Bicis sin pedales o de equilibrio para niñ@s: Lo mejor para empezar

Las bicis sin pedales, de equilibrio o prebicis son la mejor opción para que tus hij@s empiecen con la bicicleta.

Texto:
Luis M Del Cerro
Foto:
Chema Calleja
Publicado el 21/12/2018

¿Qué es una bici sin pedales o bici de equilibrio? Bueno, ambos términos lo resumen muy bien. Se trata de una primera bici para los peques a partir de los dos años aproximadamente que no tiene pedales y en el que el avance se basa en impulsar la bici e ir manteniendo el equilibrio. Las hay de muchos tipos, materiales e incluso tamaños.

¿Por qué iniciar a tus hijos con este tipo de bicis y no poniéndoles los ruedines? La primera razón es que estas bicis mejoran y potencian el equilibrio del niño desde el primer momento. Y además, lo hace de forma muy segura porque siempre puede poner los pies en el suelo.  Y la seguridad y la confianza es muy importante en esta fase en la que están viviendo su primera experiencia sobre una bici.

Otra ventaja es que las bicis sin pedales solo tienen lo necesario: ruedas y una geometría del niño. Y sin pedales, transmisión y frenos se convierte en una bici muy ligera y el peso es clave a la hora de elegir una bici para los más pequeños. No tiene sentido que tu hijo de dos o tres años tenga una bici que pesa casi como la de un adulto. Además, con una bici pesada o con ruedines es probable que el niño sufra para moverla en muchos momentos. En la bicicleta sin pedales los niños se mueven con soltura desde casi el primer momento y luego van desarrollando la fuerza de forma progresiva.

La evolución suele ser rápida. Poco a poco, irá ganando equilibrio y habilidad e irá prefiriendo ir con los pies lejos del suelo y jugando con la inercia. Cuando tu hijo o hija prefieran ir más tiempo con los pies sobre el cuadro de la bici será el momento en ir pensando en dar el salto a la bici con pedales.

Y es que las bicis sin pedales son perfectas como paso previo a la bici de pedales. En muchos casos los niños y niñas apenas necesitan unos pocos días para empezar a pedalear. Con los ruedines los niños no mejoran su equilibrio y pueden desarrollar cierta pereza y miedo a quitarlos. En muchos casos, cuando quitamos los ruedines es casi como empezar de cero. Con las bicis de equilibrio el proceso es mucho más fluido porque lo principal: el equilibrio y el control de la bici ya está conseguido.

También hay ventajas para los sufridos padres y madres. Las bicis de equilibrio también pesan poco para ti y no son tan aparatosas cuando toca llevarlas en la mano o meterlas en el maletero.

Ahora vamos a tener en cuenta algunas cosas a la hora de elegir la bici perfecta para tu hijo

Lo primero es la talla. Elegir una talla correcta es fundamental. En este caso, es fácil. El niño se debe sentir cómodo y llegar bien con los pies al suelo. Si la compras en una tienda no estaría mal que el peque pueda subirse y moverse unos metros.

Otro elemento importante es el peso. Ya lo hemos dicho antes: piensa en la relación entre el peso de tu hijo y el de su bici. No es fácil controlar algo que pesa poco menos que tú. Por tanto, cuánto más ligera, mejor. En este tipo de bicis, nos gustan más las que tienen un cuadro que permite a los niños apoyar los pies. Es importante para que disfruten una vez que han ganado el suficiente equilibrio.

También fíjate en las ruedas. Hay algunas bicis con ruedas de goma que no tiene cámara: son muy cómodas porque no hay que estar pendientes de las presiones. En bicis como esta Specialized Hotwalk tienes ruedas con cámara lo que te permite regular la presión para hacerla más rápida o más absorvente y permiten que los peques se metan en algún camino o sendero. Por último… el precio. Hay un rango de precios muy amplio y hay bicis de equilibrio y sin pedales muy asequibles y de distintas calidades.

Specialized Hotwalk

En este vídeo hemos utilizado la Hotwalk de Specialized que tiene un precio de 185€ pero que es una “tope de gama” dentro de las bicis de equilibrio. Viene montada sobre un cuadro de aluminio A1 Premium, llantas de aluminio de 12 pulgadas y unos neumáticos especiales que no llevan cámara pero que, a la vez, son bastante blandos y aseguran muy buena tracción (Rhythm Lite Airless).

Texto:

Luis M Del Cerro

Fotos:

Chema Calleja