MMR Kenta 70

La MMR Kenta es la doble elegida por el MMR FRT para las pruebas de XCO y XCM, sin embargo, sin perder el espíritu racing, también se ha destapado con una bicicleta muy equilibrada y apta para un gran público. Te contamos por qué.

MMR Kenta 70
autor mtbpro
J.Daniel Hernández
autor de las fotos
David Agüero

fecha12/04/2021


lo mejor
Equipamiento de alto nivel a un precio atractivo. Sensación de comodidad y manejabilidad, eso sí, sin perder el punto racing que tanto gusta.
lo peor
Ángulo de la dirección de 70º, bueno para subir, no tanto para bajar en zonas rápidas.

MMR lleva unos cuantos años haciendo una apuesta muy fuerte por estar presente en la competición del más alto nivel. Hablamos de la Copa del Mundo, Mundiales y, un año como este 2021, los JJ.OO. Para ello el equipo MMR FRT (Factory Racing Team), con el incombustible Sergio Mantecón y el italiano Nadir Colledani asomando la cabeza por los puestos de honor en las competiciones importantes, dispone de dos interesantes monturas como la MMR Rakish, la rígida con suspensión delantera que ya probamos hace unos meses, como la MMR Kenta de doble suspensión.

Si bien la Rakish está disponible en una versión SL y una versión “normal”, de la Kenta encontramos un único modelo con un cuadro de fibra de carbono Toray T-700 que deja un peso declarado de 1.900 g para el cuadro en talla M. Toda la gama Kenta (6 modelos), incluidas las bicicletas que utiliza el equipo, comparten el mismo cuadro con estas fibras del fabricante Torayca, por lo que si accedemos a una MMR Kenta estaremos usando el mismo material que podemos ver en la parrilla de salida de cualquier prueba de la Copa del Mundo. Y, aunque luego analizaré más detenidamente la gama, merece la pena señalar que lo podemos hacer desde poco más de 3.000 €.

Bicis efectivas

Toda la experiencia recabada en estos años en competición ha hecho que MMR desarrolle unas bicicletas que son, ante todo, efectivas. Ya lo pude comprobar en la MMR Rakish y ahora lo corroboro con la MMR Kenta. Bicicletas que son muy manejables y que, como digo, son muy efectivas en el terreno para el que han sido diseñadas, que en el caso de las MTB son las categorías de XCO y XCM.


Te puede interesar: Test: MMR Rakish 00


Antes de continuar quiero dejar claro que cualquier usuario, aunque no tenga un objetivo competitivo en mente, va a disfrutar de esta efectividad y manejabilidad de la MMR Kenta cuando salga con ella. Va a disfrutar de una capacidad de reacción muy interesante en las subidas y de un sistema cómodo con buena capacidad de absorción en las bajadas (siempre teniendo en cuenta que hablamos de 100 mm de recorrido de suspensiones en ambas ruedas).

MMR Kenta 70

Para conseguir este comportamiento en MMR han recurrido a su geometría G3, que significa que tiene la geometría más racing dentro de su catálogo. Traducido a números esto significa que la MMR Kenta (en talla M) cuenta con una pipa de la dirección razonablemente corta (105 mm), que junto al ángulo de la dirección de 70º (muy vertical) favorece adoptar una posición agresiva en las zonas de subida y pedaleo). El ángulo del tubo del sillín de 73,8º está igualmente pensado para favorecer el pedaleo, las vainas son de 445 mm y tiene un Reich de 418 mm y un stack de 600 mm.

MMR Kenta 70

De estos números se puede deducir que la MMR Kenta se ha diseñado para ser muy efectiva en los tramos rápidos de pedaleo. Esto no significa que sea torpe bajando, no ha sido esa precisamente mi impresión, porque el buen comportamiento del tren delantero, el lanzamiento de la horquilla, ancho del manillar y la potencia de longitud corta, hacen que no echemos de menos un ángulo de la dirección menos vertical en pasos técnicos (siempre que tengamos en cuenta que hablamos de una doble suspensión de 100 mm para XC).

MMR Kenta 70

El sistema de suspensión, denominado F4P (Flexion for Pivot) es realmente sencillo y un punto clave para el posible éxito de una bici como la MMR Kenta de cara al usuario final, ya que partimos de un sistema derivado de los monopivote que juega con la flexión del carbono de vainas y tirantes para lograr la progresividad de los sistemas articulados y evitar la contaminación de la pedalada y la frenada.

MMR Kenta 70

Su comportamiento es muy bueno y con un buen setup del amortiguador apenas tendremos interferencias cuando pedaleamos sentados. Pero si lo bloqueamos tenemos el comportamiento de una bicicleta rígida, con nada de pérdida por torsiones indeseadas al contar con muchos menos puntos de giro y posibles puntos de holgura. Precisamente por eso, es un sistema con un mantenimiento más sencillo y óptimo para la mayoría de los usuarios.

Según nos han comentado los amigos de MMR, “El sistema F4P elimina el punto de giro o pivote que se ubica en vainas o tirantes en otros sistemas horst link y con esto conseguimos menor número de piezas. La elasticidad de vainas y tirantes es la que compensa el trabajo de este punto de giro horst link. Con un recorrido cercano a los 100 mm, el comportamiento del basculante se caracteriza por una curva cinemática que minimiza las interferencias con el pedaleo y maximiza el rendimiento”.

MMR Kenta 70

Cuidado montaje

Tradicionalmente MMR ha rodeado muy bien sus cuadros con una cuidada selección de componentes firmados por las primeras marcas. La Kenta 70 es la 2ª más básica de la familia, con un PVP de 3.560 € y por ese precio ya nos encontramos rodeados de algunos elementos bastante destacables, como el conjunto de tija, manillar y potencia firmados por Ritchey en su gama WCS.

Pero si hay que destacar algo en especial es la elección de la horquilla y amortiguador, una RockShox SID SL Aire de 100 mm y un amortiguador SID Luxe Select +, ambos bloqueables con un mando conjunto desde el manillar. Sí, no son los tope de gama de la familia SID, pero cuentan con el aura y lo que es más importante, el buen desempeño, de esta familia. Un buen motivo para fijarse en esta bici.

MMR Kenta 70

Para la transmisión se recurre a un grupo Sram GX Eagle con un plato de 34 y un casete 10-52… Sin duda una configuración que hace honor al espíritu competitivo de la Kenta. Y, la verdad, en este caso creo que la elección del plato de 34 es todo un acierto. Un plato menor le hubiese hecho perder el punto de exigencia (y de mayores posibilidades en tramos rápidos) que tiene esta bicicleta. Y con el casete 10-50 difícilmente ningún usuario llegue a necesitar un 32.

MMR Kenta 70

Aunque según Sram, y gracias a su tecnología X-Sync, no lo necesita, la MMR Kenta viene, además, con un guiacadenas que nos aporta un plus de tranquilidad en cuanto a la posibilidad de que se salga la cadena y dañe el cuadro o las bielas. Para los frenos, eso sí, recurre a un conjunto Shimano MT-400 con discos de 180 mm delante y 160 mm detrás cumplidor y efectivo, aunque sin los grandes fuegos artificiales que tienen sus hermanos mayores. El disco delantero de 180 mm es un nuevo acierto que permite una mayor tranquilidad y mejor capacidad de frenada para el usuario final.

Al igual que en la MMR Rakish 00 que probé hace unos meses, encontramos unas ruedas DT Swiss Spline X-1900 con unos neumáticos Hutchinson Kraken de 29x2.30” SlideSkin. Se trata de unas cubiertas razonablemente ligeras (800 g de peso) y con un perfil muy rodador. Se trata de una elección hecha para dejar clara su orientación “racing” y son herencia del desarrollo conjunto entre la marca francesa y sus equipos patrocinados, entre otros el MMR Factory Racing. Al igual que hice con la Rakish, mi consejo es tubelizar estos neumáticos en cuanto sea posible para poder rodar con ellos con presiones algo más bajas.

