BBB Patron colocado en el manillar de la bici listo para salir

BBB Patron.

40€
| Distribuye: 
Motordealer

Si nos lo dicen hace 10 años no lo creeríamos. El móvil se ha convertido en parte importante de nuestra actividad: nos guía en nuestra ruta, almacena los datos de nuestro ciclocomputador… o él mismo es el ciclocomputador. Y encima es el aparato que algunos nos conecta al universo Strava.

Texto:
Luis Miguel del Cerro
Foto:
Mariano Herranz
Publicado el 25/04/2016
BBB Patron colocado en el manillar de la bici listo para salir

No podemos salir a montar sin nuestro móvil, no sólo para estar atento a las llamadas o usarlo en caso de percance. El móvil se ha convertido en parte importante de nuestra actividad: nos guía en nuestra ruta, almacena los datos de nuestro ciclocomputador… o él mismo es el ciclocomputador. Por otro lado, el móvil ya tampoco valía lo que vale ahora. Por tanto, cuando buscamos un soporte para bici valoramos que permita ver bien los datos, interactuar con la pantalla y, por supuesto, evitar que nuestro móvil acabe volando del manillar hacia la destrucción.

El Patron cumple los tres requisitos a cambio de un precio razonable teniendo en cuenta su responsabilidad. En el modelo que hemos probado, le ha tocado hacerse cargo de un iPhone 5S torturado por nuestro ritmo de vida. También lo hay para iPhone 6 (acaba de salir al mercado) así como una funda universal denominada Gardian, ambos al mismo precio que el que te traemos aquí.

Para sujetarlo al manillar contamos con un soporte que se fija mediante un sistema parecido al de cualquier ciclocomputador, con una goma que consigue que, a pesar de las vibraciones, el móvil apenas se mueva de su posición original. Además, la regulación de la inclinación es independiente, por lo que no tenemos que andar utilizando el método «lo muevo todo» para el último ajuste.

La carcasa protege el teléfono y cuenta con la ranura de fijación al soporte del manillar. Esta carcasa la podemos utilizar sin problemas en nuestra “vida no ciclista” como una funda más. De hecho se ha convertido en mi carcasa habitual y de más de alguna tragedia de autoría infantil me ha salvado.

En realidad, el sistema de carcasa se compone de dos piezas: un cuerpo de plástico y dos compuestos de goma. Uno de ellos enfocado para prestar una buena protección en condiciones normales (dejando libre todo el espacio de pantalla) y otro con funda impermeable destinada a proteger tu preciado aparato del barro, la lluvia... Y lo bueno es que el móvil puede manejarse sin excesivos problemas aunque el tacto y la visibilidad no son las habituales. Para rematar, la carcasa también ofrece protección a la lente de la cámara mediante una pequeña hoja de plástico transparente. En mi caso, preferí quitarla ya que me provocaba reflejos al hacer las fotos, la lente del iPhone ya tiene una buena protección por sí misma y puede volver a pegarse en caso de que lo necesitemos.

Una vez más, BBB demuestra que se pueden hacer componentes y accesorios de gran calidad y a buen precio.

Más sobre:

Texto:

Luis Miguel del Cerro

Fotos:

Mariano Herranz

Publicado el 25/04/2016

Etiquetas: