Santa Cruz Blur CC XX1 Reserve

Santa Cruz Blur CC XX1 Reserve

Más duro, mejor, más rápido, más fuerte… Santa Cruz rescata uno de sus modelos míticos. Un modelo que estaba en espera desde que el Cross Country era considerado aburrido, incómodo e inseguro. Ahora resucita y se llena de adjetivos positivos. La Blur ha vuelto.

Texto:
Alberto Álvarez
Fotos:
Forrest Arawaka / Santa Cruz Bicycles
Publicado el 01/06/2018
Santa Cruz Blur CC XX1 Reserve
La rigidez del cuadro es espectacular. Capacidad de pedaleo y explosividad. Polivalencia en zonas técnicas para ser una Cross Country. Ligera y súper efectiva. Montaje exquisito con ruedas de carbono.
Hay que decir el precio, aunque se pueda justificar por rendimiento y montaje. Los neumáticos Aspen van justos de tracción y grip en zonas técnicas.

En el año 2001, un año antes de que la primera Santa Cruz Blur viera la luz en formato VPP, aluminio y ruedas de 26 pulgadas, el dúo francés Daft Punk editaba su single «Harder, Better, Faster, Stronger», dentro de su segundo álbum de estudio Discovery. Cuatro adjetivos (más duro, mejor, más rápido, más fuerte), que eran casi el contenido de toda la letra de la canción. Al más puro estilo Daft Punk, parte de la letra decía algo así: «Siempre, después del trabajo, trabájalo, hazlo, esfuérzate, haznos más duros, mejores, más rápidos, más resistentes...».

Siempre que un modelo nuevo ve la luz, la prensa llenamos de adjetivos un tanto repetitivos los textos de nuestras pruebas. A veces es complicado encontrar la forma de definir una mountain bike cuando las palabras no llegan a definir las sensaciones que tenemos cuando pedaleamos sobre ella. Y quizá a través de Daft Punk y esta canción he encontrado la forma más fácil de que sientas lo que yo he sentido montando en ella.

La Santa Cruz Blur hereda el «harder, better, faster, stronger» porque todos queremos bicis que nos hagan sentir más duros, más rápidos, más fuertes y en definitiva, mejores. Santa Cruz vuelve a tener su doble de cross country.

Santa Cruz Blur CC XX1 Reserve

Tratado breve de historia de la Blur

2002 fue el año en el que la Blur vio la luz. Uno de los primeros modelos con VPP que nacía en las extintas y no añoradas 26 pulgadas y que ha pasado por hasta 8 modelos diferentes en sus más de 16 años de vida. El primer modelo tenía 115 mm de recorrido trasero y era compatible con recorridos de horquilla de entre 80 y 100 mm. Estamos hablando de aluminio, claro. El carbono llegó en su etapa de madurez y vimos pasar a la Blur por múltiples transformaciones entre las que se incluyen modelos de largo recorrido (LT), modelos Trail (TR) y modelos cross country (XC), siendo este último en su versión carbono y 29 pulgadas el último en despedir la gama hace ya 5 años cuando la Tallboy se comenzó a comer gamas de cross country y de trail sin ninguna consideración. Descansando en paz o congelada en el departamento de desarrollo de Santa Cruz, la nueva Blur llega como modelo 2018 o incluso 2019 como dicen en Santa para resucitar con lo mejor de lo que existe en la actualidad.

La novena interacción se presenta en dos acabados de carbono, CC y C, ruedas de 29” y 100 mm de recorrido en ambas suspensiones. La Blur nace con una herencia total de la todopoderosa Tallboy3, pero reconvertida a nivel de peso y de geometría en un arma perfecta para el Cross Country. Para ello, cuenta con un cuadro que a nivel de diseño guarda muchísimas similitudes con el Tallboy, pero lo han aligerado hasta en 460 gramos con respecto al modelo CC de la Tallboy. Parte de ese aligeramiento viene en parte por esos 120 gramos de ahorro al eliminar los tubos internos de carbono que guiaban completamente las fundas de manera interna.

Otros aspectos para rebajar el peso con respecto a la Tallboy, han sido el rediseño de un link superior realizado en aluminio forjado, más pequeño (por el menor recorrido), la única opción de transmisiones 1X que elimina el carbono que se usaba en fortalecer la zona de anclaje del desviador y unas transiciones de diseño entre los tubos de ambos triángulos que permite eliminar capas de carbono de allí donde no las necesita.

Santa Cruz Blur CC XX1 Reserve

Además, tenemos un rediseño con respecto a la Tallboy3 en el triangulo trasero con lo que ellos llaman Dual Swingarm, que consiste en un doble tubo de unión entre vainas y tirantes que otorga muchísima rigidez lateral al conjunto y que es posible gracias entre otros a la eliminación del anclaje para el desviador.

Todo esto nos deja un cuadro en carbono CC con amortiguador en talla M de 2.060 gramos. Si tu bolsillo dice que no llega al carbono CC y te quedas con el C, tendrás los mismos resultados en cuanto a rigidez y comportamiento del cuadro según los ingenieros de Santa, pero 220 gramos más pesado. Otros detalles del cuadro son el anclaje Post Mount directo del freno trasero para discos de 160 mm, el eje de pedalier roscado, el link inferior con puerto de engrase y espacio para bidón de agua en el triangulo principal. Menudo drama si no cabe el bidón…

Santa Cruz Blur CC XX1 Reserve

Santa Cruz Blur, nacida del XC

Otro de los aspectos en los que la Blur brilla notablemente es en la geometría. El ángulo de dirección se queda en unos equilibrados 69 grados, así como el de sillín, en 74 grados. De este modo, pedaleamos muy encima del pedalier, lo que le da una eficiencia tremenda en este sentido. El offset de la horquilla pasa de 51 a 44 mm, como está ocurriendo últimamente en muchos modelos 29er, lo que contribuye en gran manera a que la manejabilidad mejore considerablemente. Digamos que con este paso, se obtiene un comportamiento bajando un poco más «trail», lo que nos ayuda no solo en descensos, sino en zonas complicadas.

Además, el alcance (reach) es más generoso de lo que estábamos acostumbrados en modelos de cross country de la casa y ahora es de 440 mm en talla L y la distancia entre ejes es de 1.1636 mm también en talla L. Esto hace que la bici se sienta súper estable y que el reparto de pesos esté muy equilibrado.

Y para los que nos sabéis llevar una cross country sin la potencia casi tocando la rueda delantera, la Blur monta un tubo de dirección de 110 mm en tallas M y L (90 mm en S y 125 mm en XL) que junto la dirección integrada te permite bajar la potencia al máximo. Yo, que soy «un tipo muy trail», llevé la potencia bastante alta la mayoría del tiempo, pero como comento es posible dejarla muy baja para adaptarla perfectamente a tu estilo de conducción.

Santa Cruz Blur CC XX1 Reserve

Componentes “full” de serie

Esto como en los coches. ¿Qué trae la Blur de serie? Bueno, pues la nuestra todo. Le falta el sillín calefactable… Es lo que tiene elegir el modelo tope de gama para hacer la prueba y que el Marketing Manager de Santa Cruz asienta con la cabeza sin titubear y mueva la mano al asistente en plan «El Padrino». Esto significa que nos trajimos a casa el modelo Blur CC XX1 Eagle Reserve. O lo que es lo mismo, XX1 Eagle completo, frenos SRAM Level Ultimate, ruedas de carbono Reserve de Santa Cruz, horquilla Fox 32 Step Cast Kashima, tija de carbono Syntace, sillín WTB con raíles de carbono… Resumiendo, 8.899 € de auténtico lujo. Como es habitual, tienes todo detallado en la ficha técnica, hay detalles como el manillar de carbono de 750 mm de Santa Cruz, los discos SRAM CLX y el pedazo de plato de 34 dientes (que me daba miedo, pero al que acabé cogiéndole cariño).

A nivel de neumáticos, para la prueba usé tanto los Maxxis Aspen de serie, como unos Forekaster también de Maxxis, que empleé los días de prueba en la presentación en Santa Cruz y a los que saqué bastante rendimiento por la incesante lluvia muchos de los días que he estado probando la Blur.

Santa Cruz Blur CC XX1 Reserve

Exprimiendo “la naranja”

Mira que le he sacado jugo… Durante los casi dos meses que he estado probando la Blur, no puedo decir que no la he exprimido al máximo. Barro, agua, polvo, ríos, nieve… Todos los elementos y en todas las condiciones posibles para saber si el Cross Country todavía mola o no. Y vaya que si mola. La Blur es una de esas mountain bikes de cross country que están dando un salto generacional, para que no todo sea sufrir encima de una de ellas.

Aunque la primera vez que te subes a ella tienes la sensación de que va a ser un «cohete», que lo es, las primeras zonas técnicas y de descenso te dejan un poco descolocado, porque pedalea como una Cross Country, pero no se comporta como tal en zonas complicadas.

Lo primero que notas en las primeras pedaladas es la rigidez. Rigidez total en triangulo delantero, pedalier y basculante. Cada pedalada se transforma en tracción y en potencia. Las ruedas de carbono son un punto muy importante en este sentido, porque ayudan enormemente a que toda la energía llegue a la tierra. Eso sí, tienes que trazar por donde debes, porque no son tan permisivas en este sentido con respecto a unas de aluminio. Si te equivocas de trazada, te llevas el impacto energético de vuelta. Acción y reacción, ya sabes.

Santa Cruz Blur CC XX1 Reserve

Además, y aunque contamos con el bloqueo dual de Fox para convertir la Blur en una Highball, puedes ir en abierto en muchas zonas de pedalada incluso en pista, ya que el VPP se ha afinado mucho para que la interacción de pedalada sea mínima. Sí lo notarás si te pones de pie, pero tampoco es algo dramático.

Con respecto al sistema de suspensión, como en otros modelos de Santa y su VPP, sentí la trasera un poco estática en la mitad del recorrido. Aún abriendo el rebote al máximo, la noté un poco perezosa en impactos medios, además de que el SAG real en movimiento es algo mayor que el estático cuando te pones en marcha. Merece la pena probar diferentes settings de precarga de aire, pero seguramente acabes poniendo unos 10 psi o 15 psi más de los que pondrías con la bici en parado.

Santa Cruz Blur CC XX1 Reserve

Pulsando el “launch control”

En pistas rápidas y en singletracks sin mucha piedra la Blur es un auténtico misil. Aquí es donde vas a notar la total rigidez del conjunto y el increíble aprovechamiento de la pedalada. Es tan rígida que esta en ocasiones puedes notar un poco la flexión de la Step Cast de Fox en zonas complicadas. Es normal debido a que a la rigidez del cuadro le sumamos la de las ruedas de carbono y por algún sitio se tiene que notar. No lo hace en la trasera, pero sí en la delantera. Esto es algo más notable si llevas la horquilla bloqueada como es lógico, pero no es nada dramático además de comprensible.

Y lo del bloqueo es otra historia. El bloqueo dual de Fox ahora funciona (en años anteriores era un drama) y te vas a hacer adicto a él desde la primera vez que lo pulses. Si la Blur ya va bien en abierto, en cerrado parece que te subes a une rígida. En asfalto verás que a alguno de carretera le costará pasarte… No es broma. La facilidad de accionamiento del doble pulsador y su eficiencia, te harán usarlo en cualquier tramo que no sea técnico y en pista para sacar el máximo rendimiento a la Blur. Kudos doble para Fox.

Santa Cruz Blur CC XX1 Reserve

Pero ¿también baja?

Y vaya que si baja. Sorpresa mayúscula la de la Blur cuando te das cuenta de que estás pedaleando sobre una Cross Country de poco más de 9 kilos, que encima en zonas técnicas se comporta casi como una bici de trail. Si le pones una horquilla de 110-120 mm y unos neumáticos más anchos, te vas donde quieres. Este es uno de los factores más llamativos de la nueva Blur. Sí, es una cross country pura, pero no solo pedalea de forma increíble, sino que muestra un aplomo y seguridad en zonas complicadas más habituales en modelos de trail. Sin llegar a la efectividad de la Tallboy, la Blur te va a hacer pasar por esos descensos en los que te quedabas pálido con tu cross country habitual no solo más deprisa, sino sobre todo mucho más seguro.

Lo que más vas a notar en zonas muy técnicas es su fluidez. No se te va a atascar tanto como una XC de la vieja escuela y vas a pasar mucho más rápido por trialeras, zonas de raíces y piedras de lo que en principio creerías. Este es uno de los puntos más geniales de la Blur. Vas a ganar mucho en confianza porque te vas a ver haciendo zonas que antes te bajabas de la bici o que simplemente no sabías por donde trazar.

La explosividad de la Blur y la excelente transmisión de la pedalada, te hacen empujar y pedalear con mucha potencia para pasar por encima de los obstáculos. Del mismo modo que bajando vas a sacar más potencial de tu técnica porque es bastante permisiva y estable a altas velocidades. Es tan sencillo como lo explico y lo notarás cuando te subas a ella y hagas tus caminos habituales.

Santa Cruz Blur CC XX1 Reserve

El factor equipamiento

Uno de los motivos por los que la Blur logra un comportamiento global mucho más versátil que una Cross Country convencional es que el equipamiento ayuda a que todo funcione. El Eagle de SRAM, con su enorme 50 trasero, te ayuda a subir todo lo que quieras, incluso con el plato de 34 que viene de serie. Al principio me asustó un poco, pero en combinación con semejante casete trasero, parece el ideal para un cross country polivalente. Algunos os iréis al 36 seguro dependiendo de vuestras zonas habituales. El resto todo funciona sin problema. Frenos, buena posición y anchura de manillar y potencia, el bloqueo dual que te comentaba antes y unas fantásticas ruedas Reserve. No podía ser de otra manera cuando estamos hablando del tope de gama, ¿no?

Santa Cruz Blur CC XX1 Reserve

Veredicto final

Entonces, ¿es una cross XC? Claro que lo es. No te lleves a engaño porque diga que su polivalencia es como una trail. Eso es un piropo de los grandes. Acostumbrados como estamos a que las dobles de cross country sean máquinas extra rígidas, extra incómodas y extra inseguras en zonas técnicas, la Blur viene a añadirse a otros modelos ya en el mercado que están evolucionando geometrías y componentes (recuerda que puedes instalar tija telescópica).

De este modo, ahora no solo tienes una bici ligera y efectiva para tus carreras y entrenamientos, sino que también te permita moverte más rápido en zonas técnicas y descensos, con muchas más garantías y sin salir por delante del manillar a las primeras de cambio. No tienes más que ver en qué se han convertido los circuitos de cross country de la Copa del Mundo para pensar que con los ángulos de antes las bicis cortas y las «posiciones contrarreloj» encima de la bici son tan «old school» que no funcionan en el nuevo XC. Es momento del cambio y en Santa Cruz se han dado cuenta de ello.

Detalles de la bici

Link superior de la Santa Cruz Blur CC

El link superior donde ancla el amortiguador está realizado en aluminio mecanizado y presenta una estructura muy aligerada y súper robusta que contribuye a la enorme rigidez que se ha conseguido en la nueva Blur tanto en el triangulo delantero como en el trasero. Como en el resto de modelos de Santa Cruz, el link se desmonta en menos de 5 minutos, para su total limpieza y engrase. No tenemos los pares de apriete grabados, pero en la web de Santa Cruz está todo detallado.

Pipa de la dirección de la Santa Cruz Blur CC

El tubo de dirección cuenta con la dirección integrada que consigue bajar la altura de manillar y conseguir una pipa de dirección muy compacta, pero requiere más mantenimiento por la entrada más accesible de agua, tierra y suciedad. Lo bueno es que limpiar y engrasar es cuestión de minutos.

La Blur ya no cuenta con los canales internos de guiado de cables y ahora lo hace mediante puertos de entrada y salida más grandes y con acceso directo a los cables en la tapa inferior del tubo diagonal. Con esto consiguen un ahorro de peso de 120 gramos en comparación con la Tallboy que sí los lleva. Para evitar que las fundas vibren y hagan ruido, vienen recubiertas de unas fundas de espuma que funcionan a la perfección. El cable del bloqueo del amortiguador también se encuentra guiado por el tubo superior con un acceso muy amplio que te permite instalar el cable de bloqueo sin problema. Los nuevos topes de goma para el guiado de cables son muy fáciles de meter y sacar, además de que podrás meter dos cables por el mismo tope sin ningún problema. Esto te puede pasar en el lado derecho del tubo de dirección en el caso de que quieras instalar una tija telescópica.

Puntera trasera de la Santa Cruz Blur CC

El guiado de cables para el cambio trasero discurre parcialmente por el interior del tubo diagonal, además de en el tirante derecho. Es muy fácil intercambiarlo en caso de que lo necesites. Por supuesto la patilla de cambio es intercambiable y es súper resistente en combinación con el eje pasante de 148x12 mm. La protección en goma moldeada para la vaina derecha es muy amplia para cubrir al máximo el basculante, incluyendo un protector en el interior del tirante derecho. De este modo es muy difícil que la cadena llegue a dañar el basculante por ningún sitio.

Basculante de la Santa Cruz Blur CC

Junto con ambos modelos Hightower, la Blur también aporta el basculante completo con un tubo de unión entre tirantes y vainas. Al prescindir de soporte para desviador delantero (los tres modelos son exclusivos para uso de transmisión de un solo plato), es posible hacer este diseño (la Tallboy no lo tiene), con lo que consiguen un nivel de rigidez de la trasera espectacular. El nuevo basculante, en unión con la caja de pedalier súper reforzada y las vainas de 432 mm, nos da una transmisión de pedalada y rigidez básicas en un modelo de cross country como este donde se busca el máximo rendimiento. Y hay hueco para un bidón e incluso tienes otro anclaje para porta bidón bajo el tubo diagonal.

Horquilla de la Santa Cruz Blur CC

Como no podía ser de otra manera, el buje delantero y horquilla son medida boost de 110x15 mm. La horquilla Fox 32 Step Cast tiene 100 mm de recorrido, pero según aparece en las especificaciones completas en la web de Santa Cruz, la Blur es compatible con horquillas de hasta 120 mm de recorrido. ¿Nos estarán queriendo decir algo con esto?

Llantas Santa Cruz Reserve

El modelo tope de gama de la Blur montado con XX1, lleva de serie las ruedas de carbono de Santa Cruz Reserve con su modelo de 25 mm de ancho interno (las Reserve están disponibles en 25, 27 y 30 mm de anchos internos para 29 pulgadas). La rigidez que aportan junto con la rigidez del propio cuadro es uno de los puntos más notables de la Blur en cuanto su comportamiento general. Increíblemente precisas a la hora de trazar y que responden al detalle lo que está pasando bajo tus neumáticos. Si compras este mismo modelo XX1 Reserve los bujes serán los que nosotros probamos de DT Swiss, los 240, pero si compras las ruedas Reserve aparte vendrán montadas con los bujes DT Swiss 350.

Ficha Técnica

Cuadro

Carbono CC

Horquilla

Fox 32 Factory Kashima 100 mm, Step-Cast

Amortiguador

Fox Float Factory DPS Kashima

Pedalier

SRAM DUB 73 mm // SRAM XX1 34T

Desviador

No

Casete

SRAM XG1295 Eagle 10-50T

Cambio

SRAM XX1 Eagle

Mandos

SRAM XX1 Eagle

Cadena

SRAM XX1 Eagle

Frenos

SRAM Level Ultimate 160 mm

Dirección

Cane Creek AER IS integrada IS41/ IS52

Potencia

Syntace Liteforce 75 mm

Manillar

Santa Cruz XC Flat Bar Carbon 750 mm

Sillín

WTB Silverado Carbon

Tija de sillín

Syntace P6 Carbon HiFlex 31,6 mm

Pedales

No

Bujes

DT Swiss 240

Llantas

Santa Cruz Reserve 25 Carbon

Cubiertas

Maxxis Aspen 29x2.25" TR

Tallas

S, M, L y XL

Peso

9,9 kg (talla M sin pedales)

Precio

8.899 €

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Texto:

Alberto Álvarez

Fotos:

Forrest Arawaka / Santa Cruz Bicycles

Publicado el 01/06/2018

Etiquetas: