La Jota Indoor

Un bike park único

La Jota Indoor

Un bike park único

04/10/2017

Texto: Iñaki Gavín / Fotos: Mariano Herranz



publi

Más de 2.000 metros cuadrados de bike park indoor. Una escuela para formar nuevos bikers y un lugar de encuentro para los que comparten la misma pasión por la bici. Es La Jota, un espacio único en toda España.

La Jota Indoor: un bike park único

No te pierdas...

BMX Park: mucho más que salir con la bici al parque

BMX Park: mucho más que salir con la bici al parque

El «autor intelectual» que ha perpetrado La Jota Indoor es Juan Pablo Vázquez, Juampi para los amigos... y para los «peques» que pululan por La Jota y que le llaman a gritos cada vez que consiguen superar un nuevo reto. Juampi vive como monta o monta como vive, siempre al ataque, siempre hacia delante.

La Jota Indoor llevaba «cociéndose» en su cabeza desde hacía tiempo, pero en 2014 la pérdida de su padre supuso un punto de inflexión en su vida que le llevó a «hacer un poco de caso a los mayores» y comenzar una aventura nueva por su propia cuenta.

La Jota Indoor: un bike park único
La Jota Indoor: un bike park único

Juampi conoce bien el mundillo de las dos ruedas, lleva vinculado al sector desde hace más de 15 años, ha trabajado en servicios técnicos, en distribuidoras y en los últimos años de cara al público en tienda física.

«Para alguien que ama este deporte es sencillo encontrar trabajo, llegué de Argentina un lunes y a la semana siguiente ya estaba trabajando en una tienda de bicis»… Juampi sabe lo que quiere, viendo la evolución del mercado tiene claro que el futuro pasa por ofrecer servicios, «aunque no sea políticamente correcto decir esto, el modelo de tienda de bicis como lo entendemos hoy en día está obsoleto, hay que ofrecer al aficionado y a los futuros ciclistas algo diferente y, ya que hay que dar un buen servicio, mejor que sea divertido, ¿no?».

Sin ser consciente de ello, La Jota Indoor había nacido en su cabeza. 

La Jota transmite la importancia y el respeto hacia el medio ambiente

No te pierdas...

La Pinilla Bike Park con Eva Castro

La Pinilla Bike Park con Eva Castro

Lo primero que hizo para estar 100% convencido y seguro fue hablar con todos sus amigos pesimistas para que le quitaran la idea de la cabeza... Evidentemente, «después de varias semanas lo tenía aún más claro que antes, ya no había vuelta atrás, quería crear una escuela donde formar ciclistas, enseñar y transmitir a los más pequeños la importancia y el respeto hacia el medio ambiente».

La Jota Indoor: un bike park único
La Jota Indoor: un bike park único

Por supuesto, no está solo en esta aventura. «Un buen día la vida te sonríe, de repente te cruzas con un "loco" que te dice: "adelante, dale que yo te sigo en este proyecto", y aquí estamos». Habla de Miguel Ángel Fáfula, el otro 50% de la Jota. «Miguel es mi extintor, el que apaga todos los incendios, hace el trabajo duro en la sombra, reuniones, papeleo, números, documentación y gestoría…

Yo como graduado en marketing soy quien está de cara al público, me ocupo de buscar el enfoque, mi parte del trabajo es saber cuáles son las necesidades de los consumidores finales de La Jota para adaptarla a ellos, pero detrás de eso están los recibos, los pagos, el seguro, la licencia, etc. Sin duda su trabajo es mucho más importante que el mío».

Embarcarse en una aventura así no está exenta de riesgos y de miedos. El Bike Park Indoor La Jota es algo completamente nuevo en España, donde no hay hábito de consumo de este tipo de espacios. Son pioneros y eso siempre implica un riesgo. Como dice Juampi, «es igual que cuando pasas por un sendero y a los lados hay un barranco, tienes que concentrarte en la trazada que has elegido, no mirar a los lados y olvidarte de la caída… Además, por si alguna vez se nos olvida, el banco nos ha dejado muy claras nuestras responsabilidades en caso de fallo...».

2.100 m2 de diversión, eso es La Jota Indoor

No te pierdas...

Bicicletas para niños: cómo elegir la bici correcta

Bicicletas para niños: cómo elegir la bici correcta

La Jota Indoor, está en Humanes, Madrid, es un espacio de más de 2.100 metros cuadrados divididos en dos grandes naves. En la más grande está el pumptrack, un circuito que destaca por la cantidad de alternativas, trazadas y dificultades que tiene, perfectamente «disfrutable» tanto para el más novato como para el rider más experimentado.

También en esta nave principal están el gimnasio y el bar... «Aquí te puedes traer tu comida y nadie te va a decir nada pero mola que consumas y que ayudes a hacer viable este proyecto aunque sea tomándote una cerveza mientras descansas o una hamburguesa cuando terminas de montar», cuenta Juampi. En la nave pequeña es donde la cosa se pone seria, una zona de saltos donde no falta una línea de pinchos y piscina de espuma donde tirar saltos de hasta 4 o 5 metros y practicar todo tipo de trucos

La Jota Indoor: un bike park único
La Jota Indoor: un bike park único

El circuito es de arena de miga cribada dos veces, la primera idea que tuvieron fue hacerlo de madera, que tiene un acabado más bonito y cálido, más «North Shore», pero al final se decidieron por la tierra por la capacidad de poder evolucionar y modificar el circuito en función de las necesidades y el nivel de los socios. «La tierra nos permite ser orgánicos y poder evolucionar al mismo tiempo que nuestros usuarios». Naturalmente también implica más trabajo en mantenimiento, en verano riegan hasta tres veces al día y en invierno cada tres días y tienen que arreglar el circuito dos veces por semana.

El circuito es divertido y muy fluido, es un trazado «all levels» donde la convivencia entre la gente que va fuerte y la gente que vas más despacio es muy fácil ya que siempre hay una trazada más pro y una variante más «soft» en función de tu nivel. Además, en La Jota siempre se respeta al más débil. En las secciones más técnicas de curvas enlazadas con peralte, si sabes acelerar bien, saldrás catapultado a la velocidad del sonido hasta el siguiente giro.

También te encontrarás con mesetas, dobles y secciones de ritmo muy disfrutonas en las que es fácil evolucionar y aprender a bombear, empujar, absorber... «Todo el circuito está muy estudiado, todo muy calculado, pero hemos tenido mucho ensayo-error», comenta Juampi y hasta su diseño definitivo ha sufrido múltiples transformaciones en función de las pruebas de inercia, de fuerza, de impulso y de velocidad realizadas, de tal manera que puedes hacerte la vuelta completa sin pedalear, ganando velocidad gradualmente en cada giro solamente bombeando y empujando. 

La Jota es un espacio diferente

Pero más allá de la pista en sí, la Jota es un espacio diferente, aquí no te sentirás raro si en lugar de estar viendo el Madrid-Barça en el bar de la esquina como casi todo el mundo tú estás tratando de tirarle al step, de hacer un 360 en la piscina de espuma o si simplemente te has pasado para saludar a los amigos, allí está la gente que vive y piensas como tú.

La Jota lleva pocos meses abierto pero ya es un auténtico lugar de encuentro en el que aparte de montar también puedes celebrar tu cumpleaños o simplemente pasarte a ver la etapa reina de la vuelta ciclista, el Red Bull Rampage o cualquier prueba de la Copa del Mundo de DH.

Como cuenta Juampi, «aquí la gente habla el mismo lenguaje que tú, en deportes como el rugby los jugadores cuando se lesionan siguen yendo al campo para estar cerca de sus amigos y de su vida, sería un sueño poder conseguir eso mismo aquí». 

La Jota Indoor: un bike park único
La Jota Indoor: un bike park único

La Jota es un club, también quieren ser atractivos para las marcas del sector, que les perciban como una alternativa para presentación de producto, pero sobre todo tiene la vocación de escuela. Allí imparten clases todos los días de la semana para distintos niveles y edades, allí lo más importante son los chavales y con ideas muy claras sobre lo que quieren conseguir.

«Nuestro objetivo es formar riders para el futuro, aquí les enseñamos a adquirir los hábitos fundamentales para que, además de montar bien en bici, cuando están "ahí fuera" sepan comportarse y convivir de manera educada y respetuosa en un sendero, en un entorno protegido, que sepan qué hacer en caso de accidente, que tengan recursos e información acerca de sus derechos y obligaciones cuando ruedan en un parque nacional, que aprendan a consultar la climatología antes de una ruta, que tengan conocimientos mecánicos o que sean conscientes por ejemplo de que un caballo se asusta cuando le adelantas de manera brusca».

Queremos formar "riders de bien", gente que comparte el sendero, que saludan al pasar y que ayuden a cambiar la percepción que se tiene de nuestro colectivo

Para ello, sus clases lo abarcan todo, desde la mecánica y la alimentación hasta el físico y, por supuesto, la técnica. Y todo se hace jugando, que los chavales disfruten de la bici. «En La Jota defendemos siempre la idea de montar en bici, aunque aquí veas a los chavales jugando y aprendiendo a utilizar un bosu, un TRX o a calentar antes de empezar y a estirar después de montar nuestro mensaje es que lo que mola es dar pedales, por eso les llevamos al Pardo, al velódromo, a la sierra, a los pumptracks y campillos cercanos para que tengan la mayor información posible, que prueben todo tipo de bicis y que decidan que tipo de ciclistas quieren ser, lo importante es que se diviertan y que hagan deporte sobre una bici».

En esas salidas, similares a lo que podría ser «el día del partido», ponen en práctica todo lo aprendido, hacen simulacros de situaciones de emergencia, que desde pequeños tengan recursos y sepan qué hacer ante un imprevisto, les conciencian de la necesidad de convivencia con el resto de usuarios del monte... «Pretendemos educar y formar "riders de bien", gente que comparte el sendero, que saludan al pasar y que con su comportamiento en el monte ayude a cambiar la percepción que el gran público tiene de nuestro colectivo».

La Jota Indoor: un bike park único
La Jota Indoor: un bike park único

Es precisamente esta una de las cosas que llaman la atención, la filosofía con la que en La Jota entienden la formación de los chavales. Quizá lo peor es que llame la atención algo que debería ser lo normal pero el hecho es que lo hace.

En ese sentido, una de las cosas que hacen con los pequeños es darles responsabilidad: le hacen firmar un compromiso de rendimiento académico por el cual se comprometen a rendir en el colegio de manera obligatoria. Si bajan las notas escolares, el niño deja de ir a La Jota hasta que demuestre que su rendimiento vuelve a ser el de antes y mientras  le congelan la cuota al padre para que no pierda el dinero. También les exige que coman fruta durante el entreno, que se alimenten de manera correcta.

Formación 360º... «Queremos que sean mejores en todo, en la vida, en los estudios, en su alimentación, con sus amigos, hermanos, padres…, no queremos tan solo un "megapro" que clave el backflip pero que luego no haya quien le soporte. Ante todo somos personas».

"Papá, quiero ir al Bike Park"

El abanico de posibilidades y la flexibilidad que ofrecen para formar parte de la familia de La Jota es amplísimo. Ofrecen pases anuales, mensuales, clases en grupo (entre hora y media y dos horas de duración), individuales, clases para quitar ruedines, clases para adultos…

Aquí hay padres que vienen con sus hijos a montar y otros a dar clases... o ambas... Sin duda, es una gozada ver cómo sale adelante una alternativa de ocio y deportiva a la «tiranía» del fútbol. Como dice Juampi entre risas, «hago una muesca en mi cuadro por cada niño que rescatamos del fútbol… Tanto los padres como los chavales están encantados con el cambio».

La Jota Indoor: un bike park único
La Jota Indoor: un bike park único

De hecho, no faltan anécdotas como la del niño que le decía a su padre este verano: «Papá, yo no quiero ir a la playa, yo quiero ir al bike park de Andorra contigo…». Naturalmente, al padre se le salían los ojos de las órbitas.

Según nos cuenta Juampi, «aquí hay muchísimos padres e hijos que vienen por el placer de montar y aprender juntos, cuando vemos el vínculo que se genera entre padres e hijos nos sentimos orgullosos y felices de haber creado La Jota. De entrada el 90% de los niños te va a decir que lo que quieren es fútbol y fútbol, pero si les ofreces tanto a los padres como a los niños alternativas divertidas nuestra experiencia nos demuestra que muchos de ellos prefieren otras actividades».

En La Jota van decididos a seguir su camino. Han sido los primeros en España en montar un espacio como este que, si no estuviera ya inventado, habría que inventarlo. Un espacio único y auténtico en el que el aspecto emocional es fundamental.

Como concluye Juampi, «sé que en La Jota no nos vamos a forrar, existen negocios mucho más rentables en términos económicos, posiblemente cualquiera, pero para mi la "rentabilidad emocional" no está pagada con dinero y entre mis objetivos el ser feliz es lo más importante, solo con ver la cara a los enanos y a sus padres sé que he hecho lo correcto».

Relacionados

Red Bull Holy Bike 2018

Queda inaugurada la temporada de Bike Park en La Pinilla con el Red Bull Holy Bike

Después de las nevadas llega el turno de las bicis. El Red Bull Holy Bike marcará, este fin de semana, el primer evento nacional de la temporada de Bike Park.

Es tiempo de campillo

Reportaje especial: Tiempo de campillo

España no es la British Columbia pero aquí también van proliferando las líneas de «pinchos», campillos en los que algunos aficionados invierten de forma desinteresada horas de trabajo y esfuerzo para tener un sitio donde «volar»

La Pinilla Bike Park

La Pinilla Bike Park con Eva Castro

El bike park de La Pinilla lleva funcionando cerca de diez años, aunque cuando ha ganado un plus de calidad ha sido hace unos cuatro años, cuando introdujeron cambios importantes, con nuevas pistas como Holy Bike y Bike Patrol. 

Fabio Wibmer - Out of mind

Dale a Fabio Wibmer una oxidada bici de ciudad, déjale junto al remonte de la estación de esquí austriaca de Saalbach y verás lo que te lía