Lapierre eZesty AM 9.0 en acción

Lapierre eZesty AM 9.0

Ágil, manejable, ligera, muy rápida y divertida. La nueva Lapierre eZesty AM 9.0 es una bici diferente para un público diferente. Más bici, menos e-bike, con el motor Fazua Evotion y lo mejor de los dos mundos; descubre el concepto Lapierre Hybrid.

Texto:
Iñaki Gavín
Fotos:
Nacho Trueba
Publicado el 27/09/2019
Lapierre eZesty AM 9.0 en acción
Concepto pionero e innovador, estética muy conseguida, geometría, calidad de construcción, integración perfecta, suspensión trasera muy eficaz, agilidad, sensaciones y conducción 100% bici.
Con una tija telescópica de 150 mm (viene montada con 125 mm) y con un manillar de 780 mm (viene montada con 760 mm) mejoraría mucho sus aptitudes all mountain.

Parece que fue ayer y sin embargo han pasado más de cinco años desde que probamos en los Alpes aquellas primeras Lapierre Overvolt que tanto dieron que hablar. Era el principio del boom de las e-bikes y Lapierre ya apostaba fuerte por las bicis eléctricas con una pionera y completísima gama que no ha dejado de crecer hasta nuestros días.

Con determinación, las ideas claras y siempre convencidos del potencial de este tipo de bicis, a Lapierre nunca le ha “temblado” el pulso ni les ha asustado ser los primeros en presentar algo nuevo y rompedor. Se nota que les gusta lo que hacen y que hacen lo que les gusta.

Lapierre eZesty AM 9.0

Lapierre Hybrid, un nuevo concepto

La nueva Lapierre eZesty AM 9.0 que hoy probamos para ti no es una e-bike al uso pero tampoco es una bici tradicional. ¿Entonces qué tipo de bici es?, te preguntarás... A ver cómo lo explico... La gran mayoría de las marcas se han metido de lleno en la lucha por ofrecer al cliente final la bici con mayor autonomía o con el motor más potente del momento sin explorar otras posibles alternativas más cercanas a usuarios con otros perfiles.

Con esto no quiero decir que Lapierre vaya a contra corriente del mercado, de hecho, en su catálogo 2020 las nuevas Overvolt ya incorporan los últimos motores, más compactos y ligeros, y las baterías de última generación con mayor autonomía. Sin embargo, paralelamente, llevan mucho tiempo investigando y probando otra manera de hacer e-biking, otro tipo de bici eléctrica, más “minimalista”, una e-bike más ligera con una asistencia menos contundente que mantenga más viva la esencia y las sensaciones de las bicis musculares, a este concepto de bici en Lapierre lo han denominado “hybrid”.

Lapierre eZesty AM 9.0

La eZesty, estéticamente, es una bici

Para poder opinar acerca de si algo nos gusta o no nos gusta primero debe existir. Imagino que algo parecido es lo que han debido pensar en Lapierre al decidirse a desarrollar y lanzar al mercado la nueva eZesty. Te aseguro que tendrás que prestar mucha atención para poder diferenciar, de un simple vistazo, la nueva eZesty de una bici tradicional. La mires por donde la mires el trabajo de los ingenieros y diseñadores es espectacular, estéticamente la integración es impecable, los acabados y las líneas del cuadro de carbono Ultimate de la eZesty son de lo mejor que ha pasado esta temporada por MTBpro.

En cuanto a la geometría, en Lapierre lo han tenido fácil ya que cuentan con una de las all-mountain más eficaces y equilibradas del momento como es la Zesty pulmonar... Si algo funciona, ¿para qué tocarlo? La nueva eZesty hereda la geometría de la Zesty pulmonar que tan buen resultado está dando... 65,5º de ángulo de dirección, 75º en el tubo vertical, vainas de 435 mm, un generoso reach de 443 en talla M, una caída de pedalier de -15 mm… ¿Necesitas más números para darte cuenta de las intenciones de la nueva eZesty?

Motor Fazua Evation 1.0

Lapierre eZesty AM 9.0: motor Fazua Evation 1.0

La eZesty es una bici única y diferente en todos los sentidos, su propulsor no podía ser una excepción. El motor Fazua Evation 1.0 es muy conocido en el mundo de las bicis eléctricas de carretera pero no tanto en el mundo del mountain bike. En la actualidad es, con diferencia, el motor más compacto que puedes utilizar para propulsar una bici de montaña.

Lapierre eZesty AM 9.0: motor Fazua Evation 1.0

La principal característica es que el motor y la batería van unidos y alojados en el tubo diagonal de la bici sumando un peso final de 3.290 g, 1,32 kg de la batería y 1,97 kg del motor. Aunque formen una única pieza exterior, para separarlos tan solo tendremos que apretar dos pestañas y en menos de un segundo tendremos cada parte por separado.

Lapierre eZesty AM 9.0: desmontaje de la batería

Otro de los puntos fuertes del motor Fazua es que el pedaleo es exactamente igual que en una bici “tradicional”, es decir, es completamente libre, cero fricción, lo que supone una ventaja importante frente a sus competidores. La caja del pedalier tiene un peso de 1,31 kg. A pesar de su pequeño tamaño, el motor Fazua rinde unos sorprendentes 60 Nm. La batería tiene una potencia de 250 Wh para un peso de tan solo 1,32 kg.

Lapierre eZesty AM 9.0: desmontaje de la batería

El motor Fazua cuenta con tres modos de asistencia. El modo Breeze, con 125 W, es el más suave de los tres con un 75% de asistencia. El modo River empuja hasta los 250 W, 150% de asistencia, y por último el modo Rocket, el más potente, ofrece unos 400 W de fuerza, equivalente a un 240% de asistencia.

Lapierre eZesty AM 9.0: desmontaje de la batería

El sencillo y práctico pulsador tiene tres botones: encendido/apagado, más asistencia y menos asistencia. El sistema Fazua es simple, no utiliza ningún tipo de display, el propio pulsador tiene un código de colores para saber el modo de asistencia en el que pedaleas y a la vez sirven para comprobar el estado de la batería. Desde nuestro smartphone podremos descargarnos la app de Fazua y conocer todos los datos de las rutas realizadas, distancia, desnivel, velocidad, potencia, etc.

Lapierre eZesty AM 9.0: display Fazua

Para ahorrar batería, una vez transcurridas 8 horas desde que no hemos utilizado el motor este se pondrá de manera automática en modo apagado. Para volver a encenderlo tendremos que hacerlo desde el botón que hay situado en la batería, no podremos hacerlo desde el pulsador del manillar. Cuando a la batería le quede un 20% de la carga el motor se pondrá en modo “reserva” y asistirá con menos potencia para evitar dejarnos tirados en mitad de la excursión.

Lapierre eZesty AM 9.0: desmontaje de la batería

Si decides utilizar la eZesty como una bici “tradicional” y salir a pedalear por el monte lo tienes muy fácil... 1: apretar el botón/pulsador situado en la parte superior del tubo diagonal para extraer la batería y el motor; 2: sustituir el bloque motor-batería por una pieza plástica de igual tamaño (incluida con la bici) que a su vez nos servirá como “porta objetos” para poder transportar herramienta, ropa, comida, recambio, documentación o simplemente llevarla vacía y ahorrarnos casi 3,5 kg de peso; y 3: pedalear y disfrutar de la excursión.

Lapierre eZesty AM 9.0: desmontaje de la batería

La eZesty es diferente

Imagino que después de todo este “ladrillo”, lo que realmente quieres saber es cómo funciona la nueva eZesty. Si me obligas a tener que definirlo con una sola palabra diría que... diferente. Si me dejas que utilice tres palabras más diría: diferente, pero mola mucho. Si has llegado hasta aquí es porque se supone que tienes curiosidad por saber más, así que trataré de explicarte cuáles han sido mis sensaciones.

Nada más ponerte en marcha lo primero que vas a notar es la facilidad de pedaleo de la bici, realmente tienes que hacer el “esfuerzo mental” para recordar que vas sobre una e-bike, algo que ya marca diferencias sobre cualquier otra e-bike que hayas probado. Lo segundo que vas a notar es que el motor no empuja como “las demás”. Moraleja: para sacarle provecho a esta bici debes tener muy claro que tus piernas van a tener que poner de su parte si quieres que la excursión dure.

Lapierre eZesty AM 9.0 en acción

Sensaciones de bici

En senderos trail/all-mountain el motor Fazua trabaja eficazmente y empuja con suavidad haciendo la conducción agradable y divertida a partes iguales. La eZesty es una bici muy ágil y divertida, gracias a su bajo centro de gravedad pisa con aplomo y al mismo tiempo mantiene la reactividad de una bici tradicional, lo que la convierte en un “aparato” diabólicamente rápido y súper eficaz una vez que te has acostumbrado al empuje del motor Fazua.

En subidas el buen diseño de la suspensión trasera te asegurará sensibilidad y tracción a raudales, consiguiendo que la rueda trasera no pierda tracción por muy técnico que sea el sendero. En caminos rápidos el corte de la asistencia es “dulce” y está muy bien conseguido, no notarás tirones ni frenazos como ocurre en algunas e-bikes. Como el pedaleo es tan eficiente, si tu forma física es medianamente buena, podrás mantener ritmos altos por encima de los 25 km/h sin morir en el intento o fundirte en el primer kilómetro.

Lapierre eZesty AM 9.0 en acción

Bajadora profesional

Cuando el sendero se pone cuesta abajo la eZesty sonríe. Como ya dijimos antes, la acertada geometría junto al buen trabajo de las suspensiones y a sus bien aprovechados 150 mm de recorrido son valores seguros que convertirán cualquier bajada en un disfrute continuo por muy guerrero que se ponga el sendero.

No me cansaré de repetir el buen trabajo de la suspensión trasera, gran culpable de la enorme seguridad y control que la Lapierre me ha transmitido cada vez que he soltado los frenos y he “jugado” a bajar más fuerte de lo habitual. La cinemática trasera es muy lineal hasta casi el 75 % de su recorrido para después pasar a dibujar una curva mucho más progresiva con el fin de no hacer molestos topes sin renunciar a aprovechar todo el recorrido del amortiguador. En la mayor parte de las bajadas y pasos técnicos te resultará imposible conseguir que la cubierta trasera pierda contacto con el suelo. Al igual que con la Zesty y la Spicy musculares, en ambas suspensiones he estado rodando con un sag entre el 24 y 30%.

Lapierre eZesty AM 9.0 en acción

¡También tiene Flow!

En senderos rápidos con buenos apoyos y terreno más compacto la bici se “desliza” con soltura y mucha facilidad, haciendo que la conducción sea fácil, fluida y mucho menos exigente físicamente en relación a una e-bike. El paso por curva es rápido y muy intuitivo, la bici nunca te “abandona” y la precisión del tren delantero junto con el reparto de pesos tan centrado hace que no sea necesario corregir la trazada en mitad de la curva ni que la bici te sorprenda con un latigazo inesperado.

Lapierre eZesty AM 9.0 en acción

Sobre terreno más rocoso los Maxxis High Roller son un plus de seguridad tanto en tracción como en poder de frenada. En bajadas abiertas de mucha velocidad me hubiera gustado un manillar algo más ancho que el de 760 mm que trae de serie.

Lapierre eZesty AM 9.0 en acción

Conclusión: Lapierre ha sido valiente

Si nadie, nunca, hubiera hecho algo diferente, atrevido y transgresor seguiríamos viendo la tele en blanco y negro y posiblemente ahora estaríamos montando en las mismas bicis de hace 35 años. Marcas valientes, como Lapierre, que han decidido explorar y apostar por fórmulas de diversión diferentes son las que hacen que cada día disfrutemos de bicis mejores.

Te podrá gustar más o menos pero esta eZesty es el comienzo de algo, una nueva categoría que seguro más de una marca va a darle continuidad en este 2020. Tiene argumentos suficientes como para triunfar. Es posible que existan ciclistas que estaban esperando este tipo de bicis, pronto lo sabremos. La nueva eZesty es una bici con lo mejor de los dos mundos. ¿Te atreves a comprobarlo?

Lapierre eZesty AM 9.0 en acción

Cosas de familia

La familia eZesty AM está compuesta por tan solo por dos modelos, ambos comparten cuadro, motor y batería, las diferencias están en el montaje.

Lapierre eZesty AM LTD

Lapierre eZesty AM LTD - 7.599 €

Lapierre eZesty AM 9.0

Lapierre eZesty AM 9.0 - 5.999 €

Detalles de la bici

Ruedas Lapierre de Aluminio y 27,5"

Las ruedas de aluminio Lapierre eAM+ de 32 radios y 35 mm de ancho interno son resistentes, rígidas, están bien acabadas y en dinámico nos han transmitido una excelente calidad de rodadura. Las cubiertas Maxxis High Roller II de 2,5” son una excelente elección y encajan a la perfección con la filosofía de esta bici. Son polivalentes, no lastran en exceso, aportan seguridad, buena retención en frenada y un paso por curva rápido y preciso a la altura de cualquier cubierta endurera más agresiva. Llevan el sistema de protección EXO que las hace más resistentes frente a cortes laterales y están fabricadas con su conocido triple compuesto 3C Maxx Terra.

SRAM Guide RE

Los frenos SRAM Guide RE nos han convencido, además de estar específicamente diseñados para bicis eléctricas, ofrecen estabilidad, tacto y una mordida más que suficiente incluso en descensos largos y exigentes, todo ello sin sacrificar potencia y progresividad. El diámetro de ambos discos es de 200 mm, un detalle de calidad que se agradece a la hora de pasar “al ataque” en conducción racing. Las nuevas pastillas sinterizadas de los RE conseguirán alargar la vida útil de estos frenos, sobre todo en uso intensivo.

Potencia de 35 mm y manillar de 760 mm

Para ser una bici eléctrica el puesto de mando es “limpio y ordenado”, algo que no solo agradece la vista, ya que hace la conducción mas eficiente y evita los molestos ruidos de los cables al tocarse. La corta potencia de 35 mm de longitud 100 % mecanizada y el manillar de aluminio vienen firmados por Lapierre. Los puños LP Grips tienen buen tacto y un excelente agarre, en la talla M que hemos probado se monta el más fino y en las tallas L y XL unos con mayor diámetro. Las formas y medidas del manillar me han gustado pero puesto a pedir hubiera preferido utilizar el de 780 mm de longitud que se monta en la talla L y en la XL.

Horquilla FOX 36 Float Performance de 150 mm

La horquilla FOX 36 Float Performance de 150 mm cuenta con tres posiciones de ajuste y un equilibrado automático de las cámaras negativas y positivas para que la presión siempre sea la adecuada en función del peso del rider. La Fox 36 aporta precisión y rigidez al tren delantero de la eZesty. En marcha el primer tramo del recorrido es suave y sensible, lo que al final se traduce en mayor confort, el resto del recorrido ofrece la suficiente estabilidad para hacer el pedaleo eficaz manteniendo intacta la absorción. El bloqueo, además de efectivo, es sencillo para activarlo en marcha.

Amortiguador FOX Float DPS Performance LV

Como ya pudimos comprobar en su hermana endurera, la Spicy, el sistema de suspensión trasero trabaja de manera impecable en todo el recorrido consiguiendo mantener la rueda pegada al suelo, lo que se traduce en mayor tracción tanto de subida como de bajada y más poder de retención en frenadas. El amortiguador Fox Float DPS Performance LV con cámara Evol ofrece sencillez, buen tacto y regulación y un sorprendente rendimiento en cualquier tipo de terreno y situación. El primer tramo es sensible y confortable, en la segunda parte se vuelve más firme y estable para ayudar al pedaleo y en el tramo final encontraremos un claro carácter progresivo. Sin duda, uno de los puntos fuertes de esta bici.

SRAM GX Eagle

Aunque nos acuséis de cansinos lo volveremos a repetir, el cambio trasero SRAM GX Eagle mantiene un extraordinario equilibrio entre precio/peso/prestaciones. Es rápido y preciso y, aunque no tiene la suavidad de sus hermanos mayores “tope de gama”, por rendimiento y fiabilidad es una opción ganadora para incluirlo en el montaje de la eZesty. Las bielas son unas FSA de aluminio de 170 mm con un plato de 32 dientes.

Tija telescópica Lapierre 7075 Dropper de 125 mm

Nada que objetar al funcionamiento de la tija telescópica Lapierre 7075 Dropper de 125 mm de longitud. Suave, activa y con un mando cómodo e integrado en el manillar. A pesar del buen funcionamiento, los tiempos han cambiado, personalmente creo que una bici de este nivel debería montar una tija telescópica de al menos 150 mm para poder sacarle el máximo partido a la eZesty. Además de bonito, cómodo y muy ergonómico, desde la primera pedalada me he sentido muy cómodo con el estilizado sillín Lapierre (fabricado por Velo). Los raíles son de Cr-Mo.

Cuadro de fibra de carbono de la Lapierre eZesty

Como decíamos antes, pocas pegas se le pueden poner a esta bici en el apartado estético, la nueva Lapierre destila calidad por los cuatro costados, está llena de detalles y soluciones que reflejan el nivel de conocimiento de la marca en bicis eléctricas. Para la fabricación del cuadro (full carbon) en Lapierre no han escatimado y han recurrido al Ultimate, su carbono “pata negra” de alto modulo. Cableado interior, pre-instalación para grupos electrónicos, protección de goma en el tubo principal para proteger el motor y la batería, llave de seguridad para la batería, protecciones en vainas y también en el amortiguador trasero.

Info



Peso

18.99 kg con motor y batería (15,81 kg sin batería y motor), talla M.

Precio

5.999 €

Texto:

Iñaki Gavín

Fotos:

Nacho Trueba

Publicado el 27/09/2019

Etiquetas: