Trek Syuperfly 9

Trek Syuperfly 9

Trek ha abierto con el concepto Smart Wheel Size el camino a las ruedas de 27,5 pulgadas a la talla pequeña, con lo que se relativiza el debate del diámetro. Desde luego, con la Superfly han conseguido llegar al mismo sitio desde dos diámetros distintos... El tamaño no importa. ¿O sí?

Texto:
Niki García de Vinuesa
Fotos:
Javier Martínez
Publicado el 28/08/2015
Trek Syuperfly 9
Frenos XT y calidad de la pedalada. Estética. Relación calidad-precio.
Sillín nada cómodo y con poca regulación de avance.

Como ya sabrás, yo vengo del mundo del enduro, así que imagínate mis primeras sensaciones en una bici de rally como esta Trek Superfly 9. Decido salir a probarla una soleada mañana en una bonita ruta que me preparo la noche anterior. Creo que la Superfly me va a sorprender.

Lo primero que tengo que contarte es que esta Superfly que tengo en mis manos es una 27,5 pulgadas. Sí, has leído bien... Después de mucho tiempo apostando fuerte por las 29 pulgadas, Trek ha desarrollado el concepto Smart Wheel Size, en el que el tamaño de rueda es uno u otro dependiendo de la talla del cuadro (27,5 para talla 15,5” y 29 de 17,5” para arriba). Tiene su lógica. En cualquier caso, hemos pedido a Trek una talla S para poder probar la «versión 27,5”» de una de las bicis de XC-maratón con mejor calidad precio del mercado.

Bajo mi punto de vista personal (que no coincide con el de algunos de mis compañeros) el tamaño de las ruedas va un poco acorde con la fortaleza física de cada uno. A mí, personalmente, me gustan más las bicis de 29” ya que avanzas más al tener mayor diámetro de rueda y además pasas mejor por encima de cualquier obstáculo.

Con esto no quiero decir que las 27,5” vayan mal, ni mucho menos. También tienen su parte positiva, como puede ser a la hora de hacer giros muy cerrados, o también para alguien que cree que aún no está lo demasiado fuerte como para llevar una 29”.

De todas formas, es conveniente saber que, si eres talla S y tienes muy claro que quieres una 29 pulgadas, también puedes tener tu Superfly, aunque en versión 9.9 SL dentro del programa One Project. El precio es otro tema...

Antes de subirme a ella para contarte cómo va, déjame decirte que la familia Superfly tiene 13 modelos diferentes con montajes distintos, lo que hace que haya prácticamente una bici con un montaje inferior o superior en función del presupuesto y necesidades de cada persona. Eso sí, en todas la calidad está garantizada.

Libre

En mi salida no me acompaña nadie ya que prefiero tener libertad absoluta por si me apetece cambiar de dirección o, como es una bici de pruebas, hacer cualquier otra que a lo mejor no es del agrado del compi de ruta.

Una vez que entro en el campo rápidamente me doy cuenta de que la principal característica de esta bici sobre todo es que «avanza». Cuenta con un cuadro de aluminio hidroformado ultraligero con un objetivo claro: rodar a gran velocidad. Cada pedaleada cuenta y sí, no es una 29, pero la bici no para de mostrarme lo efectiva que es a la hora de pedalear.

Cada pedaleada cuenta y sí, no es una 29, pero la bici no para de mostrarme lo efectiva que es a la hora de pedalear

Sin duda, en Trek han conseguido en esta talla S un equilibrio perfecto entre capacidad de respuesta y control. Incluso me sorprende la capacidad que tiene para llanear.

Si conoces las Superfly es probable que no te sorprenda que hagamos referencia a su gran ligereza,  aplomo y comodidad y es que la eficacia de su geomtería es más que famosa. Bien es cierto que lo era cuando hablábamos de las 29’ pero queda claro que su modelo de 27.5’ nada tiene que envidiar en este aspecto a su “hermana” de ruedas más grandes.

Trek nunca se ha quedado corta a la hora de montar los mejores componentes. En este caso, destacaría el grupo SRAM X1, uno de los más ligeros del mercado. La precisión de este cambio es brutal. Si está correctamente ajustado es prácticamente imposible que falle, además el cambio de coronas se produce de forma suave y poco ruidosa.

Y qué decir del plato único, a mí personalmente me encanta. Quitas peso y complejidad mecánica a la bicicleta y, si estás en una forma física medianamente buena no tendrás ningún problema tanto a la hora de rodar como de subir. Sí es cierto que en algún repecho sí que echaba en falta algún piñón más, pero quizá lo que faltaba ahí era la costumbre.

Trek Syuperfly 9

Cambio de chip

Mi sorpresa vino cuando por fin pude hacer la primera bajada algo técnica y con algún pequeño obstáculo entre medias. Es una pasada la tecnología que emplea RockShox para sus componentes. Esta horquilla, la RockShox SID funciona a las mil y una maravillas. Cuenta con 100 mm de recorrido, algo que a simple vista me parecía que iba a quedarse corto... Claro que... estamos hablando de una bici de rally... Tengo que cambiar el chip porque es una horquilla que cumple sobradamente para su uso y que, tanto subiendo, llaneando o bajando, te transmite tan buenas sensaciones que hace sumar muchos puntos a todo el conjunto de la bici.

También  incorpora el control remoto. Algo que ayuda muchísimo a la hora de cambiar por ejemplo de un llano a un gran repecho. Hace que las pedaladas que se empleen para subir esa gran cuesta sean mucho más efectivas. Lo bueno del funcionamiento de este sistema es que a la hora de accionar el bloqueo la horquilla no se queda totalmente rígida. Esto está pensado con el fin de no dañarla en caso de coger cualquier bache o piedra inesperados. 

Trek ha acertado de pleno con esta Superfly, que replica las cualidades de la 29 pulgadas en una 15,5” de 27,5 pulgadas

Bajando y llaneando me doy cuenta del gran agarre que tienen las nuevas Bontrager XR2 Team Issue Tubeless Ready, unas cubiertas de rally perfectas para rodar a las que es difícil encontrar alguna pega a la hora de bajar. En la ruta había una bajada tipo «enduro», con peraltes y curvas planas, en las que se comportaron de forma increíble, aportándome una gran confianza a la hora de girar con velocidad. Aquí, el manillar Bontrager Race X Lite Low Riser de carbono, de 31,8 mm y 5 mm de altura, aporta una manejabilidad asombrosa.

Tan buen y eficaz material tenía que ir unido a unos buenos frenos. Y así es. Este año, Trek ha optado por montar frenos Shimano XT, con discos de 180 y 160 mm. La frenada para mí es perfecta. Al principio pensé que quizás iba a ser demasiada potencia, pero según les fui cogiendo el rollo me di cuenta de que la frenada era totalmente lineal y sin brusquedades. Además la pinza de freno actúa como una pieza estructural del cuadro, anclada entre la vaina y el tirante. Reduce el peso eliminando la necesidad de una abrazadera entre la vaina y el tirante.

Trek Syuperfly 9

Conclusión

Creo que Trek ha acertado de pleno con esta Superfly, que replica las cualidades de la 29 pulgadas en una 15,5” de 27,5 pulgadas. Y es que la Superfly es una bici totalmente aceptable tanto para aquel usuario que busque los límites dentro del mundo del rally como para el otro que simplemente quiere tener una gran bici con la que poder disfrutar de las montañas sin «estresarse» mirando los tiempos en cada subida.

Además su precio es súper competitivo ya que viene con un montaje prácticamente de la gama más alta.

Detalles de la bici

Trek Syuperfly 9. Puesto de mando

El manillar es un Bontrager X Lite Low Riser de carbono, de 31,8 mm y 5 mm de altura, con el que bajo mi punto de vista se tiene una manejabilidad espectacular. Además de la buena posición de conducción que tienes con este manillar, hay que añadir su gran ligereza.

Trek Syuperfly 9. Frenos

Los Shimano XT están a la altura. Unos frenos súper potentes pero con mucha sensibilidad. Con discos de 180 y 160 mm harán que no tengas ningún problema en las bajadas y que la frenada sea totalmente progresiva. Al principio asustan un poco por su agresividad, pero poco a poco te darás cuenta de que son totalmente dóciles.

Trek Syuperfly 9. Control remoto

El control remoto es algo esencial en una bici de rally. Con solo accionarlo con el dedo pulgar, la horquilla se bloquea para que la pedalada sea más efectiva a la hora de subir o en el típico llaneo en el que es más importante la eficacia del pedaleo que la absorción de los baches.

Trek Syuperfly 9. Transmisión

El Sram X1 Type 2, es un cambio totalmente preciso, suave, ligero, fiable… Quizá no estés a favor del 1x11, pero te aseguro que después de hacer kilómetros y estando en una forma física media-alta no querrás volver a tu anterior grupo ni por asomo. El plato es de 32 dientes, que podrás mover sin problemas con un poco de fuerza.

Info



Peso

-

Precio

2.399 €

Más sobre:

Texto:

Niki García de Vinuesa

Fotos:

Javier Martínez

Publicado el 28/08/2015

Etiquetas: