Guía de compra: Trek Powerfly, una e-bike para el campo y la ciudad

Guía de compra: Trek Powerfly, una e-bike para el campo y la ciudad

Las bicicletas en general y las e-bikes en particular están llamadas a cambiar nuestra movilidad diaria y a ofrecer más alicientes para nuestra diversión. La gama Trek Powerfly Hardtail nos ofrece posibilidades para los caminos y la ciudad.

Texto:
J. Daniel Hernández
Foto:
Trek
Publicado el 19/05/2020
Guía de compra: Trek Powerfly, una e-bike para el campo y la ciudad

La familia Trek Powerfly es una de las más numerosas, no sólo del catálogo de Trek, sino de casi todas las opciones de e-bikes que encontramos en el mercado. Pero hay algunos puntos más por los que destaca, y entre ellos encontramos las opciones que nos dan las Powerfly Hardtail como bicis polivalentes para campo y para ciudad.

Porque si la Trek Powerfly es la e-bike por excelencia de Trek para MTB (junto con la Rail), hay que destacar los modelos Powerfly Sport, unos modelos con el cuadro de las Powerfly HT pero con un montaje que las hace propicias para ser el medio de transporte urbano por excelencia que, además, nos acompañará en nuestras aventuras fuera del asfalto.

La importancia de las Powerfly Sport radica en que tendremos de serie una serie de componentes o accesorios que las transforman en bicicletas perfectas para nuestro día a día y desenvolverse con soltura en el ambiente urbano o poder viajar con ellas y descubrir otros destinos dando pedales. Incorporan guardabarros delantero y trasero, portabultos trasero anclado al cuadro, luces AXA Blueline conectadas a la batería y pata de cabra.

Guía de compra: Trek Powerfly, una e-bike para el campo y la ciudad

Además, el sistema Removable Integrated Battery (RIB) de Trek permite una integración absoluta de la batería en el cuadro y que sea fácilmente extraíble, sin necesidad de herramientas, para poder cargarla en un punto diferente al que guardamos la bicicleta (por ejemplo, si tenemos que guardar la bicicleta en un trastero sin punto de luz) y dejando espacio en el cuadro para instalar un portabidón.

Gama híbrida campo y ciudad de las Trek Powerfly Hardtail

Siempre con un cuadro de aluminio Alpha Platinum y el motor Bosch Performance CX, desde 2.899 € está disponible la Trek Powerfly Sport (acabado más básico) con batería Powerpack de 500 Wh, un cambio trasero de 9 velocidades y plato de 15 dientes y una horquilla de suspensión SR Suntour XCM 32 RL (con bloqueo) de 100 mm de recorrido. Los neumáticos son unos Schwalbe Smart Sam Performance con un taqueado que les enfoca a la montaña y “off-road” pero con detalles pensados para la seguridad como el flanco reflectante.

La Powerfly Sport 4 Equiped (2.999 €) mantiene el mismo nivel de equipamiento, pero con una horquilla SR Suntour XCM 34 de 120 mm, una horquilla con más recorrido y rígida pensada para un uso más aventurero.

Guía de compra: Trek Powerfly, una e-bike para el campo y la ciudad

El gran salto lo encontramos con la Powerfly Sport 7 Equiped (4.299 €), cuya batería es una Bosch PowerTube de 625 Wh que nos ofrece mucha más autonomía. Además, el montaje incluye una horquilla SR Suntour Zeron 35 de 120 mm (100 mm en talla S y XS), transmisión Shimano SLX y XT de 12 velocidades con un casette 10-51 y una tija telescópica TranzX JD-YSP18 con 130 mm de recorrido (100 mm en talla S) y cableado interno.

Además de todo ello se incluye, como en sus hermanas, los detalles urbanos y viajeros como las luces AXA Blueline delantera y trasera, portabultos, guardabarros y la pata de cabra. Sin duda una e-bike perfecta para quien necesite polivalencia para el día a día y espíritu aventurero para los fines de semana o vacaciones.

Video recomendado