Trek Procaliber 9.7 SL

Trek Procaliber 9.7 SL

Con la Procaliber Trek resucita las softail con la más moderna tecnología. Solo el tiempo dirá si el concepto de microsuspensión triunfa en la bici de montaña, pero esta Procaliber merecería entrar en cualquier museo de vanguardia.

Texto:
Muriel Bouhet
Fotos:
Javier Martínez
Publicado el 02/02/2016
Trek Procaliber 9.7 SL
Bicicleta de competición de altísima calidad con un precio atractivo. Agilidad impresionante. Tecnología avanzada.
Como en la mayoría de tallas pequeñas, solo cabe un portabidón.

Es imposible pasar desapercibida con el color verde flúor, «volt green» para ser más exacta, de la nueva Procaliber 9.7 SL. Y tengo el convencimiento de que a veces, la apariencia externa desvela parte de lo que se esconde en las entrañas de las bicis que probamos.

Bien es verdad que con Trek y su programa Project One puedes personalizar la decoración de tu bici hasta límites insospechados, pero francamente, viendo cómo la gente gira su cabeza cuando paso con la Procaliber, no hace ni falta, salvo que tengas el capricho de la exclusividad.

Fabricada con el archifamoso carbono OCLV Mountain de Trek, que no necesita presentación después de tantos años en el mercado con continuas mejoras, la Procaliber SL actualiza el concepto «hardtail» con la incorporación de un sistema denominado IsoSpeed.

Inspiración

Pero, ¿no tienes la impresión de haber visto ya algo así en alguna parte? Normal, la inspiración está clara. Si echamos la vista atrás, estoy segura de que muchos de los pioneros del cross-country recordarán algunas rígidas de los primeros años 90, que tuvieron su momento de gloria al incorporar elastómeros en su triángulo trasero buscando un poco de comodidad extra.

A la mayoría de esas bicis las conocíamos como «softail», aunque en aquellos años las limitaciones de los materiales no ofrecían resultados sobresalientes como para que los distintos sistemas fueran demasiado eficaces.

Pero es en la actualidad, con los continuos y casi siempre indiscutibles avances tecnológicos, cuando el mundo de la bici reinventa este concepto y fabricantes como BMC, Focus, y Trek se adentran de nuevo en este segmento. Así, el gigante americano con base en Waterloo ha desarrollado en la Procaliber SL su propio sistema de «micro-suspensión», bautizado como IsoSpeed.

Este sistema, que se localiza a nivel de la unión del tubo de sillín, los tirantes y el tubo superior, se toma de la Trek Domane, el famoso modelo de carretera de la marca, diseñado para afrontar largas distancias cicloturistas o encontrar un plus de comodidad en míticas pruebas profesionales como la París-Roubaix. Pero ahora toca adaptarlo a nuestras bicis de montaña. 

¿Cuál es el propósito del IsoSpeed? Muy simple: aportar comodidad al ciclista de montaña cuando éste permanece sentado sobre su sillín. ¿Cómo se logra? Digamos que «aislando» el tubo del sillín del resto del cuadro. Para ello, el tubo de sillín deja de ser solidario a los tirantes y al tubo superior, se separa de ellos.

La Procaliber SL reinventa el concepto de bici rígida sin renunciar al máximo rendimiento

Se crea así lo que podríamos denominar como un punto de pivote, un movimiento libre de flexión del tubo que provoca que a la altura de la tija del sillín haya una variación de entre 8 y 10 mm en su posición. Una pequeña flexión suficiente para mejorar de manera drástica la absorción vertical de los impactos generados por las irregularidades del terreno.

Para conservar el máximo de rigidez lateral, el tubo diagonal es más ancho, más rígido y más ligero, para maximizar la transferencia de energía y ofrecer una respuesta total a cada golpe de pedal.

Por simplificar y resumir la idea, se ve como una pequeña suspensión, pero no lo es. No es la tija la que se mueve, sino el tubo de sillín el que flexa en torno a la rótula IsoSpeed. Pero seguimos estando ante una bici que de carácter puede calificarse como rígida. Eso sí, adoptar este sistema requiere un pequeño «engorde» del cuadro. Trek declara un peso de 1.012 gramos en la talla 17,5” de su Procaliber de 29”, unos 100 gramos más que la Superfly SL que no lleva este sistema.

El renacimiento de este antiguo sistema readaptado a las bicis modernas promete un futuro interesante. Volvamos en detalle a este espléndido cuadro que nos ofrece Trek.

Un chasis refinado

Siendo Trek uno de los precursores del nuevo estándar Boost 148, éste sistema no podía faltar a la cita de la nueva Procaliber. Rigidez no le va a faltar al triángulo trasero, pero… ojo, en las versiones de 29” que luego te detallaremos. Las tallas pequeñas montadas en 27,5” están preparadas para eje trasero de 142x12mm.

También se estrena en este cuadro el sistema de guiados de cables Control Freak, incorporado también en otros modelos 2016 de la marca y que permite gestionar mejor el guiado de los cables a través del interior del cuadro. Ahora podemos guiar por dentro de los tubos cualquier latiguillo de freno, de mando remoto de bloqueo de la suspensión trasera (en el caso de las dobles), de tija telescópica o de transmisiones electrónicas Shimano Di2.

Y eso sin renunciar a su sistema de guiado externo de cables MicroTruss, consistente en pequeñas incisiones en el cuadro para, con bridas, poder guiar los latiguillos o cables por fuera. Algo que mucha gente aprecia, pues facilita cambios rápidos de cables (por ejemplo en carreras) o purgados rápidos del freno trasero. Tú eliges cómo quieres los cables.

La Trek Procaliber es una máquina ágil y exigente: lista para afrontar cualquier carrera de rally o maratón

Y para los que se decanten por una Procaliber de ruedas grandes de 29 pulgadas, además de todo esto, los cuadros incorporan la geometría G2 que implica un desplazamiento (avance) personalizado de la horquilla de 51 mm. Y es que si el mito Gary Fisher fue de los pioneros en apostar por las 29”, también lo fue en desarrollar las modernas geometrías de cuadros largos y potencias cortas. 

Así, Trek desglosa su gama Procaliber en cinco tallas de cuadro. La talla más pequeña y que hemos probado, la 15,5”, se equipa con ruedas de 27,5”, pero las otras cuatro tallas se fabrican con ruedas de 29”: 17,5”, 18,5”, 19,5” y la mayor, 21,5”. Trek denomina este equilibrio entre las tallas del cuadro y las ruedas como «Smart Wheel Size» y, aunque es un criterio que también siguen ya otros fabricantes, a mí personalmente me gustaría poder elegir por mí misma si prefiero 27,5” o 29”, independientemente de ser bajita.

Nuestra Procaliber 9.7 SL sale a la venta por 2.999 €, pero además Trek ofrece dos modelos más en la gama, todos ellos fabricados en fibra de carbono; la Procaliber 9.8 SL con un precio de 4.499 € y la Procaliber 9.9 SL, la tope de esta gama, en venta por 7.999 €. El cuadro también puede adquirirse por separado, con un precio de 2.399 €.

Confort al servicio del rendimiento

Sabiendo todo esto me toca sacar a pasear a esta fiera, que más parece una obra de arte cuando la miras detenidamente. Y en los primeros kilómetros a lo que menos presto atención es a la comodidad porque la Procaliber se comporta como una verdadera rígida, reaccionando de manera instantánea a mis órdenes, sin ninguna circunstancia que me haga pensar que no estoy ante otra máquina de auténtico cross-country.

Y como suele suceder cuando tengo el placer de probar una nueva bici, no me resisto a recorrer alguno de mis lugares habituales de entrenamiento para comparar sensaciones y poder analizar el comportamiento de la bici jugando en casa. Así, en las primeras dificultades de larga distancia comienzo a apreciar el efecto del sistema IsoSpeed. Obviamente no estoy rodando con una bici de doble suspensión, pero en largas kilometradas se hace apreciable cierto confort frente a las irregularidades del terreno. Si se tratara de una rígida pura, seguramente no hubiera rodado tanto tiempo sobre el sillín y hubiera buscado más cambios de posición en la bici para aliviarme.

El comportamiento se muestra similar frente a algunas de mis bajadas favoritas, con pendientes pronunciadas y numerosos obstáculos a superar. La bici responde en todo momento, pero también me recuerda que no es una doble suspensión porque, como bien señala Trek, la deformación que la rótula permite al tubo se traduce en una flexión máxima de 10 mm.

Por tanto, el pilotaje debe ser preciso para manejar la dirección sin errores, algo que a mí me cuesta pellizcar la rueda trasera en alguna ocasión en mis primeras salidas. Tanta tecnología en el cuadro me emociona y me vengo arriba pensando que la trasera se lo va a tragar todo con un exceso de optimismo por mi parte...

Pero tan pronto me dejo arrullar por el sentimiento de confort de esta Procaliber, saboreo su carácter de auténtica rígida de rally y maratón, mientras entiendo esa sensación que me hace pensar que llevo la rueda trasera con menos presión cuando afronto terrenos irregulares, algo que voy asimilando mientras me animo a hacer más y más kilómetros buscando puro rendimiento.

Los kilómetros desfilan bajo mis ruedas, y esa sensación un tanto extraña se hace cada vez menos consistente. Aunque son solo unos milímetros de movimiento los que proporciona el sistema, puede ser necesario un mínimo tiempo para adaptarse, para entender que no es una doble, que es una rígida que responde a cada golpe de pedal, y que esa primera sensación te va convenciendo de que a más kilómetros, más confort que te ayuda a lograr el máximo rendimiento.

El cuadro rezuma calidad con acabados brillantes, y su sistema IsoSpeed encierra la clave del éxito

Quizá porque me he enfrentado a ella con algunas ideas preconcebidas el flechazo no ha sido instantáneo sino que la Procaliber me ha tenido que conquistar kilómetro a kilómetro. A ello a ayudado mucho que desde el primer momento la bici se ha mostrado reactiva a mis aceleraciones, tremendamente juguetona y con un excelente equilibrio entre maniobrabilidad y estabilidad. Mientras dejaba que el sistema IsoSpeed se me revelara, no he parado de disfrutar con una bici noble.

Acostumbrados a tanta doble suspensión, las sensaciones que te ofrece una rígida a veces te sacuden de arriba a abajo, recordando los más divertidos fundamentos de la conducción. Esta bici se desenvuelve con sorprendente agilidad en los cambios de dirección y en las curvas más sinuosas. Sin ser un peso pluma, su peso y su centro de gravedad ayudan a lograr estas sensaciones.

¿Es entonces esta «semi-rígida» una bici idónea? ¿Es el mejor compromiso para contar con una bici juguetona y nerviosa, pero noble, y con el confort eficaz para poder afrontar terrenos irregulares donde habitualmente tiraríamos de una doble suspensión? Déjate conquistar por el sistema IsoSpeed, esta bici es ideal para los actuales circuitos de XC y maratón, en recorridos de hasta cuatro o cinco horas (aunque esto es siempre subjetivo).

Si estás dispuesto a sacrificar algún gramo, en comparación a las rígidas más «de carreras» en favor de una comodidad para nada reñida con el rendimiento, la Procaliber SL es una excelente opción. Porque un plus de confort ayuda a rendir más… Pero ojo, no esperes milagros, que insisto en que nada que ver con una doble suspensión. 

Resumiendo

Trek nos ofrece por menos de 3.000 euros un auténtica bici de carreras, con un cuadro pleno de tecnología. Como en cualquier bici puedes decidir hacer algún cambio…, unas cubiertas más acorde a tu estilo de conducción, o un manillar más ancho, pero es irreprochable el conjunto que, rompiendo las reglas a las que estábamos acostumbrados, te plantea llegar al máximo rendimiento a través de la búsqueda de un punto más de comodidad.

El sistema IsoSpeed vencerá cualquier reticencia inicial que tengas, no obstante es un concepto de pleno éxito en el ciclismo de carretera, que viene a conquistarnos en las bicis de montaña. No hace desaparecer los baches, no te perdonará errores de conducción, porque no se trata de eso. Se trata de que llegues más fácil a lograr tu máximo rendimiento.

La rótula insertada en el cuadro te ayuda a filtrar las pequeñas irregularidades del terreno, y el secreto de la Procaliber se disfraza con una apariencia visual impecable que conforma un conjunto que atrae las miradas más indiscretas, con la seguridad de que ofrece tras de sí una excelente máquina de carreras con la mejor tecnología. 

Destierra cualquier idea preconcebida. Abre la mente para entender el concepto. No es una doble suspensión, no te frustres por su «relativa comodidad», no ofrece milagros... Es… una moderna rígida de carreras, con un plus de confort atractivamente discreto para que tú ¡solo te preocupes de dar pedales!

Detalles de la bici

Trek Procaliber 9.7 SL

La comodidad y prestaciones ha sido lo que ha inspirado esta bici de cross-country, una rígida que no lo es... El secreto está en el sistema IsoSpeed, que aísla el tubo del sillín del superior y de los tirantes creando un punto de pivote en torno al que se produce una pequeña flexión que, a la altura del sillín, puede ser de entre 8 y 10 mm. Esta flexión es capaz de absorber buena parte de las irregularidades del terreno y hacer que lleguen mucho más tamizadas al ciclista.

Trek Procaliber 9.7 SL

La horquilla Reba RL en su versión SoloAir, con 100 mm de recorrido, incorpora el nuevo sistema de bloqueo OneLoc, mediante cable y mando que ofrece un funcionamiento del sistema de bloqueo notablemente eficaz. Esta horquilla es una apuesta segura, con un funcionamiento consistente, que cumple con lo que se le pide a una horquilla de cross-country. Buen equilibrio entre ligereza, rigidez, y rendimiento, no tendrás problemas con ella.

Trek Procaliber 9.7 SL

La transmisión completa es de Sram, de un solo plato y 11 velocidades, con el nuevo grupo GX, que presume de ser el más polivalente y económico para los que optan a transmisiones de un plato. Las bielas GX1000 con un plato de 32 dientes, fabricadas con una aleación de aluminio 6000, son tremendamente robustas. El plato cuenta con la tecnología X-Sync y las bielas son compatibles con varias medidas de platos 30-32-34-36-38 dientes.

Para el resto del grupo Sram presenta un nuevo casete completamente rediseñado con respecto a los anteriores modelos de 11 velocidades. Todos los piñones están fabricados en acero. Este nuevo casete GX de 11 velocidades es compatible con los otros grupos de SRAM 1x y se continúa usando para ello el ya probado núcleo XD. La relación de piñones usada continúa siendo la tradicional 10-42. El cambio y la maneta del GX 1x11 ofrecen la misma fiabilidad que sus predecesores de mejor gama. Son más que correctas. A pesar del peso del grupo, que no es pluma y que penaliza ligeramente el conjunto de la bici, el grupo funciona perfectamente sin nada que objetar. 

Trek Procaliber 9.7 SL

Shimano aporta sobriedad y eficacia con sus frenos básicos de la gama Deore. Prueba tras prueba seguimos encontrando bicis que apuestan por los distintos modelos del gigante japonés que, como en este caso con los Deore, nunca decepcionan. A destacar por su fiabilidad, resistencia y eficiencia durante toda la prueba. No he necesitado de más potencia que la que ofrecen, y he agradecido como siempre su facilidad a la hora de dosificar la potencia.

Trek Procaliber 9.7 SL

El manillar viene firmado por Bontrager, con una anchura de 690 mm, y está fabricado en aluminio. Nos hubiera gustado encontrar un manillar un poco más ancho para conseguir más estabilidad y control encima de la bici a la hora de bajar zonas complicadas, pero a priori está pensado así en esta talla pequeña, dada la supuesta anchura de hombros de los pilotos con esta estatura. 

También de la misma marca es la potencia de 80 mm, que ofrece una bici manejable gracias a su corta longitud. Atrás quedaron las potencias de más de 10 cm en las bicis de rally. Las geometrías modernas, en las que Trek es pionera, mandan ahora.

Trek Procaliber 9.7 SL

Las ruedas son propias de la marca de componentes de Trek, Bontrager, en su modelo Mustang Elite, con llantas de aluminio en 27,5 pulgadas en la talla 15,5” probada. Parecen robustas y fiables aunque no son las más ligeras si te vas a dedicar a competir. Las ruedas incluyen sendos ejes pasantes, de 15 mm en el buje delantero y de 12x142mm en el trasero. No he echado de menos el sistema Boost 148 que llevan sus hermanas de 29” pues se muestran suficientemente rígidas.

Vienen montadas con neumáticos Bontrager XR2 Expert de 2,20 pulgadas. Tienen un perfil para un uso cross-country con una baja resistencia a la rodadura y proporcionan un buen rendimiento en terreno firme y poco bacheado. Para mi gusto personal les faltan tacos laterales para conseguir un poco de mejor agarre en curvas o terrenos inestables. La combinación perfecta quizá sería montar una cubierta Bontrager XR4 que ofrezca un taqueado más profundo y con más agarre lateral en la rueda delantera y mantener la Bontrager XR2 en la trasera.

Ficha Técnica

Cuadro

Carbono OCLV Mountain IsoSpeed

Horquilla

RockShox Reba RL, Solo Air 100 mm

Amortiguador

-

Pedalier

Sram GX 1000, 32T X-Sync

Desviador

-

Casete

Sram XG-1150, 10-42, 11 v

Cambio

Sram GX 11 v

Mandos

Sram GX 11 v

Cadena

Sram PC-1130

Frenos

Shimano Deore M615 180/180 mm

Dirección

FSA IS-2 de carbono

Potencia

Bontrager Elite, 31,8 mm, 7º

Manillar

Bontrager Race Lite, 31,8 mm, 5 mm altura

Sillín

Bontrager Evoke 2, raíles de cromoly

Tija de sillín

Bontrager Rhythm Elite, 31.6 mm, cero retroceso

Pedales

No incluidos

Bujes

Bontrager Mustang 15 mm del. y 148x12mm tras.

Llantas

Bontrager Mustang Elite Tubeless Ready

Cubiertas

Bontrager XR2 Expert, Tubeless Ready 27.5x2.20”

Tallas

15,5” (en 27,5”) / 17,5” / 18,5” / 19,5” / 21,5” (en 29”)

Peso

10,5 kg (talla 15,5” sin pedales)

Precio

2.999 €

Texto:

Muriel Bouhet

Fotos:

Javier Martínez

Publicado el 02/02/2016

Etiquetas: