Logo MTBpro

Primeras pedaladas: YETI 160 E T1

Alfombra mágica

Primeras pedaladas: YETI 160 E T1

Alfombra mágica

15/11/2021

Texto: Iñaki Gavín / Fotos: Nacho Trueba



publi

En su primera versión la nueva Yeti 160 E se coloca directamente en el top de las e-Enduro actuales. Rápida, ágil, divertida, estéticamente espectacular y con un novedoso y eficaz sistema de suspensión trasero Sixfinity que además podrás adaptar a tu estilo de conducción o a las necesidades del terreno.

Primeras pedaladas YETI 160 E T1

No te pierdas...

Nueva Yeti 160E, la primera e-bike de Yeti, con Shimano EP8 y batería de 630 Wh

Nueva Yeti 160E, la primera e-bike de Yeti.

Hay pocas marcas de bicis de montaña que mantengan ese halo de prestigio, exclusividad y glamour como Yeti. La compañía de Colorado es una de las pioneras del mountain bike y desde el principio sus bicis han estado ligadas a la competición en prácticamente todas las disciplinas existentes. Las bicis eléctricas hacen su aparición y revolucionan el mercado, ninguna marca quiere quedarse atrás y antes o después todas las grandes presentan su e-Bike, sin embargo va pasando el tiempo y seguimos sin noticias de Yeti.

Desde 2016, sin prisa pero sin pausa

Preguntábamos y no había respuesta, sabíamos que en el cuartel general de Yeti en Durango, Colorado, estaban trabajando desde hacía tiempo en una bici eléctrica, pero poco más. El año pasado, en mitad de la pandemia, supimos que la bici estaba prácticamente lista, pero el dichoso Covid, el cierre de fronteras y la famosa crisis mundial en la fabricación, logística y transporte han sido los causantes del retraso en el lanzamiento de la esperada Yeti 160 E

El diseño, el desarrollo y las pruebas en dinámico de los primeros protos de aluminio de la Yeti 160 E comienza en el año 2016, Yeti no pretende hacer una bici eléctrica más, tienen claro que la plataforma debe ser de 29” y el mayor reto al que se enfrentan es diseñar un sistema de suspensión específico para eBikes (mayores inercias y pesos) que además sea lo más parecido posible en funcionamiento al Switch Infinity que actualmente emplean en sus bicis “atmosféricas”.

YETI 160 E

Aunque es información que ya conocemos desde su presentación, el pasado mes de Septiembre, la nueva Yeti 160 E es una bici de enduro con ruedas de 29” y 170 mm de recorrido delante y 160 mm detrás. El cuadro, con garantía de por vida, está fabricado íntegramente en carbono Turq Series, ese decir, el carbono “pata negra”, más ligero y más rígido, que Yeti utiliza para sus bicis de gama alta. Las fotos acerca de la calidad, la estética, los detalles y los acabados de la bici hablan por si mismas, vale que han llegado tarde pero pocas veces puedes ver en un mismo cuadro tantas y tan buenas soluciones de diseño como en esta bici. La integración con el motor Shimano EP8 es extraordinaria, las protecciones tanto del motor como de la batería son generosas, están muy bien diseñadas y lo que es más importante, no suenan ni vibran durante la marcha.

El guiado del cableado está impecablemente bien resuelto y apenas sobresale del cuadro, incluso el guíacadena, fabricado en exclusiva por OneUp, incorpora una pieza que guía al cable para que no moleste durante el pedaleo. Para proteger la bieleta inferior (Switch Link) se ha diseñado un pequeño guardabarros en forma de aleta que alargará la vida útil de los rodamientos, reducirá el mantenimiento e impedirá la entrada de piedras, barro o cualquier objeto que pueda haber en el sendero. El cuadro admite cubiertas de hasta 2.6” de balón.

Shimano EP8

El propulsor elegido para asistIr el pedaleo de la Yeti 160 E es el conocido Shimano EP8 de 85 Nm y batería de 630 Wh. El puerto de carga está situado junto al motor, en la parte izquierda del cuadro. Aun así la batería se extrae del cuadro de manera rápida y fácil con una allen del número 4, algo que se agradece si queremos hacer la carga en nuestra casa o en cualquier otro lugar sin tener que llevar la bici a cuestas o si tenemos que hacer un cambio de batería en una carrera.

El display es el nuevo Shimano EM-800, compacto, integrado en el manillar y con toda la info que necesitamos con un simple vistazo. Aunque ya hemos hablado mucho acerca del nuevo Shimano EP8 conviene recordar que gracias a la aplicación E-Tube de Shimano podrás ajustar individualmente los tres modos de asistencia Eco, Trail y Boost, actualizar el sistema, comprobar el estado de la batería, así como mostrar datos en tiempo real, ver mapas o registrar rutas que luego las podrás visualizar en plataformas tipo Strava. El tiempo de carga completo de la batería es de 5 horas.

SIXFINITY

Cinco años para diseñar una bici pueden parecer muchos, en Yeti podrían haber aprovechado el boom de las e-Bikes, haber sacado al mercado una primera generación de la Yeti 160 E, venderla, y seguir desarrollando y mejorando la bici como han hecho muchos otros fabricantes. Hacer eso no es nada malo, simplemente esa filosofía no va con los de Durango. Tampoco han tratado de “tomar atajos” en busca de adaptar su tecnología y “acoplarla” un motor sin más. Aunque no sea lo habitual, en Yeti han elegido el camino más largo, más costoso y también el menos rentable al menos en el plano económico…sin embargo en términos de credibilidad y prestigio personalmente les pongo un diez. Lo que han hecho ha sido desarrollar una plataforma de suspensión específica para e-Bikes y a partir de ahí desarrollar el resto de la bici.

El resultado final se llama Sixfinity, un sistema de suspensión del tipo “six bars” que además cuenta con un Horst Link en la vaina por delante del eje trasero. El “corazón” del sistema Sixfinity es la bieleta inferior, denominada Switch Link, esta se une a la bieleta superior a través de unos tirantes flotantes de aluminio que además aportan rigidez estructural a la parte central de la bici. Cuando la suspensión se comprime la bieleta Switch Link rota hacia arriba hasta que alcanza un punto de inflexión, durante esta rotación ascendente se consigue un buen soporte para el pedaleo y sensibilidad en el funcionamiento. A medida que la suspensión se sigue comprimiendo (65 % del recorrido útil, sobre los 90 mm de recorrido) la bieleta invierte su recorrido y comienza a hacer un movimiento descendente con lo que la curva se hace más progresiva, la suspensión se vuelve más activa y se liberan de las tensiones que provienen de la cadena.

Otro de los puntos en los que más han trabajado ha sido en el anti-squat, consiguiendo que este se mantenga prácticamente constante a lo largo de los doce piñones. Con esto se aseguran que el soporte de pedaleo va a ser siempre óptimo en todos los desarrollos independientemente de la línea de cadena. De hecho hay tan solo una diferencia del 9% entre el piñón más pequeño (10T) y el más grande (52T) algo muy importante en una e-MTB en las que se pedalea en casi todos los piñones. El Anti-Rise se ha optimizado en torno al 65-70% sobre el SAG, con ello lo que se consigue es que en frenadas fuertes, especialmente en bajadas pronunciadas, el amortiguador no haga una extensión brusca y que junto con el hundimiento de la horquilla la bici se “amorre” en exceso de delante y la geometría se descompense y la bici pierda agilidad.

Posiblemente todo este rollo te suene de haberlo oído antes y te resulte familiar ¿no?. Efectivamente, lo has adivinado, el funcionamiento del sistema Sixfinity es muy parecido e imita al comportamiento de su hermano Switch Infinity pero con una manera de trabajar y una mecánica más sencilla. La pregunta es inevitable: ¿veremos en el futuro próximo este sistema en algunas de las Yeti de pedales? Garrett Davis, Director de Marketing de Yeti es tajante en su respuesta: “Este es un sistema exclusivo para bicis eléctricas, Sixfinity solo aparecerá en nuestras plataformas de eMTB, podemos decir con confianza que la próxima generación de Yeti musculares seguirán utilizando la actual tecnología Switch Infinity”. Palabra de Yeti.

Progresividad a la carta

Otra de las novedades más interesantes que incorpora la nueva Yeti 160 E es la posibilidad de ajustar el comportamiento de la cinemática de la suspensión trasera en función de tu gusto, de tu estilo de pilotaje, del terreno por el que vayas a montar o de si utilizas un amortiguador de aire o de muelle. Gracias a un Flip Chip situado en el anclaje inferior del amortiguador podrás pasar de una curva más lineal a una curva más progresiva. Tienes tres posiciones a elegir, 25% en la que prima el soporte, la mayor rigidez y la eficiencia, 30% una posición más neutra y equilibrada y 35% para los que buscan mayor suavidad y absorción. Si eres fan de los amortiguadores de muelle y estas pensando en colocar uno en la 160 E esta será la posición ideal para obtener el mejor rendimiento. El Flip Chip se cambia de manera rápida y muy sencilla. La bici viene de serie en la posición intermedia (30 %) al cambiar la posición de este Flip Chip la geometría no se verá afectada, tan solo se modifica el recorrido de la suspensión en 2 mm en un sentido o en otro.

Si observas con detalle las tres curvas en el gráfico puede parecer que los cambios más significativos suceden solamente en la primera parte del recorrido, sin embargo existe una diferencia de mas de un 5% en todo el rango del recorrido. Después de haber probado las tres posiciones me quedo con el Flip Chip en el 35%, suaviza el tren trasero en compresiones fuertes, hace a la bici más estable y eficaz a alta velocidad, no noté perdida de control o de agilidad y en general me divertí más con la bici en esa configuración.

Mucha tracción

Después de tantos años probando todo tipo de bicis al final haces “callo” y te acostumbras a estar cambiando constantemente de puños, de sillín, de geometría, de medida de rueda, de tipo de bici y hasta de talla. Cada bici es diferente y requiere un tiempo de adaptación distinto, algunas necesitan muchas horas y otras las empiezas a sentir rápidamente. Dicho esto, la curva de adaptación de la Yeti 160 E es cero, es sorprendente pero 100% real, desde la primera pedalada, o mejor dicho, desde la primera curva de la primera bajada te sentirás completamente acoplado a ella como si llevárais toda la vida juntos y bajarás rápido, con seguridad y muy fluído. La verdad es que no suele pasar muy a menudo pero esta no era la única sorpresa que la Yeti me tenía reservada.

En pistas, senderos sin complicación, tramos de enlace etc, etc el pedaleo es suave y muy eficaz, la posición en la bici es natural y los kilómetros pasan rápidamente. Viendo como pedalea la bici ya imaginaba que en subidas la respuesta iba a ser muy eficiente lo que no esperaba es que remontando exigentes senderos trialeros la bici traccionara tanto y tan bien. La equilibrada geometría (78º seat tube, 64.5º dirección, 446 mm de vainas, 591.8 mm top tube, offset de 44 mm y reach de 460 mm) conseguirá que tu posición natural sea siempre estable y eficaz. La suspensión trasera se muestra especialmente activa en este tipo de situaciones y por muy difícil que se ponga la subida la Yeti consigue siempre “rascar” y sacarse de la chistera ese punto extra de tracción que hace que superes cualquier paso técnico con éxito. Si la Yeti 160 E está diseñada para bajar y sube así de bien no me quiero imaginar como debe ir bajando.

Rip y Race

Si abres la web de Yeti verás que dividen sus bicis en dos categorías, Rip y Race. La nueva Yeti 160 E es una bici de carreras nacida para competir, es ágil y rápida bajando y muy eficaz subiendo, una cualidad clave para poder ganar carreras según hemos visto en las competiciones de las EWS-E. Sin embargo es divertida, muy manejable y nada extrema a la hora de soltar frenos o en excursiones endureras de todo tipo. Es una bici con el ADN de la competición en sus venas pero nada radical, cualquier aficionado con un nivel medio podrá disfrutar con ella sin problema por lo que también podría estar dentro de la categoría Rip.

Seguimos bajando

Puedo llegar a entender los comentarios y las críticas de los endureros clásicos y “puristas” en general. Es cierto, las sensaciones que transmite una bici de enduro no son las mismas que las de una e-Bike por muy bien parida que esté. El feeling, el peso, las inercias, la forma de frenar o de apoyar son diferentes. Eso no quiere decir que unas sean mejores o peores, simplemente son diferentes como también lo es una bici de gravel en un sendero o una bici de DH pedaleando. Lo que quiero decir es que cada tipo de bici aporta un tipo de sensaciones y eso es la salsa del mountain bike, cada uno pedalea encima de lo que le gusta por que quiere un cierto tipo de sensaciones. En muy poco tiempo las e-Bikes han evolucionado a una velocidad que nunca hubiéramos imaginado, más que ningún otro tipo de bici. Aún recuerdo las primeras e-MTB de enduro, costaba mucho “domarlas”, hacerlas entrar por donde querías y tenían unas inercias muy exageradas.

Sin embargo, bicis como la Yeti 160 E son un punto de inflexión, esta bici conseguirá romperte por completo los esquemas en cada curva, en cada salto y en cada apoyo que hagas. Te aseguro que tendrás que volver a replantearte los parámetros acerca de lo ágil y divertido que puede ser bajar por un sendero con una “full e-Bike”. Las marcas cada día afinan más sus bicis y el nivel es altísimo sin embargo la nueva Yeti ha conseguido algo que ninguna otra había logrado hasta el momento, en su primera versión se ha colocado directamente al mismo nivel que las mejores, pocas bicis eléctricas de 29” tienen la rapidez, agilidad, la seguridad y el comportamiento que ofrece la Yeti 160 E.

Alfombra mágica

Ademas de todo lo anterior lo mejor de la Yeti 160 E es la suavidad y el comportamiento del Sixfinity. Sin duda este sistema es el gran protagonista y lo que realmente hace diferente y única a la bici, está diseñado específicamente para trabajar en una una e-Bike, todo está sobredimensionado con el fin de soportar el peso y la potencia extra de una e-Bike y de aportar rigidez a la zona central de la bici. No he podido desmontarlo y pesarlo por separado pero con siete pivotes y 16 rodamientos no debe ser especialmente ligero, a cambio las sensaciones y el rendimiento que ofrece son alucinantes.

He montado sobre todo en senderos endureros con piedra, raíz, muchas curvas y saltos enlazados, son senderos que conozco bien en los que pruebo muchas bicis habitualmente. La absorción, la fluidez, la rapidez o el agarre que ofrece la Yeti 160 E lo he sentido con otras bicis pulmonares, pero hasta la fecha ninguna bici eléctrica me había transmitido la suavidad y el refinamiento del tren trasero como la nueva 160 E. Sé que suena como muy categórico pero así es como lo sentí. Los saltos, manuals, derrapadas controladas, cambios rápidos de trazada o el paso por curvas muy cerradas te resultarán mucho más sencillos de realizar y pronto los incorporarás a tu catálogo de filigranas habituales a la hora de bajar sobre una eBike, algo que no siempre sucede cuando hablamos de eléctricas “gordas”. La altura de pedalier de 350 mm es perfecta para no ir dando “bielazos” a las piedras y troncos del camino. Cuando aumenta la velocidad el nuevo manillar de termoplástico “made in Yeti” logra filtrar y aislar mucha cantidad de vibración que no llega a nuestras manos lo que aumenta aún más el confort de marcha de la bici y la hace menos exigente fisicamente.

Flip Chip

Las primeras bajadas las hice con el Flip Chip en la posición estándar del 30%, en esta posición la bici ofrece un buen ratio entre plataforma de pedaleo eficaz y absorción, es ideal para senderos suaves donde pasas mucho tiempo con la bici trabajando en la parte media del recorrido, en los que no hay cortados o saltos grandes y en los que la velocidad al rodar es más importante que el trabajo de la suspensión. Sin embargo si te vas a mover en descensos y terreno más agresivo mi consejo es que utilices la posición del 35 %. Notarás la bici más suave y no tan seca en compresiones duras o bruscas, no te preocupes porque no vas a sacrificar estabilidad ni agilidad y sobre todo en saltos y cortados fuertes a alta velocidad la bici te ayudará a no descontrolarte en las recepciones.

Silencio total

No sería justo terminar sin destacar el enorme esfuerzo de los ingenieros de Yeti para conseguir una bici silenciosa, el diseño del protector de la vaina derecha es soberbio, cuenta con protección en la parte superior y en la inferior, la cara interna del tirante también esta protegida ante algún posible rebote de la cadena.

Si quitas la batería podrás ver el perfecto y organizado guiado interno de los cables, las entradas de los cables en el cuadro están muy bien resueltas, las piezas que guían el cableado para pasar del triangulo principal al triangulo trasero son sencillas y están magistralmente diseñadas, hasta el ultimo detalle ha sido pensado.

La tapa que protege los bajos del motor del motor y de la batería son de calidad, el conjunto queda impecablemente integrado, todo encaja a la perfección y nada vibra ni produce ruido, sin duda una bici silenciosa es una gozada. El único punto negativo lo sigue poniendo el traqueteo del motor Shimano cuando se “desengancha” y se queda libre al dejar de pedalear, reconozco que me he acostumbrado y ya no lo oigo, pero el sonido está.

Más detalles

El cuadro admite bidón de agua grande en todas las tallas salvo en la small en el que hay que utilizar un bidón de 500 cl. La accesibilidad del amortiguador es extraordinaria, todo está al alcance de la mano de manera rápida y sencilla, el hueco que se queda junto al anclaje inferior del amortiguador lleva un desagüe para evitar que se pueda almacenar el agua.

El paso de rueda es generoso, admite un máximo de 2.6” de balón. El imán va integrado en el disco y el sensor va integrado en el interior de la vaina. Es de agradecer que Yeti haya apostado por utilizar la batería original Shimano y que además esta sea extraíble, cualquier problema será mucho más sencillo de solucionar gracias a estos dos aspectos. Yeti tiene capacidad y recursos suficientes como para haber diseñado un cuadro con la batería interna integrada sin posibilidad de extraerse, hubieran ahorrado peso y unas líneas más limpias pero en las carreras de las EWS-E se suele cambiar de batería varias veces y ya lo dijimos al principio, esta es una bici de carreras…

La Yeti 160 E es una bici de competición diseñada para ser la más rápida posible en el mayor número de situaciones, por eso en Yeti entendieron desde el principio que la plataforma de la 160 E debía ser de 29”. P Como ellos mismo dicen “nosotros no somos anti Mullet, si quieres hazlo, pon una rueda de 27.5” detrás y disfruta”.

Conclusiones

La espera ha valido la pena, la Yeti 160 E no es una e-MTB del montón, os aseguro que es de las bicis que dejan huella y marcan. Estéticamente es impecable y tiene toda la calidad de fabricación y acabados que esperas de una Yeti, sobre todo cuando sueltas los 13.200 € que cuesta la versión T1 que es la que he probado. El sistema de suspensión es brutal y tiene un comportamiento y un tacto exquisito, como ya he dicho antes de lo mejor que he probado en e-Bikes, la bici está llena de soluciones con el único fin de hacerte más rápido y eficiente tanto subiendo como bajando, en conseguir una bici eficaz y silenciosa en la que la experiencia sea única y sobre todo que te diviertas muchísimo en el sendero.

La gama

La Yeti 160 E está disponible en dos montajes, C1 y T1. Ambos utilizan el mismo cuadro full carbon Turq Series, con garantía de por vida. El motor y la batería también son comunes en ambos modelos, las diferencias están en el montaje de los componentes. Se fabrica en cuatro tallas S, M, L y XL y en dos colores, turquesa clásico y rhino. Los clásicos colores de “guerra” turquesa y amarillo de la marca americana por el momento están reservados para las bicis oficiales del equipo Factory que están compitiendo en las EWS. Al menos en esta temporada no existe la posibilidad de adquirir el cuadro suelto, aunque sabemos que en Yeti se están planteando la posibilidad en un futuro próximo. 

Yeti 160 E Kit T1: 13.200 €. 21 kg.

Yeti 160 E Kit C1: 10.800 €. 22 kg.

Detalles

FRENOS: Los Sram Code RSC cumplen su trabajo a la perfección, tienen una mordida potente, progresiva y modulable. Por muy extremas o largas que sean las bajadas la frenada se ha mostrado estable y muy segura, especialmente gracias al disco delantero de 220 mm. Ya puestos a pedir también le montaría uno en el tren trasero (monta un disco de 200 mm).   

HORQUILLA: Por rendimiento y prestaciones la Fox Factory 38 de 170 mm de recorrido encaja perfectamente con la filosofía de la Yeti 160 E, es rígida, precisa, suave y sensible en la primera parte del recorrido y precisa, fiable y progresiva en la parte final de los 170 mm. Con un mínimo de tiempo y de conocimientos la dejarás a tu gusto, además cuenta con el E-Tune específico de Fox para bicis eléctricas. No se me ocurre una horquilla mejor que esta para la nueva e-Yeti.   

AMORTIGUADOR: El Fox Factory Float X2 de 160 mm de recorrido se “entiende” de maravilla y forma un magnífico dúo con el sistema Sixfinity de la Yeti. La suspensión trasera de la 160 E es una de las mejores y más eficaces cinemáticas en e-Bikes que han pasado por la revista y este resultado también se debe al buen trabajo del amortiguador trasero. Al igual que la horquilla tienes a tu disposición todas las regulaciones a tu alcance por lo que necesitarás algo más de tiempo hasta dejarla a tu gusto, una vez reguladas el comportamiento es impecable.   

RUEDAS y CUBIERTAS: Las DT Swiss EX 1700 de aluminio y 30 mm de ancho interno ofrecen un rendimiento y unas prestaciones impecables, son suaves, absorbentes, seguras y muy resistentes en cualquier tipo de terreno. Montan el nuevo buje buje 350 con el Ratchet 36 SL, los radios son los DT Competition de doble conificado y el aro es el EX 1500, el tope de gama de Enduro, con lo que se consigue un equilibrio ideal entre rigidez, peso y resistencia. Si lo deseas puedes mejorar aún más el montaje con el upgrade de las DT Swiss EXC 1501 de carbono, personalmente las EX 1700 me parecen una opción perfecta para esta bici. Tienen un peso de 1880 g.    

Maxxis Assegai 2.5 EXO + delante y Maxxis Minion DHR II 2.4 DD detrás. Una combinación ganadora que logra apoyo, seguridad y mucho control en la zona delantera y tracción, agarre, retención en frenadas y calidad de rodadura en el tren trasero. Si el uso que le vas a dar va a ser cañero y te mueves por terreno muy agresivo lo suyo es montar una cubierta con carcasa de DH por lo menos en la rueda trasera.  

TRANSMISIÓN: Suavidad, precisión, rapidez y fiabilidad, son los atributos que mejor definen al cambio trasero Shimano XT. Lo he probado en todo tipo de bicis y nunca me ha fallado, personalmente una de las mejores opciones disponibles en el mercado para bicis de gama alta, con permiso de su exclusivo hermano mayor Shimano XTR. Aunque la bici montará bielas de 160 mm debido a la escasez de piezas la unidad que probé llevaba bielas de 165 mm.   

TIJA Y SILLÍN: Difícil ponerle pegas al comportamiento de la tija RockShox Reverb AXS, es precisa y rápida y además elimina un cable del cockpit ayudando a dejarlo más limpio y despejado. El sillín es un WTB Silverado customizado para Yeti, este modelo lo he probado en muchas bicis y siempre me ha convencido, tiene un acolchado muy equilibrado entre confort y dureza.   

 

PUESTO DE MANDO: El nuevo manillar de termoplástico exclusivo de Yeti de 35 x 800 mm tiene una geometría perfecta para enduro, en marcha se muestra muy cómodo y absorbente. Al estar diseñado específicamente para e-Bikes todo el cableado eléctrico va guiado por el interior con lo que conseguimos un cockpit más minimalista y limpio (pesa 250 gr). Otro detalle de calidad son los puños Odi Elite Pro, agarre y comodidad garantizados.  

A FAVOR: posibilidad de montar tijas largas en todas las tallas, integración muy lograda, estética y acabados de calidad, sistema de suspensión trasera super eficaz y muy refinado, bici muy rápida y silenciosa, perfecta para competir, solo necesitarás las bridas para el dorsal, motor Shimano EP8, posibilidad de variar la progresividad de la suspensión trasera

EN CONTRA: La incompatibilidad del freno Sram y el cambio Shimano perjudica la ergonomía y la integración del mando en el manillar. Con un Flip-Chip para poder variar la geometría y lanzar un puntito más la dirección sería la eBike perfecta.  

PESO: 21 kg en talla M declarado por el fabricante

PRECIO: 13.200 €

Relacionados

Nueva Orbea Rise H 2022: cuadro de aluminio y montajes más económicos para la e-mtb ligera de Orbea.

Nueva Orbea Rise H 2022: cuadro de aluminio, 540 Wh y montajes más económicos para la e-mtb ligera de Orbea

Orbea presenta la nueva Rise H, misma filosofía, polivalencia y rango de uso que la Rise Carbon pero con una batería interna de 540 Wh, opción de Range Extender con 252 Wh, nuevo cuadro de aluminio, 19 kg y montajes más económicos.

Polini E-P3+

Primeras Pedaladas: Polini E-P3+, el motor para ebikes "made in Italy"

Polini lleva más de 75 años conectando con precisión a hombres con máquinas. Pueden presumir de ser de los mejores resolviendo la poética ecuación que plantea un motor al adaptar su rendimiento a las capacidades del ser humano. Ahora con e-bikes.

¿Sabías qué? Porqué muchos ebikers siguen usando neumáticos con cámara

¿Sabías qué? Porqué muchos ebikers siguen usando neumáticos con cámara

Si usas cámaras en tu ebike, no estás solo. Puede parecer que hoy día todo el mundo usa tubeless, incluidos los usuarios de bicis eléctricas, pero parece que no es así. Estos son los motivos por los que las cámaras aún aguantan.

BH lanza la nueva iLynx Trail

BH lanza la nueva iLynx Trail: una ebike ligera con 150 mm de recorrido

Siguiendo el concepto de e-Bike ligera que introdujo el año pasado con la BH iLynx Race, la marca alavesa da un paso más con este modelo para trail, 150 mm de recorrido, batería de 540Wh y nuevo motor 2EXMAG.

Ebikes 4 Estaciones

El circuito Ebikes 4 Estaciones celebra su prueba piloto

El pasado 27 de noviembre se celebró en Villanueva del Pardillo (Madrid) el 'bautizo' de la Ebikes 4 Estaciones, evento que sirvió para perfilar el circuito de cuatro pruebas que tendrá lugar en 2022.

Así nació la Scott Patron eRIDE

Así nació la Scott Patron eRIDE

Para la creación de su último gran lanzamiento, la Scott Patron eRIDE, el equipo de diseño de Scott se enfrentó a su mayor desafío hasta la fecha. Descubre la historia que hay detrás de una de las e-bikes más avanzadas tecnológicamente de la actualidad.