orbea digit

Orbea Digit

75€
| Distribuye: 
Orbea

Orbea, que con el paso de los años se ha convertido en un fabricante de referencia en el mundo de la bici, y no solo en nuestro país, nos ofrece con la Digit una tija telescópica sencilla con la que llegar a todos los bolsillos.

Texto:
Nacho Cortés
Foto:
Mariano Herranz
Publicado el 15/01/2016
orbea digit

Orbea, que con el paso de los años se ha convertido en un fabricante de referencia en el mundo de la bici, y no solo en nuestro país, nos ofrece con la Digit una tija telescópica sencilla con la que llegar a todos los bolsillos.

Se trata de una tija manual con un sistema de raíl en el que se prefija tu posición de pedaleo ideal y con el sillín abajo, de forma que la operación de pasar de una posición a otra se hace de forma muy rápida aunque, evidentemente, no tanto ni de forma tan cómoda como en una tija telescópica con mando remoto. También es sensiblemente más económica.

El pack se compone de tija de aluminio de 400 mm de largo y un diámetro de 31,6 mm y un cierre de sillín de 34,9 mm, ya que fue pensada para ser montada con los modelos de Orbea Occam, Loki y Rallon, por lo que no hay más tamaños. Todo el conjunto pesa unos 386 gramos, no mucho más que una tija de las normales con un precio similar y bastante menos que una «tija pija» al uso, que suelen rondar el medio kilo.

La idea es sencilla. Una tija con un raíl trasero, unas marcas y agujeros en los cuales colocaremos los tornillos limitadores a la altura correcta para pedalear, es decir, donde la tija estaría en su posición ideal si se tratara de un tija normal, y también en la posición máxima en la que queremos que se «esconda» nuestra tija en el tubo. Esos dos tornillos harán de topes y por el raíl que te comentaba antes será por donde se desplace la guía con la que podrás subir y bajar el sillín casi sin mirar.

Es fundamental montarlo con su cierre específico, que es más abierto de lo que suele ser un cierre de sillín habitual, para favorecer el deslizamiento de la tija, y que es la leva que lo abre y fija. Se abre con gran facilidad y bastante potencia, solo aplicando un poco de fuerza, para tardar lo menos posible en realizar la maniobra. Tanto es así, que para mi gusto es demasiado sensible. Por otro lado, hasta que te acostumbras, si no estás atento, te llevas más de un golpe en el dedo como me ha pasado en varias ocasiones durante la prueba.

Evidentemente, esta no es una «tija pija», ya que tenemos que seguir abriendo y cerrando el cierre manualmente, vaya, lo que hemos hecho siempre con nuestro sillín, pero en este caso la ventaja es que no tienes ni que mirar para volver a dejar el sillín a la altura correcta: pegas el tirón hasta el tope, aprietas la leva y a pedalear. 

Si no quieres rascarte el bolsillo en una tija telescópica con control remoto y no te importa tener que currártelo un poquito, por 75 euros Orbea te ofrece una opción a tener en cuenta. Y si quieres saber cómo montarla mira el vídeo en el enlace de abajo.

Texto:

Nacho Cortés

Fotos:

Mariano Herranz

Publicado el 15/01/2016

Etiquetas: