El grupo Pierer tiene un plan: a Felt, GasGas, Husqvarna… se le suman Syntace y Liteville

Pierer Industrie AG, el grupo propietario de KTM (motos), GasGas y Husqvarna (motos y bicis), Felt… sigue creciendo y adquiriendo marcas del sector ciclista con la reciente compra de Syntace y Liteville.

El grupo Pierer tiene un plan: a Felt, GasGas, Husqvarna… se le suman Syntace y Liteville
Autor MTBpro J. Daniel Hernández
Autor de la foto Archivo

Fecha de la noticia20/09/2022


Hace un tiempo, cuando acudimos a la presentación de la nueva gama de las marcas del grupo Pierer (Felt, KTM, GasGas, Husqvarna…), pudimos comprobar cómo estaban afrontando los pasos para situarse estratégicamente como uno de los grandes actores del mercado de la bici y en el segmento de movilidad. De hecho, Pierer divide en tres áreas su estrategia: Motos; Diseño, desarrollo y digitalización y Nueva movilidad, donde se engloban las marcas de bicicletas de su propiedad.

Esta “estrategia” comenzó a entreverse cuando, en noviembre de 2021, compraron Felt, una marca reconocida dentro del mundo del ciclismo, especialmente en triatlón. Antes ya contaban con R Raymon, una marca centrada en el MTB (y e-MTB) y la división de e-bikes tanto de Husqvarna como de GasGas. Antes de continuar, cabe señalar que KTM Bikes sigue siendo una empresa independiente.

Ahora han dado un paso más hacia delante con la adquisición de la marca de accesorios Syntace y la marca de bicicletas Liteville, que era propiedad de la marca alemana de componentes desde 2004. Syntace fue fundada en 1992 y, entre sus innovaciones, destaca por los primeros manillares aero, por su sistema de eje pasante X-12 o por sus bujes. Liteville, por su parte, es una marca considerada de nicho y desarrollo de tecnologías que ha mantenido, en estos últimos años, una interesante línea de MTB y e-bikes.

En un primer momento Funbike GmbH, un distribuidor austriaco que Pierer adquirió el año pasado, comenzará a distribuir los productos de Syntace en Austria. Además de una estrategia comercial, en este caso Pierer busca aprovechar el llamado know-how (conocimientos técnicos y administrativos, así como el personal técnico) de Syntace en la elaboración de componentes específicos.