BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

La BH Lynx Race era una de las dobles más eficaces para XC. Pero todo tiene que evolucionar para seguir mejorando, por eso llega la nueva Lynx Race EVO Carbon, una evolución natural, mejorando lo que se puede mejorar (integración, fibras

En acción con la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5
autor mtbpro
J. Daniel Hernández
autor de las fotos
Mariano Herranz

fecha05/01/2021


lo mejor
Ligera y efectiva, con una geometría retocada lo justo y necesario respecto a la anterior. Fácil de manejar en las bajadas y zonas reviradas. Un cohete en las zonas de pedaleo. Enormes posibilidades de personalización (estética y de montaje).
lo peor
La unidad que he probado contaba con el mando “push-to-lock” de FOX para las suspensiones, con el que es más fácil que las suspensiones se bloqueen de forma involuntaria. Candidato a ser cambiado al momento si es que llega así al público final.

Hace tan sólo unos días BH presentaba la renovación de su doble suspensión para XCO y XCM, la nueva Lynx Race EVO Carbon. Nosotros tuvimos la suerte de tenerla con unos días de antelación para publicar unas Primeras Pedaladas  el día de su presentación y ahora, con un poco más de tiempo, hacer un test completo al acabado 9.5, que es el que he tenido la suerte de probar y que supone el segundo (por arriba) en cuanto a nivel de montaje. Ya en las Primeras Pedaladas desgranamos por completo todas las novedades y mejoras que incluía esta renovación de la Lynx Race, pero vamos a repasarlas.

BH ha querido redefinir la nueva Lynx Race EVO bajo tres parámetros: nuevas fibras y diseño para el cuadro, mayor integración de elementos y un rediseño de la suspensión que, sin embargo, permita mantener el espíritu de la Lynx Race y seguir apostando por el exitoso esquema de suspensión Split Pivot, seña de identidad de la Lynx.

Al igual que sucedía con el anterior modelo, BH ha querido apostar por el mismo cuadro para ofrecer una plataforma doble, con 100 mm de recorrido de suspensiones para uso XCO y con 120 mm para orientarla al maratón o al trail. Todo ello sin tocar nada del cuadro ni cambiar la geometría (sólo ligeramente el ángulo de la dirección al montar una horquilla más larga), pero respetando la medida del amortiguador y jugando sólo con su carrera.

Detalle del esquema de suspensión Split Pivot en la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

Nuevas fibras y otros detalles del cuadro

El cuadro se ha fabricado con las nuevas fibras E-CL, que es una compilación de fibras de alto módulo Toray T1100 (la liberación de la patente de estas fibras para la industria ciclista ha revolucionado completamente el sector) y T800. Todo ello fabricado con la tecnología HCIM (Hollow Core Internal Molding) de BH, de la que hemos hablado en ocasiones anteriores y que básicamente evita la aparición de burbujas e imperfecciones en el interior de los cuadros al utilizar moldes internos de alta presión. Este proceso permite, además, optimizar los espesores del carbono para controlar el peso.

Nuevos rodamientos de la suspensión cónicos y autocentrados en la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

Se trata de un cuadro completo “full carbon” (triángulos principal y trasero y bieleta de la suspensión) que, gracias a las nuevas formas y materiales, ha logrado reducir el peso respecto a su antecesor en 100 g. Para el cuadro completo, amortiguador incluido, la nueva Lynx Race EVO declara un peso de 1.950 g. Y en el montaje que puedes ver, el 9.5, ha dejado nuestra báscula en 10,47 kg (talla M).

Bieleta superior de la suspensión de la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

En el cuadro también destaca el rediseño de los principales puntos de giro de la suspensión. Por un lado, el principal que encontramos por encima de la caja del pedalier, que en lugar de recurrir al clásico sistema de rodamientos (más o menos sobredimensionados para resistir las torsiones laterales) han apostado por un sistema más rígido (todavía) y con una mayor facilidad de mantenimiento. Se trata de unos rodamientos enormes cónicos y autocentrados (o autoajustables) que entran por el lado derecho, se apoyan en el cuadro y se aprietan en el lado izquierdo. Además de que este sistema minimiza la aparición de holguras, para el mantenimiento es mucho más sencillo, ya que su montaje y desmontaje se puede hacer con dos llaves.

Detalle del cableado en la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

Por otro lado, BH se ha mantenido fiel a su sistema de suspensión Split Pivot y, a pesar de que muchas marcas están apostando por eliminar puntos de giro de la suspensión (especialmente el que se encuentra más cerca de la rueda trasera) la Lynx Race EVO mantiene el punto concéntrico al eje de la rueda trasera, culpable (en el buen sentido) del gran comportamiento del sistema, especialmente en cuanto a la absorción de los impactos pequeños, los que dependen enteramente de la suspensión cuando pedaleamos sentados.

Eje de la rueda trasera con punto de giro de la suspensión en la nueva Lynx Race EVO Carbon

La existencia y ubicación de este punto de giro también permite que el sistema de suspensión vaya ganando progresividad al desmultiplicar el efecto que se traslada desde la rueda (punto de impacto) hasta el amortiguador. Y también es el responsable del buen anti-squat y brake-squat que han tenido las Lynx (y otras bicis con el sistema DW-Link/Split Pivot) al pedalear y frenar. Además, permite que las vainas y los tirantes se fabriquen en fibras más rígidas, ganando rigidez en el triángulo trasero, pero manteniendo un sistema de amortiguación progresivo.

Evidentemente, en un rediseño tan importante como ha sufrido la Lynx Race EVO, la integración y mejora de estos puntos ha sido fundamental, y BH ha pulido el diseño hasta lograr el actual, en el que el punto de giro queda tan integrado que apenas se nota. Seguramente te tengas que fijar muy bien en las fotos para descubrirlo. El resultado del nuevo diseño de los puntos de giro y el uso de la fibra T-1100 es que el cuadro Lynx Race EVO es un 30% más rígido que el anterior. Además de más ligero.

BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

Integración de elementos en la dirección

Otra de las zonas que más cambios, y más importantes, ha experimentado es la potencia y la dirección. Ahora el cableado entra directamente por la parte delantera de la dirección, que además cuenta con un sistema de bloqueo BlockLock de Acros permitiendo un radio de giro de 150º y que, protege al cuadro de un impacto con el manillar en caso de caída o descuido. Sin duda un detalle que se agradece, que debería ser obligatorio en todas las bicis de carbono, pero con el que no todas cuentan.

Detalle de la nueva potencia Lynx Race EVO

Pero todo esto no dejaría de ser más o menos habitual en una bici de alta gama si no estuviese acompañado de la nueva potencia Lynx Race EVO que cuenta con un innovador sistema que prescinde de la araña de la dirección y a cambio todo queda más accesible, con tres tornillos exteriores numerados para saber en qué orden apretarlos y con qué par de apriete concreto. Los dos primeros, gracias a una arandela exterior con un sistema de rampas, hacen la labor de sujeción que haría la araña, mientras que el tercero es el que hace el trabajo de sujetar la potencia al tubo como en una potencia convencional.

Vista del tubo de la dirección sin la araña

Este sistema se ha creado para poder incluir en el tubo de la dirección la herramienta FIT (Fast Intervention Tool) de la que te hemos hablado en las primeras pedaladas y que se vende como accesorio (en caso de no llevar la herramienta, la Lynx Race cuenta con una tapa que se sujeta al tubo de la dirección y lo sella completamente). Por desgracia, cuando recibimos la unidad de pruebas, BH todavía no tenía disponible la herramienta FIT, pero te cuento rápidamente que dispone de llaves Allen de 2,5 mm, 3 mm, 4 mm, 5 mm y 6 mm; una Torx de 25 y un tronchacadenas, soporte para guardar eslabones de cierre rápido de la cadena e incluso un adaptador para una bombona de CO2.

BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

Geometría más moderna

La verdad es que la Lynx Race ya contaba con una geometría adelantada a su tiempo cuando salió, por lo que para la nueva Lynx Race EVO sólo ha habido que hacerle pequeños retoques, sin grandes cambios. Básicamente el ángulo de la dirección es 0,5º más horizontal (68º en la versión EVO y 67,5º en la versión LT) y el del sillín ha ganado en verticalidad para favorecer, aún más, el pedaleo (de 73,5º pasa a 75,8º en talla M).

Siguiendo la tendencia de cuadros más largos con potencias más cortas, el Reach es entre 15 y 20 mm más largo en todas las tallas, mientras que la nueva potencia pasa a ser de 60 mm en talla M. Las vainas también son algo más largas (430 mm en talla M frente a los 425 mm de la anterior) para poder albergar neumáticos más anchos, de hasta 2,4”.

BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

El montaje de la BH Lynx Race EVO 9.5

La Lynx Race EVO 9.5 que he podido probar es el segundo mejor montaje de los que hay disponibles. Con un PVP de 7.299,90 €, cuenta con acabados tope de gama, como la horquilla FOX 32 SC Factory, el amortiguador FOX DPS Evol SV Kashima (ambos bloqueables desde el manillar con un mando único) o el grupo completo Shimano XTR, sin duda una joya que pese a su funcionamiento mecánico le puede hacer sombra al SRAM XX1 AXS Eagle que monta el acabado superior.

De hecho, yo considero los frenos Shimano XTR como unos de los mejores del mercado, modulables, adaptables y con una gran mordiente cuando es necesario. A pesar de eso, BH equipa la Lynx Race EVO con un disco delantero de 180 mm. Y se agradece, porque para MTB es casi un estándar obligado, aunque hablemos de bicis de XCO.

En acción con la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

Las ruedas EVO Carbon Tubeless con aros de fibra de carbono y 30 mm de ancho interno son otra de las novedades que incluye este modelo y que también encontramos en el acabado superior. En la sección de detalles te doy más información sobre ellas, pero baste por ahora decir que la elección de este tamaño de ruedas es para montar neumáticos más anchos, unos Maxxis Rekon Race EXO Maxx de 2,4” de balón.

A pesar de su ancho superior, la forma redondeada y el taco pequeño mantienen intacto el espíritu XC, ofreciendo un rodar suave y preciso, sin que se note un mayor lastre y ofreciendo las ventajas del mayor tamaño, como agarre en curvas o en barro, además de poder rodar con presiones algo más bajas.

En acción con la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

En acción con la BH Lynx Race EVO 9.5

Las sensaciones que tuve, y que traté de trasladar en mis Primeras Pedaladas, las he podido corroborar cuando he usado un poco más esta bicicleta. Si tuviera que definirla con una palabra sería agilidad. Agilidad subiendo (mantiene intacto el espíritu agresivo de su antecesora), agilidad bajando y agilidad general para moverla jugar con nuestro peso y la posición del cuerpo.

En acción con la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

Como dije en su momento, buena parte de la agilidad que tenemos subiendo se debe a la mayor rigidez de la zona trasera. Esta mayor rigidez compensa con creces el aumento de la longitud de vainas, logrando que siga saliendo disparada a la más mínima insinuación de los pedales y ganando algo de estabilidad en las bajadas más rápidas (fruto también del aumento del Reach del cuadro).

En acción con la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

Subiendo y llaneando siempre me ha parecido que el Split Pivot era uno de los sistemas más eficaces con la suspensión sin bloquear. De hecho, no creo que sea necesario bloquearla salvo que nos vayamos a poner de pie, ya que perderíamos buena parte de la ganancia que ofrece al absorber los pequeños impactos sin interferir (o que interfiera) en el pedaleo. Es decir, podemos pedalear y rodar como si lo hiciésemos sobre una alfombra sin que notemos los baches, piedras y pequeñas raíces.

En acción con la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

En los grandes impactos, los que nos encontramos cuando subimos o bajamos por trialeras y zonas complicadas la progresividad del sistema vuelve a sorprenderme. Siempre me pasa, me acabo creyendo que voy en una bicicleta con más recorrido de suspensiones. De hecho, en este caso el límite lo marca la horquilla, su rigidez y su recorrido. Que en la FOX 32 Step Cast Factory que monta este modelo es excelente, pero que no deja de ser de 100 mm, aunque a veces creamos que llevamos más.

En acción con la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

Por terminar con los tramos de subida, de pie y con la suspensión bloqueada, si nos echamos sobre la rueda delantera y apretamos los dientes saldremos disparados. Su capacidad de aceleración es genial y la geometría, que nos ayuda a llevar una posición cómoda cuando vamos sentados, se torna en completamente al ataque cuando toca.

En acción con la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

Respecto a los tramos de bajada, trazar por zonas rápidas y de curvas suaves enlazadas es un auténtico placer. La Lynx Race EVO es ágil, pero estable, muy noble. Además, me ha sorprendido el buen agarre que ofrecen estos neumáticos Maxxis Rekon Race EXO Maxx de 2,4” de balón, incluso en terreno embarrado como el que corresponde a esta época de final de año.

En acción con la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

Pero no hay que olvidar que los actuales circuitos de XCO cuentan con zonas muy técnicas de bajadas, con escalones, rocks gardens y otros obstáculos (tanto naturales como artificiales). Ahí es donde la Lynx Race EVO vuelve a aprobar con nota, es manejable, fácil de cambiar la trazada y la posición con leves insinuaciones de nuestro cuerpo; y muy noble en cuanto a la absorción de las irregularidades con la rueda trasera, dibujándolas perfectamente y manteniendo la tracción en todo momento. Al trabajo de la suspensión hay que añadir nuevamente el acierto que supone esta elección de neumáticos.

En acción con la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

Conclusión

¿Buscas una doble ligera para competir en XCO? ¿Quizá quieres tener la opción de ganar unos centímetros de recorrido de suspensiones y aumentar el rango o la dificultad de las salidas? En cualquiera de los casos la Lynx Race EVO es una opción muy a tener en cuenta. También si, simplemente, buscas una doble ligera con un sistema de suspensión efectivo y que, gracias a la plataforma BH Unique puedas personalizar hasta el mínimo detalle.

Todo ello tanto si elegimos la plataforma EVO que he probado como si apostamos, directamente, por la versión LT con 120 mm de recorrido de suspensiones.

Cosas de familia BH Lynx Race EVO

Respecto a los modelos, montajes y acabados de la nueva Lynx Race EVO, hay que señalar que BH ha hecho una apuesta muy importante por la personalización a través de su plataforma BH Unique (en las Primeras Pedaladas ya dimos más información). El resultado de esta apuesta es que la Lynx Race EVO Carbon nace con 5 acabados de color “de serie” por cada modelo. Pero es que gracias al BH Unique se pueden conseguir hasta 32.000 combinaciones distintas de decoración.

Respecto a los montajes, hay disponibles 5 modelos EVO (100 mm de recorrido de suspensiones) y uno LT (120 mm), todos ellos con el mismo cuadro E-CL de fibras Toray T-1100 y T800. Están disponibles desde 4.899,90 € (con suspensiones FOX 32 SC y DPS Evol de la serie Performance) y transmisión Shimano XT; hasta los 8.299,90 € con el mismo montaje que la unidad que he probado pero una transmisión SRAM XX1 Eagle AXS inalámbrica.

BH Lynx Race EVO Carbon 9.9

BH Lynx Race EVO Carbon 9.9 – 8.299,90 €

BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

BH Lynx Race EVO Carbon 9.5 – 7.299,90 €

BH Lynx Race EVO Carbon 9.2

BH Lynx Race EVO Carbon 9.2 – 5.999,90 €

BH Lynx Race EVO Carbon 9.0 LT

BH Lynx Race EVO Carbon 9.0 LT – 5.499,90 €

BH Lynx Race EVO Carbon 8.5

BH Lynx Race EVO Carbon 8.5 – 4.899,90 €

BH Lynx Race EVO Carbon 8.0

BH Lynx Race EVO Carbon 8.0 – 4.199,90 €

La bici al detalle...

Grupo completo Shimano XTR para la BH Lynx Race EVO Carbon 9.5
Transmisión

El Shimano XTR es sinónimo de suavidad y precisión, aunque sea un grupo mecánico. Es una apuesta a caballo ganador de la que se han escrito ríos de tinta con sus detalles. Lo que sí voy a adentrar es en la buena elección para una XC que se maneja tan bien en las subidas y llanos con el plato de 34 y el cassette de 10-51.

Una de las mejores cosas de este cassette, además de que difícilmente se te quede corto en las bajadas con el 34-10 engranado, es que los saltos en las coronas superiores no son excesivos (33-39-45-51), por lo que es fácil mantener una cadencia natural aun en tramos con mucha inclinación.

Tija EVO de fibra de carbono en la Lynx Race EVO Carbon 9.5
Tija

La Lynx Race EVO 9.5 monta una tija EVO de fibra de carbono (31,6x420 mm) bastante ligera (210 g) sin retroceso. No obstante, los aficionados a las tijas telescópicas tienen una pista en el cierre Bike Yoke, el cuadro de la Lynx Race EVO es compatible con tijas telescópicas y, de hecho, el modelo LT equipa una Bike Yoke Divine SL de 80 mm de recorrido. Un componente que seguramente veamos a los integrantes del BH Templo Cafés usar en algunas carreras de XCO.

Nueva potencia Lynx Race EVO sin araña de la dirección
Potencia y Manillar

La nueva potencia Lynx Race EVO es una de las señas de identidad de esta bicicleta. Ya hemos explicado el sistema que permite prescindir de la araña de la dirección y la posibilidad de incluir la herramienta FIT en el interior del tubo de la dirección. También la dirección Lynx Race EVO by Acros con bloqueo BlockLock que permite hasta 150º sin que el manillar golpee el cuadro.

Respecto al manillar, la apuesta de BH por su propia firma EVO de componentes de alta gama es muy interesante. En este caso tenemos un manillar de fibra de carbono, 760 mm de ancho, con una ligera elevación de 8 mm (puntas elevadas 5º y con 7º de retroceso). Su peso es de menos de 200 g (170 g en la versión de 720 mm).

Ruedas EVO Carbon Tubeless con Maxxis Rekon Race EXO Maxx de 2,4”
Ruedas y neumáticos

La marca EVO de BH es una marca global, no sólo de componentes sencillos como manillares o tijas. Las nuevas ruedas EVO Carbon Tubeless son un ejemplo de ello, con un aro de fibra de carbono y una llanta de ancho interno de 30 mm para albergar neumáticos más anchos. El buje trasero cuenta con un sistema de 4 trinquetes y el conjunto logra un peso de 690 g para la delantera y 760 g la trasera, el mismo peso que las anteriores EVO Carbon pero con un mayor aro.

De los neumáticos Maxxis Rekon Race EXO Maxx de 2,4” de balón ya he hablado suficiente, pero me gustaría remarcar de nuevo que me ha sorprendido su buen comportamiento, incluso en barro. En estas circunstancias, o en terrenos duros y rocosos, con tendencia a resbalar, se ven las ventajas de poder rodar con algo más de balón y presiones más bajas.

Detalle de la bieleta superior de la suspensión de la BH Lynx Race EVO Carbon
Suspensiones

Que el sistema Split Pivot es uno de los más efectivos no es ninguna sorpresa ni secreto, pero cuando se apoya en un amortiguador como el FOX DPS Evol SV gana muchísimos enteros.

La horquilla FOX 32 SC Factory también es una de las más efectivas del mercado. Bastante ligera (en torno a 1,5 kg), con ajuste de compresión y rebote (ambos en baja velocidad) y con la rigidez bastante mejorada. La única pega que le he encontrado es el mando “push to unlock” que montaba mi unidad.

Sillín Prologo Scratch M5 Nack en la Lynx Race EVO Carbon 9.5
Sillín

El sillín Prologo Scratch M5 Nack también merece ser comentado. Aunque los sillines son un elemento muy personal, y en este caso no tiene la hendidura anti-prostática muy marcada, su diseño MSS (Multi Sector System) con varias zonas diferenciadas permite un gran apoyo, sin resbalar ni que nos deslicemos, aun cuando nos movamos y cambiemos la postura por imposición del terreno (por ejemplo, bajando). Los raíles Nack de fibra de carbono, Kevlar y aluminio contribuyen a que sea uno de los más ligeros del mercado (155 g en 250x140 mm).

Más información

Peso:

10,47 kg (talla M)

Precio:

7.299,90 €

Más sobre: