Dakine Slayer

Rodilleras: Dakine Slayer

70€
| Distribuye: 
www.dakine.com

Te contamos todo lo que debes saber sobre las rodilleras Dakine Slayer. Ideales para pedalear ya que son muy ligeras, resistentes, cómodas y transpirables.

Texto:
Iñaki Gavín
Foto:
Mariano Herranz
Publicado el 15/10/2019
Dakine Slayer

El segmento de las protecciones vive desde hace algunas temporadas una auténtica revolución, en este caso una revolución en positivo. Hasta hace algunos años la oferta de rodilleras era más bien escasa y fundamentalmente estaba enfocada al descenso,
pero hoy en día esta situación se ha dado la vuelta y los principales fabricantes ofrecen opciones para proteger a cualquier tipo de rider.

El MTB ha cambiado, las bicis, la manera de montar y de vestir también es diferente. Las nuevas rodilleras Dakine Slayer son el mejor ejemplo de lo que decimos. Las Dakine Slayer están específicamente diseñadas para, además de protegernos, pedalear durante toda una jornada sin que notes que las llevas. Son unas rodilleras ligeras, resistentes, súper cómodas y muy transpirables.

Dakine Slayer

La parte principal está fabricada en Ariaprene de 0,5 mm (tejido elástico en las 4 direcciones y muy transpirable), poliéster, nylon y Spandex. El Ariaprene, además de lograr un mayor ajuste, hace la función de transportar la humedad y el sudor hacia exterior para mantener nuestra piel siempre seca. Además este tejido cuenta con el tratamiento hipoalérgico “Polygiene Odor Control” que evita la acumulación de bacterias y por tanto el mal olor.

La parte delantera está precurvada ergonómicamente para no molestar durante el pedaleo y está especialmente reforzada y fabricada en fibra de aramida de alta resistencia. Como seguramente sabrás, este tipo de kevlar proviene de la industria aeroespacial y militar y lleva muchos años aplicándose en las zonas de máximo desgaste en todo tipo de prendas y componentes.

Dakine Slayer

La pastilla de protección interior cuenta con la tecnología DK Impact, exclusiva de Dakine, que destaca por su ligereza, por su bajo perfil y por la gran capacidad de absorción de energía frente a un impacto.

Para la construcción de la parte trasera de la Slayer se ha recurrido a un tejido de malla transpirable y elástico, de tacto suave que, además de aligerar el conjunto, permite la total movilidad al pedalear y también evita la formación de posibles rozaduras.

Dakine Slayer

Interiormente la Dakine Slayer cuenta en la zona superior con una banda de silicona inyectada con el fin de mejorar el ajuste y evitar que la rodillera se mueva o se deslice durante la marcha.

Llevo varios meses con ellas y las he utilizado para todo tipo de recorridos, incluso me las he llevado al campillo y al circuito de BMX. Como principales virtudes destacaría el ajuste, la comodidad, la transpirabilidad y la excelente relación protección/peso que poseen.

Dakine Slayer

Una vez que te las pones la rodillera no se mueve de su posición, lo que nos va a asegurar una salida libre de rozaduras y la completa seguridad de que en caso de impacto la rodillera no se va a deslizar o ladear, absorbiendo el golpe de manera eficaz, algo que no ocurre con todos los modelos del mercado.

Poco que objetar con respecto a los acabados y a la calidad de construcción, los productos de la marca norteamericana suelen destacar por la fiabilidad, durabilidad y por la calidad de los materiales empleados, en este caso las rodilleras Dakine Slayer tampoco son una excepción: costuras, forro interior, diseño ergonómico, ajuste, etc., están a la altura habitual de la marca. Tienen un año de garantía, son unisex, se fabrican en cuatro tallas, S, M, L y XL, y están disponibles en dos colores, negro/gris y negro/naranja. En nuestra báscula han dado un competitivo peso de 322 g.

Dakine Slayer

Texto:

Iñaki Gavín

Fotos:

Mariano Herranz

Publicado el 15/10/2019

Etiquetas: