Santa Cruz Bronson 3 CC X01 Reserve

Santa Cruz Bronson 3 CC X01 Reserve

Nuevo cuadro de carbono con 150 mm de recorrido, con definidas y deportivas líneas que dan cobijo a la renovada ubicación del amortiguador, geometría más larga y con posibilidad de variación, eficacia de pedaleo sumada a un hambre voraz por rodar en senderos técnicos. Así es la carta de presentación de la nueva Santa Cruz Bronson, una apuesta segura.

Texto:
José Aranda
Fotos:
Nacho Trueba
Publicado el 26/02/2019
Santa Cruz Bronson 3 CC X01 Reserve
Polivalente, funcional, divertida, calidad de ensamblado y acabados, manejabilidad, geometría racing con una plataforma de pedaleo eficaz, periféricos de alta calidad.
Goma de marcado de sag del amortiguador trasero con difícil acceso y visibilidad reducida.

No han pasado ni treinta y cinco minutos desde que tengo la Santa Cruz Bronson 3 CC X01 Reserve en mi poder y me es imposible separar mi mirada de ella, perdón, treinta y seis y sigo inmóvil admirando lo que es un “trabajo bien hecho”. Si no tuviera que realizar el test creo que perfectamente se podría exponer el cuadro en un escaparate para ser admirado por los viandantes, o quizá mejor aún, en la chimenea de mi casa, si tuviera chimenea... que no es el caso.

Bromas aparte, resulta imposible no quedar prendado de las líneas de esta Santa Cruz. La marca californiana, una vez más, refleja su buen hacer mimando cada detalle de este cuadro y basculante. Si ya me pareció brillante su debut en 2013, esta tercera modificación que hace en 2019 ha superado con creces todas las expectativas puestas en ella, empezando por su fabricación en carbono de alta calidad, en concreto el modelo de prueba es el tope de gama denominado “CC”, ganando más ligereza respecto al modelo anterior, además de una nueva ubicación del amortiguador trasero que lo sitúa entre eje de pedalier y la tubería del sillín, aportando con esto más sensibilidad y una mayor tracción.

Santa Cruz Bronson 3 CC X01 Reserve

¡Sé lo que estás pensando!, quizá… ¿guarda una cierta similitud con algo que ya habías visto? ¡Así es! ha heredado el sistema de anclaje y bieletas del amortiguador de su hermana mayor: la Nomad.

También se ha actualizado su geometría (más larga de tubo superior, un ángulo de dirección más lanzado y el ángulo de sillín más vertical) y además ahora te permite variarla un pelín y montar ruedas plus con un simple giro del flip-chip. Es algo tan sencillo como girar el soporte inferior del amortiguador.

Detalle amortiguador Santa Cruz Bronson 3 CC X01 Reserve

Todos estos cambios no solo han afectado a nivel de estética, ahora el comportamiento de la suspensión en su primer tramo funciona de manera brillante ante las pequeñas irregularidades con una excelente absorción/recuperación, en el tramo medio se ha vuelto más eficiente aportando aplomo al conjunto para llegar al final del recorrido de forma firme y tragona, llevando el indicador de hundimiento al final del vástago sin esa molesta sensación de hacer tope.

Santa Cruz Bronson: All Mountain “Brutota”

Una vez repasadas las medidas en talla L, la balanza se inclina hacia el lado salvaje, dando como resultado una all-mountain “brutota...” Juzga tú mismo. Distancia entre ejes de 1.215 mm, longitud de vainas de 430 mm, dos valores de angulación teniendo en cuenta High/Low: ángulo de dirección de 65,4/65,1º y ángulo de tubo de sillín de 75,3/75º y otras dos medidas en mm para el reach y el stack (459/455 y 611/614 mm respectivamente).

Detalle vainas Santa Cruz Bronson 3 CC X01 Reserve

He de decir que después de probar ambas el 90% del test lo hice en posición High ya que por mi modo y postura de conducción era en el que más a gusto me sentía a lomos de la Santa Cruz Bronson. ¡Sé que la diferencia no es mucha!, pero cuando te pones a hilar fino y le metes kilómetros a una bici los valores por detrás de la coma al final cuentan.

Esta tercera versión es unos 15 mm más larga de reach que la anterior, detalle a tener en cuenta de forma positiva para los que nos gusta soltar el freno cuando bajamos y sentirnos lejos de la parte delantera. La angulación del sillín se ha verticalizado una pizca, dando como resultado una posición de pilotaje más cómoda.

Santa Cruz Bronson 3 CC X01 Reserve

Por otra parte, la longitud del susodicho tubo se ha acortado unos mm, con lo que te permite meter tijas telescópicas más largas, algo que sumado al grado que se le ha añadido al ángulo de dirección consigue una bike más lanzada que aportara mayor estabilidad a alta velocidad. Y por si todo esto fuera poco, gracias al flip chip se podrá jugar un ápice con las angulaciones y mm para llegar al punto óptimo de pilotaje de cada biker.

Basta con darse una vuelta alrededor de la Bronson para ver que el montaje es “top”, ruedas de carbono con la firma de la casa (Reverse 30), un interior/exterior 30/37,4 sumado a los bujes DT Swiss y ejes BOOST para llegar a un conjunto rígido y robusto. De las irregularidades del terreno se encarga un matrimonio que, aunque raro, es muy efectivo, en proa, “la troncha raíces” FOX 36 Float Performance Elite 160 y, en la popa, el incansable RockShox Super Deluxe Air RCT.

Santa Cruz Bronson 3 CC X01 Reserve

La transmisión corre a cuenta de la gente de SRAM con el eficiente X0 Eagle, los encargados de frenar semejante “pepino” son unos SRAM Code RSC-Avid Centerline 200/180 mm con una mordida potente a la altura del conjunto. La guinda al pastel la ponen una buena elección de gomas para asegurar una tracción de nota alta (Maxxis Minion 27,5x2,50 DHF 3C EXO TR delante y 27,5x2,40 DHR II EXO TR detrás) y como no podía ser de otra manera cierra la lista “top” una pieza inherente a este tipo de monturas, “la tija pija” RockShox Reverb Stealth con una medida de 170 mm en mi unidad de prueba.

Santa Cruz Bronson 3 CC X01 Reserve

En acción con la Santa Cruz Bronson: “un día en la sierra”

Apenas unos segundos antes de que suene el despertador, mi cuerpo ya ha salido de la cama, tiene ganas de sierra y de Bronson a partes iguales, me siento como un niño en Reyes al cual no le importa madrugar ni lo más mínimo para ver sus regalos. La sensación es parecida, ya que no todos los días uno tiene la posibilidad de hacer un test de una de las mejores All Mountain que tiene el mercado en la actualidad. Desde que la recogí de la redacción de MTBpro ayer por la tarde, apenas pude hacer los típicos ajustes de manetas, sag, sillín… para acoplarme en ella y poder disfrutar del sendero al día siguiente, ya que, para mi desgracia y debido a la hora, no me dio tiempo a rodar sobre la Bronson, con lo que oficialmente esta mañana estoy de estreno.

Suena el telefonillo, es la señal que llevo esperando unos minutos para bajar y cargar la bike en el furgón rumbo a la sierra. Apenas hemos aparcado y veo cómo los compañeros de ruta se aglutinan alrededor de la furgoneta para ver la novedad que va dentro. La verdad es que llevo unos días dando la chapa con la bici que tendría de test este mes, con lo que la expectativa generada es la que esperaba. Además, es sabido por todos el prestigio del que goza Santa Cruz en el mundo del MTB.

Santa Cruz Bronson 3 CC X01 Reserve

Ni uno solo de los presentes se queda indiferente ante la Bronson, palabras como “pepino, maquinón, fiera…” y demás sinónimos salen de la boca de todos para encomiar la estética-montaje de la Santa Cruz. Acabada la ronda de halagos hacia la misma empiezo el ritual que todo biker tiene que hacer ante de ponerse en modo “on”. Rodilleras, zapatillas, casco, guantes, gafas y ropa de abrigo, que el día no está para ir “en mangas de camisa”.

Recorridos unos primeros kilómetros de pista que sirven para enlazar el sendero donde el desnivel se pone positivo queda patente que la posición de pilotaje de la Bronson 3 CC es bastante cómodo (75,3º) y el sistema de suspensión VPP me deja claro desde las primeras pedaladas que la palabra eficacia es algo inherente a él. Gracias a una plataforma tan estable de pedaleo sumado a una posición de pilotaje más centrada que en el modelo anterior te puedes ir olvidando de doblar los riñones para bloquear el amortiguador, tan solo ejerce fuerza sobre los pedales y disfruta del sendero.

Santa Cruz Bronson 3 CC X01 Reserve

Es un conjunto que se siente confortable y con una calidad de rodada de nota alta desde el inicio y que será compañero de la misma sensación a lo largo de los kilómetros. Activa y sensible, se muestra ágil ante cualquier cambio de dirección ejercido sobre su manillar, dando como resultado una conducción noble y precisa que te hará disfrutar de cada viraje que exija la ruta. Dada la calidad de manejabilidad de la montura enseguida notarás la diversión que prima sobre todas las cosas a la hora de rodar sobre la Bronson.

Dejo la pista atrás y comienzo la subida, llevo la cadena hasta el 50 ya que el GPS me marca un desnivel positivo del 19%. La buena posición sobre los pedales hace que vuelva a sentir la serenidad y comodidad que aporta la renovada geometría, en todo momento siento que la rueda delantera va pegada al suelo, incluso cuando el valor del desnivel asciende al 21%, con lo que el nuevo diseño no ha disminuido las habilidades ascendentes de la Bronson.

Santa Cruz Bronson 3 CC X01 Reserve

En varios tramos pruebo por curiosidad ir sin el bloqueo del amortiguador trasero..., no siendo este de los más rígidos que han pasado por mis manos también diré a su favor que aporta la suficiente rigidez para hacer la subida algo más liviana y darle un plus como escaladora. Aun así, no creo que sea necesario tirar de bloqueo de no ser que se suba por alguna pista dura que este muy pisada o asfaltada.

La Santa Cruz Bronson 3 es 100% pura diversión

Una vez coronado hacemos una pequeña parada para tomar aire y ya de paso disfrutar de las vistas que nos brinda la sierra con sus cumbres con un poco de nieve. Apenas recuperado el aliento y al grito de “dale, dale, daleeee” empezamos a descender. Con un simple “click” bajo la tija telescópica y retraso unos centímetros la posición de mi cuerpo, unas primeras curvas en las que puedo apreciar lo ratonera que se muestra la Bronson con un pase y salida de las mismas súper rápido. Admite los cambios de trazada obedientemente, demostrando un aplomo y tracción envidiables, las suspensiones cumplen con su cometido devorando y absorbiendo todo a su paso cuando el terreno se pone escarpado.

Santa Cruz Bronson 3 CC X01 Reserve

Un tramo técnico y rápido lleno de raíces y regueros que paso por encima como si se tratara de pequeñas irregularidades... El sistema VPP cumple eficazmente y con finura su cometido, como dije anteriormente es capaz de llevar la goma del marcador de hundimiento hasta el final del vástago sin que llegues a apreciar la sensación de “hacer tope”.

La rigidez y agilidad, por raro que parezca, se dan la mano en esta San Cruz, facilitando que fluya el “flow” y cuanto más separo los dedos de las manetas de freno más consciente soy de lo capaz que es esta “baby enduro”, baja tan bien que me es imposible exprimirla al máximo, para ello tendría que ir al 150% de mis posibilidades y aun así no estoy seguro de si la llevaría al límite.

De nuevo enlazo unas curvas cerradas y peraltadas de las que salgo airosamente rápido y volando de forma controlada por el aire de la última ¡piedra!, ¡piedras...! ¡muchas piedras...! Frenada brusca para intentar cuadrar y redirigir a la Santa Cruz Bronson 3 hacia la escapatoria para evitar esos metros demasiado rotos y de nuevo se muestra activa y obediente ante la mordida de los frenos y la rectificación en el manillar.

Llego al tramo final, donde espera una pequeña rampa y varios cortados seguidos, me olvido por un momento de los frenos y agarro fuerte el manillar...: ¡vuelacooooooo! con recepción suave y controlada. En el aire se muestra dócil y fácilmente manejable, un nuevo vuelo con idénticas sensaciones que me trasmiten tracción en todo momento.

Esta seguridad que transmite me hace elevar la velocidad de descenso y que aumente con ello la diversión, dos cortados seguidos en los que nuevamente vuelo e incluso me permito un poco de “postureo” puro y duro en el aire. La Bronson 3 es juguetona y a mí me va su rollo.

Un pequeño tramo inclinado y abrupto da paso al “gran pincho” que habían mencionado en la parada técnica que se hizo después de la subida, aprieto dientes y, sin pensármelo, me meto de lleno en la rampa de despegue, esta vez se une el postureo al planeo dando un desenlace donde casi se masca la tragedia..., digo casi, sin duda alguna “salvado por la campana”, o más bien por la horquilla y el VPP que han asumido mi error en el cálculo. Este pequeño susto me devuelve a la tierra sin magulladuras y con ganas de seguir exprimiendo a la juguetona Bronson durante el resto de soleada mañana de puro MTB.

Conclusión

Podría estar horas alabando a la Bronson 3, pero perdería las mismas disfrutando de una de las mejores máquinas que han pasado por mis manos, así que si me disculpas prefiero darte una conclusión clara y directa... Bromas aparte, qué mejor forma para empezar este juicio que por uno de sus puntos fuertes, “la estética”. Podría decir sin pillarme los dedos que los acabados son “impecables”, como bien dije al principio y sigo manteniendo después de la prueba, este cuadro podría estar perfectamente expuesto como obra de arte.

Luego, la renovada geometría junto al conocido sistema VPP y el nuevo posicionamiento del amortiguador dan como resultado un funcionamiento muy eficaz y un equilibrio general del conjunto de “10 sobre 10”. Rápida, ágil, divertida, polivalente, eficiente y con un marcado rasgo bajador, puede hacer sentir recelo a la que está considerada como su hermana mayor “Nomad”. Todo ello sin renunciar a una eficacia de pedaleo estable y una cinemática estudiada al milímetro que da como fruto una bici con un comportamiento intachable tanto si bajas como si subes o simplemente ruedas y disfrutas del sendero.

En esta tercera entrega la gente de Santa Cruz ha conseguido una bicicleta con un comportamiento brillante y un potencial de matrícula de honor con el que hacer las delicias de los bikers más exigentes, sin duda alguna, la Bronson 3 es una apuesta segura.

Cosas de familia Santa Cruz Bronson

El elenco de la gama Bronson está compuesto por ocho montajes con sus correspondientes kits, sumado a ello tienes también la posibilidad de adquirir el cuadro suelto, disponible en aluminio (2), carbono (3) y carbono CC (4) con un tamaño de rueda compartido de 27,5” y 27,5”Plus, recorrido trasero de 150 mm y disponible en las tallas XS, S, M, L, XL. También se vende el cuadro suelto de carbono CC por un precio de 3.529 €.

Santa Cruz Bronson 3.0 CC XX1 Reserve | 9.999 €

Santa Cruz Bronson 3.0 CC X01 Reserve | 8.599 €

Santa Cruz Bronson 3.0 CC X01 | 7.399 €

Santa Cruz Bronson 3.0 C S Reserve | 6.699 €

Santa Cruz Bronson 3.0 C S | 5.499 €

Santa Cruz Bronson 3.0 C R | 4.699 €

Santa Cruz Bronson 3.0 Aluminio S | 4.899 €

Santa Cruz Bronson 3.0 Aluminio R | 3.899 €

Detalles de la bici

Fox 36 Float Performance Elite 160 mm

La FOX 36 Float Performance Elite y sus 160 mm de recorrido se encargaran de absorber todo cortado, zanja, reguero y raíz que se atreva a ponerse delante de la Bronson. Comportamiento eficaz y tragón con un aprovechamiento de recorrido útil soberbio, excelente recuperación y puesta en “on” de nuevo ante tramos técnicos y muy rotos, una herramienta precisa con un cartucho que se atreve con todo que le va como anillo al dedo a esta bici devorada de bajadas. Sus múltiples posibilidades de ajuste seguro que enamoran a los más técnicos, a los endureros más exigentes e incluso a los que compiten.

“Traga, traga, traga, traga”... y no se cansa el RockShox Super Deluxe Air RCT, el culpable de hacer que un camino escarpado sea un paseo sobre una pista, una absorción lineal efectiva admirable sumado a un comportamiento y tacto a la altura de “los largo recorrido”. Rigidez y eficacia estando el mismo bloqueado que te harán pedalear de forma eficiente y cómoda para dar paso a un comportamiento sensible, lineal y tragón cuando esté abierto.

Cuadro Santa Cruz Bronson CC

Líneas mimadas que rozan la perfección dan vida a este cuadro full carbón. Tuberías del cuadro, vainas, pipa, eje, basculante..., todo está estudiado al milímetro, todo rematado y cuidado para llegar a un producto que no deje indiferente absolutamente a nadie. No hay sitio para el azar cuando se trata de un cuadro de Santa Cruz, donde tu mirada alcance todo será sinónimo de calidad y dedicación, rebaje de vainas, protector para el amortiguador, guiado interior de cableado, eje trasero boost 148, protectores de cuadro… Qué mejor manera para dar por finalizado un trabajo tan excelente como meticuloso que dotar a la Bronson del afamado sistema VPP de Santa Cruz.

Frenos SRAM Code RSC

Unos acertados SRAM Code RSC serán los encargados de hacer detenerse a la Bronson. Potentes y modulables, con un tacto nítido y una mordida a la altura que Sram nos tiene acostumbrados en sus frenos de gama alta, regulación para modular la frenada mediante una pequeña palanca situada entre pistón/maneta. Además de lo anterior, cuentan con un ajuste mediante una ruleta externa situada en la maneta que te permite jugar con la proximidad de los pistones, fabricados estos mismos en plástico fenólico. Palanca de aluminio y rodamientos sellados para estos RSC.

Llantas Santa Cruz Reserve 30 Carbon

Uno de los muchos detalles que hacen que esta montura sea un “pepino” en toda regla son sus llantas Reserve 30 Carbon, firma de la propia casa Santa Cruz. No es para menos ya que dotan al conjunto de una fiabilidad y rigidez de “10”, aportando un aplomo extra cuando el terreno se pone abrupto gracias a sus 30 mm internos, ejes boost 110/148mm, la guinda al pastel de este juego de ruedas que además obsequian al conjunto de un toque “estético espectacular”.

SRAM X01 Eagle

Grupo de alta gama para vestir la Santa Cruz: Sram X01 Eagle de doce velocidades (10-50) para encontrar el rango de marcha óptimo de cada biker, rapidez y precisión para mover la cadena por la piñonera sin perder efectividad de pedaleo. Estética deportiva con sus acabados brillo/mate sin renunciar a un comportamiento de nota alta ante conducciones agresivas, forzadas e incluso con condiciones meteorológicas adversas, buen compañero de fatigas que dota al conjunto de una fiabilidad “Top”.

Tija RockShox Reverb Stealth de 170 mm

Periférico fundamental para la Bronson, la conocida en el argot popular como “tija pija” Rockshox Reverb Stealth (170 mm), velocidad de extensión regulable junto a un tacto suave y cómodo desde el mando remoto, compañera ideal para sentirte más pegado al suelo y ganar con ello una mayor estabilidad y una mejor posición de pilotaje cuando el desnivel se ponga negativo.

Info



Peso

13,5 kg (talla L)

Precio

8.599 €

Texto:

José Aranda

Fotos:

Nacho Trueba

Publicado el 26/02/2019

Etiquetas: