Bicis Míticas: Specialized Stumpjumper (1981)

Bicis Míticas: Specialized Stumpjumper (1981)

Seguramente la Specialized Stumpjumper fue la primera bici que dejó su nombre para siempre en la historia del MTB. Seguramente fue la primera bici mítica.

Texto:
Alberto Álvarez
Foto:
Specialized
Publicado el 27/05/2019
Bicis Míticas: Specialized Stumpjumper (1981)

"No es tan solo una bicicleta nueva, es un deporte nuevo". Así rezaba el eslogan publicitario de la Specialized Stumpjumper cuando fue lanzada al mercado en 1981. El primer modelo producido a gran escala que fue de alguna manera culpable del origen de todo esto. Sin ellla el Mountain Bike hubiera comenzado de una manera totalmente distinta. Gracias Specialized, gracias Mike.

La historia de Specialized va ligada irremediablemente a la historia de la Stumpjumper y cómo Mike Sinyard comenzó a fabricar mountain bikes. Para los que no conozcáis cómo empezó todo, aquí va un mini resumen. En 1974 el bueno de Mike Sinyard (fundador y CEO de Specialized) decide que quiere recorrer mundo y vende su furgoneta Volkswagen para financiarse un viaje por Europa.

1.500 dólares más tarde y ya en Italia, Mike negocia con el fundador de otra de las míticas, Cino Cinelli y se vuelve a USA con 1.000 dólares convertidos en componentes de bici. De vuelta en territorio americano, Mike mete todo eso en un pequeño remolque que ancla a su bici y empieza a recorrerse las tiendas de bicis como un comercial de la antigüedad. Así y de esta manera tan bonita, comienza la marca Specialized.

LA STUMPJUMPER SE VENDÍA COMO UNA REVOLUCIÓN PORQUE TODO EN ESE MOMENTO ERA UNA REVOLUCIÓN. EL CUADRO ESTABA REALIZADO EN ACERO SOLDADO Y MONTABA TRANSMISIÓN SUNTOUR DE TRES PLATOS Y CINCO PIÑONES

En el 1976 Mike ya se encuentra en marcha fabricando cuadros en Japón a través de Tim Neenan de Lighthouse Cycles, que le sirve de enlace con los productores japoneses. Mike diseña y Tim gestiona. De la mano de Neenan y basándose en algunos modelos de touring que por esa época se hacían en Reino Unido, en 1979 produce el Chaparral, que de alguna manera se situó como el prototipo de la futura Specialized Stumpjumper.

La Chaparral ya venía con ruedas de 26” (pero sin taqueado agresivo) justo en el momento en el que se comenzaron a fabricar neumáticos de mountain bike en esa medida. La historia cuenta que Mike Sinyard se compró una Ritchey y en uno de esos días, montando en ella y con el amigo Neenan, que se convirtió más tarde en el empleado número 1 de Specialized, decidieron que la Chaparral sería la base de la primera mountain bike de Specialized y la primera producida a gran escala. Con un viaje a Japón de por medio y un año de margen para producirla, la Specialized Stumpjumper llegó a las tiendas en 1981.

250 PRODUCIDAS, 250 VENDIDAS

La llegada de la Stumpjumper al mercado fue una revolución. De este primer modelo se encargaron 250 unidades que se vendieron súper rápido, lo que dio paso a un segundo pedido de otras 250 unidades. 500 Stumpjumper culpables de que el mercado se diera cuenta de que algo estaba pasando con las mountain bikes. Para que te hagas una idea de cómo la Stumpjumper fue el pistoletazo de salida a las ventas de mountain bikes, en 1982 se vendieron 5.000 unidades en Estados Unidos (todas las marcas). Un año más tarde, en 1983, solo dos años después del lanzamiento de la Specialized, ya se vendieron 50.000 unidades.

EN 1982 SE VENDIERON 5.000 MOUNTAIN BIKES EN ESTADOS UNIDOS (TODAS LAS MARCAS). UN AÑO MÁS TARDE, EN 1983, SOLO DOS AÑOS DESPUÉS DEL LANZAMIENTO DE LA SPECIALIZED, YA SE VENDIERON 50.000 UNIDADES

Y es que la Specialized Stumpjumper se vendía como una revolución, porque todo en ese momento era una revolución. El cuadro estaba realizado en acero soldado y montaba transmisión Suntour de tres platos y cinco piñones (ARX GT). Frenos cantiléver Mafac de la época con unas espectaculares manetas de freno heredadas del motocross. De hecho, en la publicidad de la Stumpjumper detallan las «manetas Tommaselli con diseño curvado desarrolladas en Europa al estilo de motocross…». La potencia venía adaptada de las de BMX y estaba realizada en acero, como el manillar, que venía del fabricante alemán Magura y que estaba basado también en los manillares de motocross.

Las ruedas eran otro de los componentes estrella. Por supuesto 26 pulgadas y ruedas Wheelsmith con radios DT, rodamientos sellados y ejes oversized. En el fondo, la Stumpjumper era un mix de componentes de bicicletas de carretera o touring con otros que venían adaptados directamente del motocross, donde la oferta era muchísimo más amplia.

La Stumpjumper pesaba 29 libras o lo que es lo mismo, 13,15 kg. En Specialized estaban muy contentos de ese peso y te lo vendían como «29 libras de rendimiento a prueba de balas, de una máquina de raza de competición que te llevará a cualquier sitio que tengas el valor de ir…». El precio de la misma era de 750 dólares (alrededor de 2.100 dólares de la actualidad) si la comprabas completa y si querías solo el cuadro y montártela a la carta, costaba 395 dólares.

Hoy en día hay muy pocos afortunados que tengan una de las originales. En 2007 Specialized lanzó una réplica llamada Classic que nos llegó a mucho de nosotros al corazoncito. Al fin y al cabo, la Stumpjumper es sin duda uno de los puntos clave de la historia de este deporte. «No se trata de una bici nueva, se trata de un deporte nuevo».

Texto:

Alberto Álvarez

Fotos:

Specialized