¡Trans-Nomad en vena!

Así ha sido la Trans-Nomad 2019

¡Trans-Nomad en vena!

Así ha sido la Trans-Nomad 2019

28/10/2019

Texto: Iñaki Gavín / Fotos: Juanjo Otazu y Eduardo Moreno



publi

Hola, me llamo Iñaki y soy adicto a Trans-Nomad... Así es como debería presentarme a una terapia grupal para conseguir recuperar la estabilidad emocional y poder desconectar de las montañas cada vez que vuelvo de esta carrera. Lo reconozco, estoy atrapado, soy un “yonki” de Trans-Nomad.

Iñaki Gavín disfrutando de la Trans-Nomad 2019

No te pierdas...

Vid Persak y Kristien Archen vencedores de Trans-Nomad 2019

Vid Persak y Kristien Archen vencedores de Trans-Nomad 2019

Si nunca has oído hablar de Trans-Nomad te haré un simple y sencillo resumen diciendo que es una carrera de ciclo alpinismo/enduro que durante cuatro intensos días recorre el corazón de los Pirineos cada año en un escenario diferente y que en tan solo cuatro ediciones se ha consolidado a nivel mundial como una de las mejores “trans”... Una de las mayores experiencias/aventura que puedes hacer en sobre una bici.

A lo largo de estas cuatro ediciones he hecho de todo, los dos primeros años años, además de pisar mucha nieve, vivirlo, contarlo y fotografiarlo, corrí Trans-Nomad como un participante más. El año pasado nos juntamos con Guti y Javi (organizadores en 2018) y con Luismi (director de MTBpro) y decidimos que podía integrarme y participar como bike patrol dentro de la organización. De esta manera podría vivirlo desde dentro y conocer a fondo la vida de los patrols durante esos cuatro días.

Nunca he dicho nada pero, ahora que ya ha pasado un año, puedo decir que ese plan era mentira, en realidad, lo que pretendía al hacer eso era cumplir un sueño, el de ser bike patrol en Trans-Nomad. Algo con lo que siempre había soñado desde que participé la primera vez. La experiencia fue brutal, aprendí mucho, conocí a fondo a gente increíble y me lo pasé en grande, además por primera vez el sol brilló en los Pirineos durante esa semana y la carrera salió a la perfección… Había tocado el cielo con las manos. El listón empezaba a estar muy alto y ya no se me ocurrían más excusas para “engañar” a Luismi y volver a los Pirineos a vivir esta aventura otro año más.

Con respecto a la edición 2019 Trans-Nomad, este año empieza de manera diferente a como había terminado aquella tercera edición en otoño del 2018. Mi buen amigo Guti Martín, de Sherpa Project, decide navegar en solitario y emprender nuevos retos y deja de ser parte de Trans-Nomad. Por el otro lado, mi otro buen amigo, Javi, de Insólito Proyectos, el otro 50% de Trans-Nomad, decide seguir adelante y apostar a muerte por el evento. En una de nuestras conversaciones le ofrezco a Javi mi colaboración desinteresada para lo que haga falta, mi cabeza se resistía a imaginar un final de verano sin Trans-Nomad.

Iñaki Gavín disfrutando de la Trans-Nomad 2019
Iñaki Gavín disfrutando de la Trans-Nomad 2019

Después de un par de charlas decidimos que mi “misión” para la edición de este año 2019 sería la de “reportero de guerra” en las alturas. Algo que Trans-Nomad necesitaba y venía demandando desde hacía tiempo pero que por circunstancias nunca se había encontrado a esa persona para hacerlo. Durante esos cuatro días mi oficina estaría a más de 2.000 m de altitud, ¡todo un lujo! Aunque tendría que ir junto a los cuatro “medias” (dos fotógrafos y dos cámaras), tendría libertad para “moverme” por la carrera a mi antojo en busca de ese momento “caliente” o ese testimonio interesante. Javi me “infiltraría” en carrera para, desde dentro, poder contar a los seguidores/lectores vía Instagram y Facebook el minuto a minuto las curiosidades de Trans-Nomad, lo que pasa en las alturas, la tarea de los médicos o de los patrols, en resumen, lo que no se ve de Trans-Nomad y que precisamente es lo que la convierte en una prueba tan especial y adictiva.

Aunque de año en año se me olvida cuál es el lado bueno para coger la bici y portearla, después de cuatro ediciones puedo decir que ya le tengo pillado el truco a la rutina de carrera. Sin embargo, hay muchos aspectos que convierten a cada edición en diferente y especial. Cada año se recorren valles y rincones diferentes, se pisan collados y montañas nuevas, incluso algunos de los pasos más míticos que se han repetido este año, “gracias” a la climatología, al momento, a la compañía o a tu propia motivación, me han parecido distintos.

Trans-Nomad 2019 desde otro punto de vista

No te pierdas...

Trans-Nomad: aventura en los pirineos

Trans-Nomad: aventura en los pirineos

Y eso es precisamente lo que me ha ocurrido este año, mi dorsal de “Media” y mi rango de “hombre orquesta” me ha ahorrado algún que otro enlace duro de pedalear, pero al mismo tiempo me ha permitido comprobar en primera persona y al mismo tiempo cómo se vive la carrera en el grupo de los pros, donde se pelea por la victoria, y también en el grupo de cola, donde normalmente se vive un ambiente más festivo.

He compartido, motivado, como un biker con “neumáticos nuevos”, esta Trans-Nomad con Edu, Sandro, Ian y Juanjo, fotógrafos y cámaras, profesionales de prestigio y gente cojonuda que lo viven todo a través del objetivo de sus cámaras y con los que me he reído mucho a pesar de los madrugones y los porteos que nos hemos pegado para estar cada mañana, al amanecer, en “to lo alto” listos para disparar.

Iñaki Gavín disfrutando de la Trans-Nomad 2019
Iñaki Gavín disfrutando de la Trans-Nomad 2019

Este año he vivido una Trans-Nomad diferente, lo he sentido todo con la misma intensidad de siempre, pero a través de los ojos de los participantes y patrols. He disfrutado viendo disfrutar, he reído viendo reír a los corredores, he sufrido al ver al médico hacer una cura de emergencia a algún corredor, me he sentido orgulloso de nuestros Pirineos al ver flipar a los guiris desde lo alto de una montaña después de un porteo cañero, he sentido el vértigo y los nervios de la competición al estar junto a los pros en la salida de cada tramo.

Otras veces me he quedado solo en la montaña después de ver pasar y animar al último participante y me he sentido afortunado por formar parte de Trans-Nomad. ¡Por qué negarlo! también he vuelto a experimentar un sentimiento de envidia “de la mala”, que es la única que existe, viendo a los patrols guiar a los participantes, señalizando un tramo o ayudando a algún corredor en apuros siempre con una sonrisa y dando lo mejor de ellos mismos. Ya sé que lo repito cada año, pero es que ellos son una parte muy importante de este “circo”, el calor que generan sobre los participantes es imposible de explicar con palabras.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Me he dado cuenta de que estoy enganchado hasta las trancas y que, aunque digo que voy a ayudar, a currar y a comunicar, la realidad es que cada año voy a por un par de “rayas”, a por unos gramos de mi “dosis” de Trans-Nomad. He vuelto porque me siento unido a Javi y a este grupo de “taraos” y de frikis, un equipo humano con una calidad acojonante que durante estos días lo dejan todo de lado, su trabajo, la familia, sus obligaciones y lo único que les importa es que todo salga bien y que la gente disfrute de Trans-Nomad. Créeme, es un “despilfarro” de generosidad de proporciones desconocidas. Esto que te estoy contando no lo he vivido, ni parecido, en los más de 35 años que llevo dando barrigazos por medio mundo en todo tipo de carreras y eventos.

Trans-Nomad, una carrera única

No te pierdas...

10 consejos de hidratación y nutrición en una salida de MTB

10 consejos de hidratación y nutrición en una salida de MTB

Trans-Nomad es una carrera única que se vive con pasión, y el que no lo entiende es porque está muerto en vida o porque no ha estado. Roberto Beltrán vino un año y Trans-Nomad le cambió la vida, con dos cojones se tatuó el logo de la carrera en su cuerpo, con el logo de Fox incluido, y prometió volver. Este año hemos vuelto a tenerle “a bordo” y hemos gozado con su sonrisa y con su manera de disfrutar en cada etapa.

Trans-Nomad 2019 desde dentro
Trans-Nomad 2019 desde dentro

También hemos visto picarse a grupos de amigos, salir a muerte en cada especial, incluso cerrarse en las curvas y al pasar la línea de meta ponerse de birras hasta arriba todos juntos. Beatriz Diniz y Yuri Bogner son brasileños y pareja en la vida real, leyeron el reportaje de Trans-Nomad y este año han cruzado el charco para vivir la experiencia, y al terminar Trans-Nomad han decidido quedarse unos días a montar por la zona porque estaban flipando con Pirineos... Que ellos mismos en persona te cuenten esto me da gasolina para 30 vidas seguidas sin repostar.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Estos son tan solo algunos pequeños ejemplos que hablan de quien está detrás de las bridas que sujetan el dorsal de nuestras bicis, gente de carne y hueso que busca retos personales, gente a la que le gusta la grandeza de la montaña, vivirla de manera íntima y personal, pero al mismo tiempo rodeado de gente. Esa gente a la que hace tan solo unos días no conocía pero que ya forma parte de sus vidas.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Otra de las cosas que hace única esta carrera es que el recorrido cambia en cada edición. Para este año Javi y su equipo nos tenía preparado un recorrido exigente, muy panorámico y lleno de sorpresas. Un primer día totalmente inédito en el que partiendo de España cruzamos el mítico Puerto Viejo de Bielsa, principal paso transfronterizo entre El Valle de Bielsa y Francia hasta la construcción del túnel en 1976. Como anécdota histórica decir que este paso fue la principal vía natural de escape para la retirada a Francia del ejército republicano en la Guerra Civil.

Francia nos recibía con un sol radiante y un espectacular “flow pirenaico”, frondosos bosques casi mágicos, lagos a más de 2.000 m y de postre los divertidísimos senderos que la gente de Mountain Lines, capitaneados por Stéphane, se han currado en Fabian Trail Center, ya en la zona baja del valle. Te aseguro que son de lo mejor del Pirineo.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Al día siguiente visitamos otra zona inédita, el Val Louron, también conocido como el valle de las cuatro maravillas, el epicentro de la carrera se situó en Loudenvielle, una idílica localidad que parece sacada de una postal. Si algún día desaparezco ya sabes dónde buscarme.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Loudenvielle está rodeada por un lago, junto a su orilla han construido un espectacular pumptrack, frente al pumptrack está situado el centro termal de Balnea y la cabina para acceder al recién terminado bike park de Peyragudes, inaugurado este mismo verano. Desde ese mismo lugar arrancan la gran mayoría de los recorridos del espacio Bike&Trail Vallée du Louron y también el servicio de bus y remontes para acceder a las zonas altas. Dos valles, uno frente a otro, para poder elegir, el sueño de cualquier biker, ¿no?

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Aquella noche tuve la suerte de cenar junto a Ludovic Henry, impulsor y responsable de Val Louron, trail builder local y el verdadero motor de esta zona. Si siguen trabajando así tienen todas las papeletas para convertirse en el referente biker del Pirineo francés.

El tercer día, aún con la sonrisa en la boca y después de un exigente porteo, coronamos el angosto y aéreo paso de la Forqueta y disfrutamos como niños con los últimos tres tramos de la Sierra de Espierba. Volvemos a estar en territorio español.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

El cuarto día nos esperaba el imperial Puerto de la Madera. Arranqué de madrugada para ver amanecer en el lago de Urdiceto y después continué porteando, primero hasta el Collado de Plan y después por uno de los rincones ciclables más bonitos del Pirineo. Y es que el irreal altiplano, a más de 2.600 m, que hay que recorrer desde el Collado de Plan hasta el Puerto de la Madera parece sacado de una novela de Julio Verne, sin duda uno de los momentos más espectaculares de toda la carrera. Con mucha tristeza Trans-Nomad 2019 empezaba a ser historia.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Javi Chopen es el alma y la sangre de Trans-Nomad, sin su increíble motor, en este difícil año, Trans-Nomad habría gripado. 2019 ha sido muy complicado y para poder sacar adelante la carrera Javi se ha dejado muchos años de vida en horas de desvelo y preocupaciones. Todos los que estamos comprometidos con esta carrera le debemos tanto a Javi que no creo que exista carbono ni kashima suficiente en el planeta para poner la cuenta a cero.

En la fiesta final, durante la entrega de premios estaba emocionado, no es para menos, hay que tener los cojones en su sitio para hacer lo que ha hecho Javi. No me salen las palabras para agradecerle el esfuerzo tan bestial para que todo haya salido tan perfecto.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Cada año termino igual, piensas que la última ha sido la mejor edición y luego te das cuenta de que no es cierto, tan solo es la que más fresca tienes en tu memoria. Cada año piensas que es imposible mejorar lo vivido y la realidad se empeña en demostrarte lo contrario. Parece fácil pero no lo es, muchos lo intentan y tan solo unos pocos lo consiguen.

Trans-Nomad es capaz de “fabricar” esa magia, solo la gente auténtica es capaz de crear y generar algo auténtico, mejor y cada año diferente. Esta vez no voy a terminar mi “atestado” diciendo que ha sido la mejor edición de Trans-Nomad, voy a acabar pidiendo que el año pase rápido para que llegue pronto la siguiente edición. ¡Larga vida a Trans-Nomad!

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Galería: Lo mejor de Trans-Nomad 2019

La foto que abre este apartado es la travesía que arranca del Collado de Plan y termina en el Puerto de la Madera, algo que te dejará sin palabras, es un increíble altiplano a más de 2.600 m de altura y uno de los lugares más impresionantes por los que discurre la carrera. A lo largo de estas cuatro ediciones de Trans-Nomad hemos tenido de todo, lo he cruzado con niebla, con nieve y con un sol brillante.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Para los que siempre nos lo preguntáis, sí, los fotógrafos y periodistas también porteamos. Para que puedas ver estas espectaculares imágenes y saber todo lo que sucede en carrera los “medias” debemos salir cada mañana al amanecer para ir por delante de la carrera y así poder elegir las mejores ubicaciones donde disparar o tomar declaraciones a los corredores.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Trans-Nomad es una carrera de ciclo alpinismo, eso implica que para llegar al comienzo de las especiales en muchas ocasiones tendrás que empujar o portear la bici durante varias horas. Aquí puedes ver al primer grupo en la parte central del ascenso, antes de comenzar la zetas finales, del Puerto Viejo de Bielsa, a 2.378 m de altitud, donde les espera el comienzo de la primera especial del día.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Póker de victorias, Kristien Achten dominó de principio a fin en la categoría femenina ganando con autoridad los cuatro días de carrera. Al finalizar la carrera felicitó a la organización y reconoció que ha sido la gran carrera/aventura de su vida y que jamás imaginó algo así.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

¿Qué sería de Trans-Nomad sin los bike patrols? Durante la carrera ellos son los “ángeles de la guarda” de los corredores, los guían y los cuidan en altura, además señalizan tanto el recorrido como las especiales y siempre están preparados por si ocurre cualquier incidente durante la carrera.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Una Trans-Nomad sin porteos no es una Trans-Nomad. Si no estás dispuesto a echarte la bici “al lomo” será mejor que te quedes en casa. Cada día toca portear o empujar la bici durante varias horas, es parte del juego, a cambio obtendrás las mejores vistas desde la cima y senderos de ensueño para dejarte caer hasta el fondo del valle.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Trans-Nomad es 50% carrera y 50% convivencia, aventura, alta montaña y mucho compañerismo. Después de un larguísimo porteo y antes de iniciar el tramo 2 del tercer día, Damien Oton, François Bailly-Maitre, Markel Uriarte y Tim Jacobs se toman su momento de relax, disfrutan del paisaje y aprovechan para hacer los últimos ajustes a sus bicis.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

El esloveno Vid Persak, corredor oficial del Orbea Enduro Team, llegó, vio y venció en su primera participación. A pesar de su juventud supo mantener la concentración durante los cuatro días. Su adaptación a la carrera fue espectacular, corrió de menos a más ganando los dos últimos días. Al terminar dijo textualmente que era la mejor carrera que había corrido en toda su vida y que volvería.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Durante cuatro días la carrera recorre el corazón de los Pirineos cruzando valles y pasos naturales, atravesando ríos, pequeñas poblaciones, bosques donde apenas entra la luz y pisando cumbres sobre todo tipo de terreno que cambia en cada etapa. Los enlaces entre las especiales suponen el momento ideal para “saborear” al máximo del entorno y disfrutar el ambiente único de pura montaña que se respira en Trans-Nomad.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Para los que luchan por la victoria las especiales son largas y muy exigentes. Correr a vista es todo un “arte” y exige un equilibrio perfecto entre concentración, velocidad, riesgo y lectura del terreno. El piloto francés de Santa Cruz, François Bailly-Maitre, ganador de la Andes-Pacífico en 2016, conoce bien el “oficio” y es todo un experto en este tipo de carreras. Su experiencia le valió la tercera plaza del pódium en esta edición de Trans-Nomad.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Subidas, bajadas, divertidos enlaces, especiales físicas y técnicas, barro, polvo, raíces, piedras, agua, todo tipo de situaciones… Esto es Trans-Nomad, kilómetros y kilómetros de panorámicos senderos para disfrutar del Pirineo en estado puro.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Loudenvielle es una preciosa localidad francesa que parece sacada de una postal. Durante la segunda etapa los corredores pudieron disfrutar de la calidad y del divertidísimo flow de los senderos de las zonas bajas de los valles de esta bonita zona.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Si vas a montar en la vertiente francesa del Pirineo debes saber que, quieras o no, el barro va a ser el invitado de honor a la fiesta, este año tampoco faltó a su cita con Trans-Nomad. Nuestro amigo Doug McDonald, de Basque MTB, disfrutando de los bien trabajados senderos del Fabian Bike Center en el entorno de Saint Lary Soulan.

Trans-Nomad 2019 desde dentro

Hay tantas historias, aventuras, anécdotas y carreras como inscritos, cada uno elige su reto, desde los pros que vienen a luchar por la victoria hasta los que vienen a disfrutar y a vivir una experiencia diferente. Para estos últimos el auténtico triunfo es cruzar la línea de meta, su cara lo dice todo.

Relacionados

10 consejos de entrenamiento para pruebas por etapas

10 consejos de entrenamiento para la VolCAT 2020 (y otras pruebas por etapas)

¿Estás pensando en participar en la VolCAT 2020 u otras pruebas por etapas? La preparación previa es fundamental para disputarlas y disfrutarlas cada día, por eso te damos 10 consejos para que vayas entrenando.

3er curso internacional de formación MTB para jóvenes España-Francia

3er curso internacional de formación MTB para jóvenes España-Francia

Recientemente, y dentro de las acciones conjuntas entre Sobrarbe y los valles franceses de Aure y Louron, se ha celebrado el 3er curso de formación MTB España-Francia para jóvenes.

Javier García con el resto del equipo de Trans-Nomad celebrando el final de la carrera

Vid Persak y Kristien Archen vencedores de Trans-Nomad 2019

Vid Persak (Orbea Enduro Team) consigue en el último momento la victoria sobre un Damien Oton que había sido líder durante las primeras tres etapas.

Tercer día de Trans-Nomad: Auténtico espíritu Trans-Nomad

Tercer día de Trans-Nomad: Auténtico espíritu Trans-Nomad

Vid Persak (Orbea Enduro Team) consigue la victoria en la etapa y se acerca a Damien Oton. Kristien Achten mantiene el liderazgo.

Edu Moreno y Iñaki Gavín en la segunda etapa de Trans-Nomad

Segundo día de Trans-Nomad: Enduro en Francia

Damien Oton y Kristien Achten mantienen el liderato en una etapa en la que los participantes en Trans-Nomad han podido disfrutar de los senderos de la Vallée du Louron.

Primer día de Trans-Nomad: ¡Un día perfecto!

Primer día de Trans-Nomad: ¡Un día perfecto!

La primera jornada de Trans-Nomad ha empezado fuerte: con la etapa reina. Una etapa con una climatología perfecta que se ha desarrollado entre el Pirineo español y francés.