fabric scoop

Fabric Scoop

70€
| Distribuye: 
Cannondale

Fabric es una marca británica no muy conocida en nuestro mercado. Si no la conocías te animo a que veas a través de su web lo que son capaces de hacer para tu bici estos tíos, locos por el diseño y el peso en sus productos. En este caso que nos ocupa, el sillín Scoop, que tiene mil secretos guardados bajo su sencilla estética.

Texto:
Nacho Cortés
Foto:
Luis Miguel del Cerro
Publicado el 22/09/2015
fabric scoop

Fabric es una marca británica no muy conocida en nuestro mercado. Si no la conocías te animo a que veas a través de su web lo que son capaces de hacer para tu bici estos tíos, locos por el diseño y el peso en sus productos. En este caso que nos ocupa, el sillín Scoop, que tiene mil secretos guardados bajo su sencilla estética. 

Todos sabemos que el de los sillines es un tema muy delicado y una mala elección puede convertir la mejor bici del mundo en un auténtico calvario. Te suena, ¿verdad? Tras muchos años usando sillín con abertura central, nada más tener delante estos tres sillines, pensé: «parecen incómodos..., puf, todo sea por mis amigos de MTBpro». Tres sillines con tres curvaturas diferentes (Radius, Shallow y Flat) y cada uno de ellos ofrecidos en cuatro niveles: Elite (cromoly/nylon), Race (titanio/nylon), Pro (carbono/nylon) y Ultimate (todo de carbono). 

Empezamos con la versión que el fabricante dice que es la más cómoda. Es la versión Radius (en este caso Race), con la curvatura más exagerada de las tres. Lo monté en mi bici rígida y ¡a rodar! Cuál es mi sorpresa que, tras un entreno corto pero intenso, ni me acordé de que lo había cambiado. Empezamos bien, pero seguía empeñado en «buscarle las cosquillas» a este sillín sin abertura central.

Tras las buenas sensaciones del primer día me animé a montar el «intermedio», como si esto fuera MotoGP y yo estuviera haciendo un cambio de neumáticos. Se comercializa con el nombre de Shallow (de nuevo Race), una posición de rendimiento sin ser la más cañera de las tres. Unas cuantas rutas más tarde, la prueba de fuego, voy a darle caña en una carrera. Las sensaciones fueron geniales, sin ninguna molestia: el ancho de 142 mm es todo un acierto y encima tiene una rigidez genial... ¡y es la gama media!

La versión más plana y, por lo tanto, más aerodinámica es la Flat (el nombre lo dice todo, liso, plano, llano...). Y de la que he dispuesto es la Elite, la más económica. Y he de reconocerlo he sido «infiel», solo me atreví a montarlo en la bici de carretera. Es cierto que es el más incómodo de los tres, es absolutamente plano, pero también es cierto que es el más eficiente de las tres versiones. Y claro, está enfocado a un biker muy pro. Si no eres de los que sale 4 o 5 días a la semana decántate mejor por cualquiera de las otras dos opciones, tu trasero te lo agradecerá. Se trata de sillines eficaces, independientemente de su nivel de acabados. No te quedes solo con si tiene o no canal antiprostático a la hora de elegir tu sillín. El modelo Scoop, sin tenerlo, es una opción muuuuy recomendable.

La marca declara unos rangos de peso que van desde los 266 gr del Shallow Elite a los ¡164 gr! del Flat Ultimate. Todos tienen un ancho de 142 mm, una medida muy popular que se amolda a la perfección a la fisionomía de la gran mayoría de los bikers.

La parte superior del sillín está fabricada para facilitar al máximo la limpieza, un detalle que funciona de verdad y con el barro se agradece infinito, además de darle un plus de resistencia. Después de maltratarlo bastante sigue como nuevo. Por otra parte, la base es de nylon más que suficiente. La de carbono ya es de nota... y de unos cuantos euros más. 

Por último, cada una de estos tres Scoop Elite los puedes encontrar en un montón de colores que seguro irán perfectos con tu bici. Los precios van desde los 70 euros de los Elite hasta los 275 euros de los Ultimate. Entre medias, los Race y los Pro por 90 y 165 euros respectivamente.

Más sobre:

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Texto:

Nacho Cortés

Fotos:

Luis Miguel del Cerro

Publicado el 22/09/2015

Etiquetas: