Rodilleras Bluegrass Skinny

Rodilleras Bluegrass Skinny

50€
| Distribuye: 
Macario Llorente

Probamos las Bluegrass Skinny, unas rodilleras ligeras y súper cómodas enfocadas al trail/all-mountain/enduro especialmente diseñadas para aquellos riders que buscan protección, seguridad y comodidad a partes iguales.

Texto:
Iñaki Gavín
Foto:
Mariano Herranz
Publicado el 21/10/2018
Rodilleras Bluegrass Skinny

Las Bluegrass Skinny son unas de las rodilleras más aclamadas del prestigioso fabricante italiano. La parte frontal de las nuevas Skinny combina la utilización de varios materiales. Por un lado, y pensando en la durabilidad de la rodillera, la zona principal que rodea a la protección (la zona más expuesta a golpes y rozaduras) se ha construido en Kevlar, que como ya sabrás su principal cualidad es la gran resistencia al desgaste y a la abrasión con respecto a otros materiales.

El resto de la parte frontal está confeccionado en material ligero, transpirable y elástico, cuya misión es lograr comodidad y ajuste y permitir la movilidad de nuestras rodillas al pedalear. En comparación con las antiguas Bluegrass Crossbill, las nuevas Skinny son ahora más largas en la zona superior, gracias a esta mejora no solo ajustan mejor sino que aporta un extra de sujeción consiguiendo que la rodillera no se mueva ni se baje durante el pedaleo.

Rodilleras Bluegrass Skinny

La protección está formada por un foam bicapa de dos densidades diferentes, una primera capa más blanda enfocada a la absorción del impacto y la otra más dura pensada en la protección pura y dura frente a un golpe.

Para la confección de la parte trasera de la Bluegrass Skinny se ha recurrido a un material elástico en las cuatro direcciones con un tacto suave y de alta transpirabilidad. Este tejido de micro-rejilla, además de ser ligero y transpirable, permite la total movilidad al pedalear y, de paso, evita la aparición de posibles rozaduras cuando llevamos tiempo pedaleando.

Rodilleras Bluegrass Skinny

Además de proteger, una rodillera tiene que ser cómoda, ligera y fácil de quitar/poner. Si no cumple estos requisitos la experiencia nos dice que acabas por dejarlas en casa o en la mochila y no te las pones por pereza. El ajuste y la comodidad son uno de los puntos fuertes de las nuevas Skinny. En el interior llevan incorporadas (tanto en la zona superior como inferior) unas bandas de silicona para conseguir un ajuste perfecto y evitar que se bajen o se deslicen con el pedaleo. En la parte trasera, a la altura del gemelo, incorporan una tira elástica exterior que consigue un ajuste perfecto sin que notemos ningún punto de presión o molestia.

En marcha lo que más me ha gustado es que consiguen hacerte olvidar que llevas unas rodilleras puestas mientras pedaleas. Estas Bluegrass son muy ligeras, cómodas, ajustan como un verdadero guante y transpiran mucho mejor de lo que en principio esperaba. Y una vez que te las colocas no se mueven y se mantienen siempre “abrazando” la rodilla. A pesar de tratarse de una protección en el rango medio, es decir, una rodillera con un enfoque 50% comodidad/movilidad y 50% protección me han parecido muy seguras y resistentes.

Rodilleras Bluegrass Skinny

La prueba de fuego para las Skinny ha sido la Trans-Nomad, en la que he pasado muchísimas horas pedaleando y pateando con la bici a cuestas. Durante estos cuatro días de cicloalpinismo ni me han molestado ni he tenido rozaduras en las zonas de mayor contacto con la piel. Las Bluegrass Skinny son fáciles de quitar y poner, una vez que te las ajustas no tienes que volver a tocarlas hasta que no terminas de montar, esto es algo que se agradece ya que hay modelos que antes de bajar tienes que volver a ajustártelas y a subírtelas porque se han movido o se han bajado. Sin duda son las rodilleras con mejor calidad peso/protección/comodidad/precio de todas las que han pasado por MTBpro hasta la fecha.

Las Skinny pesan tan solo 125 g y están disponibles en cinco tallas, desde la XS hasta la XL, solo se fabrican en color negro con logo en blanco. Si eres de los que te gusta pedalear cómodo y a la vez protegido, si buscas un producto con una excelente relación calidad/protección/precio, fácil y rápidas de poner y quitar y con unos niveles altos de transpirabilidad, las nuevas Bluegrass Skinny serán tus compañeras ideales cada domingoSi buscas una rodillera más “sofisticada” o con una pastilla de protección más “premium” que sepas que también existen las Bluegrass Skinny D30, una rodillera con el mismo diseño y material de construcción que esta Skinny, pero con la protección fabricada en material D30 (150 g).

Rodilleras Bluegrass Skinny

Por último, comentar que “la familia” se completa con las coderas Bluegrass Skinny, tanto en versión estándar como en versión D30, confeccionadas con las mismas premisas de calidad y comodidad que las rodilleras, las compañeras ideales de las rodilleras Skinny para tus salidas endureras. Pesan 95 g (125 g la versión con protección D30) y están disponibles desde la talla XS hasta la XL.

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Texto:

Iñaki Gavín

Fotos:

Mariano Herranz

Publicado el 21/10/2018

Etiquetas: