Punta Suelza: 2.970 m

Cicloalpinismo en los Pirineos. Horas de porteo de la bicicleta hasta alcanzar la Punta Suelza (2.970 m) y luego poder recorrer algunos de los senderos más bonitos de los valles de Pineta, Posets y Sobrarbe.

autor mtbpro Redacción
visitas

fecha27/11/2020


A través de sus imágenes Diego Grasa nos cuenta la ascensión a Punta Suelza este verano junto a un grupo de amigos. Cicloalpinismo Pirenaico en estado puro, una merecida cumbre y un interminable y exigente descenso de casi 2.000 m de desnivel negativo. Disfruta de las imágenes. Gracias por compartir Diego.

Roberto Pérez, David Huidobro, Javi Chopen, Oscar Buil y yo, nos conocemos desde hace años, a todos nos gusta sufrir de la misma manera, estas cosas no se deciden, tampoco se piensan, simplemente se hacen y se disfrutan. Llevábamos más de un año planeando pisar la cima de Punta Suelza (2.970 m) pero por diversos motivos el verano del 2019 no nos dejó juntarnos y cuando quisimos darnos cuenta llegó la nieve y perdimos nuestra oportunidad, los cinco juramos venganza….

Verano de 2020. Recién salidos del confinamiento, pensábamos que lo peor había pasado y que seríamos “libres” para siempre…. 16 de agosto ¡empieza la fiesta! la pista de Urdiceto está recién repasada ¡por fin! Sus 11 km siguen siendo una mezcla entre una temporada en el corredor de la muerte y un regalo para la vista. En cualquier caso, es una pista peleona y dura de cojones.

Encontrarla arreglada nos permitió ahorrar fuerzas para lo que vendría después. Tras 2,5-3 horas de pedaleo la pista llega a su fin, bebemos y comemos algo junto al Ibón de Urdiceto (2.377 m) cada uno a lo suyo, pero todo miramos hacia arriba, nos espera un porteo de 2 horas y media de alta montaña. En la parte media de la ascensión hay un tramo especialmente duro y con alguna zona expuesta en la que hay que mantener la concentración y olvidarse de los “selfies” hasta que el porteo se vuelve de nuevo más tranquilo.

Llegamos a la Collada de Suelza (2.620 m) y empezamos a disfrutar del espectáculo: Valle de Pineta, Punta Fulsa, Biadós, Posets y buena parte del Sobrarbe, es una suerte tener tan cerca este paraíso… respiramos hondo y seguimos hacia arriba 45 minutos más. Llegamos a la cumbre y todo cambia, disfrutamos de las vistas y olvidamos la paliza que llevamos encima.

El descenso es un auténtico orgasmo de más de 1.800 m de desnivel negativo con tramos aéreos, pasos técnicos y algunos momentos en los que se baja realmente rápido. Un consejo, guarda algo de fuerza para el postre, te aseguro que vale la pena. Y es que el último sendero de bajada te mete en un bosque espectacular lleno de giros cerrados y secciones de muchísima pendiente que pondrán a prueba tus antebrazos y lo que quede de las pastillas de freno de tu bici.

Preferiría seguir montando, pero el sendero te deja a las puertas de Bielsa y llevamos todo el día con el casco puesto, es hora de planear nuevas aventuras con una buena jarra de cerveza fría en la mano.