Shimano XT PD-M8020 de semi-plataforma

Pedales Shimano XT PD-M8020

84€
| Distribuye: 
Macario Llorente

Los pedales Shimano XT PD-M8020 aúnan las características de unos pedales ligeros y de gama alta como los XT con una jaula de aluminio para dar mayor soporte y apoyo a los usuarios Trail, All Mountain, incluso Enduro.

Texto:
J. Daniel Hernández
Foto:
Mariano Herranz
Publicado el 02/04/2019
Shimano XT PD-M8020 de semi-plataforma

El sistema SPD de los pedales automáticos de Shimano es uno de los más comunes, si no el que más, dentro del Mountain Bike. Y lo es, entre otras cosas, por la amplia selección de pedales que ofrece y que se adaptan a las necesidades, gustos y características de cada biker. También por la gran capacidad de gestión y ajuste que ofrecen sus pedales, desde los más sencillos hasta los más elitistas, pero vamos por partes.

Shimano XT PD-M8020 de semi-plataforma

En este caso analizamos los pedales Shimano XT PD-M8020, la versión más Trail o All Mountain de los pedales XT. Cuentan con el mismo espíritu ligero y racing de los M8000, pero con una plataforma de mayor tamaño para dar un mayor soporte y contacto zapatilla/pedal en los tramos técnicos.

Esta plataforma, de aluminio, no es tan grande o alta como en unos pedales de plataforma o pedales automáticos de DH (como en los Saint), sino que es una plataforma baja que, simplemente, ofrece un mayor apoyo a la zapatilla y evita que ésta se mueva o resbale de forma involuntaria. A pesar de ello, Shimano declara que ofrece un 11,7% más de contacto con la zapatilla que su predecesor PD-M785 ya que es 3,3 mm más ancha.

Shimano XT PD-M8020 de semi-plataforma

La estructura está integrada en el diseño completo del pedal, por lo que también protege la propia estructura del pedal (la zona de enganche) de posibles impactos. Precisamente por este tipo de estructura y por su ligereza, también son aptos para los riders de Enduro con un menor peso.

Shimano XT PD-M8020 de semi-plataforma

Características de los Shimano XT PD-M8020

Como es habitual en los pedales de Shimano, lo primero que destaca en ellos es el sistema de retención y ajuste del pedal con la posibilidad de regular la tensión de anclaje. Con una llave allen de 3 mm podremos apretar o aflojar esta tensión para ajustarla a nuestro peso, tipo de pilotaje, etc. El eje es de cromoly y se manipula con una llave allen de 8 mm.

El diseño de la estructura del pedal, con grandes espacios y formas ovaladas, está pensado para favorecer la evacuación del barro los días de lluvia. Además, se ha buscado que la altura sea la mínima posible para que se aproveche al máximo la fuerza de la pedalada (cuanto más cerca esté el punto de apoyo del centro del eje de la biela, mejor).

Shimano XT PD-M8020 de semi-plataforma

En acción con los Shimano XT

Poco se puede hablar del comportamiento de los pedales automáticos de Shimano que no se haya dicho ya. Son una de las mejores opciones del mercado por su fiabilidad, capacidad de ajuste y facilidad de anclaje y desanclaje de la cala. Si a eso le sumamos la mayor superficie de apoyo de los PD-M8020 que nos permitirá, además, un mejor control de la bicicleta, tenemos unos pedales ideales para un amplio espectro de bikers.

La plataforma sobre la que se sujetan los pedales XT permite un mejor control sobre la bicicleta, ya que contamos con un plus de apoyo en, por ejemplo, curvas o zonas en las que movamos la bicicleta con los pies. También cuando no estemos calados, en momentos de iniciar la marcha o sacar el pie para apoyarse. Sea como sea, con la facilidad del sistema SPD para descalarse, en ningún momento es necesario ir con el pie desanclado, por técnica y complicada que sea la zona por la que estamos pasando.

Shimano XT PD-M8020 de semi-plataforma

Es cierto que estos pedales pueden resultar excesivos si te gusta el XC o XCM y no traspasas la barrera del MTB más agresivo. Aunque una mayor superficie de apoyo siempre ayuda, también hay que tener en cuenta el mayor peso. Su peso real es de 202 g por pedal (404 g frente a los 408 g que declara Shimano) mientras que el de los Shimano XT es de 171 g por pedal (peso real, 342 g la pareja).

Sin embargo, a poco que te guste disfrutar de los descensos por zonas técnicas y reviradas, que te obligan a mover la bicicleta con los pies y a saltar, son una gran opción. Este tipo de pedales, además, son una opción excelente también para las e-bikes, en las que el peso no es tan fundamental y sin embargo tenemos que asegurarnos de que seremos capaces de mover mayores inercias (además de que muchos usuarios de e-bikes están utilizando zapatillas con suelas menos rígidas).

Texto:

J. Daniel Hernández

Fotos:

Mariano Herranz