Hutchinson Griffus 29x2,4-2,5"

Hutchinson Griffus 29x2,4-2,5"

51€
| Distribuye: 
Comet

Recientemente Hutchinson presentó el Griffus, su modelo de neumático para Enduro disponible en 27,5” y 29”. Con un precio muy atractivo, estas cubiertas agarran muy bien y cuentan con unos flancos resistentes que permiten rodar con presiones bajas.

Texto:
Alberto Álvarez
Foto:
Alberto Álvarez
Publicado el 16/09/2019
Hutchinson Griffus 29x2,4-2,5"

El pasado mes de abril los amigos de Hutchinson nos invitaron al Evo Bike Park, en territorio francés, para probar sus nuevos y esperados neumáticos de enduro, los Griffus. Como buen anfitrión, además de pasar un par de días fantásticos con el equipo de desarrollo, marketing y pilotos de Hutchinson, nos volvimos a casa con unos cuantos neumáticos para probar en nuestro terreno de juego y con nuestras propias bicis. Y ya sabes la alegría que significa instalar neumáticos nuevos… En las Primeras Pedaladas ya te contamos todos los detalles técnicos de los Griffus, pero haré un pequeño resumen para los menos aplicados/as de la clase.

Los Griffus están disponibles en 27,5” y 29” y en anchos de 2,4” y 2,5” en ambas medidas. No hay opciones a nivel de compuestos o carcasas, excepto que ambos modelos se ofrecen con los flancos en color naranja (tan wall, el de 29” estaba en desarrollo y nos trajimos de prueba unos negros).

Hutchinson Griffus 29x2,4-2,5"

En ambos diámetros y anchos, el compuesto utilizado es el nuevo RR Gravity, que consta con tres tipos de dureza de goma dependiendo de la zona del neumático. La estructura principal interna usa el compuesto más duro (94 sha), la parte exterior de los tacos laterales usa el compuesto más blando (40 sha, con un rebote del 20%) y la parte exterior de los tacos centrales, un compuesto medio (50 sha, con un rebote del 20%). Con este triple compuesto se busca una buena base de rigidez para el compuesto interno principal, así como un gran agarre lateral con el compuesto más blando y un buen compromiso entre tracción y durabilidad con el compuesto medio en la banda principal de rodadura.

Hutchinson Griffus 29x2,4-2,5"

Otros de los aportes tecnológicos de los Hutchinson Griffus son el refuerzo interno completo anti pinchazos de 66 TPI (ya utilizado en otros modelos de la marca) y por supuesto que todos los modelos son Tubeless Ready.

Otro de los aspectos más importantes de los Griffus son los dos anchos disponibles. El de 2,4” tiene un Etro de 57 mm y el de 2,5”, de 58 mm. Tan solo un milímetro de diferencia en ancho. Los neumáticos no se han diseñado para ir delante o detrás a pesar de tener taqueados diferenciados. Es decir, puedes combinar el 2,4” y el 2,5” delante o detrás a tu gusto. Aun así, te explicamos las diferencias.

Hutchinson Griffus 29x2,4-2,5"

El 2,4” tiene un diseño más centrado en una menor resistencia a la rodadura, con un taqueado central ligeramente rebajado, para aumentar la velocidad y un taqueado lateral un poco más corto y con un ángulo más abierto para apoyar bien en curva. Es un neumático que encaja muy bien en enduro para usarlo detrás, o en una combinación más All-Mountain para usarlo detrás y delante.

El 2,5”, por otro lado, busca más retención en la frenada y mayor soporte en curvas con apoyos fuertes. Los tacos centrales son ligeramente más elevados, así como los laterales, con un ángulo de ataque un poco más vertical. Por último, añadir que el peso del 2,5” en 29” es de 1.100 gramos y el de 2,4” en 29” es de 1.050 gramos (los que probamos).

Hutchinson Griffus 29x2,4-2,5"

Clase teórica lista, nos vamos con la práctica. Los Griffus los monté en un modelo de Enduro de 29” y puse la 2,5” delante y la 2,4” detrás. Ambas fáciles de instalar en una llanta de 30 mm de ancho interno. Sin problema para el líquido tubeless y el proceso de montaje en sí. Te pongo en antecedentes para las presiones. Yo peso unos 68 kilos con equipamiento y probé con presiones entre 14 y 20 psi (0,96 y 1,37 bar) en la delantera y entre 15 y 22 (1,03 y 1,51 bar) en la trasera. El primer día, con 15 detrás y 14,5 delante, me llevé algún llantazo en la rueda trasera, con un buen comportamiento en la delantera, pero aunque los neumáticos aguantaban bien los impactos se notaba que no era suficiente presión en zonas complicadas y perdía un poco de información del terreno y flaneaban demasiado.

Hutchinson Griffus 29x2,4-2,5"

Yo soy un tipo que baja suave y no hago apoyos muy fuertes en curva. De todas las presiones con las que fui jugando, 17 psi (1,17 bar) delante y 18 (1,24 bar) detrás fue la que mejor resultó para mi estilo de conducción y entorno. Insisto que yo peso poco y bajo relajado, para que lo tomes en cuenta. El flanco resiste muy bien los apoyos, pero se nota que el neumático tiene un mejor rendimiento con presiones superiores a 17-18 psi (1,17-1,24 bar). Y si además bajas muy fuerte, lo normal es que rondes entre los 22-26 psi. Lo digo porque rodar a 17-18 psi es muy bajo para la media y es fácil sufrir algún llantazo.

Dicho esto, los Hutchinson Griffus se comportan súper bien y tienen un diseño del taqueado muy predecible en curva. Es decir, no son neumáticos que una vez que tumbas demasiado pierden todo el grip y te vas al suelo, qué va. Su forma bastante redondeada hace que tengas mucho margen y que notes cuando el neumático empieza a perder adherencia en curva. Esto es fundamental para la sensación de seguridad y control que otorgan. Esto en seco. En mojado tienen bastante agarre, pero si es una zona de barro notarás que al taqueado le hace falta un perfil más alto para agarrar mejor. Los Griffus son predominantemente de seco, pero su triple compuesto y su taqueado polivalente les hace muy equilibrados incluso con algo de agua.

La combinación de 2,5” delante y 2,4” detrás funciona con mucho sentido, pero si por donde ruedas no tienes zonas demasiados rocosas y son más de velocidad, no tengas problema de instalar también el 2,4” delante para tener una menor resistencia a la rodadura.

Hutchinson Griffus 29x2,4-2,5"

El Griffus sin duda reposiciona a Hutchinson en una liga de neumáticos de enduro a la que es muy difícil acceder, y lo hace de una manera ejemplar por el gran equilibrio que presentan los neumáticos. Agarran muy bien, los flancos resisten bien los impactos (rodamos por zonas de rocas redondas, con lo que en zonas con rocas más cortantes, los flancos pueden sufrir más) y te dan una sensación de seguridad que te permite ir muy rápido. El peso no se va por las nubes y su precio está en la línea de la competencia.

Y no olvides que un buen neumático sin las presiones adecuadas no vale para mucho, así que invierte tu tiempo en hacer pruebas, hasta que encuentres un buen equilibrio entre presión, absorción, agarre, control y velocidad.

Texto:

Alberto Álvarez

Fotos:

Alberto Álvarez

Publicado el 16/09/2019

Etiquetas: