Cannondale Scalpel-Si carbon 3

Cannondale Scalpel-Si Carbon 3: de la tienda a la Copa del Mundo

La Cannondale Scalpel siempre ha sido una bicicleta diseñada para correr, para ir rápido, pero también para no dejar indiferente a nadie. este año, con la nueva horquilla lefty ocho sube un escalón competitivo.

Texto:
J. Daniel Hernández
Fotos:
David Agüero
Publicado el 02/07/2019
Cannondale Scalpel-Si carbon 3
Llevar una Cannondale, más con la Lefty Ocho, es una sensación indescriptible. Comportamiento rápido y ágil, ideal para XC y XCM.
Mando del bloqueo de las suspensiones. Comportamiento de los neumáticos en seco.

Cannondale es una marca que siempre se ha desmarcado del resto de la industria en la evolución y vida de sus modelos. Si algo funciona lo mantienen, puliendo y mejorando pequeños detalles, pero sin grandes renovaciones. No obstante, si algo define a Cannondale son sus diseños arriesgados, pero funcionales. y una estética e imagen que siempre les desmarca del resto.

En este caso me toca probar la Scalpel-Si, la doble suspensión de XC y XCM de la marca de Connecticut. Algo lógico si tenemos en cuenta que anteriormente había acudido a la presentación internacional de la nueva F-Si y la nueva horquilla Lefty Ocho y luego la había hecho un test más completo unos meses después. 

Cannondale Scalpel-Si carbon 3

En aquellas ocasiones probé los modelos Hi-Mod tope de gama, y en este caso bajo un escalón al carbono BallisTec (no Hi-Mod) con la Cannondale Scalpel-Si Carbon 3. No obstante, sigue siendo un material de base que muchas marcas querrían tener como acabado superior. Prueba de ello es que este acabado, con la nueva horquilla Lefty Ocho de aluminio, la bici ha dejado nuestra báscula en 11,67 kg (talla M).

Pero volvamos a la Scalpel-Si. Es la doble suspensión que los corredores de la marca utilizan tanto en la Copa del Mundo de XC como en las pruebas de XCM. De hecho, es la bicicleta con la que Fumic y Avancini acabaron segundos en la general de la Cape Epic y ganaron la tercera etapa. El propio Avancini se proclamó Campeón del Mundo de XCM en 2018 con una Scalpel-Si.

El cuadro Scalpel es un viejo conocido, pues ya lleva un par de temporadas sin recibir cambios. Mantiene el sistema de suspensión trasero Zero Pivot que ya ha pasado por un par de generaciones de la Scalpel, con 100 mm de recorrido para la rueda trasera, que ofrece un gran comportamiento. También se mantiene la geometría Outfront con un ángulo de la dirección de 69,5º y un ángulo de sillín de 73,5º, unas medidas pensadas para ofrecer estabilidad en bajadas y facilitar el pedaleo en las subidas. El tubo superior largo (424 mm de reach en talla M) junto al diseño del triángulo trasero, permite unas vainas de 435 mm con una distancia entre ejes de 1.118 mm en talla M. Unas medidas pensadas para ofrecer un gran comportamiento en los circuitos actuales de la Copa del Mundo de XC, con grandes desniveles y obstáculos a superar en las bajadas, y una gran estabilidad y comodidad en las largas distancias de las pruebas XCM.

Cannondale Scalpel-Si carbon 3

LA NUEVA LEFTY OCHO, SEÑA DE IDENTIDAD

No podía ser de otra forma, la nueva horquilla Lefty Ocho fue la protagonista absoluta de Cannondale en su presentación en mayo de 2018 junto a la nueva F-Si. El salto al resto de la gama de XC y XCM era inminente y la Scalpel-Si se ha beneficiado de ello. Es una horquilla más ligera (1.446 g en la versión Carbon y 1.735 g para la versión de aluminio que monta la Scalpel-Si Carbon 3) y con un funcionamiento más suave gracias a la nueva configuración de la jaula de rodamientos Delta Cage.

Además, aunque con mi peso nunca he llegado a adolecer de problemas de rigidez cuando he probado una Lefty de la anterior generación, se nota que en la nueva Lefty Ocho se ha avanzado un paso más allá. La rueda parece ir “más sujeta todavía” y el buje es un punto más rígido, aunque menos voluminoso.

Cannondale Scalpel-Si carbon 3

En las primeras pedaladas y la prueba de F-Si ya explicamos cómo funciona, mediante una llave allen y un botón que hay que presionar, el ingenioso sistema que permite la liberación de la pinza de freno delantera para poder desmontar la rueda rápidamente y que al volver a colocarla mantiene la posición.

MONTAJE DE LA CANNONDALE SCALPEL-SI CARBON 3

El acabado Carbon 3 de la Scalpel-Si incluye una transmisión Sram con un cambio trasero X01 Eagle, cambios GX y las bielas Truvativ Stylo 6 con un plato de 34 dientes adaptadas al sistema Ai de Cannondale. El casete es el conocido XG-1275 de la gama GX Eagle con un 10-50 y 12 velocidades. Los frenos también corren a cuenta de SRAM, unos Level TL con un disco de 180 mm delante y uno de 160 mm detrás.

El amortiguador trasero, responsable de afianzar el trabajo del esquema Zero Pivot, es un FOX Float DPS Performance con cámara EVOL y bloqueo remoto (al igual que la horquilla). Cabe señalar que la bieleta que une amortiguador y cuadro es de fibra de carbono. Precisamente en el mando del bloqueo (de acción conjunta horquilla- amortiguador) encuentro uno de los pocos puntos flojos de la Scalpel. Personalmente este mando no me gusta pues al estar accionado el mando queda liberado el bloqueo y con el mando en posición natural se bloquean las suspensiones.

Cannondale Scalpel-Si carbon 3

Aunque ha mejorado mucho respecto a la primera versión que probé en la F-Si, me resulta poco efectivo ya que corremos el riesgo de accionarlo accidentalmente y quedarnos sin suspensiones cuando, en caso de emergencia, siempre es mejor lo contrario, ir con las suspensiones libres cuando las necesitamos bloqueadas. El resto del montaje se completa con una potencia Cannondale C1 de aluminio con -7º de inclinación (para favorecer la posición agresiva necesaria en una XC), un manillar C2 de aluminio con 8º de retroceso y una longitud bastante generosa, 760 mm. El efecto que genera el manillar es el de llevar una bici para “algo más”, una trail e incluso una all-mountain, pero nos ayudará bastante a conducir la bicicleta en las zonas más reviradas y mantener la trazada en las curvas.

La tija también la firma Cannondale y es una C2 de aluminio y 31,6 mm de diámetro. Cannondale es de las pocas marcas que, todavía, no apuesta por las tijas telescópicas de serie para sus modelos de XC (en el modelo tope de gama nos encontramos una tija de fibra de carbono C1) aunque, tal y como se ha visto en la bici de Avancini, se puede instalar una tija telescópica de cableado interno.

Cannondale Scalpel-Si carbon 3

Las ruedas también llevan la firma de Cannondale, con unas HollowGram 23 Superlight con aro de fibra de carbono y una llanta de 23 mm de garganta, unas ruedas ligeras y bonitas que contribuyen a mantener la báscula a raya en este acabado Carbon 3. El buje delantero, específico siempre que hablemos de horquillas Lefty, es un Lefty 60. Las acompañan unas cubiertas Schwalbe Racing Ray (delante) y Racing Ralph (detrás) de 2,25” de balón, unas cubiertas ligeras y con buena tracción en terrenos húmedos, pero algo escasas en el terreno seco del centro de la península, más aún en verano.

PENSADA PARA LA VELOCIDAD

Pero basta ya de teoría y vamos a la acción, que es lo que de verdad pide esta Scalpel. Desde el primer momento salta a la vista que es una bicicleta pensada y diseñada para la velocidad, para rodar y pedalear rápido. Sin ser incómoda, la posición es un punto agresiva y nos invita a ir ligeramente agachados sobre el manillar para dar lo máximo de nuestras piernas.

Gracias a esto, a sus vainas de 435 mm, a su ligereza y al plato de 34 dientes, la Cannondale Scalpel-Si sube como un tiro. Es una bici muy rápida en los tramos que exigen pedaleo (subida por pistas forestales, llaneo, etc.), pero también si llega el momento de enfrentarse a subidas más técnicas y con desniveles como piedras o raíces. En este punto, gracias a su peso contenido, a la facilidad para mover la nueva Lefty Ocho y la altura libre del pedalier de 334 mm, podemos escalar cualquier obstáculo y superarlo a base de pedaleo. El casete 10-50 es un aliado que nos compensa el tamaño del plato.

Cannondale Scalpel-Si carbon 3

Bajando, la Scalpel es igualmente rápida, el sistema de suspensión Zero Pivot funciona a la perfección, ofreciendo el punto justo de absorción y progresividad necesario para una bicicleta de XC. Es cierto que para sacar el máximo partido es recomendable bloquearlo cuando rodemos en llano o en subida (no obstante, el amortiguador ofrece un pequeño recorrido en caso de impacto), pero con el sistema abierto apenas hay interacción con la pedalada; pero sí es recomendable bloquearlo porque, además, sí que se nota cuando nos ponemos de pie.

Con el sistema libre, cuando afrontamos una bajada, entendemos por qué la Scalpel sigue cosechando triunfos en XC. Es ágil y manejable y podemos aprovechar el 100% de su recorrido de suspensiones. Es exigente, pero el manillar de 760 mm ayuda a que llevemos la bici por donde queramos. La rigidez de la Lefty Ocho y el buje delantero están fuera de toda duda y permite mantener la bici en la línea de la trazada que quieras.

Cannondale Scalpel-Si carbon 3

CONCLUSIÓN

Por sus diseños y estética arriesgados, por su apuesta por una integración global bajo sus parámetros (System Integraton)… por tantas cosas, Cannondale es una marca de extremos. O la adoras o la odias. Y eso es bueno, pues se desmarca claramente del resto. Las Cannondale son bicis que no dejan indiferente a nadie y que, comportamiento aparte, van un paso más allá. Porque puede parecer que al hablar de Cannondale me centro en un aspecto más emotivo que práctico, pero no es verdad. La Scalpel-Si ha demostrado unas cualidades impresionantes y óptimas para una bicicleta de XC y XCM. Además, los resultados del equipo Cannondale Factory Racing, especialmente los de Henrique Avancini, están ahí.

Cannondale Scalpel-Si carbon 3

COSAS DE FAMILIA

Dentro del catálogo de Cannondale encontramos hasta 8 modelos de Scalpel, dos Hi- Mod (el acabado tope de gama con un PVP de 9.499 € y 7.699 €), 3 modelos Carbon (con precios de 4.199 €, 5.499 € y 6.299 €) y dos modelos en aluminio desde 2.199 €. También existe una versión Scalpel-Si Women’s 2 con el cuadro BallisTec Carbon, horquilla Lefty Ocho de aluminio y la misma transmisión y frenos del modelo que hemos probado por 4.199 €.

Scalpel-Si Hi-Mod World Cup | 9.499 €
Scalpel-Si Hi-Mod 1 | 7.699 €
Scalpel-Si Carbon 2 | 6.299 €
Scalpel-Si Carbon 3 | 5.499 €
Scalpel-Si Carbon 4 | 4.199 €

Detalles de la bici

Cannondale Scalpel-Si carbon 3

La Cannondale Scalpel-Si Carbon tiene un cuadro de fibra de carbono BallisTec. No es el Hi-Mod de sus hermanas superiores, pero el carbono BallisTec está a la altura de los acabados superiores de muchas marcas. Es una mezcla de fibras de alto módulo y módulo intermedio que ofrece la misma rigidez que las versiones Hi-Mod aunque con un peso un poco superior (y menor coste).

También encontramos fibra de carbono en la bieleta y en el sistema Zero Pivot, que se beneficia de la flexión de los tirantes como otro punto de giro para el esquema reduciendo, de esta forma, el peso y el número de puntos de giro con rodamientos.

Cannondale Scalpel-Si carbon 3

La nueva Lefty Ocho ya supuso una revolución importante cuando se presentó justo antes de la prueba XC de Albstadt de 2018. Su llegada a la gama Scalpel-Si ha dotado a esta doble suspensión de una mayor ligereza en el tren delantero. Aun siendo la versión de aluminio (1.735 g) como la que lleva la Carbon 3. Además del bloqueo, la Lefty Ocho cuenta con regulación de la compresión en baja velocidad en 6 puntos y del rebote en 23. La Lefty Ocho incorpora el particular sistema que permite liberar la pinza de freno con una llave allen sin que suponga un cambio en su posición respecto al disco cuando la volvemos a montar, lo que nos facilita enormemente la maniobra de cambiar la rueda delantera. No hay que olvidar que, durante una ruta, con la Lefty podemos arreglar un pinchazo, e incluso cambiar la cubierta, sin necesidad de sacar la rueda.

Cannondale Scalpel-Si carbon 3

Los Sram Level TL son unos viejos conocidos en las bicis de XC, en este caso con un disco delantero de 180 mm y uno trasero de 160 mm. Su comportamiento es intachable y su diseño minimalista contribuye a ser una pieza ligera (370 g de peso declarado con disco de 160 mm). Los Sram Level TL afirman tener la misma potencia de frenado que sus hermanos mayores de gama (TLM y Ultimate) y podemos ajustar el alcance de la maneta fácilmente.

Cannondale Scalpel-Si carbon 3

Cannondale firma las ruedas con unas HollowGram 23 Superlight con aros de fibra de carbono Hi-Impact y una garganta interna de 23 mm para calzar cubiertas de hasta 2,35” de balón. El peso declarado de este juego de ruedas es de 1,6 kg con el buje delantero Lefty 60 y trasero DT Swiss.

Cannondale Scalpel-Si carbon 3

Las cubiertas Schwalbe Racing Ray y Racing Ralph en 2,25” no le terminan de hacer justicia a estas ruedas ya que, si bien son bastante ligeras y te ayudan a volar en el llano, en el terreno seco y polvoriento propio de la Península en verano no tienen un gran agarre.

Info



Peso

11,67 kg (talla M)

Precio

5.499 €

Texto:

J. Daniel Hernández

Fotos:

David Agüero