Esta, la del tamaño de rueda, es la revolución más reciente y que a día de hoy aún estamos viviendo.

Revoluciones del MTB (IV): Los tamaños de rueda

La del tamaño de rueda es la revolución más reciente y que a día de hoy aún estamos viviendo. Esta revolución fue provocada por la irrupción en el mercado de las ya famosas 29 pulgadas. Sin ellas, hoy no estaríamos hablando ni de 27,5”, ni de 27,5+

Texto:
Miguel Ángel Galán
Foto:
Archivo
Publicado el 15/07/2016
Esta, la del tamaño de rueda, es la revolución más reciente y que a día de hoy aún estamos viviendo.

De nuevo estamos por aquí un mes más para mostrarte otro avance que ha cambiado de forma importante la evolución de nuestras bicicletas y la forma de ver el mountain bike. En esta ocasión te vamos a hablar de los nuevos tamaños de rueda que están apareciendo en el mercado.

Las estandarizadas 26 pulgadas que tanto tiempo han estado entre nosotros están pasando a la historia. Con la aparición de las 29 se abrió la veda al inmovilismo en el que estaban instaladas las bicicletas de montaña en cuanto a su tamaño de rueda.Las estandarizadas 26 pulgadas que tanto tiempo han estado entre nosotros están pasando a la historia

Pero esta popularización de las ruedas de 29 pulgadas ha sido el inicio de una tendencia que aún no ha terminado. De hecho seguimos viviendo actualmente varios intentos de conseguir la «rueda perfecta». Se ha comprobado que el cambio es posible y seguramente aún no se haya dicho la última palabra y nos encontremos alguna novedad más. Las recientes 27,5 plus son un claro ejemplo de que esto sigue evolucionando.

29 pulgadas

Realmente, cuando hablamos de ruedas de 29 pulgadas no nos referimos al tamaño de llanta, ya que ésta es realmente de 622 mm (24,5 pulgadas), sino al diámetro exterior de la cubierta, que aproximadamente es de 29 pulgadas. Lo mismo pasa con las ruedas de 26 pulgadas, siendo ésta la medida del diámetro exterior. Esto es importante ya que, como veremos más adelante, el balón con el que cuente la cubierta influye en esta medida.cuando hablamos de ruedas de 29 pulgadas no nos referimos al tamaño de llanta, ya que ésta es realmente de 622 mm (24,5 pulgadas), sino al diámetro exterior de la cubierta,

Como en toda evolución, ésta no ha sido de repente. Las llantas que se usan en las ruedas de 29 pulgadas, ya existían en las bicicletas híbridas. Realmente, son unas llantas 700c, medida usada en carretera pero adaptada para admitir cubiertas de montaña.

Cuando surgieron las primeras MTB, aún no estaba decidido qué tamaño de ruedas usarían, pero en aquel momento las ruedas de 26 pulgadas eran las más accesibles y las que mejor se adaptaban a los cuadros que existían para montarles cubiertas «gordas». Esta es la razón por la que se optó por las 26”.

Ya en 1981, el inglés Geoff Apps, construyó un prototipo de bicicleta con ruedas de 29 pulgadas aprovechando unas cubiertas Nokian para nieve. Posteriormente, al principio de la década de los 90, Bianchi y Klein ya tenían modelos con este tipo de ruedas en su catálogo. Sin embargo, no tuvieron éxito y fueron descatalogadas rápidamente. Mucha culpa del fracaso fue la falta de cubiertas y horquillas de suspensión adaptadas a esta medida.Las primeras cubiertas de 29” de MTB de verdad fueron creadas por la marca americana WTB y las primeras horquillas las fabricó White Brothers

Las primeras cubiertas de 29” de MTB de verdad fueron creadas por la marca americana WTB y las primeras horquillas las fabricó White Brothers. Esto ocurrió ya a finales de los noventa, momento en el que otra vez las marcas comenzaron a ofrecer modelos con ruedas de 29 pulgadas.

Al principio se veía como algo muy exótico, pero poco a poco se fueron extendiendo hasta que las grandes marcas decidieron incluirlas también en sus catálogos. Desde ese momento, la expansión ha sido cada vez más rápida, hasta hoy en día en que prácticamente es la medida estándar para uso rutero.

Las ventajas de las 29 pulgadas

La principal ventaja respecto a las de 26 pulgadas es su mayor facilidad para pasar sobre los obstáculos. Esto se debe a que el ángulo de ataque de la rueda ante un obstáculo es menor cuanto mayor sea el diámetro. De esta forma, el obstáculo es proporcionalmente más pequeño y se consigue que la rueda «ruede» mejor sobre el mismo, frenándose menos.La principal ventaja respecto a las de 26 pulgadas es su mayor facilidad para pasar sobre los obstáculos

Otro punto fuerte es que mantienen mejor la velocidad. Al ser de mayor diámetro, el peso está concentrado más lejos del eje de la rueda y, como consecuencia, la inercia es mayor. De esta forma, es más fácil mantener la velocidad una vez que ésta se ha alcanzado. A igual superficie de contacto que las 26”, la huella de las 29 es más alargada, ayudando a traccionar mejor en superficies con poco agarre

Proporcionan también mejor tracción. A igual superficie de contacto que las 26”, la huella de las 29 es más alargada, ayudando a traccionar mejor en superficies con poco agarre.

Y otra ventaja, aunque más estética que funcional, es que las tallas grandes ahora son más proporcionadas con el tamaño de la rueda. Algunas tallas grandes con ruedas de 26” y un ciclista grande encima quedaban ridículas.

¿Y cuales son sus inconvenientes?

Como contrapartida a todas las ventajas que hemos visto que nos ofrece el mayor tamaño de rueda, nos encontramos también con algunos inconvenientes.

Hemos hablado que la mayor inercia nos ayuda a mantener la velocidad. Sin embargo, esto también provoca que las aceleraciones sean más lentas. Poner en movimiento una masa mayor cuesta más. Influye también en las frenadas, aunque se aprecia bastante menos. Por otra parte, el mayor diámetro de rueda, implica radios más largos y pérdida de rigidez lateral respecto a las 26 pulgadas. Evidentemente, esto se va a notar más o menos según la calidad de construcción de la rueda.El mayor tamaño de rueda también afecta al recorrido de suspensiones y la geometría

El mayor tamaño de rueda también afecta al recorrido de suspensiones y la geometría. Para mantener una buena geometría, se deben reducir los recorridos de suspensión, ya que de lo contrario el stack aumentaría demasiado, al igual que la altura del manillar. Los ciclistas con tallas pequeñas tienen complicado encontrar un modelo con buena geometría, sobre todo en modelos más antiguos.

Otro aspecto que se ve afectado negativamente con el cambio a ruedas de 29 pulgadas es la manejabilidad de la bicicleta. La mayor inercia de las ruedas y la mayor superficie de contacto hacen que sea más costoso cambiar de dirección y, por lo tanto, merman ligeramente la manejabilidad en zonas ratoneras. las 27,5” son las que acabarán definitivamente con las 26 pulgadas

El mundo de las 27,5”

Pero a medida que las 29” se iban popularizando, aún existían defensores a ultranza de las 26 pulgadas, principalmente porque son más manejables y ligeras y para determinadas modalidades, como descenso o enduro, seguían siendo las preferidas.

Sin embargo, la industria dio una vuelta de tuerca más y, ante las desventajas de las 29 pulgadas en algunos aspectos por su mayor tamaño, pero también teniendo en cuenta sus ventajas respecto a las 26, se intentó buscar una medida que reuniera lo mejor de los dos mundos. Fue entonces cuando surgieron las ruedas de tamaño 27,5”, realmente son de 27", empezando a extenderse poco a poco. Y fue sobre todo en aquellas disciplinas donde las 29” no habían acabado de calar donde esta nueva medida tendría éxito, como en enduro o descenso.en aquellas disciplinas donde las 29” no habían acabado de calar donde esta nueva medida tendría éxito, como en enduro o descenso.

Si miramos un poco la historia de este nuevo tamaño de rueda, vemos cómo tampoco se trata de una medida tan nueva. De hecho, en Europa era una medida conocida hace mucho tiempo y que se denominaba 650b según el estándar internacional. Pero no había sido usada nunca en MTB. No fue hasta 2007 cuando Kirk Pacenti (diseñador de cuadros) presentó su prototipo de MTB con ruedas de 27,5”. Sin embargo, no cuajó en la industria ya que no se vio la necesidad.

Sin embargo, ha sido ahora, cuando las 29” ya están establecidas y las 26” se han visto como algo anticuado, cuando la industria ha buscado un punto intermedio con esta medida, intentando buscar un compromiso entre las 29” y 26”, con las virtudes de ambas medidas, y sin sus inconvenientes:  permiten geometrías con más recorrido de suspensiones, son más rígidas y menos pesadas que las 29” y ruedan algo mejor que las 26”.ahora, cuando las 29” ya están establecidas y las 26” se han visto como algo anticuado, cuando la industria ha buscado un punto intermedio con esta medida

Ante este panorama, es evidente que las 27,5” son las que acabarán definitivamente con las 26 pulgadas, condenadas a desaparecer poco a poco.

¿Más medidas?

Aún nos encontramos con más medidas, aunque no son tan utilizadas. La primera de ellas, son las que usan las llamadas fat bikes. Estas bicicletas usan llantas de 26 pulgadas, pero con un ancho mucho mayor del normal, permitiendo montar cubiertas de entre 4 y 5 pulgadas. En principio, este tipo de bicicletas se creó pensando en ser utilizadas en nieve o arena, ya que en estos terrenos es necesaria una gran superficie de contacto para evitar que la rueda se hunda. Además proporcionan una gran tracción gracias también a esta mayor superficie.fat bikes. Estas bicicletas usan llantas de 26 pulgadas, pero con un ancho mucho mayor del normal, permitiendo montar cubiertas de entre 4 y 5 pulgadas

Sin embargo, se están poniendo de moda y cada vez  se ven  más por el monte en un uso de MTB totalmente normal. Puede ser una moda pasajera o no, pero lo cierto es que ya llevan tiempo entre nosotros.

Estas ruedas cuentan con un gran balón, normalmente hinchado a baja presión, que hace las veces de pequeña amortiguación. Su principal ventaja respecto a otras es sin duda la tracción: pasar por encima de terrenos muy sueltos se vuelve una tarea más sencilla que con ruedas normales. Sin embargo, esto que es una ventaja en este tipo de terrenos se convierte también en su principal inconveniente, ya que en terreno «bueno» el lastre es mayor. Otro inconveniente es el peso, ya que al llevar tanta goma, una cubierta medianamente resistente pesa bastante.

¿Y qué será lo próximo?

Pues de momento ya hay más novedades: las ruedas 29+ y 27.5+. Pero no debe entenderse esto como un ataque de la industria ni como un intento por imponer un nuevo estándar, son opciones que pueden establecerse como una posibilidad más. Estas medidas buscan usar cubiertas con un gran balón, de forma que se acercan un poco más a las fat bikes. Son llantas de 27,5 ó 29 pulgadas, pero de un ancho mayor, preparadas para albergar cubiertas de entre 2,8 y 3,5 pulgadas.La ruedas 27,5+ dan un tamaño total de rueda muy cercano a  las 29 pulgadas normales, mientras que las 29+ su tamaño se va ya por encima de las 29 normales

La ruedas 27,5+ dan un tamaño total de rueda muy cercano a  las 29 pulgadas normales, mientras que las 29+ su tamaño se va ya por encima de las 29 normales.

Todavía no está claro el público destino de este tipo de ruedas, ya que ni los mismos fabricantes se ponen de acuerdo en cuál es su uso ideal. El objetivo no es sustituir ninguna de las medidas existentes, dan más posibilidades bien a aquellos que quizá no tengan tanta habilidad,  ya que proporcionan una gran confianza y agarre, y también para aquellos que buscan diversión, que quieren ir al límite, rodar más agresivamente, ya que permiten ir más rápido y con más confianza.Pero estas nuevas medidas están aún en pañales y es pronto para pronosticar si han venido a quedarse o son algo pasajero.

Pero estas nuevas medidas están aún en pañales y es pronto para pronosticar si han venido a quedarse o son algo pasajero. De momento hay fabricantes que están apostando fuerte por el 27,5+, incluso ya hay alguna marca con modelos preparados para admitir dos medidas diferentes: 27,5+ y 29”,  como Santa Cruz con la recientemente presentada Hightower.

Texto:

Miguel Ángel Galán

Fotos:

Archivo