Orbea Alma M-Team

Test: Orbea Alma M-Team

Te subes, das un pedal y, aunque ya lo sabes casi sin haber metido la segunda cala, enganchas, te pones de pie… Y sales disparado como si le metieras las espuelas a un caballo de carreras. Sin medias tintas, la nueva Orbea Alma es una bici de carreras purista, una impecable institución mundial dentro de la élite del alto rendimiento.

Texto:
Antonio del Pino
Fotos:
David Agüero
Publicado el 13/10/2020
Orbea Alma M-Team
Es ligera y rápida, pero el retorno que ofrece es mayor aún. Pocas bicis de XC rígidas actuales son tan divertidas y capaces en ascenso. Gama de opciones MyO.
Poco que aportar en una posición crítica porque es una bici coherente con su uso, salvo que quien quiera una bici de XC de reacciones contenidas… Tal vez para esto no sería la candidata ideal.

Cada vez soy menos de elegir el modelo híper tope de gama para los test. Otra cosa es que luego a mí, en mi vida privada como ciclista, me guste llevar montajes súper exclusivos, pero en esta labor de periodista especializado prefiero elegir bicis de interés general que no revienten cuentas corrientes y luego, que a nivel de componentes, dejen algo de margen que evidencien el trabajo neto de la marca, que casi siempre se limita al cuadro y algunas partes integradas.

Sinceramente, 5.000 euros por esta versión M-Team de 9,390 kg sin pedales en talla L tal cual la ves, que ya es un buen dineral, en términos prácticos deja casi sin sentido a la exclusiva versión LTD que cuesta 2.500 euros más.

Este montaje pone a la nueva Orbea Alma M-Team en un peso “ready to race” para ganar la carrera que sea, incluso de Copa del Mundo, sin necesidad de añadir ni cambiar absolutamente nada. Pero más importante aun, al nivel de fiabilidad necesario que sólo reclama el que ha vivido que no hay nada más duro que quedarte tirado por haber afinado demasiado con el montaje de la bici después de haberte gastado una fortuna que ha servido para poco más que fanfarronear con los colegas.


Te puede interesar: Nueva Orbea Alma 2021, más Alma y menos peso que nunca (830 g)


(Sigue el artículo ↓)

Orbea Alma M-Team

En eso el que escribe es todo un especialista, quiero decir, en pretender ganar una carrera con una bici de pedestal y salón, de esas que se etiquetan con hashtag #pornbike, pero que luego en la práctica y siendo realmente duro con la bici entre piedras, raíces y mocos, como no andes con ojo, acabas rajando en dos un tubeless, reventando una llanta, partiendo una tija, doblando un plato o quedándote con un pedal pegado a la cala de la zapatilla. Y quiero dejar claro de salida que este montaje de serie es sencillamente perfecto para atender el propósito de esta bici: ir muy rápido con confianza y plenas garantías.

A mediados de verano yo mismo te presenté esta bici sobre teorías y en base a su argumentario técnico, pero no la había probado. En esa presentación me tuve que limitar a describir y opinar de forma somera sobre las mejoras que el equipo de Orbea nos fue describiendo por una “videocall”. El cuadro OMX ahora se queda en 830 g en talla M, en su versión OMR se va a los 1.100 g, que la geometría se ha adaptado a los rigores de la Copa del Mundo y una buena batería de aportaciones, como su cableado interno ICR, que el freno trasero es Flat Mount, que la patilla del cambio es la universal UDH de fácil adquisición…

En fin, puedes releer ese articulo con todas las especificaciones técnicas en la que la carta de presentación era muy buena, pero la realidad es que, por mucho énfasis que hiciera Orbea en su nueva máquina de XC puro, hay que probarla para entenderla porque creo que ni se acercaron a lo maravillosa que es esta bici en los caminos, con dorsal y también sin él.

Orbea Alma M-Team

En la tierra

Es uno de los riesgos de hablar tanto de la Copa del Mundo y realidades tan ajenas a la vida del 99% de la población ciclista mundial porque, aunque impresiona mucho ver tanta vena y tendón al aire sobre esta bici, los que pagan no siempre están tan finos, buscan una bici de montaña bonita y rápida con la que vivir kilómetros de emociones y velocidad en los que caben duras y largas rutas para recordar con tu grupo de mejores amigos salidas solitarias exprés entre semana y luego, por supuesto, participar en algunas carreras.


Te puede interesar: Nueva Orbea Oiz 2021: la Orbea doble de XC más ligera de la historia


(Sigue el artículo ↓)

Orbea Alma M-Team

A riesgo de equivocarme, creo que ese perfil de usuario en el que me incluyo es más común y afín a la mayoría que lo que vemos en Red Bull TV, que cierto es que nos inspira y que de una manera u otra moldea el ranking de marcas favoritas en nuestra cabeza, para que una entre todas acabe siendo la elegida. Tiene su utilidad.

El tema es que, siendo cierto que el hecho de haber adaptado esas necesidades de la élite a las bicis de serie se ha traducido en mejores bicis para todos porque son más rápidas, capaces y seguras, pero después de ver de forma reiterada por todas las marcas unas puestas en escena tan de ultra alta competición, corren el riesgo de impresionar tanto que te llegas a cuestionar si vas a tener nivel suficiente como para llevar una bici así.

Siendo cierto que la Orbea Alma es una bici que se lleva un 10 contundente en su capacidad como bici de élite, como lector, que también soy, nadie se está parando a explicar qué tipo de bici es la nueva Alma en el día a día, en la vida de un ciclista de montaña entrado en años que, incluso con la ilusión y motivación intacta para exprimirse, con experiencia para ir muy rápido en las bajadas…, al final usa la bici de una forma mucho más amplia que lo que acota la alta competición.

Números

Los hechos técnicos están ahí y son irrefutables. Quiero decir que Orbea técnicamente ha alcanzado el nivel de súper bici de XC con la nueva Orbea Alma, también con la Oiz, y en realidad ya con casi todas las categorías en las que trabajan, en este caso con un proceso de construcción monocasco muy avanzado OMX que no sólo les lleva a conseguir un peso muy ligero sino una calidad de construcción soberbia. El cuadro está mejor hecho que el anterior a todas luces, que ya era y es bueno, pero es que este es excelente mires donde mires.

Orbea Alma M-Team

No me voy a parar mucho en matices nimios y voy a destacar directamente la principal cualidad de la nueva Alma; y es una bici que corre, que corre no sólo mucho sino muy bien. Hay otros cuadros de XC rígidos formidables, sensiblemente más duros de tacto como los de la Cannondale FSI, Scott Scale o Specialized Epic HT, por citar algunos equiparables y de mucho éxito en nuestro mercado.

Sin embargo Orbea ha tenido la habilidad, producto de la experiencia y también de los recursos que se han ganado a base de currar, para saber dotar a la Alma de una personalidad particular y casi única en su reacción y manejo.

Revisando su geometría, al ver las cotas, me empezó a resultar sumamente familiar a algo que ya había visto y probado con anterioridad. Dándole vueltas al coco, recordé que el pasado mes de diciembre probaba la Epic HT 2020 de primer precio, que me encantó por muchos motivos y entre ellos especialmente por la geometría… Si la comparas con la Alma en la misma talla, son casi un calco.

Digo “casi” con mucha precisión porque ese “casi” en este caso es mucho. Compruébalo por ti mismo. Quiero decir: vainas de 43 cm en ambas, altura de pedalier de 30,9 cm, tubo de dirección de 11 cm en talla L, distancia entre ejes de 1.144 mm para la Alma y 1.146 mm para la Epic… Y ahora llegamos a los matices que, combinados con su específica construcción dentro de la mentalidad de Orbea y cómo quieren que sean sus bicis, hacen de la Alma una bici diferente.

Orbea Alma M-Team

Llevo muchos años en esto y a poco que me hayas leído en otra ocasión, caerás en la cuenta de que a veces me repito en algunos planteamientos. No es la primera y seguramente no será la última vez que digo que las bicis se parecen mucho a los lugares en los que se conciben porque al final las bicis salen de la cabeza de personas cuyos criterios están moldeados por su historia y por su entorno.

En Orbea y su apasionada cultura por el ciclismo competitivo siempre persiguen que sobre todo sus bicis de carreras o bicis más agonísticas sean bicis para ciclistas valientes, tomando decisiones geométricas que, aunque sea por decimales, siempre buscan ese poquito más en el que si hay que elegir entre calma o nervio van más a por lo segundo.

Orbea Alma M-Team

Así en la Alma vemos que incluso con las nuevas geometrías World Cup para las bicis de 29” con vainas más cortas, tubos horizontales más largos, potencias más cortas y ángulos de dirección más lanzados… En Orbea han dicho que sí, que están de acuerdo, pero hasta un punto.

Por ese motivo verás que la Alma respecto a la Epic HT a la que hago referencia tiene medio grado menos de dirección para quedarse en 68º, pero medio grado más vertical de tubo de sillín para estar en 74,5º y lo más importante, han sido más contenidos en la distancia del tubo horizontal para quedarse en 618 mm en talla L frente a los 633 mm de la Epic HT que estamos usando como referencia.

Orbea Alma M-Team

Estando ambas en un rango similar, a grandes rasgos la mentalidad americana busca más estabilidad en los tramos más difíciles cuesta abajo con una dirección algo más directa y la de Mallabia va a por una posición de ataque que propicie la eficacia en las subidas, que la bici gire fuerte con la acción del peso del cuerpo, dándole más peso y participación a la acción de la rueda delantera, cosa que si sabes utilizar, en frenadas y giros fuertes, es una gran ventaja.

¿Mejor o peor? Sería un hipócrita si dijera lo uno y lo contrario en relación a con quien toque bailar cada mes, y no es por quedar bien con todo el mundo, pero llegado el caso es diferente para usuarios diferentes. Tampoco estamos hablando de diferencias radicales, pero sí de conceptos en los que en manos expertas que hayan tenido varias bicis notarán que en la Alma le han dado prioridad al carácter escalador, que la bici se balancee con agilidad al pedalear de pie y que se maneje mejor en tramos sinuosos. Esto es algo que se echa en falta y que se escucha en no pocos corrillos de usuarios.

3, 2, 1… Despegamos

Con estos ingredientes dentro de la olla, te garantizo que nada más subirte en una bici como esta Alma M-Team tal cual viene montada, si eres de los de dar pedales muchos kilómetros y cuanto más rápido mejor, te va a generar una profunda emoción de euforia. No hablo de la carcajada explosiva producto de la adrenalina que pudiera darte una doble de trail con la que saltar y pasar por sitios imposibles, no, no…Hablo de esa sonrisa malévola que despierta la seguridad de que con una bici así vas a hacer sufrir mucho a tus amigos o rivales incluso con las mismas piernas de siempre.

Orbea Alma M-Team

Y es que precisamente a esto es a lo que me refería cuando hablaba de la satisfactoria realidad de una bici como la Alma tanto para usuarios de a pie como para los extraterrestres que se juegan el sueldo en el circuito encintado de Mont Sainte-Anne. Y es que en las pistas y senderos de siempre, precisamente por ese carácter sensiblemente menos proteccionista y más deportivo, es posiblemente una de las bicis rígidas de XC moderno más aprovechables de la actualidad, porque no hace falta meterse en terrenos críticos para disfrutar de sus fulgurantes prestaciones de continuo.

Es muy ágil, es ligera, pero se siente más aún, propiciando una posición de pedaleo más avanzada sobre el pedalier para poder machacar las bielas aprovechando los grupos musculares más grandes y potentes, es una bici pensada para tener una tracción ideal y elegir la trazada con precisión, es decir, con la que resulta muy fácil entrar por el sitio preciso. Porque esa es otra, que con las bicis de 29” de ahora, por sitios con los que antes con una 26 entrabas sin abrirte, ahora es como intentar pasar con un autobús de línea por el casco antiguo de un pueblo.

Orbea Alma M-Team

Desde Orbea tenían muy claro lo que buscaban y lo ha conseguido de forma magistral, no sólo por el carbono y la precisión estructural aplicada en todas sus láminas que hacen que la dirección y toda la línea baja de la bici ni se inmuten, sino porque todo se ha diseñado persiguiendo el mismo propósito. Y así es como consigue que esa deportividad se traduzca en velocidad efectiva con confianza y precisión, sin titubeos.

Lo mejor de todo esto, que al final me enredo y me despido sin contarlo, es que parece que el que tiene una bici de XC rígida es para ir todo el día pedaleando en umbral anaeróbico, y la realidad es que a una bici así también le acompañan muchos ratos de ritmo suave y salidas pacificas.

Orbea Alma M-Team

Es en ese ritmo donde la Alma sigue siendo una bici divertida, primero porque al llevar neumáticos de 2,35 con paso de sobra puedes rodar cómodamente con presiones bajas más allá del confort que anunciaba Orbea y que no es perceptible, pero lo más importante es que la Alma no necesita de intensidades máximas ni situaciones de pánico para que la bici cobre sentido o marque la diferencia, es decir, que es una bici que se siente divertida, rápida y ágil incluso a ritmos lentos.

Esto garantiza que un corredor de alto nivel físico, al que se le presupone un nivel técnico al menos parejo, va a sacarle mucho provecho en subidas y arrancadas al nivel extra de reactividad de la Alma sin impedimento ninguno para tirarse por el “rock garden” más canalla que se le ocurra al diseñador de circuitos de turno, y que al tiempo ese usuario más rutero, incluso a velocidades modestas, encuentre en la Alma una bici capaz en todos los terrenos pero que sobre todo le haga sentir en forma cada vez que acelere un poco o se ponga de pie.

Detalles definitivos

Si hay una cosa que me maravilla de la Orbea que conocemos todos de unos años hacia acá es la valiente coherencia que aplican a todos los pasos que van dando para mejorar como marca y en las bicis que nos ofrecen.

Orbea Alma M-Team

Digo esto porque el gran plan de Orbea comenzaba con el programa MyO, que de salida era digamos más que ambicioso, porque aunque la percepción de marca de Orbea sea de una de las grandes, lo es más por su prestigio y buen hacer que por su volumen de negocio neto, que no es ni por asomo el de otras marcas gigantes con las que comparten presencia en las mejores tiendas.

No lo supongo porque lo sé, montar a pleno rendimiento toda la operativa que implica MyO ha sido un reto que les ha supuesto no pocos dolores de cabeza durante varios años, ya no hablo de poder personalizar a día de hoy la pintura de prácticamente todo su catalogo de bicis, al que le han añadido un universo de nuevas opciones cosméticas increíbles, sino a algo tan básico y exigible como que una bici de este nivel, ofrezca la flexibilidad de adaptar componentes clave.

Orbea Alma M-Team

Llevar una bici que estéticamente te enamore es algo sencillamente clave. Sinceramente esperaba algo más disruptivo o que representara mejor las posibilidades creativas del actual programa MyO en lugar del azul diplomático un tanto anodino que hemos recibido en nuestra bici de test, pero lo que es innegable es que, temas de gustos personales al margen, más importante aún es que la bici te llegue lo más a medida posible.

Así, dentro de esas opciones, aunque yo la habría pintado por ejemplo en color sólido dorado brillante con las letras negras, elegí la potencia más larga de 90 mm en lugar de las de 60 y 75 que dan como opción sin sobre coste, del mismo modo que, aunque mi bici sea talla L y las bielas de serie fueran de 175 mm, elegí las Race Face de 170 mm con las que mejoro mi cadencia y la distancia libre al suelo.

Orbea Alma M-Team

No quise añadir subidas de nivel o “upgrades” que modificaran el precio base de esta unidad M- Team de 4.999 €, pero desde luego si la bici fuera para mí, sí que habría pagado con gusto los 249 € que supone los frenos XTR, sin crítica posible para los XT pero con la idea de dejar la bici “full XTR” aunque el casete sea XT. Y seguro que le habría añadido la tija OC2 dropper de 80 mm por 99 € añadidos. ¿Para bajar mejor? Bueno, uno nunca sabe cuándo va a necesitar echar el culo hasta el cambio, pero por encima de todo ofrece la posibilidad de cambiar un poco el apoyo del trasero que con el paso del kilómetros se agrace medio cm arriba o abajo, y también que, para meter la bici en el maletero del coche, sobre todo en tallas grandes como es el caso, es todo un puntazo.

Posiblemente también añadiría el sillín Boost pero en versión full carbon por 79 € más, ya te digo que por práctico que se quiera poner uno, al final las taras personales siempre salen a relucir y, dependiendo del sobresueldo que hubiera sacado con las pruebas de esta revista, seguramente le habría hecho el “upgrade” de las ruedas DT Swiss XRC 1501 por 600 € añadidos. Total unos 1.000 € más en la factura, todavía a 1.500 euros de la LTD, con grupo XTR, la misma máquina total de XC con esos matices que harían que desde el primer día pudiera llevar la bici de mis sueños, tanto estética, como dinámicamente.

Orbea Alma M-Team

Cosas de familia

Dijo un sabio que una de las mejores cosas que te pueden pasar en la vida es tener muchas opciones y en este caso Orbea ha previsto 3 montajes para el cuadro OMX (M-LTD, M-Team y M- Pro) que disponen del programa Full MyO, a 7.499 €, 4.999 € y 3.999 € respectivamente. El cuadro OMX está disponible para montajes a la carta por 2.499 €, la horquilla rígida Spirit por 499 € y adquiriendo ambos te ahorras 100 €, por 2.899 €. El cuadro de carbono OMR, algo más pesado pero con las mismas aplicaciones técnicas, también ofrece tres opciones de gama: M25, M30 y M50 a 2.699 €, 2.199 € y 1.699 €; y cuatro modelos de aluminio que van desde los 1.299 € a los 899 €.

Orbea Alma M-Team

Detalles de la bici

Orbea Alma M-Team

Poco a poco Orbea va introduciendo componentes propios de muy buen nivel como es el caso del cockpit OC en el que el manillar y sobre todo la potencia mejoran considerablemente al combo de FSA OS99 que montaba la ultima versión de Alma, que eran ligeros y fiables, pero no precisamente el paradigma de la rigidez. En este caso la potencia de aluminio de 8 grados negativos, disponible en 60, 75 y 90 mm, aporta continuidad a las líneas del cuadro, quedando mucho más integrada a nivel de diseño, pudiendo instalar el GPS sobre ella con el soporte integrado. Por encima de formas o estética, ofrece un tacto de dirección más estable sobre todo en recepciones de saltos grandes o frenadas fuertes con dirección cruzada. El manillar OC de carbono de 76 cm de ancho tiene una buena arquitectura, con una curvatura suave que permite ajustar las puntas con retraso para un apoyo cómodo o más elevadas para un agarre agresivo. En el caso de la dirección con bloqueo de giro, ofrece un rango de giro más que suficiente para todo tipo de maniobras. Un acierto porque sólo aporta beneficios y ninguna limitación.

Orbea Alma M-Team

Selle Italia ha dado en la diana con la colección Boost de modelos más cortos, con un amplio catalogo para todas las especialidades, que ha conquistado el corazón de no pocos jefes de producto de múltiples marcas. La verdad es que he podido probar prácticamente todas las versiones y concretamente sobre la versión SLR más que en ninguna otra. Es muy bonito, de diseño deportivo y sumamente cómodo, sin aristas y con un buen reparto del apoyo sobre un área muy amplia. La versión con raíles de titanio que la M-Team trae de serie es perfecta, suficientemente ligero, fiable ante golpes, pero el programa MyO permite acceder a la versión full carbon por 79 €, muy buena oferta para llegar a ese detalle de ver los raíles de carbono con unos gramos menos. Oportunidad perdida de Orbea de quedar bien con el colectivo ciclista femenino, que cobran unos simbólicos 9 € para acceder a la versión Boost de mujer, quiero decir que o no los cobres o mételos en el coste total de la bici, pero en el caso de las mujeres llevar ese sillín no es un capricho como lo es el carbono, es una necesidad.

Orbea Alma M-Team

Pocos productos me han planteado tantos dilemas como la horquilla Fox 32 Float SC Factory 100 FIT4 Remote-Adj Push-Unlock QR15x110 Kashima. Desde que la conozco la amo tanto como la odio, mucho. Ligera y de acción sensible como ninguna otra. Permite un rango de regulaciones exquisitas y es preciosa. En abierto y rodando a toda velocidad lleva la rueda delantera besando los caminos como dos enamorados primerizos, pero en frenadas bruscas con intervención al tiempo de la dirección, digamos que no es la más rígida del mercado. El bloqueo sigue yendo del revés, es decir, para que la horquilla vaya abierta hay que pulsar profundo el botón inferior, el más grande; y para bloquear, es el botón pequeño superior con retorno automático. ¿Cuál es problema? Pues que con un poco de mala suerte, en mitad de una bajada dura, tocas el botón superior que queda al lado del dedo pulgar cuando vas agarrado al puño, la horquilla se bloquea y a ver quién es el valiente que suelta el puño mientras frenas para desbloquear la horquilla. Debería ser al revés porque en el peor de los casos lo que pasaría si pulsaras de forma accidental el botón pequeño automático es que darías tres pealadas con la horquilla blanda y la acción del bloqueo siempre sería voluntaria.

Orbea Alma M-Team

Si hace 15 años nos hubieran dicho que hoy en XC iríamos con neumáticos de 2,35, les habríamos llamado locos. Más agarre, más comodidad, más eficiencia de rodadura, más precisión en las curvas, menos pinchazos… El nuevo cuadro Alma permite un generoso paso de ruedas incluso con estos voluminosos Maxxis Rekon Race 2,35 120 TPI Exo TLR que son de los mejores neumáticos del mercado para acertar en todo tipo de terrenos. Gracias también a las llantas DT Swiss XR-1650 Spline con garganta interna de 25 mm donde apoyan muy bien, pero ya con las ruedas opcionales en el programa MyO DT Swiss XRC-1501 Spline con garganta de 30mm la Alma tiene que ir sobre raíles.

Orbea Alma M-Team

Personalmente, con los cambios 1x actuales con sistemas de retención de la patilla (Orbit en el caso de Sram o Shadow en el caso de Shimano) no he sufrido o no tengo recuerdo de haber sufrido ninguna salida de cadena en marcha. Sin embargo sí que recuerdo haber sacado la cadena por el plato al guardar la bici en el coche y luego resulta un infierno meterla en el plato con estos guiacadenas que quedan tan ceñidos. Con este en particular no he tenido ninguno de los dos problemas, admite un máximo de plato de 36, con platos ovales supongo que un máximo de 34, y ya para los más bestias que requieran de 38, que es lo más grande que se suele montar en XC, pueden retirarlo sin problema alguno.

Info



Peso

9,4 kg (talla L)

Precio

4.999€

Más sobre:

Texto:

Antonio del Pino

Fotos:

David Agüero

Publicado el 13/10/2020

Etiquetas: