Hayes Dominion A4

Hayes Dominion A4

235€
| Distribuye: 
BikeTrading Solutions

Los nuevos frenos de disco Hayes Dominion A4 han sido completamente renovados, cuentan con 4 pistones, están enfocados a las disciplinas agresivas y cuentan con multitud de regulaciones para adaptarlos a todos los usuarios.

Texto:
Iñaki Gavín
Foto:
Mariano Herranz
Publicado el 29/10/2018
Hayes Dominion A4

Si eres un “recién llegado” a esto del mountain bike es posible que la marca Hayes te suene lejana, pero si eres un biker de “solera” y llevas años entre ruedas estarás de acuerdo conmigo en que marcas como Hayes son las que han escrito parte de la historia del mountain bike tal y como lo conocemos ahora. Los americanos de Hayes llevan trabajando en sistemas de frenado para todo tipo de vehículos desde 1946. Un par de datos curiosos: en Hayes fueron los primeros en fabricar y producir una pinza de freno para karts y otro las míticas Harley Davidson también equipan sus frenos. Durante los años 60 y 70 Hayes se dedicó a trabajar para la industria agrícola y maquinaria pesada.

En el año 1972 deciden entrar en “nuestro mundo” y gracias a ellos tuvimos el primer freno mecánico de disco de la historia de la bicicleta, más tarde, en 1996 vuelve a ser una fecha mítica para nosotros y también para Hayes, ese año diseñan, producen y al año siguiente presentan el primer freno de disco hidráulico para bicicleta. Desde entonces en Hayes no han dejado de innovar y de aportar soluciones para hacernos la vida más fácil. Seguro que no sabías que patentes tan vigentes y utilizadas hoy en día como el Post Mount o los anclajes de seis tornillos de los discos de freno al buje pertenecen al gigante americano Hayes.

Hayes Dominion A4

Hoy os presentamos los nuevos Hayes Dominion A4, un freno diseñado desde cero, que nada tiene que ver con los anteriores y que representa el cambio y la renovación total que la marca ha dado desde hace un par de temporadas.

Los nuevos Hayes Dominion A4 son unos potentes frenos de cuatro pistones enfocados a un uso intensivo agresivo que va desde el All mountain/Enduro, e-Enduro hasta el  DH y Gravity. Como decía antes no se ha aprovechado ni una sola arandela de los modelos anteriores, los nuevos Dominion A4 vienen cargados de tecnología, un cuidado diseño y novedosas y brillantes soluciones. Mientras esperaba que llegaran a la redacción de MTBpro una simple ojeada a las “impresionantes” críticas recibidas en los medios extranjeros más prestigiosos fue más que suficiente para que mis ganas de probar los nuevos Dominion aumentaran exponencialmente y para reafirmar que la mítica marca americana está de vuelta con un proyecto de renovación serio y total.

Hayes Dominion A4

Con respecto a las manetas, como era de esperar en un freno de gama alta, cuentan con todas las regulaciones posibles como recorrido útil de la maneta (contacto entre pastilla y disco antes de actuar) o la distancia de la maneta al puño. Otro detalle de calidad que habla del cuidado y del detalle con el que estos Dominion han sido diseñados es el empleo de rodamientos para lograr un mejor tacto y una mayor suavidad de accionamiento de las manetas.

Hayes Dominion A4

Interiormente tanto los pistones de aluminio como el nuevo casquillo de fricción de teflón son completamente nuevos, lo que se mantiene es su conocida tecnología LoFi que, además de aportar mayor progresividad en la frenada, también consigue más fuerza de frenada con menos fuerza en la maneta, además de lograr que se utilice todo el recorrido útil de la maneta durante la frenada. Los latiguillos ahora son de kevlar, lo que supone mayor calidad y estabilidad de frenado y cero pérdidas de líquido.

Con respecto a la pinza, fabricada en dos piezas de aluminio forjado, en Hayes nos han contado que es la pinza más rígida que han fabricado hasta la fecha. Nada más echar un vistazo a los pistones de 17 mm de diámetro ya nos podemos hacer una idea del “poderío” de frenada que nos espera cuando los utilicemos. Pensando en un sencillo mantenimiento, estos Hayes incorporan el sistema Two Stroke, que consiste en dos tornillos de purgado para que la operación sea más eficiente, rápida y sencilla.

Hayes Dominion A4

Otra de las virtudes que hacen de estos Dominion uno de nuestros frenos favoritos para uso extremo es el auto ajuste Cross Hair Alignment (otra patente Hayes), que consiste en dos pequeños tornillos allen de 2 mm situados en los extremos de la pinza (junto a los tornillos de apriete) para que podamos alinear las pastillas con el disco fácilmente y de manera milimétrica y no tener que hacer el típico “apretón” de maneta y dejarla presionada y luego apretar los tornillos y “rezar” para que haya quedado bien y no roce.

Con este fácil y brillante sistema se acabaron esas chapuzas, con la llave allen de 2 mm podrás ir regulando un extremo u otro de la pinza milimétricamente y cuando estén las pastillas perfectamente alineadas y sin rozamiento apretar la pinza definitivamente. Sencillamente genial, espero que algún día todos los frenos se puedan regular así.

Hayes Dominion A4

Aprovechando la experiencia de la marca en el campo de las motos, quads, ATV, etc., en Hayes nos comentaban que los Dominion han sido desarrollados para trabajar con líquido DOT 5.1, el compuesto más evolucionado y el más utilizado en frenos modernos de gama alta, tanto en automoción como en el mundo de la moto. Al igual que el DOT 3 y 4, el DOT 5.1 tiene una base mineral pero absorbe mejor la humedad y su punto de ebullición en seco es de 270º y húmedo de 180º. El DOT 5.1 es el líquido con menos viscosidad de los que habitualmente se utilizan en frenos para bicis y, con el empleo de latiguillos de kevlar de alta calidad como los que utilizan estos Dominion, se consigue un mejor funcionamiento y eliminas la posibilidad de que puedan existir fugas en el circuito.

Después de muchas pruebas por temperatura de trabajo y por la calidad del compuesto, en Hayes han decidido utilizar DOT 5.1 aunque en el manual advierten que también pueden funcionar con DOT 4, eso sí, no podrás mezclarlos ya que estos dos líquidos no son compatibles entre sí. La seguridad del gigante americano en sus nuevos frenos es tan grande que los Dominion A4 tienen lo que ellos denominan “LeakProof Warranty”, que no es otra cosa que una garantía de por vida para posibles pérdidas de líquido tanto en la pinza como en la maneta, no está nada mal..., ¿no?

Hayes Dominion A4

Otro de los aspectos donde más horas de trabajo han “gastado” los ingenieros de Hayes ha sido en intentar conseguir unos discos 100% silenciosos en los que la frecuencia del disco y las pastillas trabajen de manera armónica y no se produzcan ruidos molestos. MRC, Modal Resonance Cancellation, así han bautizado en Hayes a la tecnología con la que aseguran haber logrado unos nuevos discos completamente silenciosos y sin los molestos chirridos producidos por las vibraciones y las frecuencias de resonancia entre las pastillas y los discos. Estos nuevos discos Hayes D-Series están disponibles en 180 mm (160 g) y 203 mm (200 g) y tienen un grosor de 1,95 mm, lo que nos asegura una buena ventilación y dispersión del calor.

Aprovechando que Biketrading, distribuidor y servicio técnico Hayes para España, Portugal y Andorra, mandó los nuevos Dominion A4 a la oficina de MTBpro en el mes de agosto, pedí permiso a los “jefes” y decidí montarlos en la Specialized Stumpjumper que pensaba llevarme a Trans Nomad y exprimir en sus más de 14.000 m de desnivel negativo todo el potencial y el poderío que los nuevos Dominion parecían tener guardado bajo la manga. La verdad es que no se me ocurre un mejor banco de pruebas para unos frenos de este tipo que una carrera tan exigente como Trans Nomad.

Hayes Dominion A4

Los frenos vienen con dos juegos de pastillas, unas semi metálicas (orgánico), T106 que son las que utilicé durante la carrera, y otras sinterizadas (semi metálicas) T100.

Estética robusta y buenos acabados, tacto perfecto, potencia de frenada como para parar un tren de mercancías a toda velocidad, buena ergonomía, comportamiento estable incluso en largos descensos (en muchos casos abusando de la frenada para intentar detectar un posible punto débil), silenciosos y súper progresivos. Así es como resumiría mi experiencia con estos nuevos frenos, así de contundente.

Hayes Dominion A4

Durante los 4 exigentes días de carrera no hubo ni un solo momento en el haya podido reprochar algo al comportamiento de los frenos. A destacar lo utilizable de todo el recorrido de la maneta, haciendo la frenada mucho más modulable y menos física para nuestros dedos y muñecas en descensos largos y exigentes. Los nuevos Dominion son potentes, en realidad son muy potentes, al principio su gran progresividad te puede hacer creer que no van a morder tanto, pero según vas utilizando el recorrido útil de la maneta notas perfectamente el brutal poderío y mordiente de frenada que hace que la bici se detenga sea cual sea la situación y la velocidad a la que circulas.

Aunque pueda sonar contradictorio los nuevos Hayes Dominion son muy dosificables y naturales en el manejo; el tacto es, posiblemente, su mejor arma y sin duda ha sido lo que más me ha gustado de ellos. No me equivoco al decir que puede que estemos ante el mejor de todos los frenos para uso agresivo que ha pasado por MTBpro hasta la fecha, realmente increíble.

Hayes Dominion A4

Durante la carrera hicimos muchos descensos largos y exigentes en todo tipo de condiciones y su comportamiento siempre fue estable y seguro. La fiabilidad, la contundente frenada, el tacto y su eficaz rendimiento sitúa a los Dominion A4 al mismo nivel, incluso en algunos apartados por encima, que los modelos consagrados de referencia que todos conocemos. Por calidad y cantidad de frenada, fiabilidad, tacto y acabados, los Hayes Dominion podrían ser los candidatos ideales para ser montados en cualquier e-Bike de All-Mountain, Enduro o en una bici de DH.

No todo van a ser alegrías, imagino que no esperabas que unos frenos tan “potentes” y orientados al lado “más oscuro” del MTB sean a la vez los más ligeros del mercado. En comparación con unos frenos de simple pistón y leva de carbono, los Dominion A4 no pueden competir en el apartado del peso, pero por ejemplo, si lo comparamos con unos Shimano XT (468 g) o con unos SRAM Guide RSC (529 g), los 470 g del Hayes Dominion no están nada mal para tratarse de un robusto freno para uso agresivo (estos pesos han sido tomados con un disco delantero de 180 mm y un latiguillo de 90 cm). El peso del Hayes Dominion A4 todo incluido excepto el disco es de 310 g.

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Texto:

Iñaki Gavín

Fotos:

Mariano Herranz

Publicado el 29/10/2018

Etiquetas: