Bianchi Methanol CV

Bianchi Methanol CV

¿Quieres volar sin despegar del suelo, dominar las pistas y senderos de las pruebas XC y XCM? La Bianchi Methanol CV es lo que necesitas. Una máquina rápida, divertida, manejable, un misil con el que sentirás que vas a una velocidad de vértigo. Y además, bonita como sólo los italianos saben hacerlo.

Texto:
J. Daniel Hernández
Fotos:
Javier Martínez
Publicado el 26/04/2018
Bianchi Methanol CV
Muy rápida y explosiva. Geometría cómoda y manejable
Precio algo elevado

Fundada en 1885 por Edoardo Bianchi en las cercanías de Milán (Italia), Bianchi es una de las marcas más longevas de la industria. Vinculada a grandes éxitos deportivos en el ciclismo de carretera de gente como Fausto Coppi, Mario Cipollini o Marco Pantani, hoy en día sigue acumulando victorias con el equipo Lotto NL-Jumbo. Es por ello por lo que mucha gente puede pensar que Bianchi es una marca ligada al ciclismo de carretera.

Sin embargo, aunque esto es cierto, no completa la historia de la marca. Bianchi fue una de las primeras marcas que apostó por el MTB y que sumó triunfos internacionales en la modalidad. No en vano, no hay que olvidar que el gran biker español José Antonio Hermida consiguió sus primeros éxitos internacionales cuando corría con Bianchi. Julien Absalon, que tampoco necesita presentación, es otro de los bikers que ha triunfado a lomos de una Bianchi de montaña. Pero no todo es cosa del pasado, en el actual equipo Bianchi Countervail encontramos a dos bikers del nivel de Stephane Tempier y Marco Aurelio Fontana.

Bianchi Methanol CV

Así que cuando te toca probar una Bianchi sabes a lo que te enfrentas. En este caso es una Bianchi Methanol CV, el cuadro tope de gama de rígidas para competición XC con fibras Countervail. Bajo esa estética arrebatadora (lo confieso, me gustan mucho las líneas del cuadro, son diferentes, y el acabado con el clásico color azul celeste de la marca italiana) se esconde una bicicleta de competición, exigente y rápida, muy rápida.

Bianchi Methanol CV

Bianchi Methanol CV, primer vistazo y características

La Bianchi Methanol CV que me toca probar destaca por varias cosas (geometría, componentes…) pero la primera de ellas es el material con el que está hecho el cuadro. Se trata de fibra de carbono de alto módulo con las fibras Countervail desarrolladas por la propia marca (junto con Materials Sciences Corporation). Se trata de una “arquitectura de fibras” (disposición de una capa de fibras con propiedades viscoelásticas entre las capas del carbono que forman el cuadro) que absorbe las vibraciones provocadas en la bicicleta minimizando la cantidad de éstas que llegan al ciclista. Con ello se retrasa la aparición de la fatiga muscular cuando pasamos mucho tiempo sobre la bicicleta.

El peso del cuadro no se resiente por la inclusión de las cifras Countervail, mientras que la ganancia que se obtiene sí que compensa. Por ejemplo, la Bianchi Methanol CV que me ha tocado probar, con un montaje fuera de los de serie (a caballo entre los acabados Team y 9.1) ha dejado nuestra báscula en 9,10 kg, en talla M y con el portabidón incluido.

Bianchi Methanol CV

Lo siguiente que llama la atención es la geometría y las líneas del cuadro. Es una bici “corta”, compacta, con un gran slooping del tubo horizontal. Algo que, particularmente me encanta. Es una forma muy en la línea de lo que marcan las nuevas rígidas 29” de XC pero que en este caso me parece más acentuado. No tanto como la GT Zaskar que probé hace unos meses, pero casi.

Otras de sus características son la tija de 27,2 mm de diámetro, que ofrece una flexión algo mayor que las de diámetros superiores, lo que contribuye a la comodidad a la hora de rodar sentados. Por cierto que, siguiendo la tendencia que se está viendo en las XC de competición, está preparada para usar una tija telescópica con cableado interno. El eje trasero es un BOOST de 12x148 mm, que le confiere una gran rigidez lateral al triángulo trasero y el pedalier es de tipo PressFit de 41x92 mm. Este cuadro, aunque el modelo que yo he probado cuenta con una transmisión monoplato, está preparado para albergar grupos de dos platos, mecánicos o Di2, con el cableado completamente interno.

De su geometría hay varias cosas que me merecen destacar, la primera de ellas son las vainas de 429 mm, longitud característica de las máquinas de competición que buscan rápidas aceleraciones y manejabilidad. La segunda es que, aunque la distancia del centro del pedalier al suelo es de 315 mm, la sensación es que el centro de gravedad está mucho más bajo. Por ello, la Bianchi Methanol CV nos pide correr y no parar de correr. Va pegada al suelo y quiere volar.

Bianchi Methanol CV

El montaje exquisito de la Bianchi Methanol CV

Como te decía antes, el modelo que he probado cuenta con un montaje que no es el que vas a encontrar en los modelos de serie. Basado en el modelo Methanol CV 9.1, las ruedas son unas Crank Brothers Cobalt (que encontramos en el modelo Team). Los frenos son unos Formula Racing 1 y el sillín un San Marco Aspide FX (que no se encuentran en ninguno de ellos).

La transmisión queda en manos del grupo XX1 Eagle de SRAM, con un plato de 32 dientes y un cassette de 12 velocidades con el rango 10-50. Es una transmisión con un punto de exigencia (el plato de 32) pero con la que, gracias a la relación trasera elegida, podremos enfrentarnos a cualquier desnivel que se nos presente, tanto cuesta arriba como cuesta abajo.

Bianchi Methanol CV

Del montaje también destacan los componentes FSA K-Force Light de fibra de carbono, atractivos y ligeros. La potencia es de 100 mm en la talla M que he llevado y el manillar, plano, de 700 mm. La tija del sillín tiene un ligero retroceso de 25 mm que, junto al detalle que ya he mencionado antes de los 27,2 mm de diámetro, permiten cierta flexión que ayuda a mejorar la comodidad a la hora de rodar.

La horquilla sí que es compartida en los dos montajes (Team y 9.1), la FOX 32 SC Factory con acabado Kashima y bloqueo desde el manillar. Esta horquilla es bastante habitual en las carreras de Copa del Mundo y gracias al diseño Step-Cast de sus barras ha logrado bajar el peso hasta los 1,39 kg (declarados y sin necesidad de carbono) pero manteniendo la rigidez óptima. En cuanto a su funcionamiento, es intachable gracias a la cámara de aire FLOAT y al cartucho FIT4. Una vez ajustada (es sencillo si seguimos las pautas e instrucciones de la web de FOX) su comportamiento es suave y preciso.

Bianchi Methanol CV

A por todas con la Bianchi Methanol CV

Una vez le empiezas a dar a los pedales a la Bianchi Methanol CV se hacen realidad los puntos que hemos visto en la teoría. El más importante es que la Methanol CV es muy rápida. Es una bicicleta diseñada para rodar muy rápido. Ligera, compacta y manejable, no deja de pedirte que exprimas las piernas para ir un punto más deprisa, especialmente cuando rodamos por terrenos firmes con un desnivel menos acusado.

En las cuestas más empinadas mantiene el tipo como la mejor, es muy explosiva, por lo que al ponernos de pie, o exprimir un punto más las piernas, responde con rapidez y sale disparada. También, al ser manejable, es muy fácil meternos con ella por lugares complicados y trialeras de subida.

Bianchi Methanol CV

En este punto tengo que reconocer una cosa. Cuando vi la Methanol CV por primera vez hubo una cosa que me echó un poco para atrás. Los neumáticos Kenda Honey Badger XC Pro no me parecían la mejor elección para el invierno/inicio de primavera que estamos teniendo, con mucha lluvia y el terreno completamente embarrado. Sin embargo, he decir que me ha gustado mucho su comportamiento, está muy en consonancia con la bicicleta: son ligeros, rodadores y rápidos. Pero es que, además, se han comportado muy bien con el suelo blando y embarrado.

Quizá he ido con más cuidado que habitualmente, pero es cierto que no he llegado a sentir el límite de los neumáticos en las curvas. Y lo que es más importante, en subidas complicadas, al ponernos de pie, no se resbalaban ni derrapaban por la falta de tracción, más bien al contrario, mantenían el agarre y me permitían apretar un poco más.

Bianchi Methanol CV

Bajando la bici es bastante noble… y absorbente. No hay que olvidar que hablamos de una rígida de XC con una horquilla de 100 mm, así que no le podemos pedir lo mismo que a una Trail doble de 120 mm o una Enduro de 160. Pero dentro de su categoría destaca por ello.

Vuelvo a incidir en el corto triángulo trasero de la Methanol CV, que con unas vainas de 429 mm, además de acelerar rápido, se maneja muy bien la rueda trasera. Cuando necesitamos colocar la bici, dar un salto o tenemos que apretar las piernas para trazar una curva cerrada, esta parte trasera compacta y reactiva es nuestra mejor aliada. Si a eso le sumas la buena sensibilidad de la FOX 32 SC y su offset que compensa el ángulo de dirección de 71º, tenemos una bici muy ágil y manejable que, además, responde inmediatamente y con precisión en ambas ruedas.

Por último, hay que señalar un factor importante, especialmente para los que piensen en la Methanol CV como su máquina para XCM. Al ser bastante confortable, aguantamos mejor el paso de los kilómetros. Las irregularidades del terreno no castigan tanto nuestra espalda y seremos capaces de llegar más lejos, más rápido y más frescos.

Bianchi Methanol CV

Conclusión

¿Buscas una bicicleta ligera y manejable con la que dominar las carreras XC y XCM? La Bianchi Methanol CV es la respuesta. Pero es que, además, con ella irás cómodo, por lo que podrás usarla en las salidas más recreativas. No es una bici doble, pero ofrece una sensación muy parecida en cuanto al confort en marcha. Pese a la gran respuesta a la pedalada del triángulo trasero, no te va escupiendo en los baches, sino que la rueda los dibuja.

Ojo, es una bicicleta exigente, por geometría y por el desarrollo elegido para la transmisión, por lo que no está indicada para gente que empiece o que esté en un estado de forma bajo y pretenda “que la bici le haga el trabajo”. Es una bicicleta para quien sabe lo que tiene y sabe cómo sacarle partido.

Bianchi Methanol CV

Yo me he divertido mucho con la Methanol CV, pero también he notado cómo me exigía, cómo cuando las piernas se habían tomado un respiro la bici me pedía ir un punto más rápido.

Luego, por último, está el exquisito diseño italiano reflejado en sus líneas. Cada vez es más complicado encontrar algo que se salga de la norma o que atraiga las miradas, pero con esa geometría, esos colores, la Methanol CV lo consigue. Es una opinión muy personal, lo sé, pero estéticamente es una pasada… y eso al final también cuenta para estar orgulloso de tu bicicleta.

Bianchi Methanol CV

Cosas de familia

Bianchi cuenta con dos acabados para la Methanol, el cuadro tope de gama CV (con fibras Countervail) y el SX (un monocasco de fibra de carbono). La gama que nos ocupa, la Methanol CV, está compuesta por 6 modelos, tres de ellos equipados con grupos Shimano: la versión Team Edition con XTR Di2 de 1x11, la 9.2 con un monoplato XTR 1x11 o la 9.5 con transmisión XT de doble plato. Y otras tres con grupos SRAM monoplato de 12 velocidades: el modelo Methanol CV 9.1 equipa SRAM XX1 Eagle de 1x12, la 9.3 X0 Eagle y la 9.4 GX Eagle.

En cualquiera de los 6 modelos el montaje es muy parecido, apostando por la misma horquilla FOX 32 SC Factory Kashima y por componentes FSA en, prácticamente, todos ellos. La más baja de gama, la Methanol CV 9.5, es la única que equipa componentes (manillar, tija y potencia) diferentes y, además del clásico azul celeste y negro de Bianchi, se ofrece en otro color, negro con logos y detalles en verde.

Bianchi Methanol CV Team Edition

Methanol CV Team Edition | 8.399 €
Methanol CV 9.1 | 7.499 €
Methanol CV 9.2 | 6.199 €

Bianchi Methanol CV 9.3

Methanol CV 9.3 | 4.999 €
Methanol CV 9.4 | 4.299 €

Bianchi Methanol CV 9.5

Methanol CV 9.5 | 3.999 €

Detalles de la bici

Cuadro de la Methanol CV con fibras Countervail

El cuadro de la Methanol CV es el gran protagonista, un cuadro que destacada por multitud de factores, empezando por algo tan importante como la tecnología volcada en él, con las fibras Countervail que han demostrado su rendimiento en la alta competición, tanto en MTB como en carretera, continuando por su geometría compacta y manejable, y finalizando por la estética arrebatadora. Bianchi sigue siendo una marca italiana que ejerce como tal. El diseño y la estética, para ellos, es fundamental, y la Methanol CV los cuida mucho con la decoración en azul celeste y con unas formas que la diferencian completamente del resto de XC rígidas.

FOX 32 SC Factory Kashima en la Methanol CV

La Fox 32 SC Factory Kashima es una horquilla digna de la Copa del Mundo. Gracias al acabado Step-Cast es muy ligera, 1,39 kg, pero muy rígida (ya que sigue utilizando aluminio como material principal en lugar de fibra de carbono). Cuenta con el nuevo cartucho FIT4 que permite también un ajuste fino de la compresión a baja velocidad.

Lo cierto es que puede resultar algo largo hacer el “set-up” completo de la horquilla a nuestro gusto, pero una vez hecho es una pasada. Además, es la contrapartida que tiene el material de alta competición, que exige ser más minuciosos con su cuidado, mantenimiento y puesta a punto.

Componentes FSA en la Bianchi Methanol CV

FSA es la encargada de poner los componentes de control y confort de la Methanol CV, esto es, la potencia, el manillar y la tija de sillín. En este caso todos pertenecen a la línea K-Force Light de fibra de carbono UD. El manillar es de 700 mm de ancho con 6º de retroceso, lo que nos permite tener un buen control de la situación sin abrir en exceso los brazos ni inclinarnos, una medida muy apropiada para el XC.

La potencia es de 90 mm en talla M con una inclinación de +/-12º. A pesar de la inclinación negativa, su corta longitud me ayudó a tener una posición ligeramente erguida y más cómoda. Quizá un usuario de XC puro, que busque el máximo rendimiento durante un periodo de tiempo de no más de 2 horas, le guste una algo más larga. Pero en mi caso, la de 90 mm fue todo un acierto. El peso declarado de ambos componentes es de 175 g el manillar y 143 g la potencia.

Tija FSA K-Force Light en la Bianchi Methanol CV

Otro elemento firmado por FSA y responsable de la comodidad que transmite la Methanol CV a la hora de rodar con ella. La tija K-Force Light cuenta con un ligero retroceso de 25 mm y una longitud de 400 mm. Su diámetro, 27,2 mm y la fibra de carbono UD (unidireccional) confeccionada en modo monocasco, permiten cierta flexión del material que hace que el rodar sea bastante confortable. Pesa, tan sólo, 210 g, es compatible con las baterías de los grupos Di2 y el cabezal superior de anclaje del sillín es de aluminio forjado con tecnología MTC (Minimal Top Clamp).

CrankBrothers Cobalt con Kenda Honey Badger XC Pro

Aunque las ruedas no pertenecen al montaje 9.1 (al que sí pertenece el grupo de la transmisión), las encontramos en el acabado Team Edition. Las CrankBrothers Cobalt XC destacan por su llanta de fibra de carbono y su buje trasero de triple trinquete, además de por la particular disposición de los radios Twin Pair Spoke Tech.

Según CrankBrothers este diseño permite desplazar el peso más cerca del centro (buje), lo que reduce la inercia rotacional y mejora la aceleración las frenadas. Además, gracias a la ausencia de agujeros para los radios se logra una mayor rigidez de la llanta y que ésta sea tubeless, aunque también admite cámaras, sin necesidad de fondo de llanta. El peso declarado del conjunto es de 1.562 g.

SRAM XX1 en la Bianchi Methanol CV

La transmisión es otro de los reflejos de que la Bianchi Methanol CV es una máquina de competición. Estamos ante el SRAM XX1 Eagle, el tope de gama de los grupos monoplato 1x12, un grupo muy ligero con bielas de fibra de carbono de 175 mm (algo más largas de lo habitual en una talla M -172,5 mm- pero que nos permiten hacer un poco más de palanca).

El plato de 32 dientes le pone un punto exigente, pero nos permite rodar muy rápido, en llano, subiendo e incluso bajando. El cassette es el “clásico” del 1x12 de SRAM con un rango de 10-50 y un buen escalado de las coronas para que los saltos sean graduales (10-12-14-16-18-21-24-28-32-36-42-50).

Ficha Técnica

Cuadro

Fibra de carbono HM Countervail

Horquilla

Fox 32 Factory SC Kashima

Amortiguador

No

Pedalier

SRAM XX1 Eagle 32

Desviador

No

Casete

SRAM XG 1295 Eagle 10-50

Cambio

SRAM XX1 Eagle

Mandos

SRAM XX1 Eagle

Cadena

SRAM PC-XX1 Eagle

Frenos

Formula R1 (180/160 mm)* (SRAM Level Ultimate en la 9.1)

Dirección

FSA Orbit C-40

Potencia

FSA K-Force Light UD Carbon +/-12º 90 mm

Manillar

FSA K-Force Light UD Carbon 700 mm 6º 0º

Sillín

Selle San Marco Aspide FX* (Fi'zi:k Tundra M3 en la 9.1)

Tija de sillín

FSA K-Force Light UD Carbon 27,2 mm 25 mm retroceso

Pedales

No

Bujes

CrankBrothers Cobalt* (DT Swiss XR1501 Spline en la CV 9.1)

Llantas

CrankBrothers Cobalt* (DT Swiss XR1501 Spline en la CV 9.1)

Cubiertas

Kenda Honey Badger XC Pro 29x2.05

Tallas

38(S)-43(M)-48(L)-53(XL)

Peso

9,1 kg (talla M)

Precio

7.449 € (versión CV 9.1)

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Relacionados

Orbea Oiz XC y TR Experience & Press Camp
Orbea Oiz XC y TR Experience & Press Camp
In the hands of Christoph Roodhooft - Team manager Mathieu van der Poel
In the hands of Christoph Roodhooft - Team manager Mathieu van der Poel

Texto:

J. Daniel Hernández

Fotos:

Javier Martínez

Publicado el 26/04/2018

Etiquetas: