Lapierre Zesty TR 5.9

Lapierre Zesty TR 5.9

Ágil y muy eficaz a la hora de pedalear; divertida, manejable y súper rápida cuando llega el momento de soltar frenos y bajar. La nueva Lapierre Zesty TR es más polivalente y ofrece más y mejor rendimiento al alcance de todos.

Texto:
Iñaki Gavín
Fotos:
Nacho Trueba
Publicado el 03/03/2020
Lapierre Zesty TR 5.9
Diseño, estética y personalidad muy conseguida, geometría actual, polivalencia de uso, eficacia pedaleadora, aptitudes como bici all-mountain, conducción divertida, precio competitivo, fácilmente “aligerable”.
Personalmente no me gusta la ubicación del pulsador de la tija telescópica.

Nos guste o no, afortunadamente el mundo sigue girando y ni se detiene ni espera a nadie. El mercado y las tendencias de nuestro sector se comportan de la misma manera, avanza y avanza y siempre está en continuo movimiento y desarrollo. Lo que hace tan solo unos años era una, dicho con cariño, “insulsa” bici de 120 mm de recorrido es hoy en día una polivalente, divertida y capaz bici “trail fun” capaz de ofrecer infinidad de contundentes argumentos a sus futuros usuarios.

Como decía antes, los tiempos cambian y la manera de montar también, el mercado de las bicis está en constante adaptación y cada cierto tiempo se reinventa por completo. En Lapierre no solo han sabido interpretar a la perfección este momento sino que además para ellos era un paso natural y sobre todo una necesidad de mercado el tener en su catalogo 2020 una bici de recorrido corto que sirviera de “nexo” entre su Lapierre XR de 100 mm, más orientada al rendimiento XC y Maratón y su Lapierre Zesty AM de 140 mm con una clara vocación all-mountain.

Lapierre Zesty TR 5.9

Para dar vida a una nueva bici que se sitúe entre los 100 mm de una XC y los 140 mm de una all-mountain los fabricantes normalmente suelen elegir entre dos alternativas. Una opción es “vitaminar” su modelo más pedaleador y hacerlo crecer en suspensiones, sección de cubiertas, adopción de tija telescópica, etc., y la otra es utilizar la base de su modelo all-mountain y “desinflarlo” recortando el recorrido de las suspensiones y adaptándolo a un uso más versátil.

De manera acertada en Lapierre han decidido dar vida a su nueva trail utilizando la base de su eficaz y “estilosa” Zesty AM, una bici de sobra conocida que ya nos ha demostrado su enorme potencial y cualidades incluso en modelos “electrificados” como la eZesty probada hace tan solo unos meses.

Lapierre Zesty TR 5.9

¿La Lapierre Zesty TR es una All-Mountain? No, All-Trail

Que el trail ha explotado y está de moda es algo que salta a la vista, además, personalmente creo que estas cosas rara vez ocurren por pura casualidad. Las geometrías modernas, más digamos “atrevidas y picantes” junto a la “consolidación” del 29” han traído nuevos aires a las siempre “formales” y políticamente correctas bicis trail. El mejor ejemplo de que algo está ocurriendo es esta nueva Lapierre Zesty TR. A pesar de ser un modelo nuevo, la Zesty TR de 120 mm hereda tanto la cinemática como las medidas y cotas de su hermana la Zesty AM. De hecho, bastará con un primer vistazo para darte cuenta del gran parecido estético entre uno y otro modelo.

Cuadro de aluminio Supreme 5 de la Lapierre Zesty TR 5.9

Para dar vida al nuevo cuadro en Lapierre han recurrido a su aluminio “pata negra”, el Supreme 5. El cuadro de la Zesty TR, además de compartir con orgullo el “toque” estético de los últimos productos de la marca de Dijon, también hereda la eficaz cinemática de la suspensión trasera ya vista en la Spicy y en la Zesty AM. Y es que tener al frente de tu departamento de desarrollo a alguien con la experiencia y la sensibilidad de Nico Vouilloz tarde o temprano acaba por dar sus frutos.

Que Nico Vouilloz sea uno de los pilares fundamentales en el desarrollo de las bicis dobles ha sido un punto de inflexión y un gran avance para Lapierre. Para los “recién llegados” tan solo comentar que Nico Vouilloz, además de ser el piloto con más títulos mundiales de DH en sus vitrinas (nada menos que 10 mundiales), ya en su momento era el rider que mejor puesta a punto hacía en su bici en cada carrera y aún hoy en día verle montar sigue siendo un verdadero espectáculo.

Suspensión trasera de la Zesty TR 5.9

Con respecto a la geometría y la cinemática la nueva Zesty TR comparte las medidas y la filosofía con la que nació su hermana la Zesty AM. Vainas de tan solo 428 mm, cortísimas para tratarse de una 29”, tubos horizontales más largos (613 mm y reach de 450 mm en talla M), un seat tube que se va verticalizando según subimos de talla (75º en talla M), una caída de pedalier (BB Drop) de 40 mm en talla M y un relajado ángulo de dirección de 66º.

Como ya te estarás imaginando la suma de estas medidas, unidas a los 120 mm de recorrido, dan como resultado una moderna y divertida bici de trail con el espíritu y el corazón aventurero de una all-mountain pero más ágil, ligera y manejable y con toda la eficacia ante el pedaleo, además del bloqueo de las suspensiones.

En acción con la Lapierre Zesty TR 5.9

La hora de la verdad

Llevo muchos años probando bicis, a todas hay que dedicarle tiempo para comprenderlas, las hay que enseguida se “muestran” y otras que tardan más en sacar a relucir sus cualidades. Con la nueva Zesty TR bastará con subirte y comenzar a pedalear para tener la certeza de para qué ha sido fabricada. Si tuviera que resumirlo en forma de titulares la cosa sería algo así: excelente posición de conducción, pedaleo eficaz, ágil y fluido, suavidad de marcha, buena manejabilidad, diversión y versatilidad y suspensiones sensibles y activas... Son las principales sensaciones sobre las que gira la nueva Lapierre cuando ruedas con ella sobre pistas y senderos. Sobre pistas y caminos anchos la posición de conducción y la comodidad hacen que los kilómetros pasen de manera rápida y agradable.

Aunque habitualmente paso más tiempo sobre bicis de largo recorrido, siempre que tengo oportunidad aprovecho para hacer todos los kilómetros que puedo sobre bicis menos agresivas. Al bajarme de la Zesty TR me ha vuelto a pasar, termino de montar y llego a la misma conclusión, es una auténtica gozada observar y disfrutar cómo ha evolucionado este segmento en las últimas temporadas y cómo han pasado a ser bicis increíblemente rápidas y eficaces bajando sin apenas perder rendimiento al rodar.

Bicis como la Zesty TR hacen subir el listón de la categoría, las trail del siglo XXI son ahora bicis mucho más completas y divertidas que antes. Si un día un Dios me castiga y me obliga a tener solamente una bici en el garaje sin duda elegiría una bici como esta…

¡Este trail me gusta!

Sigo pedaleando, el sendero es un sube-baja continuo en el que la bici te pide apretar con fuerza y acelerar a tope a la salida de cada viraje. Cuanto más lanzado vas más se nota el gran trabajo del sistema de suspensión trasero con toneladas de tracción, absorción y apoyo, cuyo único límite será el de los neumáticos o el del propio terreno.

Al igual que en la Zesty AM y en la Spicy, el nuevo sistema de pivote virtual hace que el CIR (centro instantáneo de rotación de la suspensión) vaya de la parte delantera de la bici hacia la trasera garantizándonos tracción y control permanente sea cual sea la situación o el tipo de terreno por el que rodamos. En palabras de Nico Vouilloz, “autor intelectual” de este sistema, “es como si las vainas fueran largas y se acortasen al hundir la suspensión, así, la bicicleta se levanta más fácilmente, salimos de los giros con la rueda trasera en tracción y con esa sensación de ligereza en el tren delantero...”.

En terreno revirado la Zesty es juguetona y muy segura, entra en curvas de manera impresionante y aguanta la trazada con un desparpajo inusual en bicis de este tipo. Como decía antes, a veces el límite aparece antes por sus neumáticos que por la propia bici. En muchos momentos mi mente pensaba en el enorme potencial y las posibilidades de esta bici con tan solo cambiar las cubiertas por unas con un taco algo más agresivo y con algo más de sección. Sin duda sería muy difícil de seguir cuesta abajo aunque perdería esa polivalencia en terreno mixto y subida.

¡A por todas con la Lapierre Zesty TR!

Que la nueva Zesty TR se siente muy cómoda cuando llega la hora de bajar ya lo hemos dicho, los motivos por los que una bici te da confianza y te invita a soltar frenos no suele ser por un solo factor sino por la suma de muchos. Ya he comentado la buena respuesta de la suspensión trasera y de su acertada geometría, pero hay más detalles.

El diseño del tubo horizontal hace una gran curvatura en su parte final (cerca de la unión con el seat tube) que tiene como objetivo rebajar la altura libre (standover) y que esa zona quede despejada para que nos podamos mover con soltura cuando llega el momento de pasar al ataque o de sortear un paso delicado.

El anclaje del amortiguador con soporte Trunnion también aporta su granito de arena al conseguir un centro de gravedad más bajo, unas vainas más cortas y un aprovechamiento total del recorrido del amortiguador. De hecho, con esta bici podrás rodar con porcentajes de SAG superiores al de otras bicis de la misma categoría sin perder rendimiento al pedalear pero consiguiendo mucha ventaja al bajar o en senderos de flow.

Pensando en cosas mejorables... Igual soy yo, que estoy muy influenciado por las modas, pero mi percepción es que el mercado y sus usuarios están pidiendo a gritos bicis con tijas telescópicas con mayor recorrido. Realmente creo que ni es un capricho ni es una moda pasajera. Las bicis cada vez son más eficaces bajando y con una telescópica más larga tu “rider area” será más amplio y bajarás más seguro sin tener que renunciar a nada.

Otro de los puntos en los que creo que esta bici es fácilmente mejorable es en la limpieza de su cockpit. Entiendo que el bloqueo de la horquilla y la tija telescópica añaden cables al manillar y que eso complica la integración de tantos pulsadores, pero una compañía con el poderío y las posibilidades de Lapierre no debería conformarse con poner un pulsador en el lado derecho por encima del manillar. No es nada grave ni perjudica el funcionamiento global de la bici, pero si no fuera por ese detalle la bici saldría con matricula de honor de este test.

Resumiendo

Las nuevas trail han “salido del armario”, ya no son bicis “dependientes” del pedaleo, están más diseñadas en torno a la diversión y a la polivalencia que al puro rendimiento y eso es un gran paso adelante. Si la bici no es tan eficaz pedaleando como una XC pura no pasa nada porque baja como una all-mountain.

La nueva Zesty TR aglutina lo mejor de las dos disciplinas, buen pedaleo y rapidez y seguridad bajando. Sin duda una opción real y a tener muy en cuenta si eres de los que no te gustan las bicis con mucho recorrido pero te sigue poniendo la carne de gallina pensar que se acerca un sendero disfrutón o una bajada técnica y divertida. Además todo ello con una relación rendimiento/precio/prestaciones/calidad muy por encima de sus competidoras en el mercado.

Seguro que esta bici marca un antes y un después para Lapierre, de momento la Zesty TR solo está disponible en aluminio, pero ya nos han comentado que a lo largo de 2020 es muy posible que aparezca la versión con cuadro de carbono. Larga vida al trail.

Cosas de familia

La familia Zesty está compuesta por 5 modelos, 3 de hombre y dos de mujer, todos ellos en aluminio. Está disponible en cuatro tallas S, M, L y XL, en las versiones para chica el tallaje empieza en la XS y termina en la talla L. El modelo Zesty TR 3.7 Woman monta ruedas de 27,5” y está disponible tan solo en las tallas XS y S, mientras que el modelo TR 3.9 Woman viene con ruedas de 29” y se fabrica solamente en las tallas M y L.

Lapierre Zesty TR 5.9

Zesty TR 5.9 | 2.999 €

Lapierre Zesty TR 4.9

Zesty TR 4.9 | 2.499 €

Lapierre Zesty TR 3.9

Zesty TR 3.9 | 1.999 €

Lapierre Zesty TR 3.9 W

Zesty TR 3.9 W | 1.999 €

Lapierre Zesty TR 3.7 W

Zesty TR 3.7 W | 1.999 €

Detalles de la bici

Frenos SRAM Guide T en la Lapierre Zesty TR 5.9

Los SRAM Guide T le vienen como anillo al dedo a esta bici ya que se adaptan perfectamente a la filosofía trail de la Zesty TR. Potencia, buena ergonomía, progresividad y fiabilidad son las principales virtudes de los Guide T. A pesar de tener un tacto un poco blando en su parte inicial, ofrecen “mordiente” más que de sobra para detener la bici en cualquier situación, incluso en uso intensivo agresivo. Aunque es algo poco habitual en este segmento de bicis, la Zesty TR monta unos generosos discos de 200 y 180 mm de diámetro delante y detrás, un detalle que se agradece sobre todo en bajadas rápidas y largas y que tu bolsillo también notará ya que al estar toda la cadena de frenado más sobredimensionada se consigue alargar la vida útil de las pastillas.

Grupo SRAM X1, NX y GX Eagle

La transmisión viene firmada al 100% por SRAM, bielas X1 de carbono, pulsador NX Eagle y cambio GX Eagle. Después de haberlo probado en todo tipo de bicis y de terrenos sigo pensando que el GX Eagle se acerca mucho en suavidad y rapidez a un grupo de gama media/alta a un precio muy inferior. Sin duda un acierto más en el montaje de la Zesty. De serie viene con un plato de 32T, para mi gusto y filosofía es perfecto, aunque quizá alguien con un perfil más XC prefiera uno de 34T.

Cuadro de Aluminio Supreme 5

Aluminio Supreme 5, cableado interno, tubos de espesor variable “multibutted”, soldaduras y detalles de construcción “made in Lapierre”, guardabarros para proteger el amortiguador del barro y piedras, estética y geometrías siglo XXI, guía cadenas de serie y todo un catálogo de detalles de acabado hacen de la nueva Lapierre una bici con clase y estilo propio. Estéticamente el cuadro es espectacular.

Suspensiones FOX en la Zesty TR

La horquilla Fox Rythm 34 Float de 120 mm de recorrido es sensible, cómoda y muy absorbente. A pesar de sus 120 mm de recorrido en senderos “peleones” y bajando la horquilla trabaja de manera eficaz, mucho mejor de lo que imaginé en un primer momento. El bloqueo se acciona desde el pulsador situado en la parte izquierda del manillar.

El amortiguador Fox Performance Float con cámara EVOL se muestra activo y súper eficaz en el pedaleo y extraordinariamente absorbente bajando, consiguiendo hacerte creer que llevas una bici con mayor recorrido. El nuevo anclaje Trunnion, además de conseguir bajar más el centro de gravedad, también ayuda a crear esa sensación de “recorrido de suspensión infinito” en la parte trasera.

Aros Mach 1 con bujes Lapierre y cubiertas Maxxis

Los bujes Lapierre y los aros Mach 1 de aluminio, 32 agujeros y 25 mm de ancho interno forman un conjunto fiable, resistente y con una óptima calidad de rodadura. Sin ser unas ruedas de gama alta, por rendimiento ni desentonan ni restan prestaciones al conjunto de la bici.

Delante, la Maxxis Ardent de 2.4” es el claro ejemplo de una cubierta de uso polivalente que combina con eficacia agarre y buenas prestaciones a la hora de rodar. Si tienes claro que vas a hacer un uso mixto de la Zesty es una elección ganadora. En la rueda trasera la Maxxis Forekaster de 2.35” aporta velocidad y ritmo a la hora de pedalear a cambio de sacrificar algo en términos de agarre y tracción cuando rodemos por terreno técnico. En general teniendo en cuenta la versatilidad de la Zesty TR la elección de las cubiertas es más que correcto y cumplen perfectamente su cometido.

Tija telescópica de Lapierre

La tija telescópica firmada por Lapierre tiene un tacto suave y preciso. Los 100 mm de recorrido son suficientes, pero incluso en bicis trail el mercado empieza a demandar tijas con mayor recorrido, algo que agradeceremos cuando queramos “jugar” a bajar con la Zesty TR. El sillín Selle Royal Vivo ha sido una agradable sorpresa, me ha convencido completamente, es cómodo y firme a la hora de pedalear y sus formas no molestan para nada en bajadas y uso trail.

El manillar es de aluminio 6061 fabricado por Lapierre de 760 mm de longitud y 15 mm de elevación. En la versión woman el manillar es de 720 mm de longitud. La potencia de 45 mm de longitud es 100% mecanizada. Nada que objetar con respecto a la calidad de los materiales y a la buena posición de conducción, pero el excesivo numero de pulsadores y bloqueos hace que cuando bajemos la mirada veamos una “maraña” de cables demasiado caótica que estropea la estética tan conseguida de esta bici.

Info



Peso

14.9 kg (talla M)

Precio

2.999 €

Texto:

Iñaki Gavín

Fotos:

Nacho Trueba

Publicado el 03/03/2020

Etiquetas: