Garmin Edge 1000

Garmin Edge 1000

609€
| Distribuye: 
Macario Llorente

El nuevo Edge 1000 no solo representa el modelo más evolucionado y eficiente jamás fabricado hasta la fecha por Garmin, es mucho más que eso, quiere marcar el punto de partida y el camino a seguir en cuanto a navegadores y dispositivos GPS específicamente enfocados al ciclismo.

Texto:
Iñaki Gavín
Foto:
Mariano Herranz
Publicado el 18/02/2016
 Garmin Edge 1000

Era un secreto a voces, sabíamos desde hacía tiempo que el gigante americano, con sede en Kansas, tenía preparado un nuevo dispositivo con el que volver a marcar diferencias frente a sus competidores. El nuevo Edge 1000 no solo representa el modelo más evolucionado y eficiente jamás fabricado hasta la fecha por Garmin, es mucho más que eso, con la aparición en el mercado del nuevo Edge 1000, quiere marcar el punto de partida y el camino a seguir en cuanto a navegadores y dispositivos GPS específicamente enfocados al ciclismo.

Abres la caja, coges el Edge 1000 y lo primero que llama tu atención es su nueva pantalla de 3” de igual tamaño que la línea Oregon (con una resolución de 240 x 400 px), su ligereza (115 gr con la micro SD incluida, pesa solo 17 gr más que el Edge 810) y sus nuevas y estilizadas formas (el edge 1000 ha adelgazado hasta los 13 mm de grosor). 

En la parte frontal tiene dos botones, el izquierdo sirve para las «laps» y para la captura de pantalla y el derecho es el start/stop/pause. El botón de encendido y apagado está situado en el lateral izquierdo. 

El sistema de fijación se mantiene con respecto a la serie Edge 800, por tanto, si te decides a cambiarlo no te hará falta sustituir los anteriores anclajes. Como novedad aparece un nuevo soporte frontal alargado (incluido en la caja junto a otros dos de potencia) que permite, desde el manillar, colocar el Edge 1000 en una posición central justo delante de la potencia, lo que mejora considerablemente la lectura de los datos. Para tu bici de ciclocross o carretera me parece la mejor opción pero si practicas mountain bike agresivo esa ubicación es algo arriesgada en caso de caída o impacto. Un detalle que dice mucho sobre la cantidad y calidad de posibilidades de este nuevo aparato es que este nuevo anclaje está preparado para que puedas utilizar el Garmin Edge en vertical o en horizontal con tan solo cambiar de posición los dos tornillos allen de la parte trasera del anclaje.

Durante los últimos meses he utilizado el Garmin en las bicis de test que han pasado por MTBpro y también en las mías propias. En las bicis all-mountain/enduro te costará algo más de tiempo encontrar la ubicación ideal, ya que en la actualidad casi todas estas bicis montan potencias de 4 o 5 cm y el anclaje está pensado para potencias algo más largas. Si además eres de los que utilizan manillares con curvaturas de mas de 20 mm puede que tengas que estrujarte el coco un poco más de la cuenta hasta que logres dejar el Garmin en una posición segura y de lectura fácil. Para potencias de más de 5 cm de longitud, que son la gran mayoría, con cualquiera de los dos anclajes de potencia que vienen incluidos en la caja no tendrás ningún problema para instalarlo. 

En la parte trasera se encuentra el puerto micro USB (antes mini USB) y la ranura para alojar la tarjeta micro SD con capacidad de hasta 64 GB.

La cinta pectoral de frecuencia cardiaca que viene en este pack es la premium, más flexible y cómoda que la otra, con una duración estimada de 4,5 años teniendo en cuenta un uso de una hora al día. 

Seguimos con las novedades, en este pack Edge 1000 también se incluyen los nuevos sensores de velocidad y de cadencia. El nuevo sensor de velocidad se coloca en el buje mediante una goma que ya lleva incorporada, lo que facilita su uso en varias bicis. El sensor de cadencia también se fija con gomas a la biela y ya no necesita imán para poder emitir señal ya que, al igual que el sensor de velocidad, ahora lleva incorporado un acelerómetro, mejorando la precisión, simplificando la colocación y obteniendo un acabado mucho más limpio. Si eres un habitual del rodillo y sueles usar rueda específica de rodillo no olvides poner el sensor de velocidad para dejar constancia del entreno en tu «diario de a bordo». El peso del GPS, más el anclaje, más los dos sensores es de tan solo 175 gr, una cifra muy competitiva.

Aparte de la información que nos proporcionan estos sensores y, gracias al ANT+ sport, el nuevo 1000 también te ofrece la posibilidad de saber todo lo que está pasando con tu Shimano Di2, con tu báscula Tanita BC1000, con potenciómetros tipo Power Tap, INpower de Rotor o pedales Garmin Vector, por poner algunos ejemplos… Vamos, que por compatibilidad con todo tipo de dispositivos y por información no creo que sea, ¿no? 

EN MARCHA

Una vez en marcha y con el dispositivo encendido lo primero que aprecias, aparte de la rapidez para localizar la señal del satélite (el nuevo Edge navega gracias a los satélites tradicionales GPS y Glonass, por eso capta tan rápido la señal), es la resolución y la calidad de visión de la nueva pantalla con respecto a su antecesor. El nuevo Edge incorpora un sensor que adapta tanto la intensidad como el brillo de la pantalla para que la lectura sea siempre perfecta. Después de rodar por bosques, carreteras, caminos abiertos, por la tarde, en días soleados, nublados, con sol frontal, lateral…, te puedo asegurar que nunca he tenido ningún problema para leer cualquier dato en la nueva pantalla del «1000».

En cuanto a su manejo, más de lo mismo, la nueva pantalla táctil es sensible y rápida, lo he probado con todo tipo de guantes y me atrevería a decir que su respuesta está casi al mismo nivel de un smartphone de gama alta y última generación. Tanto los puertos como los botones, carcasa y pantalla están diseñados para poder funcionar en condiciones climatológicas adversas, incluida la lluvia, el nuevo Garmin cuenta con la protección IPX7

Tanto la personalización del Edge (datos del usuario, umbrales aeróbicos, modalidades de uso, etc.) como la configuración de los campos de la pantalla son muy sencillos e intuitivos, incluso para un negado como yo. La pantalla se puede configurar para poder ver desde uno hasta diez campos diferentes, siempre a tu elección. Además de la pantalla principal que tú mismo configuras, existen cinco pantallas diferentes con datos, una de brújula (recomendable si usas mucho la navegación), una con el perfil de altura, otra con cartografía, otra de virtual partner (si es que tienes activada esa función) y la última con datos por vuelta. Los datos de velocidad y distancia los proporciona el GPS, mientras que para la altimetría se utiliza el altímetro barométrico que incorpora. 

Aunque no está incluido en este pack, por tanto no lo he probado, Garmin ofrece como accesorio la posibilidad de montar un mando remoto que se coloca en el manillar para poder manejar las principales funciones del GPS sin necesidad de tener que soltar la mano del manillar (Edge Remote). 

Para saber siempre donde estás, el Edge viene ya cargado con cartografía propia a la que Garmin denomina Cycle Maps. Si el uso que le vas a dar a este dispositivo es mixto, carretera/montaña, y tus rutas por montaña son fundamentalmente por pistas principales te será más que suficiente para funcionar sin problemas. Si eres de los que hacen mucho «ciclismo de aventura» o de investigación y te gusta montar por zonas más inaccesibles, mi consejo es que utilices otra cartografía, por ejemplo yo utilizo el Topo Hispania en un Garmin GPSmap 62s y en un Montana y también lo estoy utilizando en este nuevo Edge 1000 y va perfecta (eso sí, utiliza tarjeta de al menos 32 GB para no tener problemas). 

Otra de las «comodidades» que incorpora el Edge 1000 es la posibilidad de pasar tus entrenos vía bluetooth o a través de la una red wifi que previamente has debido configurar, de tal manera que si grabas la red wifi de tu vivienda habitual, cuando llegues a casa después de montar y el Garmin detecte esa red, tus datos «viajarán» de manera inmediata hasta tu cuenta de Garmin Connect sin tener que hacer nada. 

Si eres un «picado» empedernido no creas que Garmin no ha pensado en ti a la hora de diseñar el nuevo 1000. Con la función Segmentos podrás competir contra ti mismo o contra cualquier otro biker que esté en Garmin Connect, permitiéndote pelear por obtener el mejor resultado posible en segmentos que tú mismo hayas creado previamente o dejándote la piel en segmentos ya creados por otros bikers. Para que no le falte emoción al asunto, al utilizar esta función y mientras estás en pleno esfuerzo, en la pantalla tendrás a tu disposición información tan «relajante» como el ritmo o posición con respecto a tus «enemigos»… Lo dicho, solo para los muy «picaos». Como ves, la manera de funcionar de estos segmentos Connect es muy similar a la de Strava excepto los segmentos a tiempo real, en los que recibirás alertas de inicio y final de un segmento, resultados y lugar que ocupas en la clasificación, por si te tienes que preparar para subir al pódium a besar a las azafatas... La única pega es que estos segmentos no son compatibles con los de Strava, con lo que imagino que la gran mayoría de los usuarios seguirán utilizando Strava. 

Una opción parecida a la de Segmentos pero menos «heavy» es la de Virtual Partner, en la que podrás competir contra un compañero virtual, comparar los datos reales en función de los objetivos previamente marcados y medir el progreso respecto a entrenamientos anteriores. Esta opción es ideal para un perfil de biker más «tranqui» que la anterior.

La navegación es otro de los aspectos fuertes del nuevo Edge. Incorpora la cartografía OpenStreet de toda Europa. Al igual que en la serie 800, se podrán crear rutas en línea, bien con el Connect o con cualquier otro y te las podrás descargar en tu Edge. También podrás marcar cualquier lugar de interés, gasolinera, pueblo, calle, comercio o lo que sea en esa cartografía y el Garmin te calculará la ruta para llegar hasta allí.

Otra de las múltiples funciones que en un principio me parecieron poco atractivas pero que con el tiempo me ha convencido es la de ida y vuelta. Tan sencillo como introducir la distancia y el Edge 1000 te propondrá tres alternativas diferentes para la vuelta a casa, antes de decidirte podrás examinar el desnivel de cada propuesta para que tu elección sea la mejor. Ya sé que esta función es más útil en carretera que en montaña, pero no he querido dejar de comentarla.

La verdad es que según he ido haciendo kilómetros y gastando tiempo en configurar este auténtico ordenador rodante, más funciones y utilidades he ido descubriendo. Si tienes un Smartphone y te descargas la aplicación Garmin Connect Mobile, presta atención, gracias a la función LiveTrack podremos sincronizar el Edge con nuestro smartphone (vía bluetooth). Gracias a esta compatibilidad podrás compartir e invitar a cualquier compañero a seguirte en tiempo real. Por lo tanto, sabe tu posición exacta, la ruta que estás realizando o incluso el tipo de entrenamiento que estamos haciendo. Realmente útil si tienes o eres entrenador personal. No tanto si no quieres que te controlen demasiado... 

Una vez finalizada esa ruta o entrenamiento podrás descargarla automáticamente desde tu teléfono directamente a la comunidad on-line Garmin Connect o simplemente pasar ese entreno a tu Garmin Connect. Por si todo esto te parece poco, la compatibilidad con la aplicación Garmin Connect Mobile te ofrece además funciones como la información meteorológica actualizada en tu pantalla, alertas de llamadas, mensajes de texto entrantes o comunicarte a través de redes sociales tipo Facebook o Twitter o por correo electrónico. La función LiveTrack ya estaba presente en la serie 800 pero en el nuevo Edge 1000 se ha mejorado y se ha aumentado el uso aún más. 

Otra de las funciones que me parece interesante es la de poder preparar previamente cualquier tipo de salida o entreno, introduciendo todas las variables que desees, que consideres importantes o con las que quieras trabajar ese día concreto. Por ejemplo, duración de la salida, distancia, ritmo cardiaco que quieres mantener, zonas aeróbicas en las que quieres trabajar, tiempo de calentamiento, series… cualquier variable con la que desees trabajar, el Garmin te irá avisando mediante señales acústicas para que sepas si estás entrenando en la dirección correcta o si estás trabajando fuera de las zonas que previamente has configurado. 

Con respecto a la duración de la batería el fabricante anuncia una duración de 15 horas y por lo que he podido comprobar ese tiempo se ajusta bastante a la realidad. Solamente he notado un descenso más acusado en cuanto a la autonomía al abusar en exceso de la navegación. Para optimizar la duración de la batería también es recomendable poner la retroiluminación en modo automático, ganarás bastante autonomía, que siempre puede venir bien para acabar la ruta con garantías.

Con respecto a los puntos negativos, comentar algo que, aunque va mejorando con el paso del tiempo, aún no está del todo conseguido en los GPS, sean de la categoría que sean. Si eres de los que les gusta utilizar el GPS con la función de parada automática de tiempo cuando nos detenemos y coincide que estamos rodando muy despacio (a veces casi parados) o por terreno muy cerrado, la pérdida de la señal o ese rodar tan lento hará que los datos sobre la salida no sean 100% reales.

Si practicas all-mountain y sobre todo DH o enduro, mi consejo es que utilices la cuerda elástica de seguridad que viene con el GPS y la pases por el manillar para no perderlo. No serás el primero que en un descenso un poco fuerte golpeas el GPS con tu cuerpo o con una rama y lo pierdes sin darte cuenta hasta que llegas abajo y ya no hay nada que hacer. Te aseguro que conozco a más de uno que le ha ocurrido. 

También, comentando con otros usuarios acerca del nuevo Garmin, algunos me han comentado que han echado en falta la medición del nivel de descanso que sí tiene su hermano pequeño, el 520. También he echado en falta el cargador para toma de corriente entre sus accesorios. Pienso que un navegador/GPS tope de gama en cuanto a precio y prestaciones tendría que incluirlo. 

CONCLUSIÓN

Con este Garmin Edge 1000, la firma americana deja claras sus intenciones y marca, una vez más, las directrices en cuanto a lo que va a ser el futuro más cercano entre los GPS específicos para ciclismo. Tiene multitud de posibilidades para personalizarlo, infinidad de posibilidades para entrenar, jugar, picarte, compartir rutas con otros dispositivos, comunicarte con usuarios conocidos y desconocidos. Es el arma ideal para superarte, para entrenar más y mejor y para conocerte cada día más como ciclista. Es compatible con casi todos los dispositivos actuales. La calidad, resolución y tamaño de su pantalla le colocan como líder de su categoría, además es ligero y ergonómico.

Si eres un fan de la información, si entrenas mucho y bien, si tienes entrenador personal o incluso si lo eres, desde luego estás de enhorabuena, el nuevo Garmin está hecho para ti. Si eres un aficionado medio al que le gusta saber siempre donde está, tener un aparato fiable, de fácil manejo y con infinitas posibilidades y funciones que ni imaginas, con el nuevo Edge 1000 disfrutarás y le irás sacando partido según pase el tiempo. El nuevo Garmin Edge 1000 es realmente sorprendente.

Texto:

Iñaki Gavín

Fotos:

Mariano Herranz

Publicado el 18/02/2016

Etiquetas: