Cascos de bici para niños. Ajuste y consejos para elegir el mejor casco

La seguridad de nuestros hijos es lo más importante. Vamos daros unos consejos a tener en cuenta a la hora de elegir y ajustar los cascos para niños.

Cascos de bici para niños. Ajuste y consejos para elegir el mejor casco
autor mtbpro Redacción
autor de las fotos Marcas

fecha13/06/2022


En este artículo os vamos a dar las claves para elegir un casco de bici para niños y algunos consejos para conseguir el mejor ajusteSon muchos los niños que vemos pedaleando sin casco o con éste mal ajustado. La seguridad de nuestros hijos debe ser lo primero y no debemos descuidarla argumentando que van despacio o que apenas se arriesgan. Un mal golpe a baja velocidad puede ser fatal.

Además, cuando enseñamos a nuestros hijos a usar un casco de bici desde pequeños estamos dándoles una importantísima lección de seguridad vial

La elección

En primer lugar, a la hora de lanzarnos a la compra de un casco infantil, te recomendamos acudir a las marcas especializadas y con experiencia en el sector... tal y como hacemos nosotros, los adultos, a la hora de adqurir nuestro casco. Vale la pena gastarse un poco más de dinero si tenemos la confianza de que tenemos un producto bien diseñado y fabricado que va a proteger la cabeza de los más pequeños.

La talla

Para comprobar la talla que debemos elegir, basta con medir el contorno de la cabeza del niño y llevar esa medida a la tabla de tallas correspondientes de cada marca y modelo. Cada talla, además, suele tener un margen de tamaño mínimo y máximo que nos garantiza que el casco le valga al niño el mayor tiempo posible.

La colocación

El casco ha de ir colocado siempre en posición horizontal, ni inclinado hacia atrás -dejando la frente al descubierto- ni excesivamente hacia adelante -que impida ver bien al niño- En este sentido, una buena medida es dejar, como máximo, dos dedos de ancho entre las cejas y el casco en su zona frontal.

El ajuste

Por un lado, debemos ajustar el cierre trasero y occipital comprobando que el casco no se mueva, pero sin presionar la cabeza del niño. Y por otro, el clip donde se unen las cintas laterales debe quedar aproximadamente un dedo por debajo de la oreja. Finalmente, el cierre de la barbilla ha de ajustarse de tal modo que podamos introducir un dedo entre el mismo y el cuello del niño.

Cuidados y mantenimiento

Además de la limpieza y el cuidado que nos exigimos a nosotros mismos con el equipamiento, los cascos de los niños también han de guardarse a salvo de los rayos del sol y las altas temperaruras... si no quieres arruinar la vida útil del casco de tu hijo.

Reemplazo

Y, finalmente, tal y como recomiendan todos los expertos en seguridad, si el niño sufre algún golpe de importancia con el casco, a pesar de que no refleje daños visibles, mejor cambiarlo por otro nuevo.

Cabe recordar, además, que muchos de los cascos infantiles que comercializan las marcas especializadas, cuentan ya con los mismos avances tecnológicos que los de los adultos, como el sistema Mips que evita las lesiones graves en impactos rotaciones.