10 cosas que todo Biker tiene que hacer antes de morir

10 cosas que todo Biker tiene que hacer antes de morir

¿10 cosas que hay que hacer en la vida de un Biker? ¿sólo 10? Sí, sabemos que la lista es interminable y que cada uno tiene sus propias preferencias. Aun así, te animamos a apuntar estas 10 en un papel e ir tachando una a una. ¿Te apuntas al reto?

Texto:
Alberto Álvarez
Foto:
Archivo
Publicado el 13/07/2018
10 cosas que todo Biker tiene que hacer antes de morir

Es increíble la de cosas que tenemos en común todos los que montamos en bici... Y si somos más específicos y nos cerramos al círculo a los que hacemos Mountain Bike, podremos coincidir en cientos de intereses, incluso con “riders” que acabamos de conocer en la montaña.

Siempre que estamos en grupo salen en las conversaciones temas como el de ir a un Bike Park, probar una bici eléctrica, irte de fin de semana con la bici o comprarte la bici de tus sueños. Cuando debatimos este artículo con el resto de "locos de la bici" de la editorial, no veas la lista que nos salió sobre las cosas que tenemos que hacer antes de morir... Si hubiéramos decidido hablar sobre todas tendríamos que haber dedicado un número en exclusiva. Algunas fueron tan ingeniosas que hemos decidido guardarlas quizá para una segunda parte de este artículo.

Mientras tanto, hemos elegido 10 "imprescindibles", para animarte a que el Mountain Bike no se limite a tus salidas de fin de semana. Hay muchas cosas que todo biker debe de hacer antes de marcharse al otro barrio. A día de hoy no sabemos si allí se puede hacer MTB… Así que más vale que nos vayamos con los deberes hechos por si acaso. Coge un lápiz y papel y apunta, que empieza la cuenta atrás.

1. Donar a gente sin recursos una de esas bicis que tienes muerta de risa en el garaje

10 cosas que todo Biker tiene que hacer antes de morir. Donar una bici antigua.

Que levante la mano el que no tenga una de estas en casa. Todos los que tenemos como hobby, como profesión o como forma de vida el Mountain Bike, somos "almacenadores" de bicis, repuestos y complementos. Y en este pequeño almacén que puede estar en el garaje, en una habitación o en la casa del pueblo, siempre hay una bici que ya no se usa. Una bici que sin duda sería una alegría tremenda para personas que, por diversos motivos, económicos, sociales o geográficos, no se lo puede permitir.

Hay multitud de ONGs que te ayudarán con las gestiones si quieres ceder alguna. Incluso si preguntas en tu tienda habitual seguro que alguna vez han trabajado en algún proyecto para arreglar y donar bicis. Si todos conocemos la felicidad que nos da una bici cuando pedaleamos, imagina lo que sería poder "donar" esa felicidad para que muchas personas también la sientan. Así que ya sabes, si tienes una bici o más de una que no vas a volver a usar, saca la manguera y hazlas que vuelvan a revivir. La sociedad te lo agradecerá en todos los sentidos.

2. Enseñar a hacer MTB a un niño

10 cosas que todo Biker tiene que hacer antes de morir. Enseñar a un niño a montar.

Quién no se acuerda de las primeras pedaladas en bici… A ese recuerdo, que es algo que mantenemos de por vida, hay que añadir el de la primera vez que hacemos Mountain Bike. Esa vez que te metes por caminos que nunca pensabas que podías hacer en bici y llegas a la cima de la montaña por senderos muy lejos del asfalto y del coche. Por eso, enseñar a un niño a descubrir sensaciones con una Mountain Bike ya seas su padre, madre, familiar o amigo, es una cosa que tienes que hacer obligatoriamente. Los niños son tremendamente emotivos cuando prueban cosas nuevas y seguro que recordarán para siempre esas pedaladas entre los árboles, las bajadas rápidas o incluso esa cámara que os tocará cambiar en caso de pinchazo.

Todo se magnifica cuando eres pequeño y merece mucho la pena que ellos pedaleen y aprendan contigo, para que aprendan a disfrutar y respetar el entorno con nuestro deporte. Es importante que aprendan en zonas tranquilas, libres de tráfico y sin senderos muy técnicos para que cojan confianza y no miedo. De este modo querrán volver y tú les podrás enseñar nuevos senderos, así como muchos trucos para que se vayan haciendo con los cambios, los frenos, etc.

3. Restaurar una bici clásica

10 cosas que todo Biker tiene que hacer antes de morir. Restaurar una bici clásica.

Ya sea porque la has comprado en un mercadillo, por Ebay o por Wallapop. Ya sea porque te la ha regalado tu suegro o se la has comprado a un amigo que la tenía colgada en la pared. Ya sea porque la recuerdas de tus primeros años de Mountain Bike o simplemente porque la tuviste y la vendiste demasiado pronto, restaurar una bici de montaña clásica es algo "obligatorio" en esta lista. Por suerte y al ser un deporte "muy joven" no es muy complicado encontrar repuestos gracias a internet o incluso en tiendas que todavía tienen un stock antiguo.

Es importante que elijas el nivel de modelo a restaurar, porque si eliges un modelo de gama alta, los componentes te pueden salir muy caros. A esto hay que sumar que si encuentras las piezas en otros países, el envío e impuestos es algo a sumar al precio al que lo hayas conseguido. Hoy en día hay muchos especialistas que te pueden ayudar con la pintura y los adhesivos. Y si restauras una Mountain Bike, no se te olvide usarla. Está muy bien ese momento de inmensa satisfacción cuando la has montado por completo y todo brilla impoluto, pero salir y pedalear con ella te devuelve sensaciones que las nuevas e impresionantes bicis casi nos han hecho olvidar.

4. Apuntarte a una carrera o a una marcha

10 cosas que todo Biker tiene que hacer antes de morir. Correr una carrera o marcha.

¿Por qué no? Siempre mola ponerse el dorsal aunque sea solo para pasar un buen día entre amigos y hacer una buena barbacoa al final. Montar en bici en grupo, tanto a nivel de marcha como de competición, te da otra perspectiva de hacer Mountain Bike, además de servirte también como proyecto para entrenar si te quieres poner un poco más serio con tus planes de entreno.

Tanto si quieres competir como hacer una marcha, elige la que más se ajuste a tu nivel físico y técnico y entrena en las mejores condiciones posibles, así como ajusta la bici correctamente para el tipo de salida. También es importante que tengas en cuenta federarte o tener un seguro particular, para que no tengas problemas en caso de caída o accidente y todo quede cubierto.

5. Irte de Bikepacking unos días, solo o con amigos

10 cosas que todo Biker tiene que hacer antes de morir. Bikepacking.

Pues sí, el Bikepacking que tanto está de moda es lo que hacíamos hace más de 20 años con la mochila a la espalda y una bici sin importar de qué tipo fuera. Hoy en día, tanto las bicis como los complementos están perfectamente preparados para que los integres en tu Mountain Bike y te puedas ir 2 o 3 días con lo mínimo a pedalear por la montaña. Pedalear, hacerte la comida, dormir al aire libre y hacer un fuego por la noche, son experiencias que te acercan al Mountain Bike y a la naturaleza de una forma completamente distinta a tu día a día pedaleando.

No importa el tipo de bici que tengas. Simplemente elige una ruta que se adapte a tu físico y al tipo de experiencia que estás buscando y hazte con las mejores bolsas que puedas, para que la experiencia sea lo más satisfactoria posible. El buen material se nota. Además, esto es algo que puedes hacer cualquier fin de semana, tanto solo si buscas algo más personal, como con los amigos, si quieres tener algo que recordar para siempre. Infórmate antes de la ruta que vas a hacer, hazte con los repuestos, comida y herramientas adecuadas y mantén informado a algún familiar y amigo de cuáles son tus planes. A nadie nos gusta salir a la montaña y que después nos tengan que venir a rescatar…

6. Visitar Whistler, un Bike Park o una meca del Mountain Bike

10 cosas que todo Biker tiene que hacer antes de morir. Ir a Whistler o a un Bike Park.

Del mismo modo que el Bikepacking te da otra perspectiva del Mountain Bike, salir al extranjero y conocer otra cultura por medio de tu bici es una experiencia que no te puedes perder. Además, tienes muchas maneras de acercarte a ella. El Bike Park es quizá la más recomendada, porque todo cambia cuando sólo bajas y te olvidas de sufrir subiendo. Hoy en día tienes multitud de ellos sin necesidad de irte al extranjero y, si no tienes bici o material adecuado, siempre lo puedes alquilar allí.

Dentro de los bike parks, Whistler, en Canadá, se lleva la palma como la "meca" del Mountain Bike. Un paraíso para todos los que montamos en bici que te llevará a otra dimensión, pero para la que no solo necesitas un buen bolsillo, sino también una buena forma física y técnica. Whistler tiene poco para principiantes, pero si tu nivel es bueno te dolerán los músculos de la cara más que los brazos o las piernas de las sonrisas de felicidad después de cada bajada. Allí todo está enfocado al rider y el entorno es espectacular. Además, un Bike Park siempre te ayuda a mejorar tu técnica y te permite elevar el nivel de tus bajadas progresivamente.

7. Construir y mantener caminos

10 cosas que todo Biker tiene que hacer antes de morir. Mantener los caminos.

Sí, a todos nos gusta que los caminos por los que rodamos estén limpios, sin piedras que se muevan y con buenos peraltes en curva para que no salgamos por los aires… Pero esos caminos no se cuidan solos y si quieres que duren y que muchos como tú los disfruten tendrás que echar una mano de vez en cuando y coger la azada y la pala para dejarlos impecables. Hay multitud de asociaciones como IMBA en las que te puedes inscribir y colaborar con ellos. Del mismo modo, si en tu localidad tienes caminos tanto privados como públicos siempre puedes pedir el permiso correspondiente para dejarlos "bonitos".

Ponerte a construir caminos por ti mismo no es una buena idea por las diferentes regulaciones en este sentido, pero si son caminos ya marcados y te pones en contacto con la entidad que los regula no debería de haber problema. Poner un camino a punto y conservarlo es siempre muy satisfactorio sobre todo cuando lo terminas y lo puedes hacer con el mayor "flow" del mundo, sabiendo que tú has sido parte de ese proceso. Además, manteniendo los caminos también colaboras a que el bosque y la montaña tengan más "salud" quitando árboles secos o arbustos que pueden ser un problema en caso de incendio por ejemplo.

8. Visitar un salón de bicis internacional

10 cosas que todo Biker tiene que hacer antes de morir. Salón de bicis, Sea Otter.

Si no lo has hecho nunca, te recomiendo que llenes la hucha y vayas a alguno de los más importantes. Eurobike en julio en Alemania, Interbike en septiembre Reno, USA, y Sea Otter en abril en Monterey, USA, son los más significativos junto el de Taipei, aunque este último está más enfocado a profesionales. Bueno, en realidad todos están enfocados a profesionales, pero en todos ellos dedican algún día al público general. Entrar en un recinto en el que tienes casi todas las marcas de bicis y complementos del mundo y te puedes sentar a comer al lado de los jefes de este negocio, así como con los mejores riders, es algo inolvidable.

Interbike y Sea Otter USA destacan porque puedes montar en bici durante el salón y probar un montón de modelos al aire libre. Son mucho más interactivos, sobre todo el de Sea Otter que se hace en el circuito de Laguna Seca. Además son una buena excusa para visitar un país nuevo y ver en directo todos los modelos que te gustan, así como las novedades de la próxima temporada. Conviene que te informes con antelación de los días de entrada al público en general, transporte y alojamiento, porque durante las fechas de los salones, tanto a nivel hotelero como de transporte y comida, todo se encarece y las opciones son escasas si no reservas con tiempo.

En España tenemos algunos salones más accesibles, como Sea Otter Europe que se celebra en la Costa Brava en Girona en junio, pero que lamentablemente no llegan al nivel de importancia y presencia de marcas de los que hay en el extranjero. Eso sí, siempre son una opción si no puedes permitirte los otros.

9. Probar una bici eléctrica

10 cosas que todo Biker tiene que hacer antes de morir. Probar una e-bike.

Para algunos es el enemigo, para otros el futuro y para la industria de las bicis un presente que no para de crecer. Tanto si te gusta como si no, tienes que probarlas antes de opinar. Las bicis eléctricas no son solo una alternativa para los que por edad o por físico no pueden pedalear al 100%, sino que del mismo modo sirven para todo el mundo y todos los niveles técnicos y físicos. Simplemente son un segmento más que te ayudará a disfrutar del Mountain Bike de una manera totalmente distinta a lo que lo haces con tu bici de montaña convencional.

Aunque las bicis eléctricas son todo un boom para los desplazamientos en las ciudades, el uso de ellas en la montaña todavía no está muy buen visto y las regulaciones locales e internacionales son muy variables con respecto a su uso. Hoy en día casi todas las tiendas de bici tienen una flota de modelos eléctricos para probar. Y si todavía eres un poco escéptico, solo tienes que ver como ahora hay muchas competiciones que tienen una categoría de eléctricas como pasa en el Enduro. La evolución de las mismas es constante y las veremos bajar de peso y aumentar de autonomía y rendimiento de manera notable en los próximos años. Pero para probarlas no tienes que esperar. Hazlo cuanto antes; no te arrepentirás.

10. Comprarte aquella bici con la que siempre soñaste

10 cosas que todo Biker tiene que hacer antes de morir. Comprar la bici de tus sueños

Este es el punto que a todos nos gustaría cumplir, pero que por muchos motivos es el más complicado. Ya sea un clásico, un modelo de competición, la Mountain Bike más ligera del mercado o esa que tiene un color en edición limitada, todos tenemos una bici en mente de esas que colmarían nuestras aspiraciones materiales. Ya sabes esa frase de "la vida es demasiado corta para usar bicis de mierda…" Pero cuando se trata de la Mountain Bike de nuestros sueños, esta suele ir adosada a una etiqueta de precio muy por encima de las posibilidades de la mayoría de nosotros.

Eso sí, si realmente este es tu único hobby y no quieres dejar pasar la oportunidad de tener en tu garaje ese modelo con el que sueñas cada vez que hay una actualización del mismo, quizá es el momento de comenzar a ahorrar hasta que llegue el día de romper la hucha. En un deporte tan pasional como este a veces es difícil justificar con razones un gasto elevado, aunque siempre tienes la opción de conseguir el modelo que quieres de segunda mano o esperar a que termine la temporada para conseguirlo con algo de descuento.

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Texto:

Alberto Álvarez

Fotos:

Archivo