gravity) es el nuevo compuesto desarrollado por Hutchinson para fabricar el Griffus. Esta goma utiliza tres tipos compuestos en función de la zona y de las necesidades de la cubierta. La base estructural interna del neumático utiliza un compuesto duro (94 sha en la escala Shore) sobre esta base se “levantan” los tacos centrales, con un compuesto medio que combina durabilidad, rodadura y agarre con una dureza de 50 sha y un rebote del 20% y en los extremos tendremos los tacos laterales con el compuesto más blando y de mayor agarre (40 sha) y un rebote del 20%. Todos los modelos Griffus están fabricados con aros de kevlar, tecnología Tubeless Ready y carcasa reforzada completa de 66 TPI Hard Skin.

Relacionado: Hutchinson Griffus 29x2,4-2,5".

Con esta nueva goma Hutchinson se mete de lleno en la “pelea” por reinar en la disputada categoría de las cubiertas de enduro. El esfuerzo, la presencia, el avance y los resultados de la marca en competición en las últimas temporadas es evidente. Corredores top como Métailler, Barelli, Ravanel o Isabeau Courdier, actual campeona de las EWS, que además en 2019 ha ganado todas las pruebas de las EWS con estas cubiertas, han demostrado las posibilidades de este nuevo modelo con sus resultados.

Hutchinson Griffus Racing Lab

El Hutchinson Griffus 2,4”, aún siendo un neumático “de carreras” y con las premisas de agarre y rendimiento, está diseñado para ofrecer una mejor calidad de rodadura que su hermano mayor de 2,5. El taqueado central es algo más baja con lo que se potencia la velocidad y se mejora la resistencia a la rodadura. Los tacos laterales, además de estar algo más rebajados, están dispuestos en un ángulo más abierto y menos agresivo para facilitar el apoyo en curva.

El nuevo Hutchinson Griffus de 2,4” es un neumático “unisex”, es decir, ha sido diseñado para trabajar tanto delante como detrás de nuestra bici, además es perfectamente válido como neumático delantero en combinación con una cubierta trasera más fina y rodadora en una bici trail, como cubierta delantera y trasera en una plataforma all mountain o como cubierta trasera junto con una Griffus 2,5” delante en una bici de enduro/DH. Tiene una sección/Erro de 57 mm. El Griffus 2,4” tiene un competitivo peso de 930 g en 27,5” y 1.030 g en la versión de 29”.

Hutchinson Griffus Racing Lab

El diseño y el desarrollo del Hutchinson Griffus de 2,5” ha girado en torno a parámetros como el grip, la máxima retención en frenada y la seguridad en curvas y apoyos sobre terreno técnico y agresivo. El diseño de los tacos cambia con respecto a la cubierta de 2,4”, la banda central y los laterales están más elevados que en la Griffus de 2,4”. Los tacos laterales son más agresivos y están ligeramente más separados con lo que mejoramos las prestaciones en frenadas “duras” y en conducción racing. El ángulo de ataque de los tacos laterales es más vertical, logrando un paso por curva mucho más rápido y seguro sobre todo en terreno seco y descompuesto. Esta “poderosa y contundente” cubierta es ideal como rueda delantera para bicis all mountain/enduro o como cubierta única en bicis “big enduro” de gran recorrido, freeride o bicis de DH. El Griffus 2,5” tiene un peso de 980 g en 27,5” y 1080 g en la versión de 29”. Tiene una sección/Etro de 58 mm.

Hutchinson Griffus Racing Lab

Aunque ya probamos los Griffus en el mes de abril durante su presentación en el impresionante EVO Bike Park, después de varios meses con ellos en nuestros senderos habituales y haciendo todo tipo de rutas de enduro, te podemos afirmar que las primeras sensaciones no estaban para nada desencaminadas. Durante este tiempo he utilizado las Griffus en 29x2,5 delante y 29x2,4 detrás en una bici de enduro de 160 mm de recorrido y en 29x2,5 como cubierta única en una e-bike de 150 mm de recorrido. En ambas bicis he montado las Griffus en una llanta de 30 mm de ancho interno adaptándose sin problemas y quedando un “balón” perfecto.

Para un peso de 69 kgs y en función del terreno (seco, duro, blando, flow, pedregoso) he rodado con presiones entre de 1.2-1.7 bar delante y entre 1.4-2 bar detrás.

En la parte delantera la nueva Griffus se ha comportado de manera noble y muy segura, es una cubierta sin “dobleces”, es decir, muy segura y fiable, por mucho que apures no te fallará ni te dejará colgado en ningún momento. Tiene un paso por curva increíble, sobre todo en terreno mixto y seco. Sus principales virtudes son tres: la primera es la seguridad que aporta al tren delantero. La segunda, que es una cubierta que te “deja hacer” lo que quieras sin que tengas que pelearte ante cualquier cambio de trazada o giro inesperado. La tercera, que no es una cubierta “traicionera”, la Griffus siempre te va a avisar, no va a dejar de agarrar de repente y vas a perder el control. Si eres un endurero cañero a no ser que seas un obseso del peso mi recomendación es montar la 2,5” delante, te aseguro que lo agradecerás.

Hutchinson Griffus Racing Lab

Como cubierta trasera la Hutchinson Griffus de 2,4” ha sido una auténtica sorpresa agradable. Aporta toneladas de tracción, aguanta el grip hasta límites impensables y tiene un poder de frenada sorprendente incluso en condiciones extremas de barro y terreno poco consistente. En curvas reviradas en los que necesitas el máximo apoyo, la Griffus te acompañará a lo largo de toda la fase de la curva sin hacerte perder inercia pero mordiendo el terreno con firmeza. En frenadas agresivas, incluso a presiones más elevadas, la rueda no tiende a rebotar en exceso y absorbe con solvencia.

A nivel de calidad de rodadura, teniendo en cuenta que estamos hablando de bicis de 14 kgs, con bajas presiones y suspensiones de largo recorrido, la Hutchinson Griffus pasa el examen con nota, no esperes rodar con la facilidad de una cubierta trail pero te sorprenderá gratamente. Con respecto a la resistencia, le he dado caña en terreno rocoso y se ha llevado más de un toque contra raíces y piedras y los laterales están enteros y sin apenas marcas. A no ser que te muevas en terreno muy agresivo, que te guste el tacto de las gomas grandes o que la vayas a montar en una e-bike endurera mi opción para la rueda trasera es la Griffus 2,4”.

Hutchinson Griffus Racing Lab

Texto:

Iñaki Gavín

Fotos:

Nacho Trueba

Publicado el 23/03/2020

Etiquetas: