Cannondale F-SI Carbon 1

3, 2, 1, fuego. Aprieta al máximo sobre los pedales y sujétate fuerte al manillar, del resto se ocupa la nueva Cannondale F-SI Carbon 1, una rapidísima y eficaz pura sangre de carreras que te hará rodar como nunca has imaginado.

Cannondale F-SI Carbon 1
autor mtbpro
Iñaki Gavín
autor de las fotos
Alberto Lessmann

fecha06/11/2015


lo mejor
Manejabilidad, ligereza y rendimiento espectaculares. Aceleración. Precisión del tren delantero. Calidad de montaje y acabados. Geometría. Comodidad en términos de absorción vertical. «Ready to race».
lo peor
Una bici de esta categoría debería llevar eje pasante trasero de 12 mm.

no ser que seas un recién llegado no te voy a sorprender si te digo que Cannondale es una marca con una larga y exitosa tradición a la hora de hacer bicis de XC rápidas y efectivas. Si eres un habitual a las carreras cada domingo o sigues con regularidad las competiciones nacionales e internacionales ya sabes de lo que te estoy hablando. La conocida marca americana lleva años ocupando las primeras filas de las parrillas de salida de carreras de XC y siempre ha tenido en su catálogo un modelo XC súper racing con el que pelear por el «título honorífico» de bici más rápida del momento.

Los ingenieros de Cannondale no han querido conformarse y hacer una bici más. Su objetivo ha sido claro, sin atajos: la nueva F-SI tiene que ser la bici más rápida, ligera, eficaz y manejable XC de carreras jamás construida hasta la fecha.

Ya, ya sé lo que estas pensando, eso es lo que quieren todas las marcas…, pero en Cannondale se han apoyado en varios aspectos fundamentales que tan solo las grandes marcas pueden aportar: el primero es toda la experiencia e información acumulada después de tantos años en competición con el equipo de fábrica peleando siempre por las primeras posiciones en copas y campeonatos del mundo, juegos olímpicos, etc.

Otro factor clave es todo el feedback adquirido con los modelos anteriores Flash y F29. Y por último, y no menos importante, el grandísimo conocimiento y experiencia en el tratamiento y proceso de fabricación del carbono, en todas sus variedades y combinaciones, que durante años llevan aplicando en sus cuadros… ¿Pueden ofrecer esto todas las marcas? 

Integración total

Toma nota y apunta: System Integration, estas dos palabras son el punto de partida para el desarrollo del nuevo cuadro y de toda la bici en su conjunto. El XC ha cambiado, los circuitos son ahora mucho más exigentes, tanto física como técnicamente, y eso exige cambios. Para diseñar la bici más rápida no basta con hacer un cuadro ligero y luego montar piezas ligeras. En la nueva F-SI todo está unido y relacionado entre sí para que funcione en perfecta armonía. Cada parte de la bici ha sido desarrollada pensando en cómo obtener el máximo rendimiento y que a su vez toda la bici funcione como un único elemento. 

Con el nuevo triángulo trasero asimétrico AI (Asymmetric Integration) se ha conseguido que la rueda trasera esté centrada en línea con el tubo del sillín y con la bici. Con este desplazamiento de toda la transmisión 6 mm hacia la derecha obtenemos una rigidez superior en la rueda trasera del 60 %. Las nuevas arañas Ai Hollogram son las que se encargan de mover los platos 6 mm hacia la derecha para que la línea de cadena y el factor Q no sufran variaciones, manteniendo además la compatibilidad con grupos de uno o dos platos. Gracias a este desplazamiento no solo logramos eficacia y rapidez en el pedaleo, también hay una ganancia en la rigidez lateral del triángulo trasero, más paso de rueda en circuitos con mucho barro y las vainas más cortas de la categoría con 42,9 cm. 

El triángulo trasero es asimétrico para que la rueda esté centrada con el tubo del sillín, logrando además una mayor rigidez lateral del triángulo trasero y las vainas más cortas de su categoría

En el apartado de la geometría también tenemos importantes novedades. El ángulo de dirección se abre hasta los 69,5 º y el eje de la horquilla Lefty (offset) se sitúa ahora en los 55 mm. Para que puedas comparar, una Scalpel lleva un offset de 45 mm y una Trigger 29” lleva 60 mm ). 

La nueva Lefty XLR 2.0 también se renueva por completo: el nuevo cartucho XC hereda la tecnología de las Supermax de all-mountain/enduro pero con los tarados acordes a una horquilla de XC. Las pletinas también son de nuevo diseño, ahora más rígidas y mucho más integradas que las anteriores. Otra importante novedad es que existen varios tamaños de pletinas en función de la talla, con lo que se ha conseguido rebajar la altura de la pipa (9,7 cm en la unidad probada) y por consiguiente la parte delantera de la bici, lo que mejora la manejabilidad y la agilidad en giro corto.

Misil tierra-tierra

Te entiendo perfectamente, estoy seguro de que después de leer todo el derroche de tecnología e innovación que los ingenieros de Cannondale han empleado en el diseño y construcción de esta nueva F-SI, estás deseando saber cómo funciona este auténtico caballo de carreras. A mí me pasó exactamente lo mismo, el día que fui a la redacción de MTBpro a por la bici no pude evitar llevarme la ropa de montar y aprovechar los largos días de verano para subir a la sierra y salir a rodar con ella. 

Desde que pones el pie en el pedal y recorres los primeros metros sientes que «la cosa va en serio» y que estás encima de una bici pensada por y para «rascar el crono». Según avanzas, la sensación se hace aún más patente, la pedalada es directa y contundente, a pesar de eso todo funciona con una precisión quirúrgica casi irreal.

Por pistas de puro pedaleo la bici es un auténtico misil tierra-tierra, esta Cannondale corre muchísimo y empuja con fuerza ante la más mínima insinuación de tus piernas, todo sucede a una velocidad asombrosa, es casi instantáneo, cada pedalada se transforma en un latigazo de watios al más puro estilo Ben Hur. Sorprendente la extrema reactividad de todo el conjunto. 

Esta Cannondale corre muchísimo y empuja con fuerza ante la más mínima insinuación de tus piernas. Es una bici pensada por y para «rascar el crono» 

En terreno ascendente de buen firme la bici siempre te va a pedir más y los kilómetros pasarán rápido. A pesar de que este tipo de bicis siempre te va a exigir un mínimo de forma física para poder extraer todo el potencial que tienen no es una bici que te «vacíe» ya que resulta sorprendentemente mucho más cómoda que otras bicis de la misma categoría y montaje. 

Rodando sobre terreno mixto, más revirado y descompuesto, sigo notando las virtudes que el triángulo trasero posee en términos de absorción y comodidad. Cuando pedaleo a ritmo medio/alto, tanto sentado, como de pie sobre los pedales, la rigidez del cuadro es bestial, ni un solo síntoma de torsión o flexión.

Curveando en tramos muy cerrados, la bici es juguetona y súper divertida, siempre que tengas un mínimo de técnica disfrutarás como un niño con cada cambio de dirección y notarás el aplomo y seguridad que aporta la horquilla Lefty en este tipo de terreno. En un par de ocasiones entré un poco colado en algún giro y tuve que meter la bici en la curva en mitad de una frenada... Lo que con otra bici hubiera sido una caída segura, gracias a la pisada y firmeza de la Lefty pude salvar el arrastrón. Entre curva y curva, hasta que las fuerzas me lo permitieron, aluciné comprobando la impresionante aceleración que la F-SI es capaz de tener, eso sí, como no estés un poco entrenado mi consejo es que te controles si no quieres acabar tirado en el arcén esperando al coche escoba...

Lo que se sube se baja

A pesar de hablar de bicis de rally, no todo son watios y dar pedales. No te vayas a pensar que por que estés montando sobre una rígida te vas a librar de bajar. Aún recuerdo con pavor algunas de las bajadas en las que era obligatorio «echar pie a tierra» si no querías ir directo al hospital, y en las que llegar abajo ileso era un éxito con las excesivamente duras y poco absorbentes bicis de rally de hace no tantas temporadas temporadas.

Aprovechando estas semanas con la F-SI, recorrí de nuevo caminos y senderos que hacía tiempo que no utilizaba y comprobé el salto cualitativo que han experimentado en tan solo un par de años este tipo de bicis. A pesar del tiempo que hacía que no montaba por estos caminos, pude comprobar cómo hice mucho más controladas y seguras con la F-SI esas bajadas que la última vez que pasé por allí con una bici de XC. El ángulo de dirección más abierto, la potencia más corta, el manillar de 70 cm y la gran absorción vertical del cuadro harán que puedas «arañar» más tiempo del que crees frente a tus rivales en este tipo de terrenos… Es más, te diré que hasta me divertí muchísimo bajando con esta F-SI, algo impensable hasta hace bien poco con bicis de este tipo.

Otra de las ventajas de la nueva geometría es que, al tener una longitud de vainas tan corta, la posición de conducción está ahora algo más retrasada, consiguiendo un triple efecto: que la bici traccione mucho mejor tanto en subidas cortas de mucha pendiente como en tramos de piedra suelta, mayor control de la bici en bajadas rápidas o extremas y una mayor facilidad/agilidad para levantar la rueda delantera para pasar obstáculos o en pequeños saltos. 

Campeonato del mundo o de barrio

Después de muchos kilómetros juntos llega el momento de hacer balance y sacar conclusiones, eso significa que el final está cerca y que llega el momento de decir adiós a mi compañera.

La F-SI es una bici rápida, la más rápida, tecnológicamente a la última, ligera, de altas prestaciones, estéticamente diferente y que te exije darlo todo

Han sido unas semanas intensas, exigentes, en las que me he vuelto a reencontrar con las sensaciones tan auténticas que solo estas bicis pueden ofrecer. Son la Fórmula 1 de nuestro deporte y es una gozada poder disfrutarlas. Afortunadamente atrás quedaron los tiempos en los que tener una XC pura significaba terminar cada salida en el fisio, con las manos y la espalda destrozadas. 

Si eres un biker habitual, medianamente entrenado, si buscas una bici rápida, la más rápida, tecnológicamente a la última, ligera, de altas prestaciones, estéticamente diferente y que te exija darlo todo, está claro que eres la «víctima» perfecta para un pepino como la Cannondale F-SI. 

Si además eres un amante del rendimiento puro al que le gusta rodar siempre «on fire» y te gusta ponerte un dorsal cada domingo, ya sea en una carrera UCI, en un campeonato autonómico o en un pique con tus colegas de grupeta, sin ninguna duda, exprimirás y saborearás aún más esta auténtica pura sangre.

La bici al detalle...

Horquilla Cannondale F-SI Carbon 1
Horquilla Lefty

La nueva Lefty 2.0 Carbon XLR trabaja más y mejor que la anterior, mantiene la ligereza y la rigidez de siempre pero mejora internamente en muchos aspectos. Incorpora el cartucho que montan las SuperMax de enduro pero con un tarado acorde a una bici de XC. La sección cuadrada de la barra (la parte que no vemos) se desliza a través de casi 90 rodamientos de agujas que garantizan rigidez y suavidad de funcionamiento en cualquier situación por muy extrema que sea. En la unión de la botella/barra incorpora un retén de caucho de simple labio que garantiza la estanqueidad de la horquilla a la vez que protege la entrada de polvo, barro y agua al interior del circuito. También lleva un nuevo casquillo de fricción que mejora y suaviza el funcionamiento de la suspensión y al mismo tiempo da rigidez y evita holguras al sistema. La regulación del rebote sigue estando en la parte superior de la botella y el aire en la parte inferior. En marcha el funcionamiento y el aplomo en apoyos es espectacular, en frenadas fuertes su rigidez te dejará con la boca abierta. 

Puesto de mando Cannondale F-SI Carbon 1
Puesto de mando

Gracias a su lograda y natural posición de conducción te sentirás como en casa desde la primera pedalada. La potencia OPI es otra de las partes del conjunto de piezas diseñadas con la tecnología System Integration antes comentada. El manillar de carbono Cannondale de 70 mm es cómodo, ligero y absorbente. El mando RockShox de bloqueo de la Lefty está situado a la izquierda del manillar, siendo su accionamiento fácil de pulsar. Los puños, sin llegar a ser incómodos son de tacto algo duro. Tanto las manetas de freno como los pulsadores de cambio delantero/trasero son Shimano XT, es decir, precisión y buen funcionamiento asegurado.

Frenos Cannondale F-SI Carbon 1
Frenos

Los frenos Shimano XT trabajan y cumplen su cometido a la perfección, son progresivos pero con buena mordida, ergonómicos, fáciles de regular y siempre responden por más que abuses de ellos. Poco más que añadir que no se haya dicho ya sobre ellos. Son una apuesta segura. El diámetro de los discos es de 160 mm tanto delante como detrás, una medida más que suficientes para una bici de XC. 

Tija y sillín Cannondale F-SI Carbon 1
Tija y sillín

Las grandes diferencias están en los pequeños detalles y la tija Save es uno de esos ejemplos. La nueva Save 2 es ahora 50 gr más ligera que la anterior y además proporciona un 20 % más de flexión. En marcha supone un plus de comodidad que siempre viene bien cuando hablamos de bicis rígidas. Su curva de flexión es ahora más lineal que la anterior. El sillín Fabric Scoop Pro con raíles de carbono es confortable, ligero y ofrece un compromiso perfecto entre firmeza y comodidad.

Cuadro Cannondale F-SI Carbon 1
Cuadro

Fabricado en carbono BallisTec (combinado de fibras de alto y ultra alto módulo, unidas con resinas de alta resistencia), el cuadro es súper ligero, rígido, resistente y muy cómodo al mismo tiempo. Para la fabricación del triángulo trasero se ha recurrido a la tecnología Speed Save Micro-Suspension que, de manera resumida, consiste en la superposición de microcapas de carbono (Lay Up) de distinto módulo que tienen la capacidad de deformarse para poder absorber vibraciones y pequeños impactos mientras que mantienen la rigidez torsional y lateral totalmente inalterada. Gracias a esta tecnología logramos un nivel de comodidad y absorción vertical nada habitual en este tipo de bicis sin perder rigidez horizontal o reactividad en fuertes aceleraciones. 

Como corresponde a un cuadro de este nivel, el pedalier es BB30 y la dirección, SI 1.5 Head Tube. Los acabados son de máximo nivel, estéticamente es espectacular aunque teniendo en cuenta las tendencias actuales en cuadros de alta gama la bici ganaría muchos enteros a nivel estético si el cableado fuera por el interior del cuadro.

Grupo Cannondale F-SI Carbon 1
Grupo

Pulsadores Shimano XT, cambio trasero Shimano XTR, desviador delantero Sram X0 y bielas Cannondale Hollogran SI. Una mezcla poco habitual pero que funciona a la perfección en todo momento. Tanto el desviador delantero como el trasero trabajan de manera suave, rápida y precisa incluso en situaciones apuradas. Da lo mismo dónde y cuándo, el cambio de esta F-SI nunca te dejará tirado. 

Ruedas Cannondale F-SI Carbon 1
Ruedas

Otro detalle de calidad. Las Mavic Crossmax SL aportan control, rigidez, rapidez, ligereza, reactividad y una estética racing a la F-SI. Puede que con un montaje a la carta ganes algunos gramos pero con estas Mavic la fiabilidad está asegurada y podrás utilizarlas en todo tipo de terrenos sin temor a desagradables sorpresas. El ancho exterior es de 23 mm y el interior de 19 mm. Las cubiertas Schwalbe Racing Ralph Evo Snake Skin de 2,1” corren mucho y son ideales si montas sobre terreno poco técnico y bien compactado. En agarre lateral es donde más inseguro te sentirás con esta rueda pero en frenadas su comportamiento a nivel de control/retención superó lo que esperaba de ella. 

Más información

Peso:

9,36 kg (talla M sin pedales)

Precio:

5.999 €