Lapierre ProRace

Lapierre ProRace: la XC que hereda la tecnología SAT de carretera

Con la nueva Lapierre ProRace la marca francesa añade una nueva opción dentro de la élite de las softail de XC. Una bici que hereda la tecnología SAT de su "prima" de carretera Lapierre Pulsium.

Texto: Comunicado
Foto: Lapierre / Damian McArthur
Publicado el 26/06/2017
Lapierre ProRace

Tuvimos ocasión de probar la nueva Lapierre ProRace en su presentación realizada en Cercedilla (Madrid) pero no nos adelantemos. Nuestro compañero Nacho Cortés quiere contároslo en persona. Ahora vamos con las novedades y caractérísticas principales del modelo.

Tecnología SAT

Lapierre recorre un camino parecido al de otras marcas que tienen la potencia suficiente para estar en dos mundos tan exigentes como el mountain bike y la carretera. Además, en el caso de Lapierre saben muy bien las exigencias del asfalto ya que equipan al equipo profesional FDJ. Precisamente de esa exigencia en la carretera y en concreto en competiciones como la Paris Roubaix surgió una tecnología como SAT (Shock Absorption Technology) con el objetivo de conseguir mayor comodidad sin perder rendimiento. Bicis como la Lapierre Pulsium ya la utilizan con éxito ¿por qué no hacer lo mismo en XC? Voilá! Aquí está la Lapierre ProRace.

Esquema funcionamiento SAT de Lapierre ProRace

La Lapierre ProRace se incorpora a ese exclusivo club del XC como son las denominadas softail. Bicis para dar lo máximo pero con un plus de comodidad. No se puede hablar de amortiguación sino de una forma de disminuir impactos y vibraciones a través de la medición de un sistema de elastómero para conseguir hacer kilómetros y "meter vatios" con más comodidad y menos dolor. Y eso, sin duda, puede acabar siendo una ventaja competitiva.

Para otros usuarios menos competitivos es, simplemente, una forma de disfrutar de una bici rápida y ligera con la que hacer grandes kilómetradas.

Sistema SAT Lapierre ProRace

Nuevo cuadro de carbono, nueva estética

La Lapierre ProRace se monta alrededor de un cuadro de carbono que no solo destaca por incoporar el SAT. También lo hace por un diseño que no dejará indiferente a nadie y que le da un toque de exclusividad respecto a otras bicis del "club XC". 

Lapierre ProRace

El cuadro está condicionado por el concepto SAT. Más allá de la inclusión del elastómero el cuadro debe responder y adaptarse a la transmisión de distintas fuerzas. El tubo diagonal y las vainas se han diseñado para aportar la máxima rigidez mientras que el tubo de sillín y los tirantes son los encargados de aportar comodidad en combinación con el SAT. 

Además aunque no tengamos un modelo disponible equipado con Shimano, en Lapierre no han olvidado que esta bici es seria candidata a montar un grupo Di2 por lo que han optado por un sistema Trapdoor que permite colocar la batería del cambio electrónico en la zona de la caja del pedalier. 

Lapierre ProRace Trapdoor

En cuanto a las tallas, la Lapierre ProRace está disponible en tallas S, M, L y XL rodando siempre sobre ruedas de 29'.

Modelos disponibles

La Lapierre ProRace sale al mercado con tres modelos disponibles:

  • Lapierre ProRace SAT 629
    Rock Shox Reba RL (100mm), SRAM NX 11v, plato Race Face Aeffect 30 dientes, SRAM Level 180/160 mm, Mavic CX421, Maxxis Ardent 2.25
     
  • Lapierre ProRace SAT 729
    Rock Shox SID RL, SRAM X01 Eagle Carbon 12v, SRAM Level TL 180/160 mm, Mavic Crossmax Elite 29', Maxxis Ardent 2.25
     
  • Lapierre ProRace SAT 929
    Rock Shox SID World Cup, SRAM XX1 Eagle Carbon Gold, SRAM Level Ultimate Carbon Gold 180/160, Maxxis Ardent 2.25

Con su doble plato y unos componentes más accesibles la ProRace 629 se convierte en la opción más accesible. Las versiones Lapierre ProRace 729 y Lapierre ProRace 929 son, sin discusión ni concesiones, auténticas máquinas de carreras

Precios y disponibilidad:

Las nuevas Lapierre ProRace estarán disponibles en las tiendas a finales de Julio. Respecto al PVP todavía tendremos que esperar unos días para tener el listado de precios completo. 

Texto: Comunicado

Fotos: Lapierre / Damian McArthur

Publicado el 26/06/2017