Nueva Orbea Alma 2021, con un cuadro de 830 g

Nueva Orbea Alma 2021, más Alma y menos peso que nunca (830 g)

Orbea presenta su nueva Alma, completamente renovada y con un cuadro más ligero (830 g en talla M) y repleto de soluciones innovadoras. La bici objetivo para los que ponen todo su corazón en cada pedalada.

Texto: Antonio del Pino
Foto: Orbea
Publicado el 23/07/2020
Nueva Orbea Alma 2021, con un cuadro de 830 g

Casi sin tiempo de celebrar el lanzamiento de la nueva Oiz para 2021 y respetando la estrategia de lanzamientos de Orbea para alargar su protagonismo durante toda la semana, dos días después nos toca enseñaros la nueva Alma. Totalmente nueva, con un cuadro mucho más avanzado en soluciones y calidades estructurales, con un peso declarado de 830 gramos para el cuadro en talla M, llega la nueva Alma con carbono OMX.

Porque la duda siempre ha existido ¿para XC o maratón qué es mejor… rígida o doble? La pregunta a día de hoy está definitivamente obsoleta ya que la respuesta debe y puede ser mucho más precisa.

Nueva Orbea Alma 2021 en acción

Ahora, en el caso de que uno se decida por una doble de alto rendimiento, como hemos visto con la nueva Oiz, Orbea te responde de inmediato con otra doble pregunta, que en realidad es cuádruple: ¿OMX o OMR? ¿Plataforma XC de 100 mm o plataforma TR de 120 mm. Con la nueva Alma te vuelven a contestar con otra pregunta doble, que en realidad es triple: ¿Rígida total o rígida con horquilla de suspensión? ¿Por qué no ambas?

¿Un galimatías? Si este tipo de planteamientos te dan fatiga y pereza porque sencillamente buscas una buena bici con la que salir a dar pedales y ya…Enhorabuena y bienvenidos, porque has llegado al mountain bike en el mejor momento de la historia y casi cualquier bici y casi cualquier marca te van ofrecer una bici sencillamente extraordinaria, básicamente porque los estándares alcanzados así lo garantizan.

(Sigue la noticia ↓)

Nueva Orbea Alma 2021, con un cuadro de 830 g

El origen de la Orbea Alma

Sin embargo, no olvides que, si esa bici es así de buena e inteligente, y puede que ni siquiera lo valores porque no conocías cómo eran las bicis antes, es porque hay marcas como Orbea que han dedicado su vida a buscar la excelencia, desde lo más básico hasta el más mínimo de sus detalles. Unas veces los pasos han sido de gigante y otros sutiles cambios, siempre a mejor, pero lo que es una constante es que nunca deja de haber mejoras y por eso ahora se pueden ofrecer bicis de uso genérico y recreacional tan abrumadoramente buenas.

Esto es posible porque para las bicis de alto rendimiento las mejores marcas se parten la cara cada día, con muchas de sus noches, para crear bicicletas y gamas de alta competición que consigan bicis siempre mejores, más técnicas, más prestacionales y que ofrezcan una ventaja para sus deportistas de elite, que nunca dejan ni dejarán de subir el nivel.

Nueva Orbea Alma 2021, con un cuadro de 830 g

La locura de circuitos de Copa del Mundo que vemos en Red Bull TV puede que no tengan nada que ver con los caminos por los que montamos porque siguen siendo los de siempre, cierto, pero ten por seguro que aunque no lo hayas percibido porque Strava es un invento de hace cuatro tardes que todavía no nos dejan ver con perspectiva nuestra propia evolución en un rango amplio de años, ten por muy seguro que ahora los recorremos mucho más rápido y sobre todo más felices que nunca. Y es que sentirse mejor, superior en un sentido físico e incluso espiritualmente más completo, de un extremo al otro entre ambos planteamientos, siempre te hace ser más feliz.

Y si me estoy enrollado más de la cuenta en este aspecto, que de lo que queréis leer es sobre la nueva bici y ahora la veremos, es porque a veces se menosprecia el trabajo o el impacto que la competición tiene sobre nuestra calidad de vida a pedales, ahora más que nunca.

Es cierto que el 95% de la población ciclista de montaña XC no podría subir o bajar casi ni andando por las trialeras de la Copa del Mundo por la que los pros se tiran volando con bicis de 9 kilos y menos, en saltos dobles de 3 y 4 metros, cortados en los que hay que tirarse a ciegas sin ver la recepción, secuencias de 30 piedras como hoyas exprés con huecos de tres palmos entre ellas en una pendiente vertical… Y lo hacen una y otra vuelta atacándose hacia arriba y hacia abajo, protegidos por lycra y no siempre sobre bicis dobles, porque muchas ocasiones su elección es cuadro rígido buscando ese plus de explosividad y reactividad que una bici doble por definición nunca puede ofrecer.

Nueva Orbea Alma 2021, con un cuadro de 830 g

Atender de manera precisa esas necesidades tan concretas de deportistas capaces de mover en ascenso cifras por encima de los 1.000 vatios de manera repetida en fases de ataque, en un deporte tan profesional en el que cada gramo cuenta, con una bici y un material que aguante ese trato, con una geometría que esté en el punto perfecto para todo… El reto no ha sido nada sencillo ni la solución inmediata, pero marcas como Orbea con la Alma lo han logrado.

Lo sé porque, aunque esta nueva no la he probado, pero lo haré, sí que conozco más que bien la anterior y con la nueva y todas sus mejoras declaradas no han hecho más que aportar todas las cosas que muchos pedíamos.

Así, aunque jamás tendré que jugarme un título de nada tirándome por el rock garden mojado de Mont Sainte Anne, todas las mejoras que llegan desde la locura de la Copa de Mundo para poder hacerlo y que Orbea ha trasladado a la nueva Alma, estoy seguro de que me harán ser más rápido y feliz en mis caminos de siempre.

Nueva Orbea Alma 2021, con un cuadro de 830 g

Ahora sí, vamos a conocer más de cerca la nueva Alma y cómo lo ha hecho Orbea.

Una Orbea Alma totalmente nueva

El aspecto es similar, pero a la nueva Alma casi lo único que le queda de la anterior es el concepto y el nombre.

También a la Alma le llega virtuoso el carbono OMX de la Oiz con el mismo proceso de muy alta precisión en los cálculos de su plenamente renovada estructura del cuadro, aplicando los mismos procesos con una producción muy laboriosa con el que Orbea, más allá de lograr unos pesos obscenamente ligeros como los 830 g del nuevo cuadro Alma en talla M, para ellos es un motivo de orgullo aun mayor haber alcanzado un nivel tan alto aspecto en valore de resistencia, control y precisión para que el ciclista exprese toda su potencia en todo tipo de circunstancias.

Geometría básica de la nueva Orbea Alma 2021

Es de suponer que así será, ya que la anterior Alma ya era y es una bici fantástica en este sentido, con la novedad de que ahora básicamente la geometría de esta rígida practicante igual a la de nueva OIZ OMX en formato XC, es decir, con 68º de dirección, 74,4º de tubo de sillín y vainas de 430 mm.

Aunque nominalmente por muy poco no son exactamente idénticas, estoy casi seguro de que una vez te subas a una Oiz y a poco que se comprima la horquilla y la suspensión, seguramente la geometría efectiva acabe siendo un calco entre la Alma y la Oiz.

Lo que busca Orbea con la Alma es un equilibrio completo entre que la bici escale como un cohete, ágil y viva de reacciones con una posición biomecánica de ataque en el pedaleo, provocando que el peso del corredor quede en el centro de la bici y espacio de movimiento con el manillar, con una horquilla más tumbada que permita soltar el freno con garantías incluso en las bajadas y saltos más aterradores. La teoría dice que así debe ser, seguro que es así, pero habrá que probarlo sea como sea.

Nueva Orbea Alma 2021, con un cuadro de 830 g

Así para la nueva Alma desde Orbea se han esmerado especialmente en que toda la línea baja de la bici (tubo diagonal, pedalier y vainas) sean pétreos además de ligeros, reforzando más la base de la dirección en su unión con la horquilla para que en frenadas bruscas con giros cerrados la bici no se doble por la horquilla en esos apoyos tan duros y frecuentes en zonas reviradas.

Luego sí que argumentan que han aplanado los tirantes y cambiado la sección del tubo horizontal de forma progresiva, más duro en la parte de la dirección y más maleable en su unión con el tubo del sillín… Y qué queréis que os diga, aunque seguro que los test de laboratorio y las filmaciones a muy alta resolución demuestran cómo el tubo de sillín flexa hacia atrás ante un impacto, eso en la realidad y de forma repetida en miles de impactos en una ruta larga o una carrera, no se aprecia o al menos en una bici rígida no se aprovecha porque el “leñazo” aunque sea rebajado te lo sigues llevando, y te castiga, que tampoco lo veo un problema, porque el que elige una rígida asume ese trabajo extra con gusto a cambio de más velocidad, reactividad y ligereza. Con garantía de por vida para el cuadro, dicho sea de paso.

Nueva Orbea Alma 2021, con un cuadro de 830 g

Lo que si se va a notar y mucho en este sentido de la comodidad será el paso de neumáticos de 2.4 que anuncia la Alma, porque ahí sí, pudiendo llevar unos tubeless de mayor volumen a menos presión, no sólo dejas que los neumáticos puedan ofrecer un rango de acción activa palpable, sino que consigues más adherencia al terreno y por ende, más capacidad de transferir potencia donde de otra forma encontrarías falta de tracción, de frenar mejor y pasar más rápido por las curvas…que es el objetivo para limar segundos que sumados son minutos, porque correr a toda velocidad en un circuito o pedalear 100 km hasta reventar, cómodo lo que es cómodo nunca va ser.

Todo esto está muy bien, unos usuarios lo valoran de forma clave y otros no tanto, pero lo que sí es innegable es que la atracción visual siempre será un factor clave para que una bici conquiste tu corazón. En Orbea lo saben y además de seguir potenciando el programa MyO para la Alma, con combinaciones cosméticas más atrevidas ampliando la paleta de colores disponibles, para la Alma también trabajado duro en la calidad percibida de su nueva rígida de XC.

Nueva Orbea Alma 2021, con un cuadro de 830 g

La nueva Alma también monta su nuevo cockpit (conjunto de potencia y manillar) semi integrado OC, con potencia y manillar propios en el que se incluye el propio soporte para GPS, que queda encima de la potencia. Es todo un acierto que sea en este formato, básicamente porque se ve mejor y porque los de carretera por delante del manillar dejan más expuesto el terminal a los golpes y suelen ser un incordio a la hora de montar el dorsal en las carreras.

La dirección también aporta un “upgrade” de agradecer en la nueva Alma, contando con la colaboración del fabricante alemán Acros, montando una dirección con bloqueo que Orbea denomina Blocklock, con un rango optimizado de movimiento de 164º que evita que el manillar llegue a chocar con el tubo horizontal. Caerse haciendo mountain bike no es un imprevisto, es algo que te va a pasar antes después, y si a la rabia de tocar tierra con el hombro le añades la tragedia de romper una maneta o el propio cuadro con el giro violento del manillar hacia el cuadro… En definitiva, todo un acierto que además como este rango de giro no debería de limitar el giro incluso en las herraduras más cerradas añadiendo que para esta dirección han trabajado en que todos los elementos sean lo más bajos posible para que no incremente la altura de la manillar ni lo más mínimo.

Nueva Orbea Alma 2021, con un cuadro de 830 g

Luego se han cuidado detalles en los que uno no repara hasta que te compras las bici y sales a darle duro, es decir, un guiado de cables ICR que reducen a cero la posibilidad de escuchar ruidos o vibraciones de los cables dentro del cuadro, o detalles como que la pinza trasera sea Flat Mount con lo que reducen el peso y el guiacadenas Chain Security, minimalista y eficaz, que sin bien en una transmisión actual 1x es muy difícil llegar a sacar la cadena de la transmisión, con este simple dispositivo la probabilidad de que esto llegue a suceder es prácticamente inexistente.

Horquilla Spirit de la nueva Orbea Alma 2021

La horquilla rígida Spirit como opción

Uno de los sellos de identidad más característico de la Alma es que es una de las pocas bicis del mercado que se ofrecen de serie con horquilla rígida. Spirit y su calidad se han ganado una muy buena reputación a nivel mundial, tanto que no es raro verla montada en bicis de otras marcas como adquisición aftemarket.

¿Una excentricidad sin sentido? Para nada, pero para nada de nada. Sólo hay que probar una Alma con horquilla Spirit para darte cuenta de que, en realidad, la horquilla de suspensión, ahora con las ruedas de 29”, la calidad de las ruedas, de los neumáticos, la llegada del foam para las llantas y las nuevas geometrías, puede ser totalmente prescindible si el recorrido no implica tramos tortuosos de larga duración, porque si se trata de zonas cortas, tampoco es que vayas a pasar más lento pero si obligatoriamente más concentrado.

El retorno que supone pedalear con una Alma armada con horquilla Spirit es sencillamente radical, emocionante y adictivo, al punto de que el que escribe, con la anterior Alma de test que tuve, una vez montada, la horquilla de suspensión quedó relegada al olvido.

Horquilla Spirit de la nueva Orbea Alma 2021

Con todo esto lo que quiero decir es que Orbea probó esa posibilidad hace años, entendieron su ventaja y usabilidad en el mundo real… y por supuesto en la nueva Alma han seguido trabajando en esta posibilidad y tenemos nueva horquilla Spirit que se puede adquirir de serie y como componente añadido a tu nueva Alma con suspensión.

Ahora es más afilada, pesa 500 g incluyendo toda la tornillería y accesorios, y más allá de reducir en un casi un kilo el peso total de una bici ligera de por sí, ofrece entrar en el lado más radical del XC.

Bueno, esta horquilla daría en si misma para un contenido específico, pero además de ser más avanzada y competitiva todavía que la versión anterior, permite montar el latiguillo hidráulico del freno delantero por fuera, para poder combinar en minutos la horquilla de suspensión y la Spirit, que es una mejora, aunque en mi caso particular ya lo tenía solucionado de antes ya que directamente tenía ambas horquillas montadas con el mismo freno, que es un inversión razonable, y además de ser más rápido aun, evita tener que ajustar la pinza del freno en cada cambio.

Nueva Orbea Alma 2021, con un cuadro de 830 g

El catálogo de “Almas”

Una de las bicis de mayor éxito de Orbea no se puede quedar corta en opciones y así lo muestran.

Del mismo modo que en la Oiz, la nueva Alma llega en carbono OMX y OMR sin cambios en geometría ni aportaciones técnicas, con un peso del cuadro OMR de 1.100 gramos en talla M, y por supuesto el modelo de entrada a Alma de aluminio hidroformado de 1.650g para el cuadro en talla M, que en este caso sí tiene algunas sensibles modificaciones en su geometría buscando una bici menos radical, compartiendo ángulos de dirección y del tubo de sillín, pero con vainas de 435 mm en lugar de los 430 de las OMX y OMR, y con una mayor distancia entre ejes.

Orbea Alma: modelos y precios

Estos son los precios de la Orbea Alma versiones OMX, OMR e Hydro:

OMX

  • Orbea Alma MLTD – 7.499 €
  • Orbea Alma MTeam – 4.999 €
  • Orbea Alma MPro – 3.999 €

OMR

  • Orbea Alma M25 – 2.699 €
  • Orbea Alma M30 – 2.199 €
  • Orbea Alma M50Eagle – 1.699 €
  • Orbea Alma M50 – 1.699 €

HYDRO

  • Orbea Alma H10Eagle – 1.299 €
  • Orbea Alma H20 – 1.199 €
  • Orbea Alma H30 – 999 €
  • Orbea Alma H50 – 899 €

Video recomendado

Texto: Antonio del Pino

Fotos: Orbea

Publicado el 23/07/2020