MMR Kenta 70

Un apunte, aunque ningún modelo de la gama MMR Kenta la incluye de serie, es fácil que hayas visto esta temporada o la anterior a alguno de los miembros del equipo corriendo con tijas telescópicas. Efectivamente el cuadro es compatible y podrás montarle una si así lo deseas (algo que te recomiendo si te gustan las zonas técnicas de bajada, pues te ayudará a compensar el ángulo de la dirección algo más vertical al permitirte bajar y retrasar el peso y, por tanto, el centro de gravedad).

En acción

La MMR Kenta es una bici que no puede ocultar su herencia racing, una bici diseñada para cumplir las expectativas de un equipo que corre la Copa del Mundo. Pero que nadie se asuste, aun así ha mostrado un comportamiento muy notable en un uso más “mundano”, mostrándose como una bici cómoda y efectiva que permite al usuario salir a un ritmo más tranquilo o bloquear las suspensiones y salir con el cuchillo entre los dientes.

MMR Kenta 70

A veces la MMR Kenta me hacía sentir como si estuviese tratando con el Dr. Jekyll y Mr. Hyde… o en su versión Marvel, con Bruce Banner y Hulk. Con las suspensiones abiertas tenemos una bicicleta cómoda, la postura es agradable, efectiva al pedaleo, con esa absorción justa para ir dibujando las irregularidades del terreno sin que sea molesta. Pero si las bloqueamos…, si bloqueamos las suspensiones es como si algo cambiase en la bicicleta y nos pidiese ponernos de pie y exprimirnos un punto más de lo que creemos posible. Nos pide dar lo mejor de nosotros mismos… y, cuando hemos alcanzado ese punto, superarnos.

Hay otros muchos factores (los neumáticos rodadores, la geometría, etc.) que ayudan a ello en las zonas de pedaleo, llano, pistas forestales e incluso trazados de subida y senderos de pedaleo, pero lo importante es esa sensación que nos deja como de un tiburón oliendo sangre.

MMR Kenta 70

Y a la hora de bajar…, bueno, a la hora de bajar se ha conseguido un equilibrio bastante interesante. La MMR Kenta es muy divertida en senderos revirados. Gracias a la dirección de 70º y el offset de la horquilla gira muy bien, es fácil y divertida de llevar. Quizá en las zonas más técnicas esto pueda jugar en su contra, pero entonces entran otros factores en la ecuación, como el buen desempeño de las suspensiones (vuelvo a quitarme el sombrero con la gama SID en la horquilla y el amortiguador) y su buena manejabilidad, fruto de una geometría equilibrada que permite un buen reparto de pesos.

MMR Kenta 70

Conclusión

La MMR Kenta es una gran elección tanto si estamos pensando en competir en XCO o XCM como si buscamos una bicicleta de XC para nuestras salidas habituales pero que no nos desentonaría si alguna vez nos pica la necesidad de ponernos un dorsal. Todo ello si, además, nuestro presupuesto está alejado de las grandes cifras pero necesitamos una montura que nos ofrezca una base y un montaje capaz.

Porque MMR vuelve a destacar no sólo por hacer un producto con un alto nivel de calidad, sino porque lo acompaña de un montaje de garantías, con nombres muy atractivos y con los que tendremos la garantía de que no desentonarán por mucho que les exijamos.

MMR Kenta 70

Cosas de familia

La gama MMR Kenta está formada por 6 modelos, todos ellos con el mismo cuadro de fibras de carbono Toray T-700 y con una interesante selección de componentes en su montaje desde 3.060 €. Ya por ese precio encontramos suspensiones RockShox SID y un grupo Shimano Deore con cambio trasero XT y frenos MT-400. En cuanto a los colores, los más económicos están disponibles sólo en la combinación rojo/negro que ves en las fotos y que es la misma que lleva el MMR FRT; el modelo superior (00) está disponible en este acabado y en un degradado de gris a negro, mientras que el segundo, la Kenta 10, está disponible sólo en el acabado gris. La MMR Kenta está disponible en tres tallas (S, M y L).

MMR Kenta 70

La bici al detalle...

MMR Kenta 70
Horquilla

La elección de la gama RockShox SID incluso en los acabados más económicos de la familia es una sorpresa muy agradable, además de un motivo de peso para elegir una bici como la Kenta. La horquilla SID SL Select (con cartucho DebonAir) es una garantía de suavidad y buen funcionamiento. Tiene un peso declarado de 1.468 g y en la web de RockShox encontrarás una App (RockShox Trail Head) que te ayudará a la hora de hacer el step-up de tu horquilla en función de tu peso y preferencias.

MMR Kenta 70
Amortiguador

El amortiguador SID Luxe Select+ también cuenta con cartucho DebonAir y un gran funcionamiento. Su peso es de unos 236 g (peso declarado que depende de la medida exacta) y cuenta con un regulador del rebote; ojo, es un pequeño tornillo de allen que queda oculto por la palanca de bloqueo, por lo que no es fácil encontrarlo. Eso sí, una vez efectuado el setup es una maravilla.

MMR Kenta 70
Componentes

Como es habitual en las MMR, Ritchey es la firma elegida para potencia, manillar y tija (también para la dirección), en este caso con su gama WCS de aluminio. La tija es una WCS Zero (sin retroceso) de 31,6 mm con un peso algo superior a los 250 g. Al igual que en la Rakish 00 que probé hace unos meses, el manillar es de 720 mm de ancho y declara un peso de 232 g, la potencia, 120 g. El sillín también es el San Marco Shortfit Supercomfort.

MMR Kenta 70
Ruedas y neumáticos

La MMR comparte las mismas ruedas y neumáticos que había probado en la Rakish 00. Las ruedas son unas DT Swiss Spline X-1900, una elección bastante habitual como componente OEM de muchas bicis de XC por su buen equilibrio entre funcionalidad, rigidez y peso. Cuentan con la tecnología Pawl de triple trinquete, un ancho de llanta de 25 mm y un peso declarado de 1.750 g aproximadamente. Los neumáticos son los Hutchinson Kraken de 29x2.30” SlideSkin, unos neumáticos de unos 800 g de peso y un perfil muy rodador. En terreno seco han agarrado bastante bien sin lastrar en absoluto en las subidas (más bien al contrario), pero es recomendable tubelizarlos para un extra de protección frente a los pinchazos además de poder rodar con presiones algo más bajas que ofrezcan un mayor apoyo en curvas si el terreno se complica.

MMR Kenta 70
Grupo

En MMR no han querido experimentar en algo tan delicado y por ello han apostado por elementos de gama media pero sobradamente probados y fiables. El cambio está en manos de un Sram GX en una configuración muy acertada, plato de 34 dientes y un casete 10-52. Con esta configuración es prácticamente imposible que encontremos un desnivel que no podamos superar… y el salto excesivo que encontramos a veces entre la corona de 42 y la de 52 dientes queda levemente paliada por el plato de 34 dientes en lugar de llevar uno de 32.

MMR Kenta 70
Frenos

Para los frenos han recurrido a los MT-400 de Shimano, unos frenos que no tienen la fama ni las posibilidades de regulación de sus hermanos mayores (Deore, Deore XT…) pero que se desempeñan muy bien en un primer nivel. Además, MMR ha optado por montar un disco delantero de 180 mm en lugar de uno de 160 mm, por lo que en mi caso no he tenido ningún problema de frenado.

Más información

Peso:

11,70 kg (talla M)

Precio:

3.560 €

Más sobre